Rss

miércoles, 27 de marzo de 2013

miércoles, 27 de marzo de 2013

"Corriendo por tu vida", Capítulo 3, por HauR

Corriendo por tu vida.

Capítulo 3.

Hace mucho tiempo conocí a una niña cuyos ojos verdes reflejaban la tristeza y la amargura que podrían parecer imposibles de padecerse a tan tierna edad. Un tremendo dolor era reflejado en esos ojos, que al verlos a primera instancia, cualquiera hubiese pensado que era ira y no tristeza. 

Cualquiera que no supiera lo que es estar sola a tan corta edad, cualquiera que desconozca el hecho de ser diferente a los demás, por el simple hecho de haber perdido lo más importante que todo ser humano necesita para sobrevivir en este cruel mundo. Natsuki Kuga perdió a su madre y solo yo podía entender ese sentimiento, puesto que estábamos en la misma situación.

Huérfana como era, Natsuki pasaba horas y horas frente a la ventana del salón de clases, nadie se le acercaba, a nadie le importaba tampoco. A diferencia de Natsuki, quien se había encerrado en sí misma para no volver a mirar a cualquier otro ser humano; yo opté por convertirme en el centro de atención del grupo sin proponérmelo. Tenía a Takumi, mi hermano, por lo tanto no podía dejarme derrotar tan fácilmente, él era todo lo que tenía.

He sido yo quien decidió sacar a Natsuki de su ensimismamiento, siendo la única capaz de retar al lobo a salir a jugar. Natsuki me miró con extrañeza, dijo que no jugaría con nadie, pero no me dejé engañar por un argumento tan soso como ese. Le tomé la mano y la arrastré fuera del salón de clases hasta donde las demás se encontraban. Le presenté a mis amigas y le pedí que jugara con nosotras, Natsuki volvió a negarse y es más, emitió un gruñido que asustó a las demás, seguido de una carcajada maléfica. Su risa se cortó al ver mi mirada, sin decirle nada había reprobado su agresiva conducta, pero no sólo fue eso lo que le llamó la atención a Natsuki. Probablemente ella vio en mí, lo mismo que yo veía en ella, un aire de soledad y despreocupación que sólo nosotras entendíamos a la perfección. Kuga Natsuki se convirtió en mi mejor amiga entonces.


Antes de nuestra graduación un evento dramático ocurrió nuevamente en la vida de Natsuki, sus tíos se habían gastado la herencia que le había dejado Saeko Kuga a su hija. El desenlace de esa historia terminó en que Natsuki desapareció de la escuela y nunca más volví a saber de ella. Pensé que se la había tragado la tierra, creí que nunca más volvería a verla. Los años pasaron, la enfermedad de Takumi empeoró, estaba abatida, cansada, destrozada. No buscaba qué hacer, no tenía dinero, no tenía a nadie a quien recurrir para curar a mi hermano; seguía estando sola. Mis pensamientos me llevaron involuntariamente a Natsuki, me preguntaba cómo le estaría yendo, qué sería de su vida.
De pie junto al puesto de revistas en donde me encontraba vi una fotografía, una hermosa chica de cabello cobalto con un firme y esbelto cuerpo, modelando ropa deportiva. En el pie de página, se encontraba la leyenda de: 'Kruger Natsuki, 15 años, campeona de media distancia (1,500 metros)' No daba crédito a lo que estaba viendo, Natsuki me había sorprendido nuevamente, no sólo había buscado la manera de salir adelante sino que aparentemente había escapado completamente de la cueva en la que solía vivir, para convertirse en una modelo.

Debo reconocer que esa foto me sirvió de inspiración, si Natsuki había decidido tomar las riendas de su vida, no veía el por qué yo no podría hacer lo mismo. Con lo poco que me quedaba, compré la revista y la guardé durante mucho tiempo, a partir de ese momento yo también tomé el control de mi vida. Comencé a estudiar locamente, trabajaba sin descanso, siendo las vaciones el período en donde amasaba una mayor cantidad de dinero para Takumi y para mí. Conseguí una beca para estudiar a Fuuka, afortunadamente, Takumi también hizo lo suyo ya que con su promedio pudo también venir conmigo a este colegio.

En lo que va de este semestre he trabajado muy duro también, pero un día cuando Chie, Akane y Aoi me convencieron para que me desestresara en un karaoke muy popular de esta ciudad, volví a toparme con ella. Era tal y como la recordaba, sino más, se encontraba con un grupo de amigas cantando en el karaoke o mas bien, intentando cantar mientras una pelirroja a quen le llamaban 'sensei' le hacía mofa. Natsuki me reconoció enseguida, contrario a lo que yo esperaba, desde ese día no perdimos contacto y un buen día Natsuki me dijo que retomaría sus estudios en Fuuka, asistiría al mismo colegio que yo.

Así fue como nos pusimos nuevamente en contacto y ahora, después de muchos años estamos nuevamente reunidas y estudiando juntas en el mismo lugar. Aunque bien nuestros rasgos infantiles se han quedado muy atrás, nuestros orígenes, nuestra manera de ser no han cambiado en nada. Por eso, aún después de muchos años, podemos entendernos a la perfección, por eso somos las mejores amigas.

"¿Te vas a comer eso?" - Una nada educada Natsuki masculló con la boca llena.

"No, cómelo si gustas" - Quedé pasmada con lo que acababa de presenciar, Natsuki le untó mayonesa a un mendrugo de pan con toda grosería... - "¿Me repites una vez más a qué has venido a Fuuka?"

"Vine por el campeonato que será en un par de meses"

"¿La mayonesa se encuentra en el grupo de alimentos que un atleta puede comer?"

"¿Tienes idea de la cantidad de energía que necesito para aguantar el correr sin descanso una carrera de 5,000 metros? Súmale el entrenamiento que debo hacer para mantenerme en forma"

"Pero, ¿mayonesa?"

"También como otras cosas, pero sí, la mayonesa es mi delirio"

"Nee Natsuki, dicen que esa cosa te puede dar un infarto"

"Sólo si te la comes sin balancear bien tu dieta, cosa que hago perfectamente bien"

"¿También la cerveza se encuentra en el cuadro básico de tu alimentación?"

"¡Ya basta! No soy Takumi, quítate el traje de mamá conmigo, ¿quieres?"

"Si yo no me preocupo por ti, ¿quién más lo hará?"

"Créeme, me ha ido bien sin ti. A propósito, ¿cómo está tu hermano?"

"Aún no junto todo el dinero para su operación, pero me falta poco"

"Ah..."

"¿Conoces a Kaichou-sama?"

"¿Por qué lo dices?" - ¿Será por la nerviosa y sospechosa forma en la que actuaste cuando te la mencioné?

"Ella y tú se hablaron con mucha familiaridad, además pretendes hablar a solas con ella"

"Eso tiene una explicación sencilla"

"¿Y bien?"

No pude terminar con mi interrogarorio, una extraña y pequeña figura se apareció de la nada y saltó sobre Natsuki, quien comenzó a lanzar una serie de improperios ante nuestra nueva acompañante.

"¡Nat-chan!"

"¡Mikoto deja ya de eso!"

Una puberta con un cabello más indomable que el de Natsuki comenzó a abrazarla sin dejarla respirar. A pesar de tener el uniforme de la secundaria cualquiera diría que era mucho menor, debido a que su actitud era mucho más infantil que su apariencia. A pesar de lo divertida que esta escena me estaba resultando decidí intervenir por el bien de la pequeña pulga que atormentaba a Natsuki.
"Veo que llevas consigo a una amiga"

"Mikoto no es mi amiga, es mi conocida" - Como de costumbre, sigues actuando tan huraña como te recordaba.

"Supongo que me vas a presentar a tu conocida entonces" - A regañadientes Natsuki comenzó a introducirme a su dolor de cabeza.

"Ella es Minagi Mikoto, la reina de las carreras de 100 metros, me la he traído a Fuuka para que se eduque"

"Veo que no has tenido nada de éxito, nee?" - Un característico gruñido siguió a mi contestación - "Mikoto-chan, mi nombre es Tokiha Mai, gusto en conocerte"

"¡Mai-san!"

"¡Oye, oye! A mí me llamaste Nat-chan, ¿por qué la diferencia?"

"Los pechos de Mai-san son mucho más grandes que los tuyos" - Esa contestación fue.. demasiado honesta.

A pesar de que aún tenía muchas preguntas para Natsuki el tiempo me fue insuficiente para que me las contestara todas, por lo tanto, tuve que conformarme con la información que tenía hasta este momento, por ahora. Como le prometí, después de que terminara la última de nuestras clases, la llevé hasta el salón del consejo estudiantil. Aunque le advertí a Natsuki que no se confiara mucho en lo que Kaichou-sama había dicho, puesto que ella rara vez suele estar ahí para sus fans. Esto último no le agradó mucho a Natsuki puesto que me reiteró que ella no era una fan. Cual fuera nuestra sorpresa que en cuanto pusimos un pie en el salón, nuestra todo-correcta Kaichou se apareció de la nada y abrazó a una irritable Natsuki.

"Pensé que no llegarías nunca, comenzaba a preocuparme el que me hubieses dejado plantada Nat-su-ki" - Comentó la Kaichou, al mismo tiempo que le levantaba el avergonzado rostro a Natsuki, quien no daba crédito a lo que estaba viviendo.

"¡Shizuru!"

"Gracias por traerme sana y salva a mi Natsuki, Tokiha-han en adelante yo me encargaré de ella" - ¿Su Natsuki dijo?

Ignorando esto último, decidí jalar del brazo a Natsuki, quien todavía no salía del trance en el que estaba. Tratando de que la Kaichou no nos escuche, le susurré al oído mi consternación de que se quedara a solas con esa mujer.

"¿Estás segura de que quieres hablar a solas con ella? ¿No quieres mejor que me quede afuera en caso de que me necesites?"

"No es necesario Mai, puedo cuidarme sola, no es la primera ni la última que me acosa de esta manera"

"¿Segura?" - Traté de hacer que Natsuki reconsiderara lo que me estaba pidiendo, pero fue inútil.

"¿Hay algún problema Tokiha-han?" - Sí, tú.

"Ninguno Kaichou, me retiro para que platiquen completamente a solas"

"Agradezco tu comprensión, gracias por todo"

Con ese argumento, Kaichou me sacó del salón del brazo y cerró la puerta del salón del consejo. Un sonido clásico me indicó que aparte de cerrarme la puerta en la cara, le había puesto llave para que nadie más entrara. Por un momento consideré la idea de quedarme cerca por si fuera necesario, pero al pasar un rato y no escuchar los gritos de auxilio de Natsuki, supuse entonces que mi preocupación estaba de más. Después de todo, ¿qué más podría pasar allá adentro? No es que Natsuki no supiera cuidarse o algo por el estilo, después de todo, lo ha hecho muy bien sola, ¿no?

1 comentarios:

Dagha dijo...

q pasó!!!!!!!!!! esa noche después del bar!!!!!!!!!!! q pasó!!!!!!!
ahhahhaa Shiz sumamente rápida no pierde el tiempo...
Muchas gracias espero la continuación
Se cuida
Besos bye bye

Publicar un comentario

Antes de comentar ten en cuenta lo siguiente:
Sigue las normas básicas, sé respetuoso. Los comentarios serán moderados, si respetas, no habrá trabas.
No está permitido escribir enlaces que no tengan que ver con la entrada. Cualquier enlace fuera de lugar será borrado. Si lo que quieres es promocionar tu sitio web, ve a la seccion de Afiliados ó utiliza la opción OpenID.
Para comunicarnos mejor: los que no tengan cuenta de Blogger (o similar), pueden poner un nombre personalizado eligiendo la opción "Nombre/URL"

Gracias ^_^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...