Rss

lunes, 29 de septiembre de 2008

lunes, 29 de septiembre de 2008

Into the another World - Fan Art

AND (mimiyyamato@hotmail.com) hizo un fanart basandose en la historia de Shezaei_Neko y quiere compartirla :3 con todos


jueves, 25 de septiembre de 2008

jueves, 25 de septiembre de 2008

Ceninatsuki - Parte 1

Autora: Alex Zoldyeck

-----------------------------------------------------------------
CENINATSUKI
-----------------------------------------------------------------

-Ceninatsuki ¿Dónde están mis calcetines?

-Ceninatsuki ¿Qué pedo con mi cerveza?

-Ceninatsuki ¿y mis calzones?

-haaaa tan temprano y ya molestando- la joven y única señorita de la casa se levanta de su colchón y sacude sus ropajes

-¡Ceninatsuki!- grita su familia postiza

-ya voy… malditos flojos bla bla bla- baja del desván hacia la cocina, hoy se cumplen 5 años de que su padre muriera y quedara al cuidado de esa loca y sus atarantados hijos.

-Ceninatsuki el periódico- ordena su madrastra Nao… ¿por que se dijo arriba que Ceninatsuki era la única señorita? Pues porque Nao no tiene de señorita ni las orejas.

-hai hai…- de mala gana le lleva el periódico del reino

-ho mira madre va haber barata en el centro de telas- chilla feliz Reito

-… marica…- susurra Tate y una risilla sale de los labios de nuestra joven doncella

-¿Qué dijiste afeminado?- reta Reito

-mira quien habla, el chico que se emociona por una barata de telas

-niños, niños, cálmense. Miren lo que venia con mi suscripción de “esposas desesperadas”

-¿otro dildo?- pregunta Ceninatsuki

-…no…- Nao lanza las sobras de su desayuno al piso y de mala gana Ceninatsuki va a levantarlas- en palacio tendrán un evento espectacular “bailando por la princesa de mis sueños” y nosotros dieron 3 boletos

-¿bailando? – Tate voltea a ver a Ceninatsuki quien esta igual de perdida que el

-¿Qué no lo saben? – suspiro- pero vaya par de ignorantes- rie Reito- la princesa ya esta en edad de merecer…

-¿merecer que?- Tate ladea la cabeza

-pues… tu ya sabes… merecer aquellito

-…

-que ya esta en edad de casarse- Nao sabe que su hijo es medio lento para esos menesteres- y ustedes irán a bailar para convertirse en reyes y dominar el mundo jua jua jua

-… yo paso…- a Tate le da un mal presentimiento eso de ir a bailar por que la princesa merece… ¿Qué merece? Además esa tipa de ojos rojos siempre le ha dado miedo, ¿Por qué querría casarse con ella?

-nada de echarse para atrás- Nao golpea la mesa- engatusen a la princesa o se las verán con migo- ojos asesinos y un aura maligna desprende su madre, Tate no puede mas que asentir, total, siempre ha sido malo para el baile, la princesa lo mandar muy lejos de solo verlo



-----(en palacio)


-Shizuru-hime tengo ganas de llorar

-¿Por qué lo dices fan-girl numero 4546?

-esta noche elegirá un marido y no tengo entradas para el show

-y eso sigue sorprendiéndome- las arcas de la nación han estado últimamente bajas y su padre tuvo la magnifica idea de en lugar de hacer un baile en toda la extensión de la palabra será una clase de realiti show, las entradas se vendieron como adolescente puverto, rápido y caliente, lo que no le tranquilizaba mucho, serian mas personas viendo y analizándola… como siempre.



----(de nuevo con Ceninatsuki)

Por orden de su madrastra Ceninatsuki esta lavando la ropa en el patio, luego pasara a trapear el piso pasando por barrer las escaleras y al final ir por las cervezas.

-haa esto de ser chacha deja agotada a cualquiera…

-si quisieras podrás dejar de serlo…- un chico entra por la pequeña puerta de madera

-Takeda no pienso dejar de limpiar esta casa par ir a limpiar la tuya- ese chico nunca sabe cuando rendirse

-hmmm- pone cara de pensativo- y si yo soy el que limpia ¿te vendrías con migo?

-enserio, jijiji- una idea llego a su cabeza- entonces demuéstramelo

-¿Cómo? –da una gran sonrisa

-pues todavía falta la ropa de color y limpiar toda la casa- se acerca a el y le da escoba, sacudidor, mopa y cubeta- que te diviertas Takeda-kun- Ceninatsuki sale corriendo dejando al tonto… quiero decir “su mas querido amigo” a cargo de la casa

Ceninatsuki como toda joven abusadora se fue a pasear al perro su único e incondicional amigo. Cuando llegaron a la plaza vieron a mucha gente comprando trajes, zapatos… ¿lencería?

-Durhan ¿Por qué tanto barullo? ¿Celebramos algo hoy?- la chica volteo a ver a su perro, cruzaron miradas un largo rato hasta que finalmente- ¡ha tienes razón, hoy es el realiti show en palacio! Que bueno que tu siempre estas al tanto de todo

-¿esa niña hablo con el perro?- pregunta fulatino 1

-esta como quiere, da igual si esta loca o no- contesta fulanito 2

-aunque no le veo nada de interesante…- de nuevo voltea a ver al perro

-claro, al menos tendremos la casa libre de Reito toda la noche- Ceninatsuki siguió con su caminata acompañada de Durhan, al pasar por un puesto de verduras oyó hablar a las mujeres que pellizcaban los melones

-dicen que todo los solteros mas codiciados estarán ahí

-hay que envidia- en ese punto a Ceninatsuki le importaba un cacahuate quien fuera, lo que le llamo la atención fue lo siguiente

-al parecer también tendrán barra libre, todo lo que puedas comer

-… todo lo que pueda comer…- un hilo de saliva sale de su boca, sus ojos se entrecierran y se pone colorada dejando salir una extraña risa

-vez, te dije que esta bien loca- sigue fulanito 1

-y que importa, con esas caderas huuuu…- termina fulanito 2

-esta decidido Druhan, iremos al baile de palacio




-----(unas horas después en la casa de Ceninatsuki)

-no

-por favor…

-no

-¿Por qué no?

-por que solo tenemos tres entradas y además…- Nao le lanza una mirada despectiva- no tienes nada que llevar

-yo le podría dar mi entrada- sugiere Tate

-por supuesto que no, y esta discusión termino

-y si encuentro un traje para ir…- la joven no piensa dejar pasar tan buena oportunidad, dicen que los banquetes reales son para morirse

-aunque lo encontraras, con ese cabello tan espantoso… ja solo serias una burla- Ceninatsuki tomo un mechón de cabello, tenia orzuela y era quebradizo. Siendo una sirvienta-esclava no podía tener el debido cuidado para con el… y ni le interesaba, Ceninatsuki es toda una fodonga

-madre se nos hace tarde- recalca Reito- nos vemos… fachosa

-marica…- murmuran Tate y Ceninatsuki

- Ceninatsuki toma- le da una tarjeta- úsala, puede que te ayude en algo

-gracias Tate y suerte

-ya ni me lo recuerdes- Tate llora y se sube al carruaje

Ceninatsuki se quedo sola en la mansión, algo decepcionada y molesta por las trabas entre ella y su banquete de ensueño, tomo unas tijeras y se corto el cabello luego fue al patio trasero para jugar un poco con Durhan y tomar unas cervezas

-¿tu crees que sirva esta tarjeta?- pregunta a su compañero, leyó la tarjeta que decia “un deseo al alcance de todos”

-waw- contesta Durhan

-si… nada pierdo con intentarlo- Ceninatsuki se termina su cerveza de un trago y se para en medio del patio- bibitem-embarra- susbobbs?- leyó el reverso de la tarjeta, le parecía un conjuro demasiado extraño

Un explosión con mucho humo y luces de colores espanta al perro que se esconde detrás de su dueña que esta igual de asustada. De entre el humo se deslumbra una silueta humano idee caminando a paso lento

-¿Quién anda ahí?- pregunta la joven con temblor en la voz

-he odio tus suplicas mi querida niña- la silueta se va aclarando, es una mujer, no mas alta que ella- yo soy…- pausa dramática- tu hadamadreada – sale de entre el humo

-… no eres Mail la del bar?

-lo soy de 11 a 5, de 8 a 10 soy hadamadreada- contesta Mai quien lleva su traje de combate al estilo mai-otome

-también trabajas en la cafetería de Lalo ¿verdad?

-si pero solo de 2 a 7 y de lunes a jueves… ya vez eso de la inflación

-y con eso de que subió la gasolina…

-uno se las tiene que ingeniar- suspira- pero eso no viene al caso, ahora dime ¿Cuál es tu deseo?

-quiero ir al realiti show de Palacio- contesta muy anima Ceninatsuki

-fácil solo tienes que ejecutar el baile ceremonial y yo haré el resto

-¿bailar? Yo no se bailar- un ligero sonrojo cubre sus mejillas

- Ceninatsuki tan grande y aun no sabes bailar- suspira de nuevo- ven te enseñare los pasos

-ha… hai- unas horas mas tarde y después de entender el por que le llaman hadamadreada Ceninatsuki se sabe los pasos

-¿lista?- pregunta Mai, Ceninatsuki asiente y se soba los chichones en la cabeza- te pondré algo de música para amenizarte- saca su ipod y lo conecta a unas bocinas miniatura de sonido láser

-¿no que muy pobre?

-hay que trabajar como negro para vivir como blanco- a Ceninatsuki le sonó rasita el comentario pero no dijo nada, espero a que empezara la música

El pintalabios, toque de rimel
Moldeador como una artista de cine
Peluquería, crema hidradante
Y maquillaje que es belleza al instante
Abrid la puerta que nos vamos pa'la calle
Que a quién le importa lo que digan por ahí




-¿segura que esa canción es ceremonial?- desde cuando el duranguense tiene algo de sacrosanto

-tu solo baila- Ceninatsuki pone mala cara pero comienza a bailar duranguense, un hermoso vestido azul celeste se va materializando sobre ella, el maquillaje, las zapatillas de cristal, todo queda en su lugar- y bien ¿Qué tal quedo?

-…¡que diablos!- Ceninatsuki se ve y desencaja su hermosa cara- como esperas que salga al a calle con esto puesto

-¿Qué tiene de malo?

-parezco carpa de circo y mira estas zapatillas- mostrando el vidrio templado- voy a dar el taconazo y directo al hospital… que la gente no se pone a pensar en lo peligroso que son estas zapatillas, digo, ¿que idiota andaría bailando con unas zapatillas de cristal?

-bueno bueno no te exasperes mujer- de entre sus ropas saca un catalogo- busca el modelito que mas te guste y le ponemos coreografía

-ok- Ceninatsuki hojea el catalogo, encuentra modelos que le agradan y se los muestra a Durhan su asesor de moda- quiero probarme estos 5

-oye pero estos son modelos para hombre- puntualiza la hada madreada

-los de mujer eran carpas de circo o vestidos para teiboleras

-como quieras- secretamente ella piensa igual de esos vestidos- al fin y al cabo tu eres la que se los va a poner

-entonces comencemos por este

-hai- Ceninatsuki aprendió las 5 coreografías que ejecuto a la perfección, paso por regeton, salsa, bachata, tango y hasta danzon. Si no fuera por que estaba en el patio y nadie a excepción de Durhan y la hadamadreada la estaban viendo nunca se habría atrevido.

-¿entonces cual te llevas?- pregunto Mai, Ceninatsuki lo consulta por ultima vez con su asesor de moda

-nos llevamos el de bachata

-ok- el traje es de corte francés al estilo Napoleón, un saco azul marino con encajes y botones dorados, los panteones negros y unas botas largas a juego, también la capa roja y un bonito sombrero

-¿Qué tal? – dice Ceninatsuki muy emocionada

-hmm si lo que buscas es pasar como hombre dudo que lo logres

-¿Por qué lo dices?

-solo mírate, que hombre tiene ese caderon, con una cinturita y sin olvidar tu pechonalidad

-¿Qué se notan tanto?- Ceninatsuki toca sus pechos que sobresalen debajo de la ropa como dos montañas

-no tanto como las mías- sonrisa triunfante- pero estas bien proporcionada

-hmm- Ceninatsuki piensa por un momento, ella solo va por el banquete, que importa si se ve bien o mal- no importa, solo mándame a palacio y ya

-esta bien, si vas a jugar a ser príncipe necesitaras un corcel…- Mai observa sus alrededores- el estará bien- con su barita mágica convierte a Durhan en un corcel blanco con todo y montura

-oye por que no lo hiciste bailar a el también

-no seas tonta Ceninatsuki como podría el bailar danzon tu perro

-lo que digas- deja escapar un bufido

-ahora tenemos que acordar la hora de llegada

-¿tengo hora de llegada?

-claro que la tienes o que ¿esperabas que se quedara tu perro como caballo?

-…no…

-mira se supone que se tendría que acabar a las 12 de la noche- Ceninatsuki pone cara de perrito a medio morir- pero como me caes bien te daré hasta que se acabe la hora feliz en el bar ¿te parece?

-si, ya lo tengo todo planeado: voy, como todo lo que pueda, también me llevo todo lo que pueda y me marcho al barr a festejar con tigo

-… ¿vas al baile solo por la comida?- no lo puede creer

-si, ¿para que mas querría ir?- responde la joven peliazul como si fuera lo mas lógico del mundo

-si lo que querías era barra libre solo hubieras ido al bar o me hubieras pedido que te trajera la comida

-haaaaa no lo había pensado- coloca su mano derecha en su barbilla dando un aire de pensador… solo un aire.

-solo vete antes de que me enoje mas con tigo

-hai- Ceninatsuki monta su fiel corcel y se dirige a palacio. Mai nota su cabello corto y cree que se le veía mejor cuando lo tenía largo

-como regalo especial…- con su varita mágica hace que crezca su cabello azul- ho y el boleto de entrada- otro rallito de la vara y el boleto aparece en sus manos- espero que se la pase bien.




COMENTARIOS DE LA AUTORA:

Se suponía un one shot pero me salio mas largo de lo que pensé. Esperemos la continuación, cuando Ceninatsuki llegue a palacio. Nos vemos

viernes, 19 de septiembre de 2008

viernes, 19 de septiembre de 2008

El Fic sin título - Cap XIII

Hola, se que ha pasado más de un mes yme siento terrible, pero estuve con estudios, conciertos, recitales y exámenes y la verdad no tuve nada de tiempo para avanzar con el fic. Este cap esta aún sin dibujos,pero ya los iré subiendo, lo más rápido posible.
Bueno, les dejo y espero leer sus comentarios, ójala les guste. muchos besos y gracias a quienes siguen el fic
Ali Dagos

___________________________________________________________________________________



Capítulo XIII: Breve escape

*Flash Back*
- ¿Estás segura que quieres hacer esto? – Natsuki tragó un poco de saliva y asintió, ya estaban paradas ahí de todos modos.
- Si… debo hacerlo… tú debes quedarte con esto, no dejes que te vean – Mikoto asintió y tomó el arma que Natsuki le entregaba – está cargada, ten cuidado, será más fácil para ti esconderte sin mi.
- …Natsuki…
- Es por aquí ¿verdad?
- Si, se supone que podemos entrar justo en este punto – dijo Mikoto viendo el plano mientras Natsuki revisaba el suelo.
- Debería estar por aquí…. – se dijo – ¡Eureka! Aquí está – Natsuki abrió una trampilla que había en el suelo. El interior estaba oscuro y con un olor a humedad y hojas de bosque que ahí había. Natsuki encendió una linterna y reviso la trampilla, había una escalera metálica por la cual se podría descender, estaba oxidada y mohosa ¿Hace cuánto que estaba cerrado ese lugar? Estaba muy escondido, cerca de la industria de las Farmacias Iwasaka, según los planos, ellas podrían entrar por ese lugar.
- Se ve profundo, Natsuki…. – Mikoto miró a Natsuki con clara señal de determinación.
- Yo voy primero… - Natsuki tomó la linterna con la boca y tomó la barandilla de la escalera, tratando de comprobar cuan seguro era. Mikoto colgó los planos a su espalda y colocó la pistolera en su cadera y empezó a bajar guiada por la luz de la linterna que tenía bajo sus pies.
¡¡¡SPLASHHHHH!!! – Mikoto miró hacia abajo y la luz se veía difusa.
- ¡¡¡AAA!!! – Natsuki tomó una bocanada nada de aire
- ¿Natsuki?
- ¡Por un demonio!¡Esto está inundado!
- Natsuki, mira… - Natsuki levantó la vista con dificultad pues que el agua le llegaba hasta las orejas y trataba de mantenerse a flote; cerca de donde se había acabado la escalera, había un pequeño túnel, Natsuki no lo había visto. Mikoto entró en el túnel y se sentó para poder ver los planos – Esta bien si seguimos por aquí, este es el camino, pero…¿Puedes pasarme la linterna?
- Ahí va – Natsuki no había soltado la linterna y había tratado de mantenerla fuera del agua.
- Por aquí. Vamos, Natsuki…

*fin del flash back*

De vuelta en la realidad, Natsuki despertó de su inconciencia. Abrió los ojos lentamente, todo seguía como lo había dejado al sumergirse en sus pensamientos. El confinamiento en aquel lugar la estaba volviendo loca y la perpetua oscuridad, con tan solo un pequeño haz de luz artificial, le hacía perder el sentido del tiempo, acabaría por perder su cordura. ¿Sería una jugada terrible de su mente? Podía escuchar claramente su voz.

- Natsuki…Natsuki… ¿Qué haces pequeña? – Te extraño tanto… ¿Por qué tuvo que pasar algo tan terrible?
- Juego con Duran…- Era pequeña entonces, no sabía nada sobre lo que hacías.
- ¿Lo sacarás a pasear?
- Sí, mamá – mamá…




*******
Otra voz vino a su cabeza, como un torbellino multicolor de ideas y sueños revelados.

- Natsuki... – Tú, impecable, grácil, hermosa, como siempre; yo, en sudadera, con el cabello algo enmarañado y sentada usando tu lab top, como de costumbre - …No sabía que estuvieras aquí… ¿Té? – Recuerdo que en aquella ocasión no te respondí; y no por estar concentrada en otra cosa, más bien me pillé a mi misma contemplándote mientras servías aquella bebida que tanto te gustaba, de tan suave aroma, ahora que llevabas ya contigo. Me acostumbré a tu compañía y a ese perfume de hojas de té, ese perfume tan tuyo, tan inconfundible y agradable… Reaccioné.
- ¿Ehh? Sí, gracias…- Si tan solo hubiera podido rogar porque te detuvieses ¡Deja de sonreírme! Shizuru Fujino, me pones nerviosa, pero en ese entonces no entendía el porque.
*******

Solo pudo ver una sombra pequeña por la pared, era ágil y solo pudo venirle a la cabeza el nombre de….
- ¿Mikoto?
- ¡Mai!¡Mai! – Mikoto corrió a abrazar a Mai – Me las pagarán – dijo Mikoto apretando los dientes y los puños al ver la mano de Mai, mal envuelta en una venda mugrienta y casi rota.
- Baja la voz – Mai le acalló con un dedo y luego dijo en voz baja – no deben oírte… pero ¿qué haces aquí?
- Teníamos que venir por ustedes…
- ¿Teníamos?
- Natsuki y yo….
- ¿Natsuki está aquí? – Mikoto agachó la cabeza y Mai se preparó para escuchar lo que venía.
- Se dejó capturar para darme la oportunidad de llegar hasta ustedes – Mai agachó la cabeza a su vez. A pesar de la poca visibilidad, Mikoto pudo ver el semblante de su amiga, el cual la mostraba frágil y cansada, muy por contrario a como se veía normalmente – Debo sacarte de aquí – Mikoto intentó ver un poco más dentro de la celda - ¿Nao y Shizuru-san?
- No lo sé… No sé a donde las han llevado – Mai intentó no llorar al recordar la última imagen que tenía de Nao. Prefirió no decirle nada a la pequeña… aún. Solo dijo – Nina, Nina Wong también está aquí.
- ¿Nina? Pues vámonos, si nos quedamos aquí, no podremos buscarlas – Mikoto ayudó a Mai, a trepar por la pared y llegar al sitio de donde Mikoto había descendido.




- “Nao… Nao”
- ¡Aléjate de la chica! – Shizuru levantó la cabeza. Había tantos guardias, más de los que podía contar; y ella se vio rodeada de los cuerpos de sus víctimas. Al fondo de todo estaba el doctor Sanada… ¿Debía aniquilarlo a él también?..... De sus labios solo se desprendió una palabra.
- No…
- Chica necia ¡Aléjate!
- ¿Cuánto poder creen que pueden controlar? – Shizuru mostró una sonrisa reservada paras aquellos a los que odiaba.
- ¡Estás rodeada!
- Basta… - dijo con tranquilidad. Shizuru se puso de pie, extendió su mano y se concentró. La luz llenó la habitación. Pero al levantar más la cabeza vio que el cuarto empezaba a llenarse de gas – “¿Qué demonios?” –Shizuru intentó cubrirse, pero era inútil, perdió fuerzas, la capturarían otra vez… - ¡¿No han visto suficiente aún?!¡¿Qué más quieren de mí?! – Estaba… ¿rogando?… No, estaba desfogándose como podía. El aire se ponía más denso y ya no se podía ver.
- “Vamos a ver quien es mas fuerte… la ciencia o un grupo de adolescentes” – pensó el doctor Sanada mientras veía todo desde la seguridad que le proporcionaba estar al otro lado del cristal.
Shizuru se aferró a su naginata casi inexistente y evaporada de sus manos. Se desmayaría, cuando sintió unas manos aferrar su cintura. No las reconoció de inmediato, su mente estaba cansada y ella se encontraba débil, pero al escuchar unas cálidas palabras dirigidas hacia ella.
- Vámonos de aquí, ¿está bien, Shizuru? – sintió que su cuerpo se elevaba llevado por esa persona.
*******
- ¡Despejen el área!
- Si, doctor Sanada……
- ¿Y bien? – El doctor Sanada se asomó y no había nadie, solos los cuerpos de las víctimas de Shizuru, no había nada más – “No… puede ser”…
- ¿Doctor? – El doctor Sanada estaba pensativo. Estaban a punto de renovar las pruebas, si tan solo estas no hubieran salido tan “mal”. Debía avisar al presidente inmediatamente. Al menos la chica de cabello azulado, sería su última carta.
- ¡Cierren todas las puertas de las instalaciones y busquen a esas chicas, ya!... Tú y tú – dijo señalando a dos hombres – vengan conmigo.
- ¡Sí señor!



*2 horas después*
Los golpes a la mesa fueron tan fuertes que se escuchó crujir el tablero.
- ¡¿Qué quieres decir con qué no están?!
- Las estamos buscando, no pueden ir muy lejos…
- Pero…¡Estaba muerta!¡Fujino estaba muerta hace una hora!
- Tal vez algún efecto colateral del suero experimental…
- ¡Averígualo de inmediato!¡Quiero guardias en todas las puertas y en la celda de las que quedan!
-
- También quiero que revisen por donde escapó la pelirroja, Tokiha Mai…
- Estamos en eso señor
- Hazme saber lo que sepas, bajaré en unas horas, prepara mis implementos. Los siguientes experimentos quiero hacerlos por mi propia mano.
- Si, señor…
- Trátame como a un colega, Sanada.
- Si, se… doctor Ichida




Estaba harta de despertar y no saber donde estaba. Ahora estaba en un lugar diferente. Ya no había tanta oscuridad como antes y por una rendija, se colaban juguetones rayos de luz, pero era imposible vislumbrar si era de día o de noche. Había perdido la orientación por tanto tiempo de encierro, había perdido el sentido de saber si debía dormir o estar despierta. Ya no importaba. Se dio la vuelta y pudo ver una silueta borrosa, algo lejana. La vestimenta le parecía familiar, sobretodo…
- “…Esa sudadera…” – Tardó unos minutos, que parecieron eternos, en caer en la cuenta. Sus ojos del color de la miel brillaron al saber de quien se trataba – “¡Natsuki!” ¡Natsuki! – Nina estaba segura de haber dado un grito, pero su voz salió ahogada por la fatiga, la sed, el encierro. Se postró sobre sus rodillas y gateó hasta Natsuki para finalmente tomarla por el hombro y mecerla un poco antes de darse por vencida y saber que no despertaría – “Tal vez soy yo quien esta teniendo un mal sueño y cuando despierte, todo se arreglará…… ¡Natsuki!¡Despierta!...¡¡¡Natsuki!!!” – Nina solo se quedó arrodillada, tratando de convencerse de su “pesadilla”. Lloró en silencio.
*******
- “Quién…” – Natsuki volteó rápidamente al sentir peso sobre su cuerpo. Se sorprendió al ver quien era…. - ¡¡¡Nina!!! – Natsuki no sabía que ella también había sido llevada a ese horrible lugar.
Nina despertó con el gritó de la morena.
- ¿Natsuki? – se frotó los ojos, aún somnolienta.
- Nina, pero… ¿cómo es qué estás aquí? – Nina se quedó callada. No sabía que decir, o por donde comenzar… ¿qué su padre trabajaba ahí?¿Qué experimentaron con ella desde hace meses?¿Qué conocía a su captor?¿Por dónde?....
- Yo… - comenzó Nina – yo sabía…sabía que esto iba a pasar… - ¿cómo pudo haber dicho algo tan estúpido? Miró a Natsuki con semblante de súplica y esos ojos verdes le devolvieron una mirada ávida de saber más, curiosa y confusa.
- No entiendo… No importa – dijo Natsuki mirando al suelo – Ahora lo importante es que salgamos de aquí – Natsuki intentó pararse, pero era obvio que había sido sedada. Levantó la cabeza y recién se fijo que no estaba en el mismo lugar que antes. Era un laboratorio.
Natsuki no hizo más que mirar a Nina, quien mostró un rostro de estar familiarizada con aquel escabroso lugar. En los ojos de Natsuki pudo verse una mirada de alguien que se sentía traicionado
- ¿Por qué no me lo dijiste? – preguntó lentamente mientras sentía como cada palabra raspaba en su paladar al salir.




Los ojos de Nina volvieron a ser cómplices de su silencio, hasta que sus labios rojos de fiebre dijeron.
- No…No pensé que llegarían tan lejos… solo… aquella vez…. – cerró los ojos y pensó en lo que vio horas antes – Nao… - dijo en un murmullo.



El aire fresco se sentía increíble. Aunque apenas había pasado tres días en ese sitio, fue suficiente para desorientarla y perderla un poco.
La luz hizo que sus ojos violetas enloquecieran, así solo fuese la luz de la luna.
- ¿Mai?.... ¿Mai? ¿Qué te pasa Mai?¿Estás llorando?
- Jamás pensé disfrutar tanto el hecho de sentarme en la mitad del bosque sintiendo el aire fresco… Solo estoy emocionada, pero… - Mai giró la cabeza, aún no le había dicho a Mikoto, todo lo que vio y pasó ahí dentro. Mikoto no preguntó más, solo agregó:
- Tenemos que buscar a las demás.
- Si… Debemos ir por ellas…
- Mai… antes debes comer y beber algo ¿no? – Mai no pudo evitar que su semblante se iluminará un poco – Natsuki-chan fue muy precavida, hizo que escondiese todo esto, por aquí – En aquel bosque, habían muchos sitios en los cuales esconderse y era una pequeña ventaja que no podían desaprovechar.






Se sentía suave y algo frío. Abrió los ojos lentamente y se encontró con la imagen difusa de la luna que se erguía sobre el cielo, dándole luz y vida a la oscuridad de la noche, a la oscuridad en la que había estado por más de una semana; y las estrellas, salpicadas por el cielo, juguetonamente. Era hermoso y sintió la calidez de una lágrima en su mejilla. Deseaba tanto que ella estuviese a su lado, disfrutando de ese paisaje.
- Quisieras que ella esté aquí ¿no es cierto? – volvió su cabeza y unos ojos verde claro le devolvieron la mirada. Sentada, apoyada en un árbol estaba Nao. Su expresión seria, se parecía mucho a la expresión que tenía cuando estaba en sus brazos. Sus manos abrazando sus piernas, pero en su cuerpo, en su mirada, podía verse su cansancio. Seguro ella estaba tan cansada como ella misma se sentía.
- Nao… - dijo casi ahogando la voz. Shizuru rodó sobre si misma y se apoyo en sus rodillas – ¿Fuiste tú quién me salvó? – Nao no contestó, solo la miró por unos segundos y luego volteó su cabeza, dejando ver únicamente su cabello.
- ¿Por qué tengo mis poderes de nuevo?... No puedo recordarlo – Era cierto, sus poderes estaban de vuelta. Aunque la última vez que Shizuru lo intentó, no había podido materializar su naginata - ¿Qué fue lo que nos hicieron ahí dentro? Fuimos sus ratas de laboratorio ¿verdad? – Nao empezaba a hablar cada vez mas alto y su cólera e impotencia salían a flote.
- Nao… - trató en vano de calmarla, entendía su furia y solo miró al suelo, mientras Nao se ponía de pie. Shizuru pudo ver como materializaba su elemento, le había visto antes, pero nunca desde esa perspectiva pasiva.
- Shhhh….. Escuché algo… - dijo despacio. Shizuru prestó atención, el crujir de las ramas se hacía cada vez más fuerte. También se levantó y materializó su naginata y la asió firmemente. Nao la miró y Shizuru devolvió el gesto, las dos chicas asintieron y se prepararon para atacar.
- ¡Ya! – dijeron al unísono - ¡Espera! – gritó Shizuru.
- ¿Mai? – dijo Nao
- ¿Mikoto-chan?
- ¡Shizuru-san!
- ¡¡Nao!! – Mikoto corrió a abrazar a las dos chicas - ¿Están bien?
- Si, Mikoto.
- ¡¡Nao!! Pensé que tú…. – Mai no terminó la frase. Estaba feliz por verla viva, así que solo la abrazó.
- ¿Cómo es que has llegado hasta aquí, Mikoto-chan? – Mikoto no pudo responder a la pregunta de Shizuru, sabría que sería difícil de asimilar… Shizuru se dio cuenta y solo pudo decir – Natsuki también vino ¿verdad?
- Shizuru-san – interrumpió Mai – Natsuki… ella se dejó capturar para distraer a los científicos, después de todo, la querían a ella desde un principio…
- ¿A qué te refieres? - ¿Cuántas cosas no sabía? No entendía que estaba pasando.
- A … esto – Mai tomó la K-500 que Natsuki le había dado a Mikoto – Farmacias Iwasaka quería esto y como bono extra, a Natsuki… Tampoco sé bien qué está pasando, pero… Natsuki me dio a entender que tenía que ver con esto... – Shizuru tomó el arma ¿para qué la querían? Tenía que volver por Natsuki, su Natsuki.
- También, Nina está ahí abajo, debemos ir por ella… - finalizó Shizuru, tratando de permanecer tranquila y pensante por más que le asaltaran los deseos de ir a buscar a quien tanto amaba.
Nao levantó la cabeza al escuchar el nombre de Nina, ella no lo sabía.
- ¡¿Nina?!... – Nao apretó los puños y pensó lo mismo que Shizuru. Ahora debían formular un plan.

jueves, 18 de septiembre de 2008

jueves, 18 de septiembre de 2008

Perdoname - Capitulo 7

Admin K. Says: Hola chicos y chicas :3 del blog! Lamento mi tardanza pero como algunas habrán imaginado, sigo en mi semana (de tres lol) de examenes. Ando muy ocupada y apenas me doy algo de tiempo para dormir y descansar, el estress es tan.... interesante lol. La materia que aun me falta por librarme es la de programación, de hecho me han extendido las fechas :S lo que significa mas trabajo. Espero la esten pasando todos bien y pido disculpas a Daphne por mi tardanza en publicar su capítulo, lo siento >_<

Sin mas, les dejo continuar :3

------------------------------------------------------------------
------------------------------------------------------------------
AUTORA: Daphne (theprincess_ofthe_moon@hotmail.com)



CAPITULO 7



Al terminar la obra, todos estaban esperando por shizuru y natsuki para felicitarlas por su excelente interpretación…

-¡natsuki, hija, estuviste genial, pero hija, la parte del beso final ¿también estaba en el guion? Ya sabes que yo no tengo nada en contra de eso…pero los de mas…y el reverendo…

- si estaba mama, aun que la directora de la obra lo dejo a elección…decidí hacerlo, no se por que, me nació.

-aun así estuviste genial hija.- le dijo su madre con un abrazo, al parecer estaba muy felizde que al fin su hija haya hecho algo bueno.

- gracias mama.

-muy interesante la interpretación de esta noche, tu actuación no ha estado mal, bueno, tengo que irme.- dijo la directora de la obra que era yukino.

-bye.

-natsuki, ¡has estado magnifica!.- comento su maestra.

- gracias sensei.

-natsuki, buena actuación hija.- le dijo mientras se acercaba un hombre muy bien parecido enflusado.

-¿Qué haces aquí?

-pensaba si podríamos ir a cenar juntos

- no tengo hambre.- respondió cortante la chica.

- natsuki, no huyas de mi…

- ¡ tu me enseñaste!.- respondió mientras se alejaba enojada.

Mientras por otra parte, se encontraban los amigos de natsuki.

-¿vieron eso? .- dijo mai

-¿a que te refieres?.- pregunto nao

- a ese beso, digo, me pareció que les salio demasiado natural, eso no fue una actuación, o ¿si?

- tienes razón, en cierta forma mai,¿estas celosa? Jaja, se que natsuki es tonta pero sinceramente no creo que se fije en la hija del reverendo.

- eso es lo que tu piensas, pero yo todavía quiero a natsuki para mi, y si esa niñata quiere guerra…guerra tendrá…- dijo mai enojada.

En casa de shizuru…

-hija, me gusto mucho la canción que interpretaste, pero, no estoy nada de acuerdo con el beso del final, ¡es una falta ante dios! Shizuru ¿Qué fue eso?¿que diría la gente?

-papa, la gente aquí es de mente muy abierta, y creo que comprenderán que era solo una simple obra, una simple…obra.- decía mientras le daba la espalda a su padre y se acariciaba los labios…

Al día siguiente, todos asistieron ala escuela, y estaban en la hora del receso, mai y nao almorzaban juntas en la mesa en la que siempre se sentaban ellas y sus amigos de la popularidad…

- ¡dios mío mira quien esta ahí!.- dijo mai a nao-no le mires, que no se de cuenta.

- creo que no quiere sentarse con nosotros.- dijo la chica de cabello corto.

Miraban a natsuki llegar al área de cafetería como buscando a alguien, vio alas chicas pero evidentemente no se quería sentar con ellas, enseguida que encontró a shizuru decidió ir a sentarse con ella, la chica leía atentamente un libro mientras tomaba su jugo, sin dejar de ver el libro, entonces natsuki se acerco y se sentó junto a ella.

- pueden vernos ¿no?.- dijo shizuru a natsuki.

- y eso…¿arruinaría tu reputación?.- le dijo natsuki ala castaña..-¿Qué estas leyendo?

-“matar a un ruiseñor” estoy leyendo todos los libros de autores contemporáneos de la lista de roseman.

-¿y cuantos son en total?

-unos días, pero luego siguen pero luego siguen unos cuantos de británicos y europeos.

-¿también forma parte de tu lista?...leer esos libros.- ante este comentario shizuru no dijo nada, simplemente siguió leyendo el libro atentamente.

- shizuru, lo estoy intentando pero, creo que hecho de menos estar contigo ,creo que…me…inspiras…- comento natsuki.

- suena a falso.

-¿Qué suena a falso?

- todo.

-pues ¡ no lo es!

- demuéstralo.- dijo la castaña y se levanto de la mesa tomo su bolso y se fue del lugar, dejando a natsuki con la palabra en la boca. shizuru ya iba saliendo de la escuela y natsuki la sigui hasta ahí tratando de detenerla, corría detrás de ella.

- ¡shizuru! ¡shizuru!

-no tienes idea de lo que significa la amistad.- dijo shizuru sin detener su paso.

- ¡yo..Quiero mas que eso!

- ¡tu no sabes lo que quieres!

- tu tampoco, ¡te asusta el hecho de que alguien te desee y quiera estar contigo!

- ¿ por que debería asustarme?

- por que no puedes refugiarte ni entes libros, ni en tu telescopio, ni siquiera en dios!.- dijo natsuki.- no, no, ¿sabes por que estas tan asustada? Por que también quieres estar conmigo…

Ante este comentario shizuru solo se torno triste en su rostro se dio la media vuelta y se subió a su auto para regresar a su casa, mientras conducía pensaba.

- claro natsuki, has acertado, estoy muy asustada por que se que nadie aceptaría lo nuestro, y por que muchas cosas nos impiden estar juntas….- al pensar esto unas lagrimas salieron de sus ojos carmesí.

Mas tarde natsuki estaba componiendo su moto, y como siempre su amiga nao estaba ahí con ella, puso música hip-hop.

- ¡sii! hoy si nos vamos a divertir!

-¿ podrías bajar un poco el volumen nao? Algunas intentamos trabajar.- dijo nastuki seria.

- ahhh, eres especialista en arruinarle la fiesta ala gente, pero no importa por que…! El club nao y natsuki atacan de nuevo!...vaya…¿Qué tenemos aquí?.- dijo la pelirroja mientras ponía un cd que tenia ahí natsuki.

- Me lo presto shizuru.

- mmm, ahora también escuchas la música de su gente?

- su…¿gente?... oh vaya!

-lectores de biblias, portadores de crucifijos, que se sienten ungidos de dios

- ella no es así

- bueno pero, por lo que veo mai tenia razón, en lo del beso entre tu y shizuru, era real.¿que te pasa natsuki, ya no tienes tiempo para tus amigos?.- pregunto nao.

-no se pero paso.- respondió natsuki.-estoy cansada de hacer siempre las mismas cosas

- esa chica te ha cambiado y no te diste cuenta

-¿eso también te lo dijo mai?

-no… eso lo digo yo.-dijo nao muy seria.

Por la noche natsuki decidió ir a casa de shizuru, le llevo un presente, al llegar shizuru estaba sentada en una silla en el jardín de su casa.

--hola

- hola natsuki¿ que haces aquí?

- vine a traerte esto.

-¿Qué es esto?.- una bolsa rosada de regalo muy presentable.

- es un regalo para ti.- respondio natsuki y shizuru abrió el regalo, era una blusa del estilo que a ella le gustaba usar, y una caja de chocolates en forma de corazón con un osito café abrazándola.

- ¡gracias! No debiste molestarte, pero, es muy lindo.

-no te preocupes, bueno me voy, nos vemos en clase. Al voltear, natsuki se topo con el padre de shizuru quien se le quedo viendo sorpresivamente.

- señorita kuga…

- adiós reverendo.

El padre de shizuru lo veía alejarse mientras se sentaba al lado de su hija.

-shizuru, las personas como ella tienen expectativas, ya conoces mis normas y no van a cambiar.

- muy bien.- dijo la chica con una sincera sonrisa en los labios.

- quizás no te importe lo que yo diga o crea, pero ten en cuenta la opinión de dios

- creo que lo que quiere es que… sea feliz. Voy a preparar la cena.- dijo y le dio un beso en la mejilla a su padre, se levanto y se fue.



Continuara…

lunes, 15 de septiembre de 2008

lunes, 15 de septiembre de 2008

Concurso Mini ShizNat - FANFIC - Soy Pancracia

Autora: Soy Pancracia (natsuki@mai-hime.com)


La vaca voladora




Dicen que si le regalas a esa persona un oso de peluche hecho a mano por ti, y le da tu nombre; será tuya para siempre.
Y creo que es verdad…

Todo comenzó un frío Diciembre. Los árboles de cerezo estaban a todo su resplandor, decorando el paisaje habitual con su hermoso rosa pálido característico… pero, la verdad es que a eso no le prestaba mucha atención. Mi mente y vista se encontraban fijas en alguien, específicamente, sobre ella.
Lo admito. Tengo desde el primer grado observándola de lejos. Pero no, no me vean así, no crean que soy una perdedora, a diferencia de lo que otros harían ¡yo sí he hablado con ella! Quizá no lo mucho que yo quisiera pero… ¡hemos hablado a fin de cuentas! ¡Hablar es hablar aunque solo hayamos dicho nuestros nombres!
Como sea, tampoco es que lo necesitemos. ¿No les ha pasado que con solo ver directo en los ojos de esa persona el mundo y mil cosas más se revelan ante ustedes? Okay, esto último sonó raro. Olvídenlo. Solo tengan en mente que las palabras no siempre son necesarias.
En fin, mi menté ya divagó mucho y aún no les he contado nada de esta chica.
Verán, ella está en el club de atletismo. Posee un cabello hermoso y largo y es TAN SEXY OMG Si por mi fuera ya me la habría vio— ahem, ya la habría invitado a salir a una cena romántica y hablaríamos toda la noche. Sí, eso quise decir… NO… ¡¿A quién engaño?! ¡Si tuviera alguna oportunidad no la pensaría ni un microsegundo! No, eso ni siquiera se piensa, ¡solo se hace! SI, Kuga Natsuki, si por mi fuera YA te habría violado.
¡Argh! Me volví a desviar del tema.
“¡Cuidado!” — Escuché a lo lejos. Me quedé ahí sorprendida. No sabía que ocurría. Derrepente sentí que alguien me empujó, golpeándome con su hombro, hacia el otro lado de la acera.
Sentí que algo me golpeo al caer y ví todo oscuro.


Abrí mis ojos lentamente, mi vista se encontraba borrosa. ¿Qué había pasado?
“Oh, ya despertaste.”
Escuche una voz ronca decirme y me giré hacia donde provenía. OMG era ella.
“¿Q-Que pasó? ¿Qué haces aquí?”
“¿Cómo que qué hago aquí? Yo te salvé en la mañana de que esa vaca te cayera encima. Gracias a Dios la ví de lejos. “
“¿Siguen cayendo vacas? E-eso… pudo ser muy peligroso…”
“Sí, no entiendo porque hicieron ese experimento, ósea, ¿a quién le sirve tener establos flotantes? Deberíamos denunciarlos…”
“Tienes razón…”
Miré sus pechos— de ahí sus ojos y manos. De repente recordé que debía darle algo.
“Natsuki… tengo algo para ti” Pronuncié nerviosa.
“¿Huh? ¿Qué cosa? No me digas que otro Negi… Ya te dije que esos no me gustan”
“No, esta vez no es un Negi, es un…” Busqué entre mis pechos. Sé que lo metí ahí. ¡Oh, ahí está! “¡Peluchito!”
Le mostré un pequeño osito de peluche color marrón. Me tomó TODO un día hacerlo. ¡Más vale que lo acepte!
“…Oh, un peluche…” Natsuki lo tomó y lo miró detenidamente “Es un osito… Con cabello color castaño, ojos rojos y un negi en la mano…”
“¡Ajam!” — Sonreí.
“…Se parece a ti, Shizuru.”
“¿Tú crees? ¡Espera, le has llamado Shizuru!... ¡¡Natsuki, soy tan feliz!!” — La abracé fuertemente. OMG Natsuki había aceptado mis sentimientos. ¡Le puso mi nombre al osito de peluche!
“¡¡Shi…shizuru, Me asfixias!!”
“Natsukii, he esperado mucho este momento— Debemos darnos la prueba de amor a la de ya~”
“NOO… NO… ¡Suéltame!”

Y así termina mi historia. Al final obtuve lo que quise, ella obtuvo lo que merecía. ¿Qué final tan genial, no?

Concurso Mini ShizNat - FANFIC - Ash

Autor: Ash ketchum

Una noche en México




lugar: Disrito Federal en la colonia Balbuena.
En un edificio de 8 pisos. Eran altas horas de la noche y solo el primer edificio mantenía la luz encendida.
Una chica de cabello castaño se decide descansar pues el trabajo como gerente de viajes turísticos le cansa la jornada. Hasta ahora no le interesa solo desea un trago de wiscky para matar la pena que le aqueja. Siempre se acompaña con canciones de t.a.t.u.
Comienza a sonar Stars.
Cierra los ojos y se hunde en el sueño, siente salir una lagrima por su mejilla que justifica la soledad que la acompaña en las penumbras de esta noche tan fría, dan ganas de jamás despertar, de dejar de vivir, duele saber que no hay nadie a tu lado.
Toda la casa está a oscuras, el estero ha quedado encendido y el disco ha terminado de reproducirse, desde un rincón de la sala. Se asoma una sombra que va directo a la chica.
Se abren los ojos rojizos solo alcanza a ver una silueta femenina, no puede moverse, se queda inmutada, solo su rostro alcanza a hacer un rostro de horror.
El ser se sube en ella y comienza a acariciar el rostro, el cuello, los brazos, el pecho, pero no llega a los senos y los pasa por alto, lame el estomago.
Shizuru cierra los ojos y se repite en su mente-no es verdad, esto no es real, solamente es un sueño.-
abrió nuevamente los ojos para percatarse que no era una ilusión.
Esta entidad no se detiene y baja hacia las piernas para continuar lamiendo.
la victima está confundida y atemorizada.
-¿acaso será?...¡imposible! esto es inexplicable , es ilógico ella no..-
Cuando de pronto aparece una imagen de su primer amor.
Recordó el incidente de aquel anochecer.
-¡¡¡Shizuru !!!
Se abrió la puerta principal del departamento
-ara Natsuki ha llegado por mi.- No podía ocultar la emoción pero me tratare de controlar.
-¡no digas esas cosas!, solo..he venido a llevarte a un lugar importante. Sube a la moto por favor.-ella se oculto el rostro con el cabello sabía que estaba sonrojada, sólo le sonreí.
-Está bien Nat-su-ki.
Ella tan solo gruño aun con el sonrojo.
Ella había acelerado demasiado, le encanta eso, pero no vimos que un carro se había cruzado, después sonó un ruido hueco y nos desmayamos.
Al despertar Natsuki estaba a mi lado en su cama yacía inconsciente, me di cuenta que estábamos en un hospital, yo me recupere, pero los médicos dudaban mucho de su salud de mi peliazul.
Siempre la visitaba, platicándole de las cosas que hice y lo mucho que la extrañaba en la casa, su estado de coma me ponía tan nostálgica y triste, derramaba lagrimas mientras la abrazaba.

Un día como todos esos al hacer la visita a Natsuki, sentí que algo malo sucedió, corrí hacia la habitación, para cuando abrí la puerta encontré un cuerpo envuelto en una manta, me acerque sigilosamente; cuando me dispuse a levantar la sabana , cuando entro alguien.
-Usted no debería estar aquí.
-Necesito saber el estado de Natsuki Kuga por favor, yo soy amiga de la paciente.
-Lo lamento señorita.
Señalo hacia el inerte cuerpo. No pude evitarlo, me desmorone y caí en llanto.
A las 2 semana asistí a la funeraria a enterrarla. Han pasado 8 largos meses desde la muerte de mi dulce princesa de hielo.
Lo único que tengo de ella es un peluche es como una pequeña Natsuki.
El ser no dejaba de saborear el cuerpo de la castaña, hizo un esfuerzo por abrir la boca para emitir un sonido, lo único que alcanzo a decir fue un susurro-Natsuki te amo basta por favor-
Entonces esta entidad fue despareciendo, pero lo extraño fue que se acerco a la mejilla de Fujino, la beso y también en los labios, luego simplemente desapareció.
En ese instante al fin pudo moverse, aunque ella estaba muy segura de que esa sombra era su amada.
Aun siento su presencia, sé que no ha encontrado la calma aun, por eso cada que es su cumpleaños le prendo su veladora y rezo por su alma. Conservo a la pequeña Natsuki y me duermo con ella, jamás lo he expresado, la extraño mucho y lloro por su ausencia cada vez que viene a mi mente su rostro.
Dedicado al amor de mi vida.
Shizuru quiero que sepas que he decidido quedarme contigo para siempre lamento no habértelo dicho yo..
Por la mañana se levanto y se miro al espejo, sus ojos denotaban sorpresa, se arrodilló y lloro amargamente.
En el espejo había una nota pintada con el carmín de Natsuki.
Shizuru yo también te amo nunca te olvidare y estoy contigo justo ahora y para siempre.
Ese mismo día en un edificio de 8 pisos. Eran altas horas de la noche y solo el primer edificio mantenía la luz encendida solamente se escucho un disparo.

Fin.
Ash ketchum.
Antes de irme les agradezco por el apoyo en mi anterior fanfic, me resta decir natsuki y shizuru forever

Concurso Mini ShizNat - FANFIC - Natsuki

Autora: Natsuki (hinatalife@hotmail.com)


El amor de mi vida



Dos años han pasado ya… y desde que la batalla de las himes acabó, he llevado una vida común…

Si no fuese por esa batalla, jamás te hubiera conocido Shizuru y nunca hubiese sido capaz de alcanzar la verdadera felicidad.

Nunca pensé que aquellas bromas, aquellos gestos que me mostrabas… eran algo mas que gestos y en verdad, era amor, un amor ciego que yo no quería ver…

Pero con el tiempo me di cuenta que te necesitaba pero no sólo como una amiga, yo necesitaba más, mucho más de ti… ya que si no fuese por ti, estaría en el peor de los infiernos… la soledad.

Cada vez que te veo, mi corazón acelera, y cada vez que pienso en ti, pienso en cada momento que pasé a tu lado

Desde que somos pareja me has dado la más grande felicidad que nadie pudo darme; ya que todos me traicionaban…dejé de confiar en ellos y puse una barrera que nadie podía pasar, pero tu, ¡tú! Fuiste capaz de cruzar esa barrera,
Por eso te amo tanto, eres lo mejor y daría mi vida y al mundo por ti.

****
Era un día común… muy soleado y alegre… en el que deseé pasar con Shizuru, *desde que somos pareja salíamos mucho* íbamos por el centro comercial, y a ambas nos llamaba la atención muchas cosas en particular.
Curiosamente, pasamos cerca de una tienda de obsequios y decidimos entrar y pues, habían muchas cosas: habían muchas golosinas (aunque para mi desgracia, ninguna tenia mayonesa) habían chocolates, tarjetas y regalos.
Habían tantas cosas que shizuru admiraba, así que decidí comprarle algo… fijé mi vista en los chocolates, y se veían muy ricos pero no deseaba estropear aquella hermosa figura de Shizuru, asi que opté por otra cosa.
¿Darle una tarjeta? No, no era mi estilo… asi que decidí comprarle un peluche, Pero veía tantos peluches, que no sabia cual elegir. Luego de varios minutos de búsqueda, encontré uno, era un pequeño lobito azul… era tan dulce… accedí a llevarlo…y salimos de la tienda…

- Shizuru… – pregunte con un nerviosismo terrible.
- ¿Si mi amor? – contestó dulcemente-
- E-etoo… toma, esto es p-para ti, pensé que era lindo así que… veras, decid - mis palabras cesaron cuando sentí los labios de mi amada sobre los míos- simplemente fue un beso, un beso entre dos personas que se aman, a quienes no les importa nada mas, que a su persona especial… fue tan cálido, tan tierno y veráz… a Shizuru no le importaba que estuviéramos en publico…


- ammm Natsu-kiiii – decía en susurros, aquella hermosa castaña.
- ¿si? – le respondí gentilmente.
- ¿Porque no caminamos un poco? – me decía mientras señalaba discretamente a unas personas que nos veían “demasiado”.
- Esta bien ¿vamos a ver las demás tiendas si? ¿mi amada castaña? – entendía el mensaje y no tenía vergüenza alguna de tener a mi lado a mi verdadero amor… la tomé de la mano, entrelazando su mano con la mía.
- O-OK... vamos (ejem) mi joven doncella – noté que se sonrojó un poco al oír mis palabras.

Luego de unos minutos, ya estábamos al otro lado del centro comercial…
Shizuru miraba unas tazas de té muy finas; mientras yo miraba un hermoso conjunto para dormir, de color azul, muy fino también pero, por más que lo intentara, no podía despegar mi vista en el, así que, disimulando, fijé mi vista en mi novia, mientras, ésta, ni siquiera lo notaba… pues la muy distraída castaña miraba la otra vitrina. Momento en que aproveché, y corrí a ver el lindo diseño en la tienda.


- -¿Se le ofrece algo señorita? – pregunto una joven asistente- ese es un traje muy fino, traído desde Colombia… apuesto que su novio moriría por verla modelando este traje –hablaba insistente la joven y con cierto tono de seducción.
- E-etto… El traje es muy lindo y me gustaría probármelo ¿p-puedo? – sentí la mirada de esta chica y me puse un poco nerviosa…pero aún así decidí probármelo.
- Claro que si, espérame unos minutos ¿ok? – contestó y comenzó a des-vestir al maniquí.
- - momento en que aproveché y busqué a Shizuru desde adentro, y por lo que parecía, estaba muy entretenida. Así que decidí regresar.
- Bien, puedes probártelo en aquél vestidor -expresó la joven, mientras señalaba el lugar.
- Gracias…- fui al lugar, y luego de unos minutos ya tenía puesto el traje, pero quería un espejo así que salí del vestidor... me tallaba tan bien que no podía dejar de verlo, pero recordé a Shizuru, así que regresé… pero para mi sorpresa ¡¡¡mi ropa no estaba!!! Salí con un poco de vergüenza y en voz baja pregunte a la empleada – oye, mmm ¿n-no sabes donde esta mi ropa?
- mmm no…pero se te ve muy sexy - me dijo casi en susurro- la iré a buscar, mientras tanto espera ok?
- Ok- sentía que me hervía la sangre de la vergüenza. entré al vestidor.
- ¡Natsukiii!.-decía una preocupada muchacha…- ¿donde estás?
- ¡Por aquí!- Cuando escuche la voz de Shizuru, ni lo pensé, y la jalé hacia el estrecho cubículo… y… creo que debí pensarlo un poco mejor… - ¡ayúdame! – le dije a Shizuru.
- N-nat…suki - murmuró torpemente la castaña- te luces tan…sexy
- Uh? - habia olvidado por completo que estaba con el traje de noche (¡!) -O-oh si, es que…puedo explicart -mis palabras fueron ahogadas por un beso inesperado… sentía como me sujetabas por las caderas y me llevabas a la pared…quise parar pero…eras tan provocativa…
- Rápidamente me acariciaste, y besabas mi cuello con tanta delicadeza y maestría a la vez, por lo que dejé escapar un pequeño gemido, el cual callaste con un beso. Eras tan rápida, que ni siquiera tuve tiempo de reaccionar.
- Shhhhh…- puso un dedo en mis labios- No querrás que nos descubran verdad Nat-su-ki - murmuro en mi oído y Luego deslizó su dedo desde mi boca hasta mi vientre y hacia pequeños círculos... estabas dispuesta a bajar más…
- Shizu...ru -mi piel se erizaba solo de sentir como me rozabas…
- Hoii ¿Hay alguien aquí? Encontré tu ropa… ¿hola?- preguntaba insistente la chica de la tienda.
- Shizuru – murmuré mientras miraba a mi cómplice. Tenías una expresión tan seria - ¿que hacemos?
- Respóndele ok? Haz como si no hubiese pasado nada… – susurró lo ultimo con mucha insinuación…- vamos hazlo ^^
- E-etto… sí, aquí estoy ¿me la puedes pasar por arriba de la puerta por favor? – temía de ser descubierta…mientras tu solamente mirabas y sujetabas mi mano temblorosa…
- Mmm ok, toma- respondió mientras me daba la ropa según le indiqué.
- Ya salgo… -le dije un poco nerviosa y, a pesar de tranquilizarme… sentía aquella excitación al verte shizuru…
- Muy bien cámbiate – decía una muy tranquila shizuru
- Mmm ok pero no intentes nada!!! – me di la vuelta y comencé a desvestirme… cuando estaba a punto de ponerme mi ropa, disimuladamente te miré, tenías un rostro de tristeza…como si le estuviesen quitando un dulce a un niño…- oye ¿que te pasa? – me preocupé un poco
- No, nada- intentó sonreír… pero no podías dejar de verme… sabía que te ocurría, así que, me vestí, suspiré y me senté en sus suaves piernas
- Shizuru… - susurré a su oído, mientras acariciaba su rostro.
- S-si… N-natsuki - sentía como Shizuru se excitaba más y más.
- ¿No quieres ir a mi apartamento a comer un “postre“…? – puse mi mejia junto a la suya.
- ¡¡¡Vamos!!! – sentía que era arrastrada por la gran fuerza de aquella castaña…
- Oye cálmate… tenemos tiempo aun.- tomé su mano con mucha seguridad y salimos del lugar – ya ni el trajecito de noche nos iba a faltar...
- Creo que si mi Natsuki….”Mas vale perder un minuto en la vida que la vida en un minuto…” - estábamos cruzando la calle para llegar al lugar donde aparqué mi moto.
- Shizuru!!! -Me detuve - ¡¡¡Olvidamos el peluche en la tienda de ropa!!!
- Mmm No te preocu- la interrumpí y le dije: - no te preocupes, yo lo traigo – en ese momento Shizuru y yo nos encontrábamos en medio de la calle, cuando una señora gritó: -¡¡¡Cuidado!!!
Giré la cabeza para ver lo que ocurría, y vi que un automóvil se acercaba a nosotros con mucha rapidez, quedé impactada, tanto, que ni siquiera pude moverme, pero en un acto de valentía Shizuru estiró sus brazos y me hecho a un lado, caí sobre la acera con un golpe muy fuerte, pero eso no importaba porque mientras veía que Shizuru me salvaba yo la veía morir… en ese instante sentí que todo se derrumbaba, sentí que… mi vida se iba junto con la de ella, sentí mi cuerpo taan frío, como cuando se acerca una tormenta en medio de la noche, y me di cuenta que en un segundo había perdido al amor de mi vida…

Luego de haber visto con tanto dolor cómo atropellaban a mi novia, me levanté y corrí a su lado, la tomé de las manos y le di un beso, mi cuerpo temblaba y en su último aliento me miró tan tiernamente y me dijo: TE AMO y siempre te amaré, al terminar esa frase tan dulce sus ojos color fuego se cerraron como dos luceros desapareciendo en la noche… como una llama en medio de la lluvia… en ese momento sentí que yo moría con mi amada, como si… me arrancaran el corazón y se lo llevaran para siempre. ¡¡¡Eso fue como lanzarle veneno a mi corazon!!!

Lloré amargamente, lloré tanto que sentí que mi alma se seco, y verdaderamente mi vida se había acabado, se había ido al fondo de un pozo y no podía recuperarla.
Esa tarde fue la más fría y triste de todas… estaba regresando a aquel maldito infierno… esa tarde veía morir a la dueña de mi corazón y lo frustrante no era la tristeza que sentía sino la incapacidad de no poder hacer nada para salvarla… me sentía sola, sola otra vez! ¡¡Que dilema!!- decía mientras me maldecía una y otra vez…

En mi dolor, me levanté y me alejé de aquel cuerpo que admiraba y amaba tanto. En ese instante recordé todas las cosas que habíamos hecho juntas, recordé cuando caminábamos tomadas de las manos por la playa, y aquel atardecer que vimos, en el que me diste mi primer beso...

Caminé desconsolada por las calles hasta llegar a un parque, en donde me senté e imaginé el momento del accidente que le quitó la vida a mi amada. Sola y triste me acosté y dibujé en mi mente la silueta de aquella increíble y perfecta mujer en mis brazos… me quedé dormida.

Desperté al día siguiente, estaba en mi apartamento y no en el parque en donde me había quedado dormida; Y en un instante la vi!! Y mi alma se llenó de alegría. Corrí y la abracé, ¡¡¡era ella!!! Era la que yo pensaba que había muerto en aquel tan desastroso accidente… me miró y yo la miré…
- Toma mi amada Natsuki… olvidaste a Duran en la tienda… - dijo y me entrego el peluche

- Te amo Shizuru…siempre te he amado y siempre te amaré… por favor, nunca lo olvides… - tomé sus manos…y las besé… fue el momento más lindo de mi vida y juntas tomadas de las manos volamos hacia la felicidad….Una felicidad que nadie podía destruir… porque era un amor puro… un amor eterno y porque…ella… ella era el amor de mi vida…

Volamos a un infinito lugar…. Donde nadie podía alcanzarnos…

Esa tarde encontraron a una señorita muerta en un parque, era un parque oscuro, lleno de tristeza, lleno de dolor. Cuentan que aquella señorita caminó junto a su amada por la eternidad. Y realmente así fue….

Fin…



****
Bueno, es mi primer fanfic…. Así que espero les haya gustado…
y… quiero que sepan todos de que al amor nada lo vence… ni el tiempo, ni la distancia…. Ya que como Shizuru se fué… Natsuki la siguió….
Espero que les haya gustado y….me voy


Concurso Mini ShizNat - FANFIC - AnGeLuZ

Ganador 1er concurso Mini ShizNat - Categoría Fanfic
Fic ganador del 1er concurso Mini ShizNat

 Autora: AnGeLuZ (3balzac@live.com.mx)


Tamashii (Alma)

Primera parte: Cartas y ¿Duran?

8 de octubre

No se exactamente como expresarme… Bueno, se que recibes muchas cartas de tus admiradores y admiradoras… sobre todo de estas últimas. Nunca he sido el tipo de persona que le encanta mandar cartas perfumadas en sobres rosados ni esas cosas, creo que es un poco tonto…
Y como te darás cuenta, no se como empezar a escribirte. Se que no sabes quien soy y probablemente nunca lo sepas, pero es importante…
Espero superar esas cartas de amor obsesivo… así podría llamar tu atención. Aunque no me mal entiendas. No soy tu fan, no soy nadie así… Pero tú…. Tú eres lo más importante que tengo en mi vida. Nunca vas a dejar de ser alguien importante en ella. Te debes preguntar ¿Si soy importante por que no me dice quien es? Porque no es el momento…
Probablemente en esta vida nos sea imposible estar juntas. Pero se que eventualmente lo sabrás.

K. N.





25 de noviembre

Falta exactamente un mes para navidad… Que molestia. Irónicamente hace dos años tuve la mejor navidad de mi vida. Y hace dos años tuve una cena exquisita de acción de gracias… Es una anécdota que quisiera contarte… Yo estaba molesta, por que me habían expulsado del colegio… Y peor aún, por una injusticia. La directora administrativa del consejo estudiantil era un hígado… Y no perdía oportunidad de molestarme a mí y a mi amiga… la presidenta del consejo estudiantil. En fin, que ese día discutí con mi madre y aunque estaba yo furiosa, me fui a meter a la casa de mi amiga… sus padres viajaban mucho por aquellos días y estaba sola. Le sorprendió que yo estuviera ahí, pero se que estaba feliz de tenerme.
Yo la trate mal porque estaba de malas, por eso no quiero contarte esos detalles, era una niña estupida, y nunca le debí hacer daño. Como sea… ella me hizo una cena de día de acción de gracias aunque nosotros se supone que no celebramos eso. El pavo estaba crudo, y me lo comí así… con un frasco de mayonesa. Se que hizo su mejor esfuerzo y créeme cuando te digo que es la persona que mejor sabe hacer los pavos, pero fue su primera vez, y afortunadamente no me indigesté, pero ella si. Me dio gusto el cuidarla toda la noche, pudimos conocernos más…
Como sea… Espero que pases buenas fiestas.

K. N.





12 de enero

El otro día te vi… Creo que no me viste… de todos modos no sabrías quien era. Sigues igual de hermosa que siempre. Supe que ya estás trabajando… Que suerte. Es una pena que te hayas regresado a Kyoto. Pero casualmente estuviste en Tokio, en Shibuya… te vi de lejos… Yo estaba trabajando por ahí en ese momento, no creí que Kamisama me dejara verte tan pronto, es una pena no haber llevado mi cámara… Ni si quiera traía mi celular a la mano. Me prometí a mi misma que te volvería a ver cuando fuera el momento… No hubo necesidad de romper mi promesa, porque me gusta pensar que tú viniste a mí.

K. N.





21 de mayo

El otro día cuando caminaba por las calles atestadas de Tokio después de medio día pude ver a una “senpai” con su “kohai”… e inmediatamente me acordé de ti, creo que extraño los días de preparatoria, que fue cuando nos conocimos. Probablemente te preguntes porque, probablemente no. Como sea… hoy no dejé de pensar en ti, en lo hermosa que eres, y lo mucho que me haces falta… Y lo inútil de estas cartas.
El no saber si las lees, si las tiras o que… Te he mandado tantas que ya no me acuerdo que es lo que te escribo…

K. N.

Demasiadas cartas, demasiadas. Dos años desde que comenzaron a llegar… a veces venían seguidas, a veces tardaban meses en que llegaran. Pero desde hace cuatro meses dejaron de llegar, a lo mucho se habían demorado dos meses, pero ya era mucho. Tal vez K. N. ya se había aburrido de mandarle las cartas. Lo único que le había llegado era un paquete que traía un viejo perrito de peluche que traía escrito en la etiqueta “Duran”.

“Cuando llegó aquél paquete me sorprendió el remitente: Shizuru Fujino, pero no pude mandármelo a mi misma. Extrañamente… ese perrito… en cuanto lo vi, la tristeza no me abandona desde entonces. Lágrimas calientes y dolorosas cubrieron mi rostro con solo verlo.
Nunca pude tirar aquellas cartas, que contenían anécdotas de aquella mujer K. N. y su senpai, la presidenta estudiantil de su escuela, que asumo… eran amantes. ¿Qué tenía que ver eso conmigo? Aunque en varias cartas me escribe lo mucho que le hago falta y cuanto me ama… Y en otras da a entender que soy yo esa persona. Su senpai. Pero… no es posible. Yo nunca estudie en Tokio, siempre he vivido en Kyoto… es lo que mis padres y mis papeles dicen. Yo nunca he vivido en Tokio, a lo mucho he ido de compras… Además nunca fui presidenta estudiantil. Estudie la universidad aquí mismo y aquí mismo trabajo.
Nunca he dejado la casa de mis padres. ¿Qué clase de perdedora soy?
Lo cierto es que es algo que siento que yo no haría, pero ese es el problema. Hace tres años tuve un accidente, en la carretera, yo iba manejando y alguien se me cerró… volqué el carro que traía y estuve muy grave… eso me han dicho. Me dio amnesia… pero según mi familia no he olvidado nada importante y todo me lo han dicho… pero a veces no se si creerles o no… se supone que mis recuerdos regresarían, pero no he recordado nada… absolutamente nada. Ni si quiera se manejar, aunque dicen que es parte de lo mismo… estoy como en esas cartas… nada es claro para mi. Nada. Ni si quiera me dejan ir a Tokio sola, siempre voy acompañada de alguien de confianza de la familia o de mi mejor amiga, Nao. Aunque no entiendo como podemos ser amigas de toda la vida, si me cae tan mal.
¿Duran… tú sabes quien soy verdad?”









Segunda parte: Soy Duran, soy yo.

Una pelirroja estaba al pie de la cama, mirando a la pared como si esta fuese transparente y hubiera una magnifica vista.

- Ya son 10 meses ¿sabes?

“Claro que lo se, imbécil… “

- Ne Natsuki… ¿por qué no despiertas? El día esta hermoso… Bueno no, esta horrible, llueve y hace frío pero deberías despertar aunque sea para quejarte

“¿Crees que si tuviera opción estaría así?”

Un joven entró a la habitación.

- Ya es hora Mai, vamos a llegar tarde

- Si… bueno, Natsuki, al rato vengo…

- No hace falta que vengamos, no lo sabe y si lo supiera apuesto que le da igual

- ¡No digas eso Tate! Te va a escuchar…

- Claro que no… ya vámonos mejor

- Si, ya nos vamos… Y al rato vuelvo Natsuki.

“Agradezco en verdad el que Mai venga a verme, pero se que le causo muchos problemas con Tate, y a veces me gustaría que dejara de venir, como mi madre que ya se olvido que sigo respirando. Mi vida ya estaba lo suficientemente jodida y me sucedió esto. Mejor me hubiera muerto, es lo que siempre pienso, pero no… creo que no es el momento de morir, aún me quedan cosas que hacer… muchas cosas… en verdad.
Lo peor de todo es estar conciente… siempre conciente de todo, y no solo aquí… si no en todos lados.
Detesto verme ahí postrada en esa cama, con un maldito respirador y conectada a no se cuantas inútiles máquinas… Parezco muerta en vida en realidad. Estoy más muerta… mi piel tiene un color horrible, bajé de peso, demasiado…
Pero mi “alma” no tiene forma… solo que puedo estar en cualquier lugar.
¿Qué fue lo que paso? Si, es que no me he explicado correctamente.
La historia de mi vida es sencilla… Mi familia consiste en mi madre y yo, mi padre murió hace años junto con mi hermana mayor, producto de un asalto. Yo tenía dos años entonces y mi hermana tenía diez años, pobre Alyssa. Aunque es una molestia… un verdadero dolor en el trasero.
Como sea… siempre viví amargada por toda la situación aquella, porque la vida no volvió a ser la misma, nunca…
Pero fue cuando la conocí… desde secundaria… una chica que aún ahora y en este momento me hace sentir un mar de sensaciones que son difíciles de expresar…
Solo aquél que ha estado de verdad enamorado sabe a que me refiero. Como sea, aunque al principio yo estaba renuente a nuestra amistad, pues soy del tipo de personas que desconfía hasta de su sombra.
Yo era la rebelde por excelencia, que siempre se metía en problemas y ella era la perfecta alumna de excelentes calificaciones e intachable conducta. Y por su puesto, nuestra amada kaichou…
Pero dicen que opuestos se atraen, ella de buena familia de Kyoto y yo una chica común y corriente… Pero estábamos destinadas desde siempre, ella era para mi y yo para ella. Nuestro amor finalmente se dio, pues eso pudo más que mi desconfianza y que la desaprobación del mundo entero, aunque claro… sus padres odiaban toda esta situación.
Pero a ella le daba igual, sus amenazas no eran nada en comparación de nuestro amor; vivíamos juntas… Ella terminó la universidad aquí en Tokio, y yo también, comenzamos a trabajar y todo era perfecto, pero eso no existe. Siempre me lo decía mi madre: la perfección no existe. ¿Y que fue lo que pasó? Que uno de tantos psicópatas se le ocurrió arrollar a todos los transeúntes de una concurrida calle céntrica. Y entre los peatones estaba mi amor…
Aunque ella estuvo en coma, fue por poco tiempo, pero me dolió mucho cuando me dijo: ¿Quién eres? No le supe responder entonces… Y fue la última vez que la vi, porque sus malditos padres me amenazaron, aprovecharon que ella no se acordaba de mi para hacer lo que se les dio su gana. Entonces me cambie de casa, por que todo lo que me recordaba a Shizuru me hacía daño… Pero mi depresión duró poco, empecé a escribirle cartas a Shizuru, cartas que eran entregadas en los lugares que ella frecuentaba gracias a Yamada, un amigo mió que viajaba a Kyoto bastante seguido. Pero llegó el fatídico pero hermoso día en que volví a ver a mi amada en Tokio, pero desgraciadamente iba con ella alguien a quien no conozco, pero era otra mujer, por un momento pensé que era la nueva amante de Shizuru, pero después de observarlas un rato llegué a la conclusión de que no eran nada de eso. Pero no me gustó como me vio la otra mujer, es como si supiera quien era yo.
Y a los pocos días mientras estaba yendo a un encargo a Osaka, en la carretera una cuerda de acero poncho las llantas de mi Ducati y caí al piso… casi estoy segura de que vi a la mujer aquella que iba con Shizuru antes de caer inconciente para siempre.
Quedé en estado de coma, y desde entonces han pasado dos cosas, la primera es el debate de mi mama y de Mai, mi mejor amiga en dejarme conectada o desconectarme de las máquinas, pues nunca voy a despertar… o eso es lo que dice mi mama. Mai insiste en que despertaré algún día.
Y la segunda es que, cuando estuve en cirugía tuve una visión o lo que sea que haya sido…



[Flashback]



- Alyssa… ¿Eres tú? ¿Estoy muerta también?

- Hola hermana yo estoy bien, gracias ¿Y tú?

- Si lo siento, pero entiéndeme, estoy teniendo un sueño contigo que estas muerta y lo peor es que me contestas…

- No tú entiéndeme, no hay mucho tiempo y honestamente no estas como para desperdiciar ningún minuto más

- ¿Minuto? Creí que cuando uno estaba muerto, daba igual si pasaba el tiempo o no

- No estas muerta ¿Contenta? Vas a estar conciente, pues tienes una oportunidad de vivir. A diferencia mía, hay alguien que te espera… Alguien que te ama…

- ¿Shizuru?

- No, Mai

- Ah…

- ¡Obvio que es Shizuru!

- Ah…

- Tu y tus “ah” – La pequeña Alyssa ya estaba perdiendo la paciencia

- Pues ¿Qué quieres que diga?

- En fin, vas a despertar si logras que Shizuru se acuerde de ti

- ¿Qué? ¿No me puedes pedir algo más difícil? ¿Cómo pedirle matrimonio? Estas viendo que aún viva y con mis cartas no me pudo recordar ni tantito… ¿Siendo un fantasma voy a lograrlo?

- No eres un fantasma, y puedes manifestarte una sola vez… Así que se sabia. Pero puedes manipular algunas situaciones y objetos… así vas a poder lograrlo, es facilísimo… y bueno, no solo que se acuerde de ti, pero digamos… tu alma esta en tres partes, tu cuerpo, en donde pusiste tu corazón y donde guardaste tu dolor.

- ¿Y donde carajo esta eso?

- Bueno… eso tu lo sabes, no yo… Buena suerte

- ¡Espera!

[Fin de Flashback]

Y eso fue lo que pasó… Mai sabía todo lo de las cartas que le mandaba a Shizuru y le dije en una de nuestras borracheras que en caso de que me muriera o me pasara algo como esto, le mandara un paquete que hice esa misma noche… Aunque de remitente puse a Shizuru y como destinatario también y nuestra vieja dirección, se que lo recibió, por que resulta que gracias a Duran, el perro de peluche de mi infancia, puedo materializarme cerca de Shizuru, aunque no hay mucho que pueda hacer…
Además de que solo puedo aparecer si Shizuru tiene a Duran con ella… Lo peor de todo es que tengo poco tiempo. Si no me apresuro a hacer algo para que Shizuru me recuerde, mi madre finalmente me va a desconectar. Y ya no tengo tiempo que perder.





Tercera parte: Recolectando recuerdos

“Por más que trato… No encuentro nada diferente a lo que me han dicho mis padres…Y toda la gente afirma lo mismo que ellos me dijeron, pero no hay recuerdos materiales y concretos de que aquello sea cierto. Lo único que tengo es a Duran, y aquella dirección.
Afortunadamente ese paquete lo recibí yo y nadie se dio cuenta. Solo me queda ir a buscar aquella dirección, yo no recuerdo haberlo mandado y no hay manera de que yo haya mandado aquél perrito. Hay algo que me dice que no debo creer todo lo que me dicen acerca de mi pasado, lo sé.
He estado acostada en mi cama viendo a este perrito, lo podría ver por horas sé que guarda algo más, siento que le tengo mucho aprecio y no me gustaría que algo le pasara, al igual, que aunque se trate de un peluche me agrada tenerlo de compañía me es muy reconfortante, me siento mejor con Duran que con mis padre o incluso que con Nao.

- Dime Duran, ¿qué se siente ser tan pachoncito?- le hablé al peluche abrazándolo y sintiendo lo suave que es, no me importa que no me entienda e incluso no me escuche, me gusta hablarle y contarle mis cosas.

Hay cosas de mi pasado que considero que no cuadran mucho, ya ,lo había dicho pero estoy segura que hay algo más, algo más allá de lo que mis ojos puedan ver, porque han dicho que aunque no lo puedas ver, sentir, no significa que no exista, no sé exactamente el qué, pero sé que debo buscar ese algo.

- Y sé que tiene que ver contigo, mi querido amigo - le hablé al peluche, como si tuviera cinco años, que frustración ni siquiera recuerdo exactamente como era mi vida a los cinco años, no sé si jugaba con peluches, con muñecas o juegos de té.

Siento un vacío en mi vida, mi corazón quiere recordar algo más pero mi mente no puede, sin que pueda evitarlo de mis ojos salen dos lágrimas no sé porque lloro, lo que sí sé es que duele, duele mucho, me aferro al peluche, hay cosas que te lastiman más de lo que uno puede soportar y sin lastimar el cuerpo… ¿pero qué digo? Ni siquiera yo lo entiendo. Pude escuchar un ruido en la cocina, fui a ver, posiblemente mis padre ya regresaron, al llegar no pude encontrarme con nada, al principio pensé que podría tratarse de un ladrón o algo similar pero nada, entonces comencé a indagar para así descubrir que era lo que ocasionó aquel ruido, nada de nada, hasta que me tropecé con algo, cuando dejé de sobarme mis pobres nalgas por el golpe me percaté de que ese frasco era de mayonesa y la puerta de la alacena de la parte de arriba estaba abierta, de donde se cayó el frasco.

- Parece que resolvimos el misterio pequeño Duran - en ningún momento solté el peluche- ¿Por qué no se fijan como acomodan las cosas?

Coloqué el frasco en su lugar y antes de salir se volvió a caer, repetí el mismo proceso desesperadamente en varias ocasiones, pero el frasco no se quedaba en su lugar, al final me hice un sándwich untando un poco de mayonesa, le dí una mordida, pero algo le faltaba comencé a untarle y untarle mayonesa hasta que quedó perfecto, mi cabeza comenzó a dar de vueltas, puedo tener un leve recuerdo…

Caí al piso medio inconciente, recuerdo haber comido un sándwich así, mis ojos se cerraron. Me encontraba muy feliz por que al fin esa persona me había hecho algo de comer con sus manos, esas manos que me encantaban tanto, pero… ¿Quién es? No la puedo ver, no sé nada, ni su edad, ni su sexo, nada, quiero saber, ¿por qué me siento tan feliz? En ese momento comienzo a abrir mis ojos sigo en el piso, me pongo de pie veo que aún no hay nadie en casa, solo a mi lado esta Duran, no recuerdo haber dejado a Duran en el piso junto a mí, de seguro cuando me intenté sostener lo tiré al piso conmigo, como sea me levanto y termino de comer mi sándwich.

- Duran… es rica la mayonesa ¿verdad?

Yo hablándole a un peluche. Debo estar mal. Pero en algún momento de mi vida se que estuve involucrada con la mayonesa… que raro.

- ¿Qué haces en el piso?

- ¿Tienes llave?

De la nada apareció Nao, yo no tengo ni idea de cómo entró a la casa, y solo me miraba raro.

- ¿Y ese perro?

- Ah… es mío

- No sabía que eras del tipo de personas que anda cargando peluches

- Yo tampoco

- Eres graciosa… Oye, huele demasiado a mayonesa

- Ah… eso, también me di cuenta que me encanta la mayonesa

- ¿Ah si? Que rara eres…

- Tú deberías saberlo.

- ¿Yo? Ah… sí, claro, cierto, cierto, por supuesto que lo sé, je jeje, creo que en la escuela te decían “la niña mayonesa” - no le creí.

- ¿Cómo que “creo”?

- Pues tú sabes, el estrés, la fatiga, insomnio, el hambre… todo eso hace que se me olviden las cosas, ya me estoy haciendo anciana. Déjame darle un besito a tu perrito…

- Bueno…

Pero por alguna razón cada que Nao intentaba besar a Duran, este se movía un poco para atrás.

- Como que esta poseído o algo

- Que raro… Oye Nao ¿Me puedes decir algo de mi pasado?

Siempre disparaba la pregunta en el momento menos indicado para agarrarla sin guardia.

- ¿Otra vez con eso?

- Anda Nao… a veces pienso que no me dices nada por que no lo sabes

- No… no es eso, te lo aseguro, es solo que ya te lo explique, no se mucho de tu vida personal fuera de la escuela y esas cosas

- Se supone que eres mi amiga ¿no?

- Si, pero siempre has sido una mujer muy reservada…

- Solo respóndeme algo… ¿tenía yo pareja?

- ¿Te refieres a un novio?

- Eh... si

- No que yo recuerde… Antes del accidente no lo tenías, o no me lo habías dicho, pero no que yo sepa

En realidad su respuesta no me sonó falsa, creo que en realidad ella no tenía ni idea.

- Pero creo que querías ser monja Shizuru

- ¿Qué?

- Si… eso era, por eso no tienes novio…

- Es broma ¿verdad?

Nao sonrió de manera macabra.

- Si, vamos no te lo tomes tan en serio

- Ya me habías dado un susto

- Perdona, perdona, pero de verdad que no me pude resistir, me pareció muy tentador…- de repente a Nao se le cayó una lata de frijoles refritos en la cabeza, se cayó de la alacena y yo no pude evitar que me diera mucha risa aquello.

- En esta casa espantan… debería cobrarles más…

- ¿Perdón?

- Nada, nada…- lo último lo dijo en un susurro que no alcancé a escuchar muy bien, yo sé que tiene algo que ver con mi amnesia e incluso con mi pasado.

Le ofrecí algo de tomar y nos pusimos a hablar de cosas, aunque en realidad yo ya quería que se marchara para irme a acostar un rato que mi perrito de peluche, no me sentía de ánimos de aguantar a Nao, pobre chica pero hay algo que no me logra simpatizar en ella, simplemente no lo sé.

- Aunque te verías genial de monja…

- Y tú te verías bien si fueras muda.

- Si, me lo dicen siempre

- Bueno… creo que ya es tarde y deberías ir a tu casa

- Si, supongo que si, además tu casa ya me dio miedo, hasta luego Shizuru

- Hasta luego Nao

En cuanto vi que se marchaba, me dispuse a pensar en un plan para poder ir a Tokio y averiguar aquella dirección.
Pero realmente no se me ocurría ninguna excusa para estar en Tokio sin que mis padres se enojen o sospechen, porque de que me ocultan algo, me lo ocultan.
Después de tanto pensar me cansé y fui a la biblioteca familiar, un cuarto enorme y lleno de enorme volúmenes viejos y claro, demasiados álbumes de fotos familiares.
Me llevé a Duran conmigo por alguna razón y ya en la biblioteca fui a ver esas fotos, siempre trato de buscar respuestas ahí… pero por alguna razón no hay fotos mías de cuando era una adolescente… Solo hay fotos de mi niñez, y aunque me han ayudado a recordar cosas no es suficiente.
Al final… me cansé y los deje otra vez en su lugar… No me acuerdo si a mi me gusta leer, creo que no, porque no hay libros en mi habitación, ni si quiera los de la universidad…
Justo cuando estoy por irme, un libro se cae. Es un libro verde que dice “El monje que vendió su Ferrari”, leo la contraportada y es un libro motivacional, nada que me interese y lo pongo en su sitio. Pues se vuelve a caer… tal vez Nao tenga razón.
Pero esta vez se cayó abierto y un papel se salió del libro.

- ¿Qué esto?

Pero no era un papel… era una foto. Una foto mía… probablemente estaba en preparatoria… tenía un uniforme en tonos beige. Y atrás venía una escritura que conocía bastante bien.

Te ves hermosa, gracias por dejar tomarte esta foto, así nunca olvidarás que fuiste presidenta.

No venía el nombre de quien lo escribió, pero… se que era la misma persona que me escribía. Esa era definitivamente yo, la de la foto, sonriente en un hermoso jardín de flores de todos los colores. En mis ojos había un brillo especial que es difícil de describir. Estaba enamorada.

*******

“Mientras veo como lloras ante la foto que yo te tomé tu último día en Fuka más me duele todo lo que pasó. No sabes Shizuru como anhelo abrazarte y besarte como tantas veces lo hice. Pero ahora mismo no puedo. Espero que lo poco que he hecho te ayude a recordarme”


*******

“Desde aquél día que encontré esa foto he estado buscando por todos lados alguna pista. Aquél libro decía: Propiedad de Shizuru Fujino, Academia Fuka.
Y ese libro estaba entre los libros de mi padre, así que definitivamente me han estado ocultando cosas. Ese día tendría la oportunidad de salir a Tokio con Nao, y no iba a desaprovechar esa oportunidad de ir a ver la dirección del paquete de Duran.
Por alguna razón siempre lo tenía conmigo… era el único que sabía algo de mi, lo gracioso es que… ¿como sabía que Duran era “niño” y no niña?

- ¿Estas lista?

- Si Nao, ya estoy lista

Ese día viajamos desde Kyoto hacia la capital Nipona. Si, era un sacrificio, pero alegué que necesitaba ir a comprar algo con urgencia… y visitar a mi psicóloga de confianza, pues desde mi pérdida de memoria frecuentaba a una psicóloga que me ayudaba… La veía cada 3 meses, pero dije que urgía. Y pues no podía espera más tiempo hasta la próxima cita, en dos meses, además que era peligroso, pues siempre me acompañaban mis padres.
Ya en la ciudad tenía un plan.

- ¿Por qué tenemos que venir por aquí primero?

- Por que quiero buscar algo…

Mi plan era llevarla a una zona comercial muy transitada… y perderla. Pero no contaba con distraerme un poco. Encontré una agencia de motocicletas.

- Vámonos Shizuru…

- Espera… Hay algo…

- En serio, vámonos

Había algo en esos vehículos que me llamaban tanto la atención, es como si yo conociera lo que es subir a uno de esos caballos de acero. Pero entonces vi una marca en particular. Ducati. Y mi cabeza me estaba comenzando a dar vueltas. Había algo con las motocicletas y con las Ducati en particular, ¿Por qué?

- ¿Estas bien?

- Si Nao, gracias, mejor vámonos

- Te lo dije

Afortunadamente me pude componer antes de que mi plan se echara a perder, era hora pico y entonces me fui cuando nos perdimos entre la multitud de gente.
Ya lejos de Nao, pedí un taxi y le di la dirección, era un edificio de departamentos… Y me dirigí al edificio y al número que indicaba la dirección, toqué y me abrió la puerta una mujer de edad avanzada.

- ¿Si?

- Buenas tardes… Disculpe… me mandaron un paquete con esta dirección… y…

Le expliqué a la señora, pero ella se llamaba Megumi Kiba y tenía casi tres años en ese departamento y no sabía nada de los anteriores habitantes de aquél departamento. No me quedó de otra que disculparme por las molestias ocasionadas e irme, y tratar de buscar al administrador del edificio a ver si sabía algo, aunque era improbable ya que el antiguo administrador falleció y todos los conserjes y los que trabajaban ahí fueron cambiados.
Justo cuando estaba yo por subirme al elevador sentí que alguien jaló mi bolso y todo lo que traía dentro se cayó e impactó en una puerta… haciendo que sonara como si tocaran… y salió una muchacha de cabello castaño y un joven de cabello casi gris…

- ¿Shizuru – san?

Yo me quedé fría.

- Ho-hola… Hi… Hi… ¿Higurashi Akane? – No se por qué pero me acordé de ese nombre… - Y… Kazuya

- Vaya… no creía que te acordaras de nosotros, ha pasado mucho tiempo ¿verdad Akane – chan?

- Si… de pronto se mudaron… bueno…

¿Mudaron? ¿Yo vivía con alguien aquí? ¿En el apartamento de esa anciana?

- No te quedes ahí Shizuru – san, pasa por favor…

- Si, gracias… Akane – san

- Bueno… toma asiento por favor, ¿no esta ocupada verdad?

- Tengo bastante tiempo Kazuya – san

- ¿Té verdad? La última vez que estuviste aquí me dijiste que tu bebida favorita era el té verde Chai – Me dijo la chica

¿En serio? Vaya… esta chica sabe más que yo misma de yo

- Claro…Voy a prepararte un poco de té

La chica se fue a hacer el té y yo me quedé con el muchacho, y escuché el llanto de un bebé…

- ¿Es suyo?

- Si… solo tiene 6 meses… es el pequeño Kazu… je je

- Felicidades

- Si… pero es un gran esfuerzo – Llegó Akane con el té – No me mal entiendas, pero el tener un bebé trae muchas responsabilidades… no solo dinero y tiempo, si no que te empiezas a preocupar por su futuro y por su seguridad… cosas así…

En ese entonces… cuando mencionó esas cosas sentí un poco de angustia y casi rompo a llorar…

- Lo siento Shizuru – san, recuerdo que me mencionaste que a ti y a tu pareja querían un bebe… ¿ya lo tienen?

- Akane – chan no seas imprudente –Kazu estaba un poco preocupado

- Lo siento Shizuru – san, es imprudente mi comentario… pero… ¿y su novia?

¿Novia?

- Usted y su novia hacían una pareja hermosa… Ella era una chica hermosa, parecía modelo… ¿Era modelo? – A Akane le brillaban los ojos… como si le gustara aquella muchacha que era mi novia…

- ¡Akane!

- Ay Kazu como si a ti no se te hubiera caído la baba por esa muchacha

- Bueno… honestamente, hay algo que me gustaría contarles…

Les relate como un día había despertado en Kyoto y me habían dicho mis padres algunos detalles de mi vida antes del accidente pero nada recordé… Les conté un poco lo que me dijeron y que estaba buscando las respuestas…

- Que tragedia… ¿no crees amor?

- Si, Kazu… lo malo es que… no podemos ayudarte mucho Shizuru – san, la verdad es que… ustedes eran muy reservadas, usted un día me ayudó cuando tenía todas las compras del súper y se me cayeron las llaves… fue la primera vez que hablamos, coincidíamos a veces en los pasillos y un día vino aquí conmigo por que la invité, siempre me ayudaba… Ustedes no se llevaban bien con nadie, pues varias veces los demás habitantes del edificio se quejaron, pues como hay familias con niños… hay algunas madres exageradas… se que no tiene nada de malo, pero éramos los únicos que nos llevábamos bien con ustedes. Aunque bueno… con usted… su novia era muy huraña y alguna vez se fue a los golpes con los padres de familia…

- Y… ¿no saben su nombre?

- Lamentablemente no… Aunque… le podemos decir como era físicamente… - Kazu fue el que habló esta vez – Ella era un poco más baja que usted, tenía el cabello largo y de color azul cobalto, ojos verdes… y un cuerpo… que… uy…

- Ay Kazu… Bueno… básicamente lo que dijo mi esposo es verdad… claro que nunca podríamos hacerle justicia a la belleza de su novia

- Ya veo…

- Ahora que lo recuerdo… Usted dijo que sus padres le dijeron que se accidentó en la carretera ¿verdad?

- En efecto

- Pues recuerdo que también me mencionó que usted le tenía miedo a los autos, pues sus padres tuvieron un accidente cuando era chica, pero sin embargo le gustaba ir en motocicleta con su novia

- ¿En serio?

- ¡Si! Tenía una Ducati increíble…

- Ay Kazu… dejarás de ser hombre

Bueno, eso explica lo de las motos Ducati…

- Lástima que no la podamos ayudar más…

- ¿Cuándo se mudo ella?

- Hace tres años casi… ya no supimos nada de ella… pero… bueno… le va a parecer extraño, pero su novia y yo tenemos una amiga en común, cuando su novia se mudó, la ayudó una de mis amigas… se llama Mai Tokiha… aunque no se donde vive, pero le puedo dar ese nombre

- Muchas gracias Akane – san

- En serio lamentamos no ser de más ayuda

- No te preocupes Kazuya…

- Aunque debería ir a la escuela esa que dice, probablemente le den más información…

- Lo haré Akane – san

- Aunque existe la posibilidad de que le haya pasado algo a su novia después del accidente… a lo mejor se murió

- ¡Kazu! Eso no lo sabemos y lo dudo… no me gusta especular, pero si quieren saber mi teoría, creo que sus padres tienen algo que ver…

Y no lo dudo

- Usted me contó alguna vez que a sus padres no les gustaba nada su relación con aquella chica

- Entonces no hay más… Mis padres están metidos en esto… Bueno, ya no los interrumpo más, en cuanto resuelva esto, yo y mi novia los visitaremos

- Muchas gracias Shizuru – san, y no lo olvide: Mai Tokiha, seguro que ella sabe algo de su novia

- Gracias y hasta luego

Ahora me dirijo a la psicóloga y se me ha ocurrido un plan… Ella hasta ahora ha sido la única persona de mi presente en la que casi confío pero ella me tiene que decir algunas cosas de todos modos…
Llegué al consultorio de mi directora, Saori Yotsuba, la cuál me recibió aún sin cita, pero estaba claramente sorprendida por mi llegada ahí…

- Señorita Fujino… ¿A que se debe su visita?

- Pues… No podía esperar a la siguiente cita, además de que he comenzado a recordar cosas… y la gente comienza a recordarme

- Ya veo, pues bien por usted Fujino – san

- Pero hay algo que no me gusta

- ¿Y que será?

- Pues… parece que no coinciden las cosas que yo recuerdo y las que me recuerdan con lo que me han dicho mis padres…

- ¿En serio?

- Mire… quiero ir al grano, ¿usted sabe algo acerca de mi pasado? De mi verdadero pasado

- No se de que habla Fujino – san, en serio…

- Lo que estoy tratando de decir, es que es verdad que perdí la memoria, pero mis padres se inventaron una historia y estos años he estado viviendo una mentira, y creo que hay gente que lo sabía, pues se hasta donde llega la influencia de mis padres

- Fujino – san, me apena escuchar eso, a mi me dijeron que usted tuvo un accidente y el doctor que la trató mando a sus padres conmigo, pero en realidad yo no sé nada de su pasado… Que yo sepa, siempre les dije a sus padres que ellos serían quienes la ayudarían a usted más que yo, pues si usted de verdad no recordaba nada, ellos eran los únicos capaces de hacerla recordar

- Usted tampoco sabe nada…

- Me temo que no… Siento mucho que tengas que pasar por esta situación, yo no sabía nada de esto y créeme que nunca me hubiera prestado a ello

Es una lástima… Yo pensaba que ella me iba a dar más respuestas, pero parece que no, solo hay una persona que puede saber algo.

- Pero Fujino – san, ¿Cómo es que recuerdas?

- Bueno, hay cosas que me han hecho recordar un poco, pero aún no me llegan todos los recuerdos, por ejemplo… se que me gusta la mayonesa, y que solía montar en una moto Ducati…

- ¿En serio? ¿Tú sola?

- No… Con mi pareja, al parecer vivía con alguien, y ese alguien es la razón por la que mis padres no me quisieron decir nada

- Suena lógico… ¿Y has recordado a esa pareja?

- Muy vagamente… probablemente no lo quería tanto, si no hubiese recordado

- No es eso… Durante el accidente… Tuviste suerte de no haber muerto, el carro te pasó encima… Ese loco… fuiste una de las pocas sobrevivientes a ese acto tan macabro… Eso de que te atropellen…

Entonces en ese momento un miedo incontrolable se hizo presente, una sensación que nunca había experimentado…
Un recuerdo vino a mí como una película, tan clara y tan vívida… Yo en la calle y de pronto los gritos y la gente tratando de escapar, yo volteé y vi una camioneta blanca que se iba sobre mi y entonces todo se nubló…

- ¿Atropellada? ¿Yo? ¿No fue un accidente de carretera?

- ¿Carretera? No… El médico que te atendió me pasó sus reportes y todo y no, fue algo que hasta salio en las noticias, pero claro, tus padres probablemente movieron sus influencias para que no se te nombrara a ti como víctima de aquella masacre. El tipo aquél se suicido antes de que la policía lo atrapara. Yo nunca mencioné nada, pues no lo recordabas y fue un evento demasiado traumático, yo atendí a varios de los sobrevivientes y… digamos que viven en una pesadilla interminable

- Pero aún así…

- Es lo único que me pidieron tus padres, que no mencionara nada del accidente, pero yo pensé quera porque era demasiado para ti, me disculpo… Creo que falté a mi honor como médico que soy…

- No se preocupe doctora… creo que no es su culpa de todos modos

- Bueno, lo importante es que… La parte frontal de tu cerebro se vio un poco afectada por el impacto, por lo que muchos de tus recuerdos se fueron, de hecho… Gradualmente fue que te acordaste de cosas como lo que viste en la escuela ¿no es así? Aún en estos momentos no recuerdas todo… Si no hasta que lo ves o lo vives

- Así es… No recuerdo todo así nada más

- Deberías hablar con tus padres…

- Eso me gustaría, pero no se si sea buena idea… Podría hacerme el favor de no decir nada… ¿Si?

- Claro, creo que te lo debo

- En ese caso… nos vemos pronto

- Buena suerte

Cuando salí, Nao estaba esperándome afuera, con el rostro preocupado

- Así que estabas aquí, me metiste un susto…

- Lo siento Nao, es que urgía ver a la doctora y como te perdí… supuse que me buscarías aquí

- Pues si… es el último lugar al que te buscaría pero que bueno que estas aquí, mejor vámonos

- Si… mis padres deben estar preocupados

Todo salió como yo esperaba. Sabía que Nao iba a estar ahí…

Salimos, pero aún no estaba lista para irme de Tokio

- Espera un momento, tengo que entrar a aquella cabina telefónica

- Te espero

Ahí encontré un directorio y arranqué la página de los apellidos con To

- ¿Para qué es eso Shizuru?

- Nao… tenemos que hablar

- Esta bien, ¿de qué?

- Tú no me conoces en realidad ¿verdad?

Una sonrisa socarrona se formó.

- No en realidad, ¿Cómo te diste cuenta? ¿Ya recordaste?

- No todo, solo algunas cosas… Todo apunta a que tuve… una relación que a mis padres no les gusto… Tuve un accidente y aprovecharon de mi perdida de memoria para que yo olvidara todo…

- Vaya… Eres bastante lista, ¿tu sola en serio lo descubriste?

- Algunas cosas, como que iba en la academia Fuka y que vivía en un apartamento aquí en Tokio

- ¿En serio? ¿Y ya recordaste a tu novio?

- ¿Novio? ¿No era novia?

- ¿Qué? ¿Es broma?

- No…

- Demonios… Entonces aquella chica… ¡No! Diablos

- ¿Qué ocurre?

- Nada

- Dime Nao

- Bueno… Tus padres me pagaron y me pagan para que no te quite la vista ni un minuto… Y bueno… ellos me dijeron que era por que tenías un novio que no te convenía y cosas así me dijeron y no vale la pena que las repita, pero hace casi un año que venimos a Tokio y una chica no te quitaba la mirada de encima, entonces me dijeron que era una mala persona, la misma que te causo el accidente… y bueno, me llegaste a caer bien y yo… ellos… me pagaron para que me deshiciera de ella, pero yo en serio…

-¡Que hiciste!

- Hice que se accidentara en su moto, pero… No se si esté viva aún

- ¿Cómo pudiste?

- No sabía ¡Lo juro!

- ¿Cómo se llama?

- No sé… solo me dijeron que era ella y ya… le tome una foto aquella vez y se las mostré a tus padres pero no se como se llama y ya no tengo la foto

- Nao… No quiero que les digas nada a mis padres

Rápidamente saqué mi chequera y puse una cantidad con muchos ceros.

- Aquí tienes… Espero que sea más de que lo que te dieron

- Mucho más… ¿Mato a tus padres?

- No… quiero que sigas fingiendo con ellos que no sé nada y quiero que busques a una Mai Tokiha, me imagino que es joven

Le di la hoja del directorio

- Esta bien, te prometo que la encontraré… ahora vámonos a casa antes de que tus padres se den cuenta

- Si…






Cuarta Parte: Conexiones

Las cosas estaban bastante tensas y las dos mujeres solo se veían con odio y rencor, tenía más de una hora que estaban ahí, paradas y sin decir nada desde que salieron de la oficina del director del hospital. La más joven suspiro…

- No puedo creer que en serio lo vaya a hacer…

- Y yo no puedo creer que te sigas metiendo en lo que no te importa

- Yo soy amiga de su hija

- Pero mi hija ya está muerta

- Aún no lo esta… Recuerde que el médico dijo que aún hay posibilidades de que ella reaccione

- Ya pasó mucho tiempo… Y yo… ya no puedo más Tokiha – san… estoy cansada y además… no puedo seguir pagando

- Yo sé… pero es que…

- Mira Tokiha… yo ya di por hecho que mi hija nunca va a abrir los ojos

- Kuga – san…

- Así que si tú vas a correr con los gastos ya es tu decisión tenerla conectada

- Pero… sabe usted que solo podría pagar a lo mucho una semana… y eso quien sabe

- Pues ya no es mi problema Mai

- Señora…

- Yo ya no voy a dar marcha atrás Mai… Si decides dejarla descansar en paz, avísame para pagar los gastos del funeral, de lo contrario… ya no quiero saber nada

“Vaya… gracias madre… En serio.”

Saeko Kuga dejó a Mai en el pasillo y está se dirigió a la habitación de Natsuki.

- Se acabó Tate… Le voy a decir a Fujino

- ¡No! Recuerda que Kuga dijo que por ningún motivo…

- No me importa lo que diga… Además… si… si… Natsuki no despierta…

- Sería como si no se hubiera conocido y nada de lo que vivieron pasó… pero… Mai, tal vez así sea mejor

- ¿Cómo puedes decir eso Tate?

- Pues… no te enojes… es que… Mira, ponte en el lugar de la mamá de Natsuki, ella misma le dijo que era mejor que Shizuru se haya olvidado de todo, tú sabes que hubo muchos problemas y a Saeko – san no le gustaba nada la relación de su hija con Fujino…

- ¿Y eso qué? A Shiho no le gusta la relación que tenemos tu y yo y no por eso vamos a pretender que no nos conocemos

- Pero Mai, entiende, ellas no pretenden, Fujino no recuerda nada y Natsuki esta muerta…

- ¡NO ESTA MUERTA! – La pelirroja había tenido suficiente – Vete…

- Pero…

- Largo…

El chico salió de la habitación y Mai comenzó al golpear a Natsuki…

- ¡Despiértate…! ¡Maldita sea! Yo se que me estas oyendo… ¿Vas a dejar que pase esto? ¿Vas a dejar que te ganen? Con lo que te costó aceptar que ella… que ella te amaba y tu a ella… Me dijiste que era ella tu vida… Natsuki… Yo ya no…

La chica estuvo llorando por bastante tiempo y la mitad de su cuerpo cayó sobre la cama donde yacía Natsuki Kuga y quedó dormida.

“Creo que pronto se acerca…

- Alyssa

- ¿Si? Es extraño que me llames…

- Si, lo se, pero… Me dijiste que podía manifestarme una sola vez…

- Así es

- Quiero hacerlo ahora, con ella…

- Esta bien… Pero la única vez que podrás hacerlo, ¿estas segura?

- Si

- Yo pensé que te manifestarías ante Shizuru

- Como si tú lo fueras a permitir

Una sonrisa salió de su pequeña boca

- Claro, eres más inteligente de lo que yo pensaba… No le puedes decir toda la verdad a tu amiga ¿esta bien?

- Si…

- Ah, una cosa más Natsuki –neechan, no odies a nuestra madre, ha sufrido bastante y… cree que es lo mejor para ti

- Si…

- Bueno suerte

Espero que al menos esto me salga bien”

Probablemente ya era muy entrada la madrugada, pero estaba todo a oscuras y lo único que se escuchaba era el ruido de las máquinas y la débil respiración de Natsuki. Mai tenía los ojos hinchados de tanto llorar y entonces tenía hambre y frío.

- No deberías mal pasarte

- ¡Natsuki! – La chica al escuchar esa voz se volteó a ver… pero estaba igual que siempre… Entonces la vio en frente de ella, la misma Natsuki que conocía, no la que estaba postrada en una cama

- Ay no puede ser… estas muerta

- ¡No soy un fantasma!

- ¿Entonces?

- Es algo estupido… Esto que ves es una manifestación de mi alma o algo así…

- Claro que no es estúpido… se me hace muy lindo de hecho

- Nunca cambias Mai

- Tu tampoco…

- Mai… No tengo mucho tiempo, pero vengo a pedirte un favor… bueno… son varios, pero… creo que es mejor que me desconectes

- ¡¿Qué?!

- Ya no vale la pena seguir… Y creo que ya fue suficiente… No creo despertar nunca, además con tanto golpe que me diste creo que ese cuerpo no funciona ya…

- No digas eso… eres… una tonta…

- Escúchame… no me dejaste terminar. Quiero que me desconectes, si no despierto en…

- Una semana

- ¿Qué?

- Tienes una semana Natsuki, es lo más que puedo pagar… Tú sabes que no tengo dinero, pero por ti hasta me caso con Reito Kanzaki, el pagaría la cuenta si lo hago

- No quiero que hagas eso… Esta bien, una semana y ya, es mi última oportunidad de despertar…

- ¿Hay algo más que pueda hacer por ti?

- No le digas nada a Shizuru… No la busques por favor, ella se tiene que dar cuenta por si misma…

Demasiada información, Natsuki comenzaba desaparecer lentamente

- Demonios…Se supone que no debía decirte eso

- Ya veo como puedes despertar… Esta bien, no diré nada, se que lo vas a lograr

- Una cosa Mai… Me puedo materializar y aparecerme aunque nadie me vea donde esta mi cuerpo, donde guarde mi dolor y donde esta mi corazón… ¿Qué significa eso?

Natsuki ya había desaparecido hasta la cintura

- Has memoria Natsuki, de tus últimos días con Shizuru… es lo único que se me ocurre

- Se que Duran, mi perro de peluche es el dolor o el corazón…

Mai sonrió y sabía que significaba todo, pero por alguna razón no dijo nada

- Lo siento Natsuki, no puedo ayudarte más, solo trata de acordarte ¿si?

- Ma….

Y desapareció.

- Natsuki, suerte.

*******


- Esto es increíble… es como si estuviéramos dentro de una de esas historias ficticias

- ¿Un fan fic Chie – chan?

- Si, eso mismo Aoi

- No puede ser posible ¿verdad?

- Pues no, pero no solo fue posible si no que esta sucediendo

Había bastante gente afuera de la sala de visitas del hospital. Y al fin salió la persona que todo mundo esperaba.

- ¿Y bien? – Preguntó la chica de lentes

- Pues… salió bien de la cirugía, lo malo es que… no es suficiente…dinero

- Mai… ve a descansar ¿si? – Dijo una mujer de cabello castaño

- Midori… no puedo descansar… y menos ahora

- Aoi, ve con ella, Mai descansa ¿si? Ya veremos que hacer… ¿esta bien?

- Bueno, aunque no se de que va a servir, ojala pudiera despertar de esta pesadilla

Las dos chicas se fueron a la casa de Mai, y ya ahí Mai se fue a acostar pero no consiguió dormir.

- Lo siento Natsuki, te fallé… Te prometí una semana y solo te pude dar tres días…

Cuando por fin Mai logró conciliar el sueño fue despertada a los pocos minutos, al parecer Aoi estaba riñendo con alguien.

- Le digo que no es buen momento… por favor

- Tiene que ser ahora, siempre vengo y nunca esta… por favor se lo suplico… TOKIHA

A Mai no le quedó de otra que ver que estaba pasando pues normalmente nadie la visitaba y esa voz…

- ¿Fujino? ¿Qué haces aquí?

- ¿Tokiha Mai?

- Si soy yo… ¿No me recuerdas?

- No del todo…

- Maldición… eso quiere decir que tampoco la recuerdas

- Solo tengo vagos recuerdos, pero se que puedes ayudarme

- No puedo ayudarte entonces Fujino

- ¿Qué?

- Creo que la madre de ella tenía razón, después de todo el sacrificio que hizo por ti tú no la merecías

- ¿Cómo quieren que recuerde si nadie me ayuda?

- Lo que más me sorprende es que no la recuerdes de verdad, ella te amaba más que a su propia vida y tú también… es por eso que me sorprende

- Por favor Shizuru… trata de recordarla… por favor

“Nao consiguió la dirección de la tal Mai Tokiha, pero esa es toda la información que me dio, claro que fue una gran decepción… pero era lo que había y tenia que trabajar con eso. A mis padres solo les dije que ya había recordado y que me dejaran en paz pues si no los demandaría por lo que hicieron…

- ¿Por qué no me puedes decir nada?

- Se lo prometí, es la única razón… se que… tendría consecuencias terribles si te digo algo y eso es algo que ya comprobé… No pienses mal de mi Shizuru…

- ¿Qué es ese olor?

- Ah… Aoi ¿Calentaste comida?

- Si… lo siento Mai

- No, no hay problema

- ¿Ramen?

- Así es Fujino – san, ¿quieres un poco?

- Esta bien…

No era el momento de comer definitivamente, pero algo me decía que debía hacerlo, al momento la comida estaba servida, era un platón enorme y olía demasiado bien…

- Itadakimasu

En cuanto me llevé el primer bocado a la boca me pasó lo mismo que aquella vez con la psicóloga… Pude ver todo como en una película… Yo, en ese mismo asiento y Tokiha en frente de mi riéndose y junto de mi… alguien.

- Mai… ¿Puedo ver tu casa?

- ¿Ver mi casa? Si… por que no

Inspeccioné la pequeña casa y pude distinguir que era pequeña y que tenía dos recamaras y una era de la duela y la otra…

- Ese es el cuarto de huéspedes, Dios sabe cuantas veces se quedaron tú y ella

Yo y ella. ¿Pero quien es ella? ¿Por qué no puedo recordarla cuando toda la gente dice que ella y yo éramos inseparables?
Cuando vi el cuarto pequeño… Otro de esos recuerdos… Yo encima de aquella cama y ella encima de mi, su cuerpo estaba frío y sus manos también, me daba un poco de risa porque me estaba haciendo cosquillas… Su cabello cobalto sobre mi cuerpo… Sus labios sobre los míos… La sensación de felicidad absoluta… ¿Por qué no puedo recordar su rostro?

- Tokiha… Dime la verdad ¿Cuánto la amaba?

- Al punto de la locura

Le creí… pero…

- Shizuru, recuerda, recuerda aquél día





Quinta parte: Octubre sangriento

- Tú madre habló

- ¿Qué te dijo?

- Sabes que no me habla, en cuanto escuchó que yo le contesté me colgó

- Perdóname, debería hablar con ella otra vez…

- Déjalo así Natsuki, lo que me hace tu madre no es ni tantito de lo que te hizo mi madre

- Pues si… pero da igual, creo que nunca se van a dar cuenta de lo mucho que nos amamos y de que hagan lo que hagan no es importante.

- Hablando de cosas que si son importantes, lavé a Duran, ya estaba un poco sucio

- Gracias Shizuru… Bueno, tengo que irme a trabajar

- No entiendo por que trabajas en ese lugar

- Me gusta ser recepcionista de una tienda de tatuajes, en serio je

Natsuki le mostró a Shizuru su antebrazo izquierdo que traía una S y Shizuru le mostró el antebrazo derecho con una N

- Me hubiera gustado más tener tu nombre completo en kanji

- Ya se Shizuru, pero es que me gustaron los diseños…

- Si ya sé, Oye, no es que me queje pero… ¿Por qué no modelas para aquella revista? Te daban mucho efectivo

- Una inocente edición de trajes de baño, si, pero no es lo mío y aquí entre nos… ¿Estas dispuesta a compartirme?

- No, pero bueno solo decía

- Oye… Te amo Shizuru

- Y yo a ti…

- Mejor vámonos… por que si empezamos un beso vamos a terminar en la cama

- ¿Te molesta?

- No en absoluto, pero… hay cuentas que pagar

- Lamentablemente tienes razón Natsuki… Por cierto… Me gustaría invitar a los vecinos a cenar… A Kazu y Akane

- De ninguna manera

- Natsuki…

- Shizuru, no vamos a empezar de nuevo ¿ok?

- Pero si no empezamos nunca nada, estoy harta de esta situación, ya no quiero esconderme de nadie, ahora tenemos nuestra vida, vivimos juntas y todo pero nunca me tomas la mano en la calle, nunca demuestras lo que somos… siempre me presentas como tu amiga, ¿eso soy para ti? ¿Tú amiga con derecho?

- Shizuru… dime… ¿de que sirve que el mundo sepa que nos amamos? ¿No basta con que nosotros lo sepamos?

- ¿Te avergüenza acaso?

- En esta relación solo somos tú y yo, no tú, yo y el mundo.

- Vivimos en este mundo, no lo podemos ignorar

- ¿Es tan importante para ti andarme luciendo por todos lados?

- No es eso Natsuki…

- ¿No te bastó con que nuestra familia se diera cuenta? ¿No te bastó con el escándalo que armó Haruka y Yukino en la preparatoria? ¿No tuviste suficiente humillación?

- Pero es que… De la puerta para dentro eres mía, pero afuera de nuestra casa eres nada…

- ¿Soy nada para ti Shizuru?

- No es eso… es que…bueno, con Mai no eres así… no te da pena ante ella

- Pero ella… con ella es diferente, no cuenta, Shizuru, si sigues con ese plan… mejor

- ¿Mejor que?

- Es mejor darnos un tiempo

- ¿Qué estas diciendo Natsuki?

- Que si no te parece como soy en nuestra relación es mejor que la dejemos así y ya

- O sea que es tu voluntad

- Si… es que… hemos perdido demasiado y no hemos ganado nada… A veces me pregunto si vale la pena pelear contra todo el mundo por nuestro amor… le hemos hecho tanto daño a la gente

- Has lo que quieras, anda y huye al viejo apartamento de tu padre y evade la realidad… Pero de una vez te digo, si de verdad me amas Natsuki, es el todo o nada conmigo

- Shizuru…

- Shizuru ni que ocho cuartos, o al menos preocúpate por tu higiene, si sigues así después hasta tus gérmenes te van a hablar.

- Hay si a la señorita refinamiento le doy asco.

- No me das asco, pero tanto te das tu paquete cuando en realidad lo único que sabes hacer es abrir el frasco de mayonesa y comértela como el oso Pooh come su miel.

- Mira no metas al oso Pooh en esto, no tiene nada que ver.

- Cierto, eres como Tigger molesto y hostigoso.

- A Tigger no le gustaba la miel y era genial porque brincaba muy alto, en cambio siempre lo molestaba el conejo que se creía perfecto y superior.

- No es cierto, el conejo era amargado pero con razón si nadie lo entendía.

- ¿quién lo va a entender? Si nunca expresa su enojo.

- El conejo era muy expresivo.

- El conejo pero no tú.

- Estábamos hablando del oso Pooh y sus amigos no de lo que te parece de mí y lo que no.

- Lo que pasa es que de todo te quejas ahora.

- ¿Yo? Pero mira quien habla, tratas a todos como si fueran nuestros enemigos.

- En esta época no se puede confiar en nadie.

- Eso crees tú.

- Sin mencionar que el café que preparas es horrible.

- Porque no sé preparar un buen café solamente té, te lo dije pero no “no importa, quiero café, el té casi no me gusta”

- No podías imponerme tú té.

- Ni tú esperaras a que pudiera hacer un café como los ángeles, ni siquiera tú puedes.

- Me largo.

- Corre vete.

- Pero porque ya se me hizo tarde para el trabajo.

- Guau, guau.

- Ahora me ladras.

- Miau, miau…

- Te veo después.

- Quiquiriquí

- Ya entendí, si no quieres hablarme no me hables.

- Pío, pío…

Durante una semana las dos chicas estuvieron sin hablarse. Pero sabían una de la otra gracias a su amiga Mai.

- No te lo decía en serio Shizuru… Natsuki viene en las tardes y siempre esta llorando por lo que te dijo, ya perdónala, aunque me imagino que tú quieres que ella venga a pedirte perdón a ti.

- Claro que quiero que me pida perdón, ya estoy harta de esta situación, cuando uno ama de verdad a una persona le vale lo que digan los demás.

- Tienes razón, pero toma en cuenta que a lo mejor ella piensa de manera diferente, ella cree que te protege no soportaría si te viera sufrir otra vez…

- Me valió lo que nos dijeron en el pasado…

- A ti, pero estoy segura que Natsuki pudo ver un rasgo de sufrimiento en tus ojos.

- Pero se torna insoportable, se queja de todo mientras yo aguanto y no le digo nada, como cuando no cierra la tapa de la tasa de baño, deja el frasco de la mayonesa abierta y si uno lo cierra pone el grito en el cielo, pero si después ya no sirve también se enoja porque nadie se lo cerró…

- Bueno… Natsuki, es algo… dale una buena nalgada y verás si no entiende…

- Se la pasa quejándose de los vecinos que la ven y quien sabe qué, cuando ese vecino ¡es ciego! Además de que el otro día pasó uno de esos niños que venden galletas y tocó a nuestra puerta, ella lo echó después Akane y Kazu le compraron toda su mercancía y cuando Natsuki le quería comprar ya no tenía nada y me dijo que era mi culpa por correrlo cuando ella lo sacó después no dejaba ir al pobre niño y le dije que se fuera, después le ofrecí una taza de té y lo volvió a correr…

- Pobre niño, hasta por él pelearon.

- Sin mencionar que siempre aseo la casa y ni siquiera lo nota, llega y se tumba como un asno la muy ingrata.

- Dices eso porque estas molesta con ella… además ella siempre viene a decirme algo similar…

- ¿Y que te dice?

- Pues… se queja por qué te la pasas coqueteando con cuanta mujer se te pone en frente, que trabajas demasiado, que eres adicta al té, que si le tiraste su muñeco del Capitán Kirk…

- ¿Otra vez eso? Si no le gusta Star Trek…

- Que no las quieren en el edificio donde viven… pero que tú te empeñas en tener amigos…

- Kazu y Akane son buenas personas, además… no tiene que ponerse así, tengo derecho a tener amigos, además ella se lleva demasiado bien en el local donde trabaja con esos tipos tatuados

- Ya, ya, lo único que puedo decirte a ti, como le digo a ella, que cuando amas a una persona amas todo de ella, incluso sus defectos, se que ella adora tu pavo crudo de navidad

- Ni hablar… ahora ya aprendí a hacerlos bien

- Lo sé, pero… la verdad es que tú la quieres así ¿no? Aunque deje la tapa de la tasa de baño abierta o deje todo botado… Ella se preocupa por ti… como te dije, ella dice que trabajas demasiado y esta buscando un trabajo que le pague más por que ya no quiere que trabajes demasiado…

- Pero eso no es necesario… El dinero es lo último por lo que peleamos…

- Le preocupan muchas cosas a Natsuki, ella… me dijo que a veces se siente inútil por no poder ayudarte a hacer la limpieza o a cocinar, pero ella me dijo que si lo hace te va a hacer que trabajes aún más, pues es increíblemente torpe para esas cosas, como la vez que casi incendia la cocina o la vez que hizo una fuga tratando de lavar los trastes e inundó todo

- Bueno, es verdad…

- Shizuru… ponte a pensar que hay cosas que ella puede hacer y tu no, y viceversa… No tienen porque pelear siempre por eso

- Lo se pero…

- Si es por la cuestión de que Natsuki no es muy… como decir… que no “sale del closet” es por todo lo que pasó antes…

- Mai, se que incluso a ti te salió afectando todo esto

- Pero no hay problema, se que van a arreglar sus problemas pronto… en todas las parejas hay peleas y bueno je, ustedes son casi un matrimonio así que un poco de peleas no tienen que afectarlas tanto…

- Mai, ¿tú peleas con Tate?

- Si, y tal vez de manera más violenta, un día le arrojé toda mi vajilla… pero ese no es el punto, nunca compares mi relación con Tate con la tuya. Por más que queramos, nunca va a ser igual Shizuru… aunque en esencia lo sea, en realidad es algo totalmente diferente, tienes suerte de tener a Natsuki, no tienes idea de lo sucio que puede llegar a ser un hombre… aunque igual tiene sus cosas maravillosas…

En ese momento en los ojos de Shizuru apareció un brillo que se apagó tan rápido apareció…

- Y también de eso quería hablarte… Natsuki dice… bueno… le molesta mucho el asunto de los niños

- Ya lo sé, por eso no le digo nada

- Mira, ella piensa que a ti te preocupa eso

- ¿A mi?

- Si… ella dice que nunca te va a hacer feliz completamente

- Me gustan los niños, pero… yo se que es imposible tener un hijo de ella, así que no me mortifico por eso, y en realidad no me importa, con tenerla a ella es suficiente

- Pues díselo… Por que su madre le mete cizaña con eso y la tuya también…

- Hablaré con ella

- Y no se peleen por estupideces como lo del oso Pooh, solo ustedes pelean de eso…

- Lo siento… somos un poco tontas

En ese momento la puerta se abrió y entró Natsuki con el casco de su moto aún en la mano.

- Ah… estas aquí Shizuru… entonces vuelvo después

- Natsuki… ¿Por qué nunca me das la cara cuando nos peleamos?

- Porque no me gusta pelear… Ya me voy

- Natsuki, deberías hablar con Shizuru en serio

- Mai, no te metas

- ¿Ahora no me meto? Bueno como quieras…

Shizuru reparó en las manos de Natsuki, que estaban cubiertas de vendajes adhesivos, eran blancas pero se notaban algunas manchas de sangre.

- ¿Qué te paso? – Shizuru siempre perdía los estribos cada que veía a Natsuki herida

- Eso… no es nada

Mai empezó a reírse como si no hubiera mañana

- Ay Shizuru, si supieras por que esta tonta esta así…

- Mai, ¡cállate! No le digas nada

- No, no me digas nada, Natsuki quédate con tus secretos

Shizuru salió de la casa de Mai, claramente ofendida

- Natsuki… pídele disculpas, y deberías darle “aquello”, ya lo terminaste ¿no es así?

- Pues si…

- Anda, ve tras ella

Natsuki salio y Shizuru estaba aún afuera.

- Shizuru… yo…

- No

- ¿No qué?

- No digas que lo sientes

- Claro que no lo siento, siempre es lo mismo contigo

- ¿Y contigo no?

- Mira Shizuru… tenemos que hablar

- Claro, ¿pero pensaste en lo que te dije? El todo o nada

- Pues si, pero…

- Si quieres hablar primero contéstame eso

- Es que eso es complicado… yo…

- Entonces no tenemos nada que hablar

- Eres imposible

Natsuki se subió a su moto y se fue, entonces Mai salió con Shizuru

- Ustedes dos son imposibles…

- Dile a ella…

- Natsuki esta haciéndote un regalo… y bueno, también ha estado escribiendo una especie de diario cursi… en serio que cuando ella quiere es realmente cursi… Se que nunca va a tener el valor de dártelo… Lo tiene en el apartamento de su padre

- Iré por el más tarde…

- Esta bien… pero no lo olvides… ya perdónala, no soporto verlas a las dos separadas

- Gracias Mai

Y esa sería la última vez que Mai vería a Shizuru, pues esa misma tarde fue cuando ocurrió aquella masacre.
Natsuki siempre se lamentaría que lo último que se dijeran fueran malas palabras.
Nadie hubiera adivinado que un hombre con graves problemas mentales hubiera atropellado y matado a mucha gente aquél octubre sangriento, y nadie hubiera adivinado que la familia de Shizuru llegara primero que Natsuki, pues obviamente la familia es primero y para el gobierno, Natsuki no es más que una amiga que no tiene derechos sobre Shizuru Fujino.
Y así la alejaron de ella aprovechando que Shizuru no recordaba nada.







Sexta parte: Pequeño hogar de mi corazón

- Tokiha… Dime la verdad ¿Cuánto la amaba?

- Al punto de la locura

- Shizuru, recuerda, recuerda aquél día

- Maldición…

Entonces Mai le lanzó unas llaves

- Kiyohime te espera Shizuru

- Gracias Mai, te debo una…

- Solo has que despierte y no me debes nada…

Shizuru salió a toda prisa y se escucho cuando un motor arrancó.

- Va a ser una pena no tener a Kiyohime… ya me había acostumbrado, ahora a volver al transporte público…

- Oye Mai…

- Aoi… perdón, por un momento olvidé que estabas aquí

- Si, me di cuenta… ¿Te puedo preguntar algo?

- ¿Por qué te tomas tantas molestias por Kuga y la ex – presidenta? Digo, tú y Kuga se llevaban mal en la preparatoria… y cercanas nunca fueron…

- Bueno, eso era en apariencia, cuando Takumi… falleció, ellas siempre estuvieron conmigo, y Tate, pero como decirte… Natsuki siempre estuvo conmigo, cierto que nos peleábamos y nos molestábamos pero… ella siempre fue mi mejor amiga, y tú la conoces, también ha sufrido bastante, y a ella le costó mucho trabajo el poder aceptar lo mucho que ama a Shizuru, y bueno Shizuru… también sufrió por lo mismo, recuerda que nunca le dijo nada directamente, y me imagino que te acuerdas del escándalo que se hizo en el último año… ese que Suzushiro y Yukino armaron…

- ¿Cuándo todo mundo se dio cuenta de la relación lésbica de Shizuru y Natsuki?

- Exacto… las dos sufrieron mucho con eso, y hasta decidieron dejar de verse, pero yo siempre las animé a que estuvieran juntas, como te decía a Natsuki la quiero mucho, siempre estuvo ahí para mi cuando la necesite… y después Shizuru se volvió una buena amiga para mi también. Esta relación… es como si yo misma la hubiera vivido…

- Vaya Mai… Eres una persona muy maternal después de todo, serás una buena madre y esposa

Entonces el teléfono sonó.

- Debe ser mi “esposo” Espero que no haya ocurrido nada con Natsuki ¿Diga? Si Tate, ¿Qué paso? ¿Me buscaban a mí? ¿Una chica joven de cabello un poco corto y rojo? No... No la conozco ¿Nao Yuki? ¿Y que quería? ¿Tate? ¿Hola? Se corto… Mejor vamos a ver que paso…

- Esta bien

*******
“Alyssa ya me había advertido que no debía contarle a Mai todo lo que me había dicho… pero en fin, no pude evitar hablar un poco de más, se supone que solo le tenía que decir que no le dijera nada a Shizuru y ya, pero me excedí. Ahora se que nunca voy a volver a estar con mi amada. Ahora veo como se preparan las enfermeras para desconectarme…
Yo pensé que solo el que se cortara la comunicación con Mai era la único que iba a suceder, pero no… no puedo materializarme cerca de Shizuru… y peor… Mi cuerpo sufrió un infarto al corazón y Mai pagó la cirugía, solo me quedaba un día y ese día ya se acabó…
Siento como todo se vuelve oscuro, lo siento Shizuru. Creo que es mejor que me haya muerto sabiendo que no me recuerdas, pero yo… nunca te olvidaré por que te amo.”

*******

“Como pude ser tan estúpida… Como… ¿Cómo fue que la pude olvidar? Yo no tengo perdón, por que en realidad incluso ahora… no puedo recordar su nombre, ni como era su rostro.
Tengo más recuerdos de lo que vivimos juntas…E incluso recuerdo que tengo una cicatriz en mi brazo, ahora veo que mis padres mandaron a remover toda evidencia física.
Recuerdo que Kiyohime me la compré yo por que Natsuki me enseño a andar en motocicleta ya que a mi me daba miedo conducir un auto…Nunca pensé que pudiera conducir bien.
Poco a poco empiezo a recordar todo lo que había olvidado y se a donde me dirijo. Aquél apartamento que pertenecía al padre de ella, donde nos quedamos antes de conseguir una vivienda propia, donde estaba Natsuki cuando quería estar sola.
Increíble que se donde queda. Conforme manejo por las atestadas calles, muchas cosas vienen a mi mente… pensaba perdonarla si…
Por que fui al departamento de su padre, y vi lo que me dio… incluso… eso fue lo último que pensé antes de caer inconciente al suelo en la calle. ¿Pero que era? ¿Por qué no puedo recordar de una maldita vez?
Al final llego, se que número es…y por extraño que parezca… en el mismo llavero de las llaves de mi moto están las llaves de aquel apartamento… Todo es tan familiar, cuando lo abro noto el olor a humedad, y esta todo vacío… Todo los cuartos están vacíos, excepto uno… pero esta cerrado. Tomo la manija y la muevo arriba y abajo, empujo y listo. Recordé como se abría y llegué al paraíso… Una habitación llena de fotos mías y de…

- Natsuki… como pude… olvidarte

Y esperándome ahí estaba… Una Natsuki de peluche, chiquita… junto a una Shizuru del mismo material… Así como un montón de cartas que no fueron mandadas nunca a nombre de N. K. y su diario…

- Perdóname en serio… perdóname – Digo eso con la esperanza de que algún día me escuche… y abrazo a las dos muñequitas, quienes si pudieron estar juntas a diferencia de nosotros.”

*Toc Toc*

- ¿Tate?

- ¿Shizuru? Vaya… que gusto, te acordaste de mi… eh bueno, no hay tiempo de esto… tienes que venir al hospital, Mai me dijo que me estabas esperando aquí para que te llevara al hospital donde se encuentra Natsuki

- ¿Natsuki esta en el hospital?

- Larga historia… pero ha estado en coma bastante tiempo…

- Nao…

- ¿Conoces a Nao?

- Eh si…

- Ah, eso lo explica todo… si ya sabíamos que tú la habías mandado, bueno… Natsuki tuvo un infarto al corazón hace tres días y tuvo una cirugía de emergencia, Mai tenía dinero para pagar la cuenta del hospital una semana, pero con lo de la operación solo le alcanzaba para un día… Entre los amigos de Mai, juntamos para un día más… pero llegó esa Nao buscando a Mai… y dijo que le dejaba un cheque, traía tu firma y todo, era una cantidad enorme…

- ¿En serio?

- Si… así ya no la desconectaron… y bueno… se supone que debería ser emocionante y todo, pero a mi no se me da… Así que te lo voy a decir de una vez… Despertó brevemente y ahora se encuentra sedada… pero… mejor vamos…

- Si…

- Aunque… me da miedo la moto… Me acuerdo cuando Natsuki te enseño, aprendiste rápido, en cambio Mai se fue con todo y moto al suelo y después tuvo fuerzas para levantarse sola arrojar la moto y golpear a Natsuki, recuerdo que nos moríamos de risa

- Ah es cierto… Como olvidar, bueno Tate – san, agarrate porque me iré a todo lo que da

- ¿Qué? No... ¡Esperaaaa!

*******
“Hummm...… Se supone que cuando mueres ya no sientes nada… pero… yo me siento mal, demasiado dolor en todo el cuerpo…
Probablemente fui a dar al infierno

[Natsuki… Cuídate mucho, te estaré viendo desde arriba… No eches a perder las cosas como sabes ¿ok?]

Alyssa… ¿Qué?

Lentamente abro los ojos… ¿Abro los ojos?

- Shi…

- Natsuki… Natsuki…

- Shi…

No puedo hablar bien… Maldición…No llores Shizuru…

- Natsuki, perdóname

- No… perdo – name

- Encontré… lo que tenías que darme

La Shizuru y Natsuki miniatura que hice… Con qué ahí estaba mi corazón… Vaya… creo que al final, lo logramos, así tuvimos que sobrepasar la muerte una vez más… pero… lo logramos.





Final

- Vaya… esta casa es enorme… ¿verdad Akane?

- Si, lo es… Aunque las vamos a extrañar…

- Yo también extraño nuestro apartamento… Bueno, lo hacemos…

- Por cierto… ¿Dónde esta Natsuki?

- Esta afuera haciendo carreras con Nao y Mai

Por la ventana se veían a tres motocicletas en el enorme patio acondicionado para esas prácticas.

- ¿Puedo ir a ver Akane?

- Anda ve… pero trata de que no me ensucien…

- Hey…

El chico salió emocionado

- Honestamente, se ensucia más que el pequeño Kazu – chan, por cierto… Anda Kazu… saluda a tu madrina…

- Hola precioso

Un bebé de cabello castaño sonreía mientras estiraba sus brazos hacia Shizuru.

- Me alegra que hayan podido superar todo esto…

- Nos costó trabajo… pero bueno, dicen que siempre de las experiencias malas salen las buenas… No me reconcilie con mis padres, pero Nao fue una gran ayuda… Natsuki tampoco le habla a su madre… Ojala que algún día solucionemos esto…

Un montón de ruido se escuchaba, Natsuki y los demás estaban ahí ahora.

- Bueno… creo ya todo esta listo, vamos a empezar el asado…

- Me alegra verte cocinar algo Natsuki

- Si…

La tarde pasó bastante rápido, al final, los invitados se fueron.

- ¿No crees que tentamos al destino?

- ¿Por qué? Lo dices por lo de las carreras profesionales de motos, creo que si es peligroso… pero no quiero quedarme con las ganas de hacer esto Shizuru…
- No lo digo por eso…

- Lo dices por nosotros entonces

- Si…

Shizuru le paso a la Shizuru de peluche y ella tomo a su Natsuki.

- Aquí estaba guardado tu corazón… que gracioso

- Búrlate… a mi nunca se me dieron las manualidades y Mai me ayudó mucho entonces…

- Si, ella me dijo como te dejaste los dedos de picadas de agujas

- Natsuki, lamento haberme portado tan mal…

- Calla Shizuru, tiene casi un año que salí del coma… ¿Podremos olvidar eso? Yo quiero seguir con nuestra vida, y en todo caso… la que debería disculparse soy yo… Hice mal… no es que quisiera escondernos… si no que…

- Eres celosa… Lo sé, te pido perdón si alguna vez te hice sentir que no eras la única… Por cierto, antes de que estuviera yo envuelta en el accidente, vi las muñequitas

- ¿Ah si? Mai… la mataré…

- Yo les arreglé la cara por que estaban chuecas

- ¿Qué?

- Broma… mejor ven aquí

- Bueno, voy ahí…

Las dos chicas se vieron envueltas en un largo abrazó que dejó de serlo cuando las dos se acercaron más

“Nunca creí volver a tenerla conmigo…

- Shizuru… Gracias por todo

- Gracias a ti Natsuki

- No tienes por que darme las gracias de nada

- Pues tu tampoco

- ¿Quieres pelear?

- Si tú quieres Natsuki, siento haber tirado tu figura del capitán Kirk
- Ah eso… no me importa, en realidad… no me gusta Star Trek en realidad…

- Lo sabía

- Bueno, je, en vez de estar hablando… mejor…

Ella me interrumpió con un beso, pero me leyó el pensamiento, por que era justo lo que yo iba a sugerir… pero así estaba bien, yo le correspondí aquél beso…
Claro que después de superar todo lo que nos había pasado el último año, no solo nos besamos, si no que nos expresamos nuestro amor de la manera más perfecta (y si, salvaje) que puede haber.
Pero ahora teníamos todo el tiempo del mundo y ninguna preocupación…

- ¿Quieres ir al cine Shizuru?

- ¿Al cine? Claro… Hay algo que quieras ver ¿verdad?

- No… no quiero ir a ver nada, solo que nunca lo hemos hecho en el cine

- Natsuki…



~ Fin ~



- ¡Oi! Ya se fueron… ¿Shizuru?

- ¿Si?

- Primero todo lo que paso siendo HiMES, luego fuimos otomes y ahora ¿estamos destinadas ser peluchitos?

- Que vueltas da la vida… lo único que me da envidia son esas dos… ellas pueden tener acción y nosotros no…

- ¿Quién dice que no podemos?

- ¿Ara? Natsuki se esta poniendo kinky…

- ¿Qué? N-no quise decir eso… Shi…zu…ru… ¡HELP!

¿Puede haber violaciones a peluches?



El fin finalmente.