Rss

martes, 31 de julio de 2007

martes, 31 de julio de 2007

POR AMOR - CAPITULO 3: DECISIONES (PARTE 2)

Autora: DarkMajo86 (http://darkmajo.livejournal.com/)


Capítulo 3 (segunda parte)

No obtuvo respuesta después del último mensaje que le envió a Natsuki. “¿Se abría molestado? ¿Tomó en serio lo que le dije? O tal vez… ¿acerté?” cerró los ojos y sonrió con dolor. “Claro… como si eso fuera a pasar…”. Al abrir los ojos su mirada se volvió seria y toda expresión en el rostro desapareció. Aquella llamada la había sorprendido. ¿Qué hacia aquí? No pensó que regresaría a Japón después de tanto tiempo. Jamás podría perdonarle, no después de lo que pasó. No estaba preparada para tener un encuentro así, y ahora recibía esa llamada que pedía, no, que exigía verla, y sabía que no le quedaba más remedio que aceptar. “Después de todo es-” El sonido de su celular cortó todo pensamiento al ver que se trataba de Natsuki.

-Hola?

-Shizuru…

-Natsuki, que bueno escucharte. Es mucho mejor que conversar contigo por mensajes.

-Si…

-Que paso? Por qué esa voz?

-Me castigaron…

-Ara, y eso por qué?

-Por que?! Como que por que! Después de ese mensaje tu crees que iba estar de lo mas quieta?!

-Ara… no me digas que lo tomaste en serio? Tú sabes que bromeo

-No es eso, solo que… olvídalo. Donde estas?

-En el parque cerca al instituto

-Instituto? Que instituto?

-Es verdad, no te comente que estaba en un instituto preparándome para el examen de ingreso.

-Examen de ingreso? También tienes que dar ese examen?

-Si, mi alto desempeño en la escuela me ayuda a no dar otras evaluaciones, pero esta es obligatoria.

-Y tienes que prepararte en un instituto para eso? No lo puedes hacer sola?

-Podría, pero así es más fácil. Además, tienes la oportunidad de conocer a las personas que postularán a la misma universidad, y muchas de ellas son… digamos… ‘interesantes’ –dijo con un tono sensual en su voz, que fue percibido por Natsuki.

-Personas interesantes?? Y tu para que quieres conocer ‘personas interesantes’??

-Ara, Natsuki esta celosa?

-…Celosa? Yo? Claro que no

-Natsuki sabe que nadie podría reemplazar su lugar en mi corazón…

-Ya te dije que no estoy-! Argh! Olvídalo. Dime, ya almorzaste?

-No, aun no.

-Bien, entonces quédate allí que voy a recogerte para ir a comer algo, esta bien?

-Pero no tienes clases?

-Si, si… solo será por la hora del almuerzo…

-Esta bien, yo te espero aquí

-Bien, nos vemos!

-Natsuki! Espe…ra- fue tarde, ya había colgado. Suspiró. “A veces Natsuki es bastante despistada.” Esperó paciente la llamada que seguro entraría. No pasó más de unos segundos cuando su teléfono empezó a sonar otra vez.

-Hola de nuevo

-Eh… Shizuru… la dirección…- la chica de ojos carmesí tuvo que contener la risilla que estaba empezando a formarse, imaginando el rostro sonrojado de su amiga.

-Bien, estoy en…

*********

-Y esa es la historia

-Wow… nunca pensé que quisieras postular para la presidencia

-pues no quería, pero ya te expliqué las razones

-Natsuki –se detuvo repentinamente, lo que hizo a Natsuki adelantarse un poco y voltear a verla –esas son las razones de Shizuru-san, pero… ¿Cuáles son las tuyas?

-Eh? A que te refieres?

-Yo se que si ella no te lo hubiera pedido, en este momento estarías pensando otra posibilidad para no tomar esas clases extras y jamás hubieras pensado en ser parte del Consejo estudiantil. La Natsuki de antes ni siquiera hubiera considerado la posibilidad… así que, dime Natsuki, cuales son tus razones?

-Yo… - se detuvo un momento a pensar detenidamente antes de poder darle una respuesta a Mai – yo… -pero no pudo encontrarla.

-Yo creo que tú lo haces por ella, porque sabes que lo más probable es que si alguien de su club de fans se entera que Shizuru-san va a postular para el consejo en la universidad, van a meterse por montones. Tú lo sabes y no puedes soportar pensar en eso. Pero piénsalo, cuando entre conocerá gente nueva y muy diferente a la de aquí y lo más probable es que encuentre a alguien. Yo creo Natsuki, que no puedes soportar la idea de penderla, es por eso que quieres estar allí, para que no te olvide. –Natsuki bajo la mirada. Tal vez Mai tenía razón. –pero, tu sabes bien lo que siente por ti, ¿no crees que es un poco egoísta lo que haces? Con tu actitud solo la lastimas Natsuki, debes tomar una decisión.

-Lo se… es por eso que te digo que-

-No, no me refiero a eso, debes tomar una decisión sobre tus sentimientos por Shizuru-san, para nosotros es muy claro, pero lo que realmente importa es lo que tu veas, nada mas…

-Yo…

-Así que… Natsuki, no pierdas a Shizuru-san ok? Ella es lo mejor que te ha pasado, créeme. –“perder… a Shizuru?” un extraño dolor se formo en su pecho al pensarlo.

-Mai! – escucharon a lo lejos. Al voltear vieron a Tate acercarse junto a su amigo, el capitán de Kendo, Masashi Takeda.

-Argh! No puede ser… ahí viene el pervertido ese…

-Natsuki… no notas algo extraño en él? –dijo mientras saludaba con la mano a los chicos.

-Extraño? Como que? –dijo mirando sin interés a los muchachos…

-Pues… parece como si no notara tu presencia… ni siquiera te mira!

-Ja! Pues ya quisiera que fuera verdad… -dijo cruzando los brazos y mirando hacia otro lado, en el momento en que los chicos las alcanzaron

-Yuuichi-kun, Takeda-san… -Mai fue la primera en hablar

-Hola Tokiha-san, Kuga-san –dijo Takeda mientras inclinaba su cabeza respetuosamente – Yuuichi-kun, yo voy adelantándome – diciendo eso siguió de largo, lo que sorprendió a los demás.

-Eh?... si claro…

-Mnn… Yuuichi… que le pasa a Takeda-san?

-Eh? Porque lo dices?

-Porque es raro verlo así de serio y tranquilo estando Natsuki a su lado

-Oi! Te escuche! –dijo enrojeciéndose mientras miraba a Mai con ojos asesinos

-Pues no se, a mi también me sorprende, no pensé que lo que me dijo fuera verdad

-Que te dijo?

-Que iba a refrenar sus sentimientos por Kuga-san

-Oi! Dejen de hablar como si yo no estuviera!

-Cierto! Natsuki!

-Que!! –dijo claramente molesta

-Él ha estado ayudando en el consejo a pedido de Shizuru-san, porqué no le pides que te ayude?

-Que! Estas loca?

-Takeda-san!! Podrías venir un momento?! –gritó sin importarle lo que opinara Natsuki

-Oi! Que haces! –dijo al escuchar el grito de Mai y ver que Takeda se acercaba

-Bueno, yo me tengo que reunir con Mikoto, Yuuichi, vamos

-Eh? Pero yo tengo que ir con Take-

-VAMOS

-Ok ok… -dijo al tiempo que Mai rodeaba su brazo en el de él

-Natsuki, nos vemos!

-O.. Oi! Rayos! –Dijo golpeando con un pie fuertemente el suelo

-Que paso? Porque se fueron?

-Ah… -miró de nuevo hacia la dirección que había huido Mai y no la encontró –escucha –dijo volteando –No te voy a explicar mis razones ni nada, así que quiero que me contestes algo sin rodeos.

-Está bien

-¿Qué rayos tengo que hacer para poder postular a la presidencia del consejo estudiantil?

-Que? Vas a postular al consejo?

-No, solo pregunto por curiosidad. Claro que quiero! Sino no estaría preguntándote!

-De acuerdo, de acuerdo, solo cálmate. Pues según tengo entendido tienes que presentar tu solicitud a la directora y ella verá si estas apta para poder postular para el cargo, generalmente son los mejores alumnos lo que postulan

-Ah! Cierto... mis notas no son las mejores… pero conozco a Fumi y se que podrá ayudarme. ¿Y los demás miembros como son elegidos?

-Pues una ves que llegues a Kaichou, tu eliges tu equipo de trabajo.

-Bien… entonces no hay más alternativa –dijo pensativa –gracias por la ayuda -dijo sin mirarlo a los ojos y con un leve rubor en sus mejillas. “Esto podía preguntárselo a Shizuru… aunque no me quiero mostrar interesada sobre esto frente a ella… No pararía de bromearme por años!”. Takeda la observó un rato y sintió que el color subía a sus mejillas “tranquilo Masashi, esto es a lo que viniste a combatir…” -No hay de que –dijo sin mirarla y dándose la vuelta dispuesto a retirarse –por cierto, si lo vas a hacer, entonces hazlo lo más rápido posible, las inscripciones cierran este viernes –dijo para luego empezar a caminar en dirección a la cafetería.

-Que! El viernes?! Pero hoy es miércoles! –volteó a buscarlo y corrió para detenerlo, tomando su mano para evitar que se vaya –Oi… espera –Takeda se sorprendió y no pudo evitar esta vez sonrojarse, mientras veía la mano de Natsuki sobre la suya. –Eh… yo… necesito que me ayudes… - dijo volteando la mirada. Al no escuchar respuesta volteó a verlo y siguió la mirada de él, para percatarse que aún lo tenía sostenido de la mano. –Ah! –grito soltándolo lo mas rápido posible –No te hagas ideas me has escuchado! No tienes tanta suerte! –Takeda la miró a los ojos con una seriedad que la sorprendió, haciendo que de un paso hacia atrás inconcientemente.

-Esta bien, te voy a ayudar… pero con una condición.

-Condición? Si piensas que voy a aceptar que-

-No es nada de lo que tu piensas –le cortó.

-Cual es?

-Que me hagas parte del consejo cuando ganes

-Como estas tan seguro que voy a ganar? –“vas a ganar… confía en mi…” pensó antes de contestar.

-Si participas que sea para ganar, aceptas? –Natsuki lo pensó un momento antes de tomar una decisión.

-Hecho –dijo dándose la vuelta y dirigiéndose a su motocicleta, sino se apuraba no llegaría a tiempo con Shizuru.

“Bien Masashi, espero que sepas lo que estas haciendo…” se dijo así mismo mientras daba la vuelta para ir a su destino.

********************

lunes, 30 de julio de 2007

lunes, 30 de julio de 2007

Doropanda Tours Mai Hime FanBook #4 Páginas 13, 14, 15

Seguimos con el proyecto de Shaman y SakuraU.... (siento la demora en publicarlo >_<)





POR AMOR - CAPITULO 3: DECISIONES (PARTE 1)

Autora: DarkMajo86 (http://darkmajo.livejournal.com/)

Capítulo 3: Decisiones (primera parte)


Las clases habían pasado más lento de lo acostumbrado; o por lo menos, eso fue lo que sintió Natsuki. Faltaban 40 minutos para la hora del almuerzo; lo cual, para su gran pesar, significaba que aún faltaba más de la mitad del día para terminar. Lo peor de todo, es que no conseguía pensar en otra cosa que no fuera Shizuru y su grandiosa idea. Y ni siquiera sabía porqué. Antes, solo habría reído y desechado la idea en un abrir y cerrar de ojos, pero ahora, por alguna razón, se le hacía más difícil decirle que no. Estaba segura que si declinaba, Shizuru entendería; es más, le diría que lo dijo solo para molestarla y que jamás pensaría en que Natsuki aceptaría; sin embargo, la conocía mejor de lo que la propia Shizuru pensaba. Detrás de esa sonrisa se ocultaría una gran desilusión, “maldita seas Shizuru… tu y tus maneras de hacerme pensar en ti sin siquiera quererlo!”


-Debí decirte que no apenas lo dijiste… no sería tan difícil ahora… -susurró para si –ARGH! –había olvidado que estaba en un salón de clases; salón que en ese momento estaba en completo silencio, escuchando al profesor de matemáticas. Al escuchar aquel grito frustrado, al parecer, producido sin alguna razón aparente, voltearon a verla asustados.


-Kuga-san, se encuentra bien? Algún problema con la clase? – al escuchar su nombre y sentir la mirada de todos en ella, se dio cuenta de su error, ocasionando que la vergüenza tomara su nombre.


-Eh… mnnn… yo… errr… -intentó explicarse, bajando el rostro para ocultar su sonrojo con su cabello –es que… mnnn… no… –“piensa cerebro… piensa!” …entiendo… la clase? –“bien!”


-Oh! Pues si es así, quédate un rato más al final de la clase para explicarte lo que no entiendes, de acuerdo? – “Que??!! Cerebro malo!”


-…de acuerdo… - suspiró frustrada. Bajó la cabeza hasta apoyar su frente en su carpeta, en una pose de derrota. Detrás escuchó una leve risa burlona, seguido de un comentario lo suficientemente alto para que solo lo oyera ella.


-Natsuki… hoy estas más distraída de lo normal… algo paso anoche de lo que quieras hablar? -ante el comentario festivo de su amiga, levantó de golpe la cabeza para luego echarle una mirada asesina, mientras el color subía de nuevo al rostro, lo que causó que Mai riera nuevamente.


-Cállate Mai… -susurró de vuelta –estoy en un serio problema…


-Oh!... que es? –dijo ahora más seria


-Es que Shizuru-


-Lo sabia! –fue su turno para ser el centro de atención


-Tokiha-san, ahora usted?


-Ah… disculpe Sensei…


-Al próximo grito de esa magnitud se van a fuera del salón, y esto va para todos, entendido?


-Si, sensei – respondieron todos al unísono, mandando miradas de odio hacia Mai y Natsuki.


-Ya ves lo que ocasionas?-susurró de nuevo


-Yo? Quien fue la primera en gritar?


-Bueno, ya olvídalo.


-Que? Como que olvídalo? No me puedes dejar con la intriga! Que paso con Kaichou!


-Pues ya no te voy a contar, así que vive con eso! – dijo lo más bajo que pudo


-Que!! –contestó de igual forma.


-Además, tú tienes la culpa por no dejarme terminar y estar pensando cosas hentai con esa mente pervertida que tienes


-Y tu como sabes que era lo que estaba pensando? Yo creo que eres tú la que lo pensó y me hechas la culpa a mí.


-Argh! No tiene sentido hablar sobre eso, necesito que me ayudes a pensar!


-Cálmate, si nos escuchan estamos muertas.


-Entonces te lo digo después…


-Que? Claro que no! Faltan 37 minutos y quiero saberlo ahora!


-Que! Solo han pasado 3 minutos!?


-Vamos, cuéntame!


-Esta bien… Mnnn… pon tu celular en silencio, voy a decírtelo por mensaje.


-Ok! -segundos después Natsuki sacó su celular para poder contarle a Mai su duda sobre si participar o no en las elecciones del consejo. Abrió la tapa y se dio con la sorpresa de que tenía un mensaje nuevo, escrito apenas unos minutos atrás.


De: Shizuru

Natsuki, espero que estés bien. Se que debes estar en clases. Yo estoy caminando un poco antes de regresar a casa. No quiero distraerte más, solo quería saludarte. Espero que vengas a visitarme nuevamente.


Un beso ;-)


Releyó el mensaje unas 3 veces. Era sencillo y muy simple. Pero era lo único necesario para hacerla sonreír y olvidarse de lo que iba a hacer antes con el móvil. Sus mejillas se encendieron de nuevo al pasar su mirada por aquellas palabras finales. Ese guiño se ve tan real cuando tiene el nombre de Shizuru al lado, incluso se imaginaba haciéndolo.


-Baka… -dijo antes de contestar el mensaje.


Oi, Shizuru. Acabo de leer el mensaje. Que bueno que escribes, estaba apunto de tirarme por la ventana. Este profesor hace que odie las matemáticas aún mas… hablando del profesor! Shizuru baka!!


Solo tuvo que esperar uno minuto para que recibiera una repuesta.


De: Shizuru

Ara, me alegra saber que acabo de salvarle la vida a mi Natsuki y de crear en ella diferentes reacciones. Lastima que no esté allí para verlas… aunque te puedo imaginar muy bien… ;-)… pero me gustaría saber, sino te molesta decirme, que fue lo que hice ahora?


Ya había perdido la cuenta de cuantas veces se había sonrojado en tan pocos minutos.


Oi! No me imagines >.


Natsuki sintió que alguien tocaba su hombro, no dejando que termine de escribir. Volteó a ver a Mai que la miraba con cara de pocos amigos. En ese momento, recordó el verdadero motivo por el que había sacado el celular.

-Eh… lo siento Mai, estaba hablando con Shizuru, termino de contestarle y te escribo contándote to-No! Maldición! –al momento de ver su móvil para seguir escribiendo, leyó en la pantalla las palabras mensaje enviado. Probablemente apretó el botón de enviar sin darse cuenta. Por supuesto que recordaba perfectamente en donde había quedado el mensaje. A veces, su mente seleccionaba recordar ese tipo de cosas, y no las clases que en este momento debería estar escuchando. Se temió lo peor al ver que había recibido ya una respuesta.

De: Shizuru

Ara! Estoy tan feliz de saber que Natsuki piensa en mi! Y que pensabas exactamente? Creo que tu mensaje no llego completo. Dime Natsuki… pensabas algo en el que nos involucrara a las dos, a solas, mirándonos a los ojos y totalmente desnudas, pensando en lo mucho que me quieres e intentando demostrármelo? O soy solo yo?



-Baka!!! –se escuchó por todo el salón. Minutos después estaba parada afuera, cargando un balde lleno de agua por lo que restaba de la clase.


********************


domingo, 29 de julio de 2007

viernes, 27 de julio de 2007

viernes, 27 de julio de 2007

EL REGRESO DE LA ESTRELLA ROJA CAPITULO 7

Autora: Natsuki Kuga (natsuki_dhuran@hotmail.com)

Capitulo 7

Shizuru, cansada de esperar a Natsuki, cayó dormida en el sillón, cuando un pinchazo en la espalda la despertó de golpe. La castaña llevo su mano allateral derecho. Se incorporó para mirar el reloj, eran las 12:00 de la noche…

En su habitación, Mai, llevaba su mano al pecho, por un repentino dolor quele había aparecido, y en su cama, Mikoto se quejaba en sueños agarrada a su brazo. Y lo mismo les sucedía a 9 chicas más.

A la mañana siguiente, ninguna le daba mayor importancia a lo que habíapasado esa noche.
Mai se desperezaba en su cama cuando Mikoto saltó sobre ella, ataviadasimplemente con una toalla alrededor de su cuerpo, toalla la cual al saltaren la cama, se desato dejando ver a Mai algo mas del cuerpo de la chica.

- Mai, mira – Dijo señalando su brazo, aun que Mai tenia la vista fija en otro sitio de Mikoto - ¡MAI!

- Perdona… que…- La pelirroja se había ruborizado bastante – No puede ser-añadió llevando la mano a su boca, al ver el símbolo en el brazo de Mikoto, ese símbolo que solo las Himes poseían.

Acto seguido descubrió su pecho desabrochando unos cuantos botones de supijama, a lo que Mikoto respondió con el mismo acto que había realizado previamente Mai, mirando mas allá de lo que la amistad permitía. Para su sorpresa, Mai descubrió de nuevo ese símbolo, esa Luna atravesada por la estrella roja…

La puerta comenzó a abrirse para dejar entrar a Natsuki, la que llegaba bastante seria, y mirando al suelo.

- Natsuki, ¿Qué sucede? – Mikoto acudió a ella en busca de respuestas, yaque anteriormente las había tenido, para su sorpresa, esta vez también era así.

- La estrella ha vuelto, el festival de las Himes se va a celebrar de nuevo, con nuevas condiciones…

Mai se levanto de la cama y se dirigió cerca de la puerta donde se encontraban sus compañeras

- ¿Cuáles son esas condiciones? ¿Y como lo sabes?

- No sé cuales son las nuevas condiciones, sé que sigue el arriesgar a tu persona más importante si aceptas tu poder, y no se nada mas – Natsuki bajo aun más la mirada pensando en Shizuru – Lo que sé me lo contó Nagi anoche, lo encontré de camino a la habitación de Shizuru.

Tras un silencio, las 3 decidieron prepararse para ir a clase, no podían perderse el primer día, aun que Natsuki tenia otras cosas en la cabeza. Y al llegar a la escuela se separó de Mai y Mikoto, tenía cosas que hacer.

Tras pasar la puerta del Fuuka Gakuen, varias chicas se acercaron a Mai a la que apartaron a un lado.

- ¿Qué sucede Mai? Vuelvo a tener el símbolo de las Himes- Le preguntaba una Yukino bastante asustada

- Realmente no lo se Yukino-chan – Miró al resto, Akane y Nao también se encontraban ahí – Según Natsuki, todo ha vuelto, pero aun no tenemos nada claro.

Las chicas se miraban las unas a las otras, aun recordaban con claridad lo que había sucedido anteriormente, en el ultimo festival. El timbre sonó anunciando el inicio del curso.

Shizuru se dirigía con gesto bastante serio hacia el recinto principal, para enseñarles a los nuevo estudiantes las instalaciones, cuando reconoció el pelo de Natsuki tras un árbol, al acercarse mas a observar por la ventana justo debajo, cuidando de unas plantas encontró al profesor, al cual veía mover la boca en señal de que estaba hablando, pero no alcanzaba a escuchar lo que le podría estar diciendo a Natsuki. Continuó su camino para encontrarse con los estudiantes.

- Mi nombre es Fujino, Shizuru – Sonreía falsamente a los nuevos, aun así, su sonrisa denotaba seguridad y amabilidad – Si me acompañáis por aquí, os enseñaré las aulas.

- Disculpe Fujino-Oneesama- Habló una jovencita de pelo verdoso – Muchas gracias por tomarse las molestias – La chica sonrió a Shizuru.

- No hay de que, es mi obligación, y lo hago encantada… ¿Tu nombre?

- Marguerite, Tomoe – Se sonrojo – Puede llamarme Tomoe si lo desea.

La presidenta comenzó con sus obligaciones con los nuevos estudiantes.

- Quiero saber que es lo que tu sabes de todo esto – Decía la morena tras el árbol

- Se ha formado un nuevo distrito, bajo el seudónimo de Garderobe, al parecer la aparición de la estrella contiene muchos secretos.

- Tengo todo el tiempo del mundo…empieza…

- No lo tienes Kuga-san, te recuerdo que soy profesor, y te pido por favor que acudas a tus clases, cuando las termines, te esperaré aquí. – Se incorporo y se dirigió a donde estaba Natsuki, la agarro los hombros con sus manos – Ten cuidado por favor – El profesor la abrazo, dejando a esta un poco descolocada.

- ¿Y esto a que viene? – Pregunto la chica arqueando sus cejas por la sorpresa

- Natsuki, siempre te e visto como una hija para mi – Se le cristalizaron los ojos por unas inminentes lagrimas, tosió un poco y puso tono serio – Así que, vamos a clase, que ya llegas tarde.

- Luego nos vemos – Dijo sonriéndolo, cuando se había apartado ya un poco- Para mi, tu has sido lo mas parecido a un padre- Dijo sin mirarle y andando hacia delante

El profesor sonrió y siguió a sus labores de jardinería.

Ya dentro de la escuela, Natsuki que encontró de bruces con Shizuru y su sequito de nuevos estudiantes. Entre los alumnos se escuchaban comentarios acerca de Natsuki, pero una de ellos,
Tras percatarse de cómo se habían mirado la presidenta y ella, simplemente la miro con mala cara, y su gesto fue mas claro al ver como la morena apartaba a la presidenta del grupo cogiendola por un brazo.

- Shizuru, siento muchísimo lo de anoche, creo que ya te habrás dado cuenta de lo que sucede

- Si… - Dijo agachando la cabeza con una cara que rozaba el pánico, pero le podía la tristeza

- Tranquila- Dijo levantándola suavemente la cara con su mano, hasta dejar sus ojos clavados en los carmesí de la chica – no pasara nada.

- Nat…suki – No pudo contenerse y la abrazó- No quiero herir a Natsuki de nuevo, no podría yo…

- No sucederá Shizuru- Dijo la morena acariciando el pelo de su compañera, ante las miradas extrañas de los nuevos estudiantes – Luego hablamos, ¿Vale? Y te cuento lo que sé, y aprovechamos a comer juntas.

- De acuerdo – Añadió la castaña mientras Natsuki, le secaba unas pequeñas lagrimas con el revés de su mano – Gracias – Dijo acariciando la mano que le secaba las lagrimas.

Shizuru recupero el tipo ante los alumnos, y continuo con ellos andando por el pasillo, instintivamente, se giró sutilmente, para ver como Natsuki se alejaba en sentido contrario al suyo.

jueves, 26 de julio de 2007

jueves, 26 de julio de 2007

POR AMOR - CAPITULO 2: YO? PRESIDENTE ESTUDIANTIL?! (PARTE 2)

Autora: DarkMajo86 (http://darkmajo.livejournal.com/)


Capítulo 2 (segunda parte)


Extrañamente se levantó bastante tarde de lo que normalmente despierta. Con cansancio se dirigió a la cocina a calentar un poco de agua para tomar su tan necesitado te. Al salir, no pudo evitar notar las tasas que se habían quedado toda la noche. Se acercó y tomó una de ellas entre sus manos. Era la que había usado Natsuki. Suspiró. No podía evitar sentir algo de tristeza al ver su departamento completamente vacío, sin la presencia que tanto necesitaba en su vida. Dejó la tasa donde la había encontrado y se acercó a un estante cercano donde tenía algunas fotos. En algunas de ellas salían sus padres, amigos de la familia, de la escuela y claro… de Natsuki. No obstante no había ninguna en la que estuviesen solo las dos. O eso le había hecho creer a su despistada chica de ojos verdes. Abrió un pequeño cajón en la parte inferior del estante. En él estaba guardado, celosamente, un pequeño portarretrato. Lo tomó entre sus manos y lo observó detenidamente por unos segundos. Tanto natsuki como ella estaban 2 años más jóvenes aproximadamente. “Probablemente Natsuki no lo recuerde, pero esta fotografía fue hecha la primera vez que salimos de compras… No fue fácil convencerla, pero finalmente accedió a ir conmigo al centro comercial…” sonrió “…si, fue ese día cuando descubrí su tan oculto secreto…”

*Flash back*

Habían caminado ya un par de horas por el centro comercial. Pasando desde tiendas de artículos para motociclistas (con Shizuru preguntándose siempre qué hacía Natsuki en este tipo de lugar, ya que aún no tenía la edad para conducir) a tiendas de té, las cuales Natsuki miraba sin ningún interés.

-Bien, ya llegamos.

-Eh? De que hablas

-Esta era la tienda a la cual quería llegar –dijo señalando a la tienda de su derecha. Natsuki siguió la dirección que la mano de su acompañante le mostraba. “Otra tienda de té? Genial… que acaso es lo único que toma?” Suspiró resignada. Shizuru sonrió levemente. –espérame aquí, solo vengo a recoger algo, no tardaré nada.

-Ok –dijo mientras veía como la puerta se cerraba delante de ella, con su amiga dentro. Sacó el celular del bolsillo izquierdo de la falda de su uniforme para mirar la hora. Suspiró de nuevo.

Parecía que esa tarde sería muy larga. Hizo un barrido rápido con la mirada para ver algo con que distraerse mientras esperaba a Shizuru. El escaparate del establecimiento que estaba dos tiendas al costado llamó su atención. Se volvió para ver por entre la puerta de vidrio para comprobar si Shizuru no había terminado aún. Notó que estaba viendo unas tasas mientras hablaba con el vendedor. Mirando al frente nuevamente, se dirigió a paso lento al escaparate, al llegar miró a ambos lados para ver si había alguien conocido. Perdería su reputación de ser de ‘hielo’ si alguien la notase viendo aquella prenda. Al no advertir a nadie regresó su atención a la vitrina.

-Natsuki, que estas viendo?

-Sh-Shizuru! Ah, no, nada –la chica posó sus ojos carmesí en dicho objeto.

-Oh! Que lindo vestido! Lo vas a comprar? –dijo, mirándola.

-Claro que no! No se vería bien en mí de todas formas…

-Oh? Bueno, como estamos aquí para hacer compras, no deberías retenerte. Me encantaría verte en eso! – “realmente me encantaría…”

-Dije que no lo compraría! No lo haré! –Shizuru rió –Deja de reírte!

-Ah si. Hay una buena tienda cerca de aquí. Hay abundantes cosas que te entallarían bien.

-Eh? –Shizuru tomó su mano para sorpresa de la chica, y la jaló a otro establecimiento, a unos metros de allí.

-Listo, aquí es –dijo soltando su mano, no quería que se sintiera incómoda.

-Que es esto?

-Es una tienda de lencería en la que ayudo. Natsuki, no tienes idea de cómo escoger ropa interior correctamente, cierto?

-Mnnn, si…, pero no es que realmente necesite saber sobre ropa interior… -“se todo lo necesario… incluso más que eso…”

-Oh no, tú tienes un estilo encantador, por lo que deberías usar cosas bonitas. Y, puesto que esta debajo de tus ropas, probablemente no estés muy preocupada sobre ello.

-Pero…

-Déjamelo a mi. Encontraré el que sea perfecto para ti!- dicho esto entró rápidamente a la tienda, dejando a Natsuki desconcertada, sin el tiempo suficiente para reaccionar.

-Shizuru, Espe-Oi!!!

********************

-Ya te dije que no es necesario! Shizuru! – la chica de ojos verdes posaba su mirada completamente alarmada en las prendas que su acompañante tenía entre sus manos.

-Nee Natsuki, debes probarte todo esto para ver cual se adecua más a ti – volteó un momento para mirarla. Tenía las mejillas sonrojadas, la mirada perdida en algún punto del piso y sus manos en forma de puño, haciendo evidente la tensión que sentía en esos momentos, acompañados de nerviosismo. Shizuru entonces sintió como un rayo de electricidad recorrió todo su cuerpo, su respiración se agitó y sus mejillas se sonrojaron. Volteó de nuevo y cerró los ojos, intentando controlar sus emociones y el agitado palpitar de su corazón. “No… debo controlarme… ¿que tal si Natsuki lo nota? Probablemente me odiaría…”

-Que?! –el sorprendido grito la hizo abrir los ojos de golpe y buscar la fuente de donde provenía –no puedo creer que tengan este modelo aquí!! Lo estaba buscando por todos lados! –dijo la chica tomando dicho objeto entre sus manos. “Ara?” es lo único que se le vino a Shizuru a la mente en esos momentos –son las únicas tallas que tienen??

-Ara Ara! Entonces Natsuki sí que sabe mucho de lencería – la aludida se tensó de nuevo, pero esta vez por una razón diferente “rayos… olvide por un segundo que estaba con Shizuru!”-Será que… mnnnn… -Natsuki se quedó estática, cerrando los ojos y rogando que Shizuru no se diera cuenta que –Natsuki! Eres coleccionista! Que tierno! –“demonios…” pensó Natsuki “que me quede como lección en no subestimar a Shizuru…” volteó a verla y observó una sonrisa en su rostro que aprendió a reconocer perfectamente, sabía lo que vendría. “Y tampoco darle una razón más para que burle!”

******************

Natsuki tenía en sus manos una bolsa con el logo de la tienda de lencería que minutos antes habían recorrido. Jamás pensó que esta salida sería así de provechosa.

-Nee, Natsuki…

-Mnnn?

-Te gustan las fotos?

-Eh? Porq-AHHH!! – Natsuki sintió que era jalada hacia un pequeño lugar, en donde apenas había espacio para dos –argh! Shizuru! Porque hiciste-

-Sonríe!

-Que? AH! –una luz fuerte la cegó por un momento, para luego abrir los ojos de golpe y reconocer inmediatamente en donde se encontraban –una maquina de fotos?! Shizuru!

-Faltan 3 más! Sonríe! –la última foto fue la que más le gustó y la que mandó a ampliar para ponerla en el marco. Había logrado darle un leve beso en la mejilla a Natsuki, mientras que ésta hacía un ligero puchero como respuesta. Todo ello siendo captado perfectamente por el lente de la cámara.

*Fin FlashBack*

Su sonrisa se ensanchó más al recodar aquello. Cuánto habían cambiado desde ese día, cuánto habían avanzado y retrocedido para llegar a aquel fatídico día, donde confesó su amor por Natsuki y murió en sus brazos. El sonido de la tetera eléctrica la sacó de sus pensamientos. Metió la foto de vuelta al cajón y lo cerró, para luego entrar a la cocina, apagar la tetera y servirse, seguidamente, un poco de té. Dio un ligero sorbo antes de que el timbre del teléfono la distrajera de su placentera labor. Extrañada de que la llamaran, pero sin que la sonrisa desapareciera de su rostro, se acercó a dicho aparato.

-Buenos días?

-……-

-Hola?

-…..-

-Hay alguien?- pregunto extrañada –si es una bro-

-Hola… –no le dejaron terminar- …Shizuru-sama… me recuerda..? –Shizuru reconoció inmediatamente de quien se trataba. Sus ojos se ensancharon y la tasa que tenía en sus manos ahora se encontraba en el suelo, derramando su contenido por el lugar.

******************

El dojo de entrenamiento de kendo estaba en calma. Se podía escuchar claramente el sonido del viento al se cortado por una espada de bambú, empuñada por un experto. Hacía un tiempo que se había vuelto a incorporar al equipo, gracias a la insistencia de su ex-capitán, pero sobre todo, por deshacerse de esa sensación de inutilidad que sentía cada vez que veía a Mai a los ojos y recordaba su impotencia en no poder ayudarla. Tate Yuuichi jamás pensó en verse involucrado en esa serie de acontecimientos extraños “…no tiene caso pensar en eso, es cosa del pasado…”. La pelea contra su enemigo inexistente fue interrumpida bruscamente cuando el golpe seco de la puerta al cerrarse retumbó en las paredes del lugar.

-Veo que has estado entrenando, me alegra ver que no has desperdiciado tu tiempo

-Cápitan?? Pero que hace aquí? Pensé que iría a Kyoto

-Y fui, pero decidí regresar, hay cosas importantes que debo resolver antes en este lugar… –dijo escogiendo sus palabras para no dejar que sus sentimientos hablen por él.

-Capitan… realizó el retiro del que me habló?

-Si, asi es, de hecho aprendí muchas cosas en ese lugar a pesar de haberme ido apenas un mes.

-Y logró hallar lo que buscaba? –dijo, bajó la mirada y cerró mas fuerte su dedos en la empuñadura de la espada. “Podré encontrar lo que yo busco… si voy a ese lugar?”

-Si…- se acercó a él- en realidad es la razón por la que estoy aquí – Tate subió la mirada y lo observó intrigado. Takeda decidió contarle, después de todo, era su amigo más cercano -…vengo a enfrentarme con el fantasma que me atormenta día y noche…

-Fantasma?

-Si… -dijo desviando la mirada, como si estuviese avergonzado - …Kuga Natsuki…

Lone Wolf: The Other Side of Me. Páginas 17, 18, 19

Y bueno.. siguiendo el proyecto de Lone Wolf les dejo las siguientes páginas...





miércoles, 25 de julio de 2007

miércoles, 25 de julio de 2007

POR AMOR - CAPITULO 2: YO? PRESIDENTE ESTUDIANTIL?! (PARTE 1)

Autora: DarkMajo86 (http://darkmajo.livejournal.com/)


Capítulo 2: Yo? Presidente estudiantil?!


-Eso es todo, ya pueden retirarse – Natsuki no pudo escuchar a su profesor porque estaba completamente absorta mirando las hojas de los árboles de sakura caer, recostada en su carpeta, aburrida y sin nada mas interesante que hacer. Jamás pensó que tomar esas clases extras la matarían de aburrimiento. Lo peor era que tenía que hacerlo todos los días. – Kuga-san, aprecio que le guste mi clase, pero ya terminó así que puede retirarse…- al escuchar la voz de su profesor volteó a verlo desganada, sin entender lo que decía hasta que vio la clase completamente vacía.


-Termino?! Genial! – tomo sus cosas rápidamente y se fue. Definitivamente esta era la tortura más grande que podría afrontar.


Al salir al pasillo notó que el sol estaba por ponerse en unos cuantos minutos. Observo el reloj que estaba a unos metros, confirmando lo tarde que era. “6:15…”- suspiró agotada – “…y pensar que tengo que terminar a esta hora siempre…”. Eso la dejó con dos opciones: dirigirse al dormitorio que compartía (solo temporalmente como la misma Natsuki se repetía cada vez que Mikoto hacia algún escándalo que interrumpía su sueño, o lo que es peor, cuando se acababa su mayonesa… eso si que era imperdonable) con sus más recientes amigas, pero que no le traería satisfacción alguna porque se quedaría encerrada en el mismo maldito lugar, a menos claro, que Mikoto no se haya acabado todo lo que hizo Mai para almorzar, cosa que consideraba imposible; o dirigirse al departamento que Shizuru estaba rentando. Si iba para allá podría manejar su motocicleta un camino mas o menos largo, relajarse en la pista sintiendo la brisa, pero probablemente se estaría exponiendo a las bromas de Shizuru.
Con paso firme se dirigió a su vehículo que no estaba lejos del lugar. “Bueno… si puedo evitar que eso suceda entonces no habrá problema…” inmediatamente después rió ante su propio pensamiento, pues sabía que podría evitar que Shizuru haga cualquier cosa, menos eso.


************

Estaba mirando hacia el balcón de una de las habitaciones del cuarto piso por ya casi una hora; sentada en su moto y con su casco entre sus manos. Por alguna extraña razón, estaba dudando en subir al departamento de Shizuru. Pasó muchas vece por su mente que debió haberla telefoneado antes, que tal vez no estaba en casa o que simplemente estaba ocupada “excusas… todas son excusas…”. La última vez que la había visto fue cuando la ayudó en la mudanza, 5 días después de su graduación “casi un mes...”. Su inseguridad había aumentado al percatarse del rápido bombeo del corazón y la sudoración fría en las manos “…porqué me pongo así…” pensó al tiempo que veía una de sus manos. Suspiró frustrada. “…esto es ridículo…” con determinación se colocó el casco, lista para irse.


-Natsuki? – escuchó a sus espaldas. No había necesidad de voltear para saber quien era. “Shizuru…” pensó, antes de volverse a ella.


****************

-Cuidado, aún esta caliente…- dijo mientras le ofrecía a su visitante una tasa de té.


-Eh… gracias – la tomó entre sus manos mientras disfrutaba el agradable aroma –realmente eres muy buena en esto del té.


-Ookini –le sonrió –entonces tengo bien merecido el titulo de maestra en la ceremonia del té, ya que a mi Natsuki le gustó. Pero sabes? Soy muy buena en otras cosas también… ¿quieres que te lo demuestre?


-Sh-Shizuru! –sus mejillas se sonrojaron. “Ah… como extrañaba esa expresión… Natsuki…”


-No es que me queje pero… ¿a qué debo el agradable placer de tu visita? ¿Viniste a raptarme para llevarme lejos y escaparnos del mundo? Natsuki… eres tan romántica!- ahora su rostro se asemejaba al color carmesí de los ojos de su compañera.


-Oi!! Deja de hacer eso! – Shizuru solo rió ligeramente.


-Kanin na, Natsuki… solo bromeo… es solo que estoy feliz de verte después de este tiempo y no puedo evitarlo… - su acompañante posó sus ojos verdes en la tasa de té que tenía en las manos.


-…yo… Shizuru… siento no haber venido antes… solo que… mnnn…


-Dime Natsuki, ¿Qué tal van las clases? – al notar lo difícil que era para la chica hablar, decidió cambiar de tema, de todas formas no era necesario que se disculpe por algo.


-Ah, pues bien –la miró agradecida –justo salgo de una de las clases extras…-suspiró resignada –es frustrante… salgo tarde, cansada, aburrida y lo que es peor, pierdo mi tiempo!


-Lamento escuchar eso


-Si, bueno… no hay nada que pueda hacer, pero si muero del aburrimiento te pido que incineres mi cuerpo y arrojes mis cenizas al mar –Shizuru rió ante esto.


-Siempre tan ocurrente –se le vino algo a la mente -…hay una forma con la cual te puedes librar de eso… aunque el remedio podría ser peor que la enfermedad…mnnnn-dijo pensativa.


-Como?- contestó esperanzada.


-…siendo presidente del consejo estudiantil…


******************

-Mai!! Ya está la cena?


-En unos minutos más Mikoto, no desesperes –se escuchó desde la cocina.


-Es que me muero de hambre –contestó la otra chica, recostada en el suelo de la habitación, mirando ahora hacia la cama que antes le pertenecía –Mai… y Natsuki?


-Mnnnn…-vio el pequeño reloj que tenía colgado en una de las paredes de la cocina –ya debería haber llegado… -susurró. Echó un vistazo dentro de la olla por última vez y decidiendo que faltaban algunos minutos más para que el ramen estuviera listo, se acercó a la ventana del cuarto –no está su moto aparcada, así que aún no llega a los dormitorios…eh?? –Mikoto observó como el rostro de su amiga cambiaba de preocupada a sorprendida, por lo que de un salto llegó a su lado.


-Que pasa Mai? Ya llego Natsuki?


-No…mnnn…-Mai siguió mirando fuera de la ventana. La chica a su lado siguió su mirada.


-Quien es ella?


-No lo se… es extraño que una estudiante nueva llegue a esta hora y sobretodo prácticamente terminando el año escolar…-Mikoto la observó detenidamente.


-No me da confianza… hay algo en ella que no me gusta -comentó con tono serio. Mai volteó a verla extrañada. No era normal de Mikoto desconfiar de la gente. Estuvo apunto de preguntarle porqué sentía eso pero un ruido ya conocido por ella la interrumpió –Mai… -dijo cambiando completamente su expresión –tengo hambre…


-Cierto! La cena!


************************

-Que?! –se puso en pie por la sorpresa –nunca! –Shizuru solo se quedó tranquila, tomando el té con los ojos cerrados. Esperaba esa reacción.


-Tranquila Natsuki, solo fue una sugerencia. Además –puso la tasa en la mesa mientras la miraba caminar de izquierda a derecha. No es tan malo una vez llegas a acostumbrarte.


-Bueno tal vez tú tengas la paciencia necesaria, no podría soportar las reuniones, además no tengo idea de lo que tendría que hacer…


-Es la única forma de librarte, por lo demás yo puedo ayudarte, sabes? –siguió mirándola, con una sonrisa maligna en sus labios mientras imaginaba a Natsuki con el uniforme característico de la presidente del consejo… mejor aún, con SU uniforme.


-Shizuru…?


-Ara… Natsuki decía algo?


-Y no podría hacer algo que no tuviera que ver con eso?


-Pues no… me temo que es la única forma


-Y si ocupo otro cargo?


-Mnnn… por otros cargos no te aseguro nada, ya que no son del todo importantes, en cambio la presidente debe estar siempre en todo lo que se haga en la escuela, a parte de los beneficios de las horas libres y demás. Si acabas rápido el trabajo podrías regresar a casa incluso antes que los demás alumnos… -Natsuki suspiro, encogiéndose de hombros inmediatamente después de sentarse.


-No se que sería peor… las clases o eso…


-Ya decidí a que universidad voy a postular


-Eh? A cual?


-A la universidad de Fuuka.


-Que? Y porqué esa?


-Pues si me voy a quedar con mi Natsuki, debo estar cerca de ella.


-Oi… -se sonrojó –no lo hagas por-


-Además, sería mas fácil ayudarte –le cortó –la universidad y la escuela de Fuuka pertenecen a la misma institución, muchas veces el consejo estudiantil de ambos sitios trabajan juntos… y a mi me gustaría trabajar contigo – “en más de una forma” pensó.


-Vas a postular a la presidencia del consejo en la universidad?


-Si, no sería genial trabajar juntas?


-Eh… bueno, si pero-


-Entonces está decidido Natsuki –se puso de pie –serás tu la nueva presidente del consejo estudiantil de la escuela de Fuuka –dijo muy entusiasmada.


-Que?! Oi! Pero si yo no he decidido aún! Oi! Shizuru! Deja de sonreír de esa forma! Oi! Regresa!! Deja ese uniforme ahí!!


**************************

La habitación que se mantenía en penumbras fue iluminada por unos segundos por la pequeña luz que se coló desde la puerta al ser abierta. Las manecillas del despertador marcaban las 2:53 de la mañana, había sido preparado para sonar en aproximadamente 4 horas más, para luego ser golpeado bruscamente por una chica de ojos verdes. Un suspiro cansado y el sonido de un cuerpo al caer en la cama del costado hicieron que despertara de su ligero sueño. Abrió los ojos perezosamente para posarlos en el cuerpo inmóvil que yacía a su izquierda, en la cama contigua a la suya.


-Natsuki?


-Si… -Mai se sentó apoyando la espalda en la pared, moviéndose con cuidado para no despertar a Mikoto que aún estaba aferrada a su cintura, prestó atención a su amiga que tenía las piernas colgadas en un lado de la litera y el resto del cuerpo completamente apoyado en la superficie, mirando ausente hacia el techo del dormitorio.


-Qué paso? Donde estabas?


-… fui a ver a Shizuru después de mis clases…


-Oh… tenías un buen tiempo de no verla, al fin me hiciste caso


-Aún no me acostumbro que ya no este por aquí… -sonrió brevemente –pero fue bueno verla de nuevo después de este tiempo – Mai vio las manecillas del reloj, verificando la hora.


-Ya veo que si… parece que te tuvo muy entretenida... –Natsuki identificó enseguida el tono burlesco que usaba su amiga, sin embargo no fue capaz de evitar sonrojarse.


-B-Baka! Solo charlamos!


-Yo no dije nada mas… ¿creías que me refería a otra cosa? –los colores volvieron a subir a su rostro.


-Eh…Yo…Argh! Cállate!


-jajajajajaja ahora entiendo porque kaichou te bromea tanto de esa forma tu expresión es-


-Baka! Solo cállate… -la risa de Mai se fue calmando hasta quedar ambas en completo silencio, ninguna se movía de su posición.


-Nee… Natsuki… -hablo bajo, casi susurrando.


-Que… -contestó de la misma forma


-Mnnn… no es que me quiera entrometer pero… tu eres una de mis mejores amigas y-


-Solo habla Mai –le cortó algo exasperada.


-No has pensado en… tu sabes… corresponder los sentimientos de kaichou?


-Que?! – se sentó de golpe en la cama –Po-porqué dices eso? Y así de repente! –Contestó completamente sonrojada.


-No te molestes! Es solo que… -suspiró cansada –Natsuki, creo que te engañas a ti misma, probablemente tu no te hayas dado cuenta pero algunas personas de tu entorno si. La forma en la que hablas de ella, la continuidad con la que la nombras… Dios! Es tan ob-Natsuki? – la chica estaba con la cabeza baja, sus mano aferrándose fuertemente a las sábanas y su rostro semioculto por sus cabellos que caían libremente -...discúlpame Natsuki, no quería-


-No es que no quiera –le interrumpió. Mai solo la observaba en silencio –es que no puedo –se puso en pie y se dirigió a la ventana –yo… no estoy preparada para amar… es una sensación nueva… ni siquiera se si yo podría ser capaz de amar alguna vez… lo que llega a hacer alguien en nombre del amor es… doloroso… no se si yo podría llegar a soportarlo…


-Natsuki…


-Me gustaría estar tan segura como tu afirmas de que… de que amo a Shizuru… pero sería mentira decirlo… supongo que lo descubriré poco a poco y ojala así sea… pero si no, yo se que mi amistad con Shizuru será igual de grande… yo a ella le debo muchas cosas… probablemente si no la hubiese conocido, no estaría hablándote así en este momento… ja, supongo que tengo que vencer mi miedo…


-Me alegra escucharte hablar así, completamente diferente a la Natsuki que conocí… solo quiero que sepas que me siento honrada de ser amiga de alguien tan noble como tu… bueno! Ya se hace tarde! Nos queda poco para que amanezca así que… buenas noches! –se volvió a recostar, dándole la espalda.


-Baka… -susurró mientras una sonrisa se formaba en sus labios. “Shizuru...”

Lone Wolf: The Other Side of Me. Páginas 14, 15, 16

Lo siento por el retraso, les recuerdo que este es el Doujin de Lone Wolf y pues, tambien les recuerdo que deben darle clic a la imagen para verla del tamaño real.








martes, 24 de julio de 2007

martes, 24 de julio de 2007

POR AMOR - CAPITULO 1: UNA PROMESA (PARTE 2)

Autora: DarkMajo86 (http://darkmajo.livejournal.com/)


Capitulo 1: Una promesa (segunda parte)


-Querer es bueno, ¿verdad Natsuki, Mikoto?


-Si!


-Si… - Shizuru no pudo evitar una sonrisa en sus labios al escuchar la escueta, pero aún así, sincera respuesta de Natsuki. “Es increíble que después de tanto tiempo, ahora pueda verte con gente que te rodea y se preocupa por ti, Natsuki, gente que puedes llamar amigos… se que ahora, ya no me necesitaras…” su pensamientos fueron interrumpidos por el asustado grito de la chica que estaba a su lado.


-Karaoke?! Juré que nunca mas pisaría uno! No! No hay forma en que ponga un pie ahí! – “Nunca mas pisaría uno?... Natsuki estuvo ya en un karaoke?” pensó Shizuru.


-Pero natsuki! Es para celebrar!- entonces miro a Shizuru- Kaichou también quiere ir, verdad?


-Ara, pues si, nunca he visto cantar a Natsuki, no sabía que habían ido a uno.


-Si! – contesto Nao – hubieras visto lo ridícula que se veía en aquel cosplay- dicho esto Nao empezó a reír fuertemente mientras Natsuki la miraba amenazadoramente, con el rostro completamente sonrojado.


-Cállate! Si mal no recuerdo estabas en la misma ridícula posición que yo!


-Ara… Natsuki en cosplay? Definitivamente hubiese pagado lo necesario para verlo… - suspiró mientras se llevaba su tasa de té a la boca. El rostro de Natsuki se sonrojó aun más.


-Shi- Shizuru!! No estas ayudando! – la risa de Nao no dejaba de escucharse.


-Kaichou! No te preocupes! Esta vez yo tomaré las fotos necesarias y luego podríamos llegar a un acuerdo..


-Ara... eso seria genial, Harada-San


-O-Oi!


-Y cuando seria eso, Mai-san?- pregunto Reito


-Pues, que les parece si vamos al termino de la escuela? Así tendríamos mas tiempo!


-Bien – dijo Natsuki poniéndose en pie- pero no voy a ponerme una de esas estúpidas cosas encima…


-Hai Hai.. – contestó Mai


-Pero Shizuru y yo no iremos de frente con ustedes.- ante este comentario, Shizuru solo miro curiosa a Natsuki- les vamos a dar el alcance allá.


-Ahh! Seguro no puedes esperar a estar a solas con kaichou verdad? Tan caliente estas?-fue le infantable comentario de una cierta pelirroja


-QUE?! CIERRA LA BOCA! DEJA DE HABLAR ESTUPIDECES! – contestó con el color de vuelta a sus mejillas, volteó la vista para ver a Shizuru – SHIZURU, VAMONOS! – dicho esto se retiró con paso firme directo al estacionamiento.


-Ara! Kanin na chicos, nos vemos allá. Ah, y Yuuki- san…- el tono de voz fue muy calmado, apenas perceptible, sin embargo, Nao se paralizó al escucharla, eso no era nada bueno -… espero que los privilegios de bromear a Natsuki sigan siendo solo míos, ne? – Un sudor frío recorrió la espalda de Nao, al a vez que Shizuru se puso en pie para retirarse.


*****************************************

Natsuki se detuvo a medio camino para esperar a que Shizuru la alcanzara, no sabía qué estaba demorando a la chica de cabellos castaños. Sin embargo, eso le dio tiempo para pensar en ella, o mejor dicho, en lo que le diría. Tenía planeada la conversación cuando pensaba irse por un tiempo, pero ahora que tenía que quedarse, no sabía que era lo que le diría, ni siquiera sabía que fue lo que le llevó a decir que les darían el alcance. De igual manera, ya no había vuelta atrás. “Bueno, de todas formas no me molestaría pasar un tiempo con ella… hace tiempo que no estamos en compañía de la otra…” unas risas y cotilleos interrumpieron sus pensamientos.


-Si… escuché que fue invitada a varias de las mejores universidades de Japón, incluso algunas del extranjero!


-Oh! Kaichou-sama es genial! Pero la voy a extrañar tanto! ¿y crees que acepte?


-Pues de hecho, he escuchado que piensa regresar a Kyoto y tal vez asistir a una universidad de allí o de Tokio!


-Ah! Me encantaría que me llevara!


-A mi también!- unas risas fueron acompañadas después de estos comentarios y luego ambas chicas desaparecieron de la vista de Natsuki. Su rostro estaba pálido y sus ojos abiertos ampliamente. “Shizuru… se va?”


-Natsuki, disculpa por hacerte esperar, nos vamos?


-….


-Natsuki?- Shizuru la miro preocupada – sucede algo?


-Ah… no... – Natsuki no pudo evitar desviar la mirada de la de Shizuru, esta última notó el cambio en su compañera – voy a traer la motocicleta, espérame aquí…- terminó de decirlo y sin mirarla dio vuelta en dirección al estacionamiento. “Natsuki… aún me temes? Aún le tienes miedo a lo que siento por ti?... te prometo Natsuki, que no voy a herirte de nuevo… aunque tenga que irme lejos…”


**************************************************

La mayor parte del camino se recorrió en silencio. Shizuru iba firmemente sujetada de la cintura de Natsuki, mientras disfrutaba de la mezcla extraña entre el calor que emanaba la espalda cálida de su acompañante y el frió viento que erizaba su piel. No podía evitar pensar, en que daría lo que fuera por quedarse así para siempre, solo ella y su Natsuki. “Natsuki…” la llamaba Shizuru en su mente “Natsuki…” apretó mas fuerte su brazos, acercando su cuerpo al de ella. “Natsuki… perdóname… Natsuki…”


Por su parte, Natsuki solo podía pensar en qué le diría exactamente a Shizuru cuando llegaran a su destino. Sabía que las cosas que habían pasado en el festival aún estaban cercanas, y sabía también que Shizuru aún se sentía culpable por lo sucedido, por mas que no dijese una sola palabra. La verdad es que todo eso le reveló muchas cosas de las cuales no estaba consciente; una de ellas era ¿Cómo es que no se dio cuenta antes, de lo que sentía Shizuru? Eso le demostró que había descuidado a la única persona que le ofreció su amistad sincera cuando nadie quería acercársele, fue egoísta, cobarde e incluso utilizó de su posición de representante estudiantil. No le sorprendía ahora que quisiera irse, después de cómo se comportó todo este tiempo con ella. Recordó entonces el llanto de Shizuru y sus súplicas por su perdón, justo después de revivir. “No, la que debió pedir perdón soy yo Shizuru….” Con esto en su mente, aceleró.

Al llegar, Natsuki estacionó su motocicleta en el lugar de siempre. Sus cabellos corrieron libres al retirarse el casco, notó entonces que el fuerte amarre que tenía en su cintura desapareció, por lo que rápidamente, antes de que Shizuru bajara, le extendió su mano como apoyo, para ayudarla a desmontar.


Sorprendida, fijó sus ojos carmesí en la mano que le estaba siendo ofrecida. Aún en su desconcierto por la actitud de Natsuki, la tomó agradecida para luego ser seguida por su acompañante. Las olas rompían en la base mientras el sol reflejaba sus rayos en el mar.


-Es un bonito día…


-Ara, Natsuki esta disfrutando el día? …Ikezu… en vez de disfrutarme a mí…- dicho esto se acercó a ella caminando lentamente, con una sonrisa sensual en los labios, disfrutando del ahora enrojecido rostro de Natsuki.


-O..Oi…Shi-Shizuru… - Natsuki dio un paso hacia atrás- espera… Shizuru…- siguió retrocediendo hasta chocar con la motocicleta. Shizuru se acercó para estar a unos centímetros de Natsuki, para luego levantar una mano y picar suavemente una de las mejillas sonrojadas de natsuki, para luego retroceder y reír un poco, apoyándose en la moto al costado de ella.


-Natsuki se ve muy tierna con sus mejillas sonrojadas, kanin na, no pude contenerme.


-Oi Shi-


-De hecho, si es un bonito día – interrumpió Shizuru, mirando hacia el mar- me alegra que hayas decidido venir a pasear un rato por aquí... de hecho... yo…- “tengo que hacerlo… si no lo hago ahora, no seré capaz de hacerlo nunca…” – Natsuki… yo-


-Ahora lo entiendo, era eso lo que querías decir, verdad? – interrumpió Natsuki, mientras daba un paso al frente, poniéndose delante de Shizuru, mientras que ésta última la miraba con desconcierto – cuando estuvimos hablando hoy, lo que querías decirme, no tenia nada que ver con tu comentario de quedarte en la escuela…


- …- la mirada de shizuru solo cayó al suelo -…Natsuki-


-No Shizuru – volvió a interrumpirla, sin mirarla- ni siquiera te atrevas a decirlo…


-Como podrías-


-Lo se… lo se… se lo que quieres decirme y no voy a dejar que lo hagas. Shizuru, mi intención original era hablar contigo porque pensaba en irme un tiempo para pensar… no quería que pensaras que me iba a causa tuya ni nada de eso, porque pensaba en volver… pero ahora, me doy cuenta que hubiese sido un error. Shizuru, han pasado muchas cosas desde que nos conocimos, tu fuiste capaz de enseñarme el significado de la amistad, te acercaste a mi cuando más necesitaba de alguien, tu fuiste capaz de ver a través de la coraza que creé para que no me dañen… y yo no he hecho nada para devolverte ese favor… tu y yo hemos cometido muchos errores que probablemente estemos pagando, pero sabes? Lo último que podría hacer sería odiarte…Dhuran…Dhuran no creció aquella vez porque te odiara, de hecho, volvió a aparecer cuando me di cuenta de quien era la persona más quería que tenía… eras tu Shizuru… en ese momento, sentía un dolor profundo en el corazón… pero mi child creció por aquel sentimiento que estaba atrapado y no pensaba tener… cuando estuve frente a ti… cuando empezamos a enfrentarnos… podía ver en tus ojos el mismo dolor que el mío y pude comprender… Shizuru… no importa que tanto daño pudimos causarnos… tu y yo peleábamos por la misma causa… yo… yo te quiero Shizuru… no sé exactamente como… no se si quiera en si podría llegar a corresponder el amor que tu sientes por mi… no se siquiera como es que supuestamente se debería sentir… pero… el amor es algo bueno… y lo pude entender gracias a ti… cuando desaparecimos… en ese abrazo estaba dándote todo el cariño que podía darte porque no encontraba otra forma de hacerlo… en ese momento estaba queriéndote, al igual que lo hago ahora y estoy segura lo haré siempre …Shizuru… aún sigues siendo mi persona mas importante… no lo olvides… así que… - volteó para verla a los ojos mientras tomaba una de sus manos entre las suyas - … no se te ocurra decir que vas a irte… no te atrevas a abandonarme de nuevo… se que es egoísta pero… no puedo decirlo de otra manera… -seguida por sus impulsos, abrazó a Shizuru con fuerza mientras las lágrimas caían de los ojos de ambas… Shizuru se aferró a su espalda sin siquiera evitar que sus lágrimas dejaran de fluir…-Shizuru… no me dejes sola…- le susurró suave y dulcemente al oído.
-…Nunca… -contestó entre sollozos…- Nunca… -permanecieron en ese abrazo mientras el sol se ocultaba por el horizonte.


El silencio que se formó entre las dos era reconfortante, al fin había sacado lo que necesitaba decir y Shizuru había escuchado lo que necesitaba para sentirse completamente perdonada por Natsuki. Pasaron así lo que parecía una hora, con una sonrisa en los labios hasta que Natsuki recordó algo.


-Por cierto Shizuru, la razón por la que demoré para ir a tu ceremonia de graduación fue… -se separó de ella para acercarse a su moto y sacar del compartimiento trasero un gracioso peluche de un perro, con unos números inscritos en su collar de metal – por esto – se lo enseño.


-Ara… un peluche?


-Si… pero no es un peluche cualquiera… mi madre me lo dio cuando murió Dhuran, mi mascota. Era mi juguete favorito, pero descubrí que estos números que tiene inscrito en el collar es el numero de cuenta de un banco… - al decir esto, la voz de Natsuki se notaba dolida, sin embargo, Shizuru considero en no decir nada…- lo encontré en una de las bases del Primer Distrito… es el último recuerdo que tengo de mi madre… y… quiero que tu lo tengas – los ojos de Shizuru se abrieron enormemente por lo sorprendida que estaba.


-Natsuki… estas segura?... regalarme algo así… tan valioso…


-No me malinterpretes… no te lo estoy regalando… te lo estoy prestando… indefinidamente… - las mejillas de Natsuki se encendieron por centésima vez en un rojo carmesí intenso- quiero que lo cuides por mi… así que voy a ir a visitarlo seguido…- tomó las manos de Shizuru y puso el peluche entre ellas. Shizuru entendió perfectamente el significado de aquello. Era la forma de Natsuki de decir que la vería frecuentemente, a pesar de ya no estar en la escuela, y de sellar la promesa muda que se hicieron.


-Claro… será un placer – Natsuki solo sonrió.- ara… pero es tan fuera de Natsuki hacer estas cosas…


-Lo se… - miró hacia un lado mientras montaba en su moto- así que no te acostumbres – Shizuru rió ante el comentario.


-Natsuki Ikezu! Y yo que me estaba emocionando…–dijo mientras se ponía el casco y se abrazaba a Natsuki, mientras tomaba fuertemente al pequeño peluche.


-Oi!... lista? – Shizuru solo asintió levemente mientras su acompañante ponía en marcha el vehículo.