Rss

sábado, 29 de septiembre de 2012

sábado, 29 de septiembre de 2012

Cap 9 de "Convenio con el Diablo" por Amane-chan


Finalmente, seguimos con esta historia... pido disculpas a los lectores por la tardanza, y a la autora por el mal proceder de nuestra ex-compañera.
Si ven alguna historia reciente que esté sin terminar de publicar, les ruego me notifiquen, para saber las razones e intentar comunicarme con la autora. Muchas gracias.
PD. Para los que no saben comunicarse con respeto en comunidad, les pido aplaquen su agresividad. Gracias nuevamente.
Michelle...
:.:.:.:.:

Capítulo 9
  Travesuras…

.
.
-41-
.
Observó el reloj de su muñeca, faltaban 15 minutos para las 12:00pm. Si bien recordaba, la peliazul le había avisado encontrarse con ella en el área de estacionamiento. Aunque no le gustaba que otros decidieran los planes por ella, se dijo así misma que esta vez pasaría por alto esa estupidez, puesto que no sabía lo que estaba a punto de pasar. Natsuki estaba empezando a tomar parte de las riendas del plan, y eso claramente no era parte de su plan.
Ojala y fueran más astutos… Se decía para sus adentros la peli naranja al darse cuenta de la aglutinación de alumnos cerca del área, pues para ellos, era como un gran espectáculo, ver que dos bellezas se juntasen para conversar de algo 'interesante', ver que las dos nuevas candidatas a la encuesta semestral estaban a punto de conversar acerca de salir con la otra, ver que si la peli naranja fuese rechazada por la candente peliazul quién sería el primer torpe en ofrecerse como el remplazo de ella, etc.
Observó su reloj de muñeca nuevamente, faltaban 9 minutos para la hora, Mai pensó que para este momento, Natsuki ya hubiera sido interceptada por Juliett e incluso ya hubiera analizado su postura, no quería que surgiera alguna confusión en ese momento. Incluso podría olvidarse de lo que me dijo en la cafetería principal por andar dándole tanto en qué pensar… Sabía que Juliett sería indispensable de ahora en adelante, pues había sido planeada para ser 'cómplice' y amiga oficial de la peliazul en el tiempo del campus, pues sabía que Natsuki necesitaría un poco de ayuda para sobrellevar los problemas.
Se fue acercando al edificio principal, quería que su rostro denotara algo de sorpresa, ansiedad y felicidad, sin necesidad de percatarse de toda la audiencia, pues poco a poco mientras ella se va acercando al lugar acordado, el alumnado se va retirando del lugar para colocarse en posiciones clave para no parecer más ansiosos que la peli naranja.
Se encontraba en la cuarta semana de su estadía en la universidad del Norte y poco a poco, con su personalidad de chica despistada, alegre pero inteligente y bella, se fue dando cuenta de los avances que iba teniendo su popularidad; había chicas que gritaban su nombre, aclamando por ella, y ni siquiera las había visto por lo menos una vez, incluso la peliazul le contó la misma historia y además le comentaba que casi a diario recibía confesiones de ambos sexos. Para las dos era sumamente raro, pero cada quién se las sabían arreglar de diferentes maneras, cada una se fue creando su propia fama, y ahora llamaban la suficiente atención cómo para crear este tipo de conmoción al ser presentes de tal vez una futura unión explosiva.
Mai se dirigía con paso lento al estacionamiento, visualizó a Duran y se recargó en él, alcanzando a escuchar algunos cuchicheos de asombro, puesto que nunca nadie se hubiera atrevido a tocar siquiera la motocicleta del príncipe.

jueves, 27 de septiembre de 2012

jueves, 27 de septiembre de 2012

Cap 12 de "Plan de conquista, ¿y después?"

Todos los personajes que aparecen en esta historia son propiedad de Sunrise, yo los he tomado prestados por el momento…
PLAN DE CONQUISTA… ¿Y DESPUÉS?
Cap.12. Punto Crítico.

Autora: Akary Kinomoto.
Sinceramente, hasta para ella era una locura como habían llegado a parar ahí, precisamente ese día tenían que haber quedado atrapadas en ese lugar, donde no podía huir de esa mirada escarlata que tanto amaba, pero que de momento prefería evitar. Es interesante como cuando más quieres evitar algo más sucede. Quizás era el hecho de que había pensado demasiado en ello o tal vez era que el mundo da muchos giros y ataca cuando menos lo esperas. La cuestión para cualquiera que viera desde afuera era simple, habían quedado encerradas, pero para ella que estaba adentro todo era más complicado, si bien las miradas constantes buscando un culpable eran molestas, también afectaba el hecho de que estaba haciendo calor, y que cierta castaña la mirara con reproche y tristeza, de todo, esa tristeza apenas perceptible para la mayoría era la más dolorosa…
– ¿Y de quién fue la culpa? – preguntó Mai mientras se mantenía a escasos centímetros de la cara de Mikoto.
–¡Natsuki! – declaró con una sonrisa en su rostro.
–¡Que no fue mi culpa! – exclamó sin levantarse saliendo del estupor en el que estaba.
–Ara, ¿entonces de quién?
–No puede ser… ¿Shizuru tu también?
–Kaninna Natsuki, pero si mal no recuerdo esto empezó por ti.
–Me siento traicionada.
–Si no eres tú, ¿entonces quién? – volvió a preguntar Mai, solo que esta vez viéndola directamente a ella.
–¿En serio quieren saber? – preguntó quitándole importancia al asunto
–¿En serio quieres que respondamos? – dijeron Mai y Shizuru al unísono mientras la observaban detenidamente.
–Este… todo comenzó cuando al fin llegamos a la última parte del evento del tour, al centro turístico…

Epílogo "El final es solo el comienzo" by Nich'ya

Disclaimer: Una vez más, he decidido ‘aprovecharme’ de algunos personajes de Mai-HIME; los cuales, debo declarar, le pertenecen a SUNRISE INC., a pesar de lo mucho que me gustaría que Shizuru fuese mía. He dicho. 

---------------------------- 

EPIRŌGU

(EPÍLOGO)



Hay muchas palabras que nos trae el viento. Viejos dichos. Recortes de sabiduría. Uno que otro chisme. Y las frases cliché que se atoran en nuestra existencia, y casi nunca nos abandonan. Y dicen, que el tiempo lo cura todo. Shizuru sabe que es una gran y terrible mentira. 

Ya ha pasado un año, desde aquel día. Un año en el que ha habido todo tipo de ocurrencias. Sí, ya no es elfa. Sí, ahora sólo es una aburrida y simple humana. Mortal, sensible y solitaria. Sí, Sora-sama le ha dicho que ya no es heredera al trono elfo… Como si eso alguna vez le hubiera importado. En realidad, se siente algo aliviada de que las cosas sucedieran como sucedieron. Ella nunca quiso tener ese tipo de responsabilidad. Ella quería una profesión, viajar, conocer todo tipo de personas y culturas… Enamorarse. 

Sakomizu le dijo que podía hacer lo que necesitara para recuperarse de lo que denominaba fue una ‘amarga experiencia’. Shizuru amaba a su padre, pero no podía estar más equivocado. No fue sólo una amarga experiencia. Aquel día murió el amor de su vida, y Shizuru, ciertamente, murió con ella. 

Pero hay que darle gusto a los adultos… Sakomizu no cejaba en sus intentos de que viajara, fuera a otras escuelas, hallase pasatiempos que la sacaran de la espiral de depresión en la que se había metido. Así que Shizuru se puso su mejor máscara… Esa sonrisa falsa y amable, tan diplomática, tan engañosa. Se quedó en su casa de Kyoto e intentó sobrellevar su vida de la mejor manera. Le pidió a Sakomizu ausentarse de la escuela durante un año. Total, no era como que le fuese a costar ponerse al día ni nada. Si por ella hubiese sido, se hubiera aislado en la torre de algún castillo a llorar por siempre a Natsuki, pero amaba a su padre y no quería preocuparlo. 

lunes, 24 de septiembre de 2012

lunes, 24 de septiembre de 2012

Cap. 13 "El final es solo el comienzo" by Nich'ya

Disclaimer: Una vez más, he decidido ‘aprovecharme’ de algunos personajes de Mai-HIME; los cuales, debo declarar, le pertenecen a SUNRISE INC., a pesar de lo mucho que me gustaría que Shizuru fuese mía. He dicho. 

----------------------------- 


CAPÍTULO XIII: UNMEI to SHI


(DESTINO y MUERTE)


¿Nunca te has preguntado cómo comenzó todo? Cada grano de arena… Cada estrella en el firmamento. El inicio y el fin de las cosas…Y quién determina cada paso que damos. Hay entidades que existen desde siempre y que existirán hasta el final, y más allá del tiempo.

Somos, los Eternos. 

♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠



Una habitación oscura de apariencia algo ejecutiva se ve ligeramente iluminada, tallando los perfiles de los doce seres allí sentados. Giran en sus sillas, mientras discuten asuntos de universal importancia… 

- Eres tan terca… ¿No has leído los últimos chismes? Jennifer Aniston ya está comprometida con Justin Theroux. Ese chico Pitt ya es historia. – Comentaba irritada, Amor, de ojos y cabellos claros. 

- ¿Y? Estoy diciendo que metiste la pata con esa mujer Jolie, y eso no podrás negarlo jamás. – Se burlaba triunfante, Sabiduría. 

Destino y Muerte, escuchaban ese intercambio de palabras, sin prestar realmente atención. Reacción que compartían el resto de sus compañeros en la eternidad. Lo que sí hacían era observar a través del único ventanal del lugar, y única fuente de iluminación. 

- Realmente me caen mal los drow… - Confesaba algo cansada, Muerte, mientras observaba como los recuerdos de Natsuki eran compartidos con cuanto espectador estuviese en esa oscura cueva. 

- Personalmente creo que son la mejor obra de Odio. – Acotaba, Destino, mientras miraba sobre su hombro al susodicho ente, que no lucía tan amenazador, babeando su silla. – No le digas que te dije eso. – Finalizó, Destino, mientras volvía a observar la escena que tenía como protagonistas a Shizuru y Natsuki. 

sábado, 22 de septiembre de 2012

sábado, 22 de septiembre de 2012

Último cap. de "La Carta" por GatoCurioso


CAPÍTULO 12

- Nao ¿Qué significa esto? – Natsuki a pesar de su sonrojo logra recomponerse para hacer la pregunta
- ¿De qué hablas directora, es obvio que esa es la comida? – Nao no puede evitar ser cínica, se encoge de hombros, mientras levanta las manos
- No te hagas la tonta, sabes bien de que hablo, ah ¿Pero quieres que te lo diga? Muy bien, explícame ¿Por qué a todas les fue servido Filet Mignon en salsa de vino tinto, y a nosotras nos sirven mariscos y ostiones? – Natsuki no pudo evitar volver a sonrojarse mientras decía lo que le fue servido
- Pues creo entonces, que a la directora le hace falta cultura general, porque todo el mundo sabe que los mariscos y ostiones son… - Nao es interrumpida por Natsuki
- Yo se exactamente que son idiota… - Natsuki también es interrumpida
- Afrodisiacos – Dice Youko con una expresión de seriedad
- Jajajaja – Suelta la carcajada Mai

Mai hacia tiempo estaba a punto de soltar la risa, pero el detonante definitivamente había sido Youko-san, después de eso toda la mesa empezó a reír, a excepción claro de Natsuki, quien estaba a punto de explotar de la rabia, Shizuru quien no podía o definitivamente Natsuki se enojaría mucho con ella y esto dañaría sus planes, y Miss Maria a quien para nada le hacia gracia.

One-shot: "Yeok" by Kuro na Ookami


YEOK


¿Qué le tomaba tanto?

Estaba allí, esperándola, consumiendo quizás el cuarto o el quinto cigarrillo de la noche. Las luces se entrecortaban a medida que los letreros cambiaban de colores y palabras. Variaban salvajemente en medio de la muchedumbre que no los observaba. Todo era un mar de personas distintas, un mar de rostros y cuerpos. Risas desbocadas que se perdían entre medio de la multitud sin un dueño específico.

Y ella seguía allí, sentada al borde de esa esquina, obligando a todos a levantar el pie o rodearla, sin dar una sola ojeada de importancia a las miradas atónitas que le dedicaban quienes la esquivaban, los insultos o los comentarios extrañados de quienes pasaban a su lado. No me pienso mover… aspiró nuevamente el humo, fuerte y rápido, acabando con buena parte del tabaco de una sola piteada. Llevaba más de una hora sentada allí, las piernas entumecidas, los pulmones agobiados.

Le dolían los pies de tanto caminar.

Le dolía el cuerpo, apresado en esa multitud que no paraba de crecer, de subir y bajar, de atraparla y luego devolverla. Quitándole poco a poco su voluntad o su identidad.

Le dolía la vista de buscarla incansablemente.

Cap. 12 de "El final es solo el comienzo" by Nich'ya


CAPÍTULO XII: SHÖGAI

(CULPA)



Aparentemente el dinero compra muchas cosas, cosas que en ocasiones crean en nosotros una sensación que se asemeja a la felicidad. Y si bien la vida de Shizuru, repleta de lujos, siempre le ofreció esta posibilidad… Por extraña que fuera su situación actual… Por bizarras que fueran las circunstancias, Shizuru sentía una extraña sensación en su cuerpo. Algo que se acercaba a la calma, al equilibrio. 

Ya habían pasado algunos días, casi una semana, desde su rapto a manos de Nao y sus secuaces; y ciertamente, aunque al principio se sentía agitada y algo paranoica, la guardia constante de Natsuki y la magia del bosque, la hacían sentirse más segura con el transcurrir de los días. Natsuki sólo entraba en la cabaña, con previo toque en la puerta, tres veces al día, para llevarle alimentos y verificar que se Shizuru se encontrara bien. La castaña observaba los movimientos de la morena casi durante todo el día, a través de la ventana, aunque claro, Natsuki no se percataba. Los ojos verdes de la banshee no se habían detenido a descansar desde que habían llegado, Shizuru supuso que su naturaleza no le exigía dormir o comer, pues la joven de mirar serio estaba todo el día de pie frente a la puerta de la cabaña, escuchando cada sonido y aparentemente concentrada en algo que Shizuru no terminaba de entender. 

A veces la Presidenta Estudiantil sólo abría la puerta del lugar y se sentaba en la entrada. Le gustaba ver como el verde follaje de los enormes y viejos árboles que rodeaban el lugar se mecía cadente y a veces alegre con el viento. Le gustaba sentir la fresca brisa que recorría la superficie de las aguas del lago, llegar hasta su rostro. Pero lo que más le gustaba era observar de cerca a Natsuki… Esa piel pálida, esos ojos fieros, esa cabellera que suave se movía con el resto de las hojas del lugar, la vestimenta oscura que la hacía lucir como un ser tenebroso, pero amable, y ah… Esas sucias Converse lilas. Natsuki parecía no inmutarse ante su presencia, ya no había sonrojos en su hermoso rostro, ni parpadeos rápidos, ni miradas esquivas y tiernas. Shizuru se arrepentía de haberle dicho aquel día que su trato debía ser más formal, más acorde a la naturaleza de su relación. Si bien la heredera Fujino se sentía algo así como en calma, también se sentía cansada. No quería molestar más a la morena. 

Cap. 20/2 de "Nunca digas adiós" de Cristalsif


NUNCA DIGAS ADIOS

Capítulo 20 Parte II

Zafiro


El día del Accidente...

“El amor muere en las memorias olvidadas, y en el corazón gélido, la gema de un cristal fisurado puede volver a renacer” Negi...

Siento humedad en la cara y el cuerpo me pesa, tengo la ropa mojada o eso creo. Esta tan oscuro y me duele tanto la cabeza como si me hubiera tomado un bar completo. No soy capaz de abrir los ojos, los parpados me pesan tanto, busco fuerza en mis brazos e intento levantarme, pero resbalo y caigo pesadamente otra vez. Noto mis heridas, mi espalda dolorida y gruño para no emitir una queja mayor o dejar salir mi llanto. Después de dos intentos o quizás tres, logró ponerme de pie no sin un mareo que me obliga a apoyar la mano en lo primero que encuentro, un tronco seco. ¿Dónde estoy? Me froto los ojos para ver mejor, pero eso me hace ver que solo hay sangre en mis manos, ¿De quién? Espero que no mía.

La bruma es espesa, no puedo ver más allá de mis propias narices y siento que camino, pero no llego a ninguna parte. Creo que es un claro sin luz... en medio de una noche sin estrellas, porque la neblina no permite ver casi nada. Mis pasos me llevan a una arboleda, donde los troncos no reverdecen, están marchitos por dentro y sus ramas ausentes de hojas, son dedos tétricos de las formas más insospechadas. Las raíces solo dificultan mi camino, recubren todo el suelo en un intrincado sistema de enredaderas, moho y plantas de aspecto deplorable, casi todo esta marchito en este lugar. “Como nosotros” Miré en todas direcciones, pero esa voz proviene de todos lados y de ninguna parte en especifico. No sé como he llegado aquí, estaba en medio de la carretera... un auto iba a golpearme y luego nada... ¿He muerto entonces y vine al infierno? Sandeces, si estuviera muerta no me dolería cada musculo del cuerpo. Lo más importante de todo es que, no se cuanto tiempo llevo aquí o que ha pasado. ¡Tengo que averiguarlo!

-Querida estrellaaaa azul... tu luz languida oprimeeee el corazón- El horrendo sonido de una canción llamó mi atención, tan lejos y con todo se podía oír semejante desatino. Ese hombre necesita urgentemente unas clases de canto o destrozar su guitarra y no volver a cantar. De preferencia la segunda. Pero es una persona a fin de cuentas en este horrible lugar, alguien que me diga donde estoy.

Apresuré mis pasos, comenzando a correr y saltar entre los arboles con una habilidad... superior. -Dulce princesa helada, de melenas oscuras y gemas esmeralda...- Esta vez una voz infinitamente más dulce continuó la tonada, curiosamente el lugar de origen era él mismo. Pasaron algunos minutos en medio de mi carrera a través de esos negros arboles, hasta que mis pasos se detuvieron. Frente a una casa destartalada y en pie por alguna gracia divina, divisé a una mujer desmayada en el suelo y ni rastro de los cantantes, nada se movía, nada se escuchaba salvo mi propia respiración agitada. Me acerqué con cautela, activando los brazales para tener a la mano mis armas, solo por si acaso.

martes, 18 de septiembre de 2012

martes, 18 de septiembre de 2012

Cap. 4 de "Dirás" Por Lagar



De Mai Hime, nada me pertenece, sólo tomé prestado.
Pelirrojas…
 “Natsuki, viniste”
“Por supuesto que iba a venir, me dijiste que me necesitabas, que era urgente” – Ni cuenta me di cuando le envié un mensaje a ella, ni siquiera sé en donde estaba yo, lo único que es seguro, es que está aquí, en frente de mi, angustiada por lo que vaya a decir, Natsuki, si supieras…
“Nao, en verdad, dime qué te sucede, que me digas por mi nombre es demasiado pero verte llorar así en el suelo, venga vamos a sentarnos” – Su cálido cuerpo me hace sentir peor, pensé que con un abrazo aliviaría un poco lo que siento -.
“Natsuki, ayer, yo…” – A punto estaba de decirle lo que con Fujino había sucedido, pero presa del miedo me abrasé más a su cuerpo, sé que  lo que debía  decirle, debería ser cara a cara pero no puedo, no pude y me aferré a su cuerpo, escondí mi cara como niña entre su pecho, mojando sus ropas con lágrimas -.
“Nao, ¿qué sucede?”  – acarició mi espalda – “Déjame ver esa carita” – dijo con el tono más tierno y sincero que le conocía. “Amor no te preocupes, todo va a estar bien” – ¿eh? –

Cap. 20 parte 1 de "Nunca digas adiós"

NUNCA DIGAS ADIOS

Capítulo 20 Parte I

Zafiro

...Soy idiota, me doy la media vuelta. Cuando estoy a punto de marcharme a la salida una voz me detiene.

-Ara... no esperaba tal muestra de cobardía- Ese acento tan familiar y desconocido al mismo tiempo me paraliza.

-“¿Cobardía?”- Rechino entre dientes, antes de darme la vuelta para encararla. -¿Quién dem..?.- Se quedan mudas las palabras en mi garganta. Esos ojos hechos de sangre liquida, ¿Por qué me miran de ese modo?

-Parece que a alguien le comieron la lengua los ratones- Sonríe juguetonamente la chica a la que estuve devorando con la mirada y sin ningún reparo. Algo tan impropio de mí, pero es que tiene una sonrisa taaann hermosa... ¿Estoy tonta o qué? ¡Acaba de insultarme!

Di algo cerebro, ¿No ves que se están burlando de ti? -¿Bailas?- ¿Qué? ¿Eso era lo mejor en el repertorio cerebro tonto? Siento que la lengua me pesa toneladas, no entiendo que me pasa, estoy tan nerviosa y me arde la cara.

-Como seguramente notaste, si... estoy en capacidad de ello- Esta tan tranquila y divertida a pesar de la incomoda situación o ¿Soy solo yo la que se siente incomoda?

-Que mal tino tienes para pedirle a alguien que baile contigo, si ya veo que la del problema para ligar eres tú, no el resto de la gente- Niega socarronamente con la cabeza, una mujer pelinegra de ojos ámbar y piel broncínea, era la que estaba bailando con ella y además ¡Esa cara la recuerdo yo de algún lado!

viernes, 14 de septiembre de 2012

viernes, 14 de septiembre de 2012

"Té para tres" Cap.2 de Kuro na Ookami


Capítulo 2 Colina arriba


El ruido de sus pisadas era engullido a medida que corría por la ladera, saltando y resollando silenciosamente de peñasco en peñasco.  El río negro corría muy bajo sus pies, más allá de lo que su vista alcanzaba. Solo el suave murmullo que sus oídos captaban la hacía entender el enorme caudal que se desbordaba salvaje tierra abajo. Se detuvo unos momentos, jadeando. Muy atrás quedaban sus hermanos, tras la arboleda que les servía de hogar temporal.  Volvió la vista, escudriñando la oscuridad con un par de ojos verdes encendidos en el medio de la noche.

Faltaba muy poco para alcanzar la cima.

Siguió su trote rápido, escalando las salientes rocosas por las que crecía suave hierba. No había animales grandes en esa zona. Las cabras que serían capaces de escalar esas roquerías con naturalidad se hallaban a kilómetros de distancia, aún internadas en lo profundo de las montañas, muy lejos de su bosque como para ir a buscarlas. Pequeños conejos, escondidos en sus cuevas de sus mandíbulas siempre hambrientas, eran los que poblaban esas soledades azotadas por el viento. La altura no era suficiente para que el invierno fuera crudo, o la nieve eterna, pero el viento desestabilizaba en ocasiones sus pies seguros y mantenía a raya a los animales grandes que intentaran adentrarse descuidadamente por esos lugares.  Alcanzó una roca plana que servía de base a una pequeña planicie en el camino de subida. Nuevamente se detuvo, registrando el cielo para medir el tiempo que había gastado en el ascenso.

Debía estar de regreso para el amanecer.

martes, 11 de septiembre de 2012

martes, 11 de septiembre de 2012

Cap 19:"Nunca digas adiós" de Cristalsif


NUNCA DIGAS ADIOS

Capítulo 19

Ojo de Huracán


-¡Gané!- Gritó Piro de lo más sonriente, levantándose del suelo para yacer sentada y agotada frente a la humareda. -Cof cof- Tosió a pesar de la mascara, que notó fisurada e incluso ligeramente derretida. Detrás del cristal antibalas ahora expuesto... un brillo divertido marcaba aquellos ojos verdes, junto a sus mechones rojos. -¡Le gané a la Hime más poderosa! Soy Piro y esto será recordado para la posteridad- Comenzó a reír cual maniática.

-No cantes... victoria tan rápido- Los ojos de las Valquirias amenazaron con salirse de sus cuencas...  -Esto aún, no acaba-

El humo se disipó lentamente en el espacio derruido, pero la señora del fuego no se había movido ni un ápice. Los cabellos naranja cubrían el rostro sombrío, una mueca agresiva, los dientes blancos enterrados en la carne de sus labios y las gotas sanguinolentas bajando por su barbilla. Con un lento movimiento irguió su faz llena de hollín y pequeños cortes. La mirada lila, así como la expresión de la muchacha, era irreconocible, su cuerpo magullado, llenó de heridas y su ropa desgarrada, en algunas partes quemada. Mai ladeo la mirada sobre Nina, causando que esta se estremeciera. -Ocupate de Piro... yo tengo algo que resolver con ella- Sonrió sadicamente mirando a Zafiro. Nina contuvo sus deseos asesinos, pero era justo, Mai tenía más motivos que vengar.

sábado, 8 de septiembre de 2012

sábado, 8 de septiembre de 2012

Cap. 18/2 de "Nunca digas adiós"


NUNCA DIGAS ADIOS

Capítulo 18 parte II

Tinta Sangre

La noche más oscura se cernía sobre las calles de la tierra del sol naciente. Las sombras eran escurridizas, y mutaban a la menor variación de luz en las farolas, sin embargo muy lejos de aquel cotidiano paraje, lleno de casas reducidas en tamaño, se llevaba a cabo un operación de alta importancia para la seguridad del mundo y de aquellos pacíficos habitante de la ciudad de Xinjiang. En lo alto del cielo nocturno, donde el viento sede al filo del metal y la velocidad del imponente Jet de Garderobe, un grupo armado y listo para llevar a buen termino su misión, acomodaba la indumentaria y el equipo indispensable para minar las instalaciones de Sears. Pero aquella imponente edificación a unos tantos kilómetros, escondida en el follaje de los arboles, así como su verdadero trasfondo en la profundidad de la tierra, fue para la ocasión un reto superior a los que hasta el momento ha afrontado el escuadrón Otome. Los ánimos caldeados, tanto como la notoria ausencia de la líder habitual de grupo, menguaba las posibilidades y el espitar de lucha. Por tanto la planeación realizada para la infiltración había sido mayor en esta ocasión y vía satélite se hacía un seguimiento completo.

Nina Blan de Ho la ahora líder del escuadrón revisaba sus armas con parsimonia, mientras las demás evitaban por todo medio un tema de alta fibra sensible en la camaradería fragmentada del grupo. Nadie, ni por asomo haría mención del nombre de la anterior líder y querida amiga, todas ellas tienen cuentas que saldar en este asedio.

-Preparen sus paracaídas...- Ordena la pelinegra, cerrando los broches de seguridad con previa revisión, acomodando sus armas en su roba y poniéndose los lentes protectores para tolerar las rafagas de viento que seguramente las esperaban fuera de la aeronave.

-¿Realmente era necesario saltar?- Cuestionaba nerviosamente Mai, acomodando como recordaba según la instrucción, donde debía ajustar las cintas de seguridad. Ya casi olvidaba que primero se tira del cordón corto y luego del más largo, o eso había entendido.

jueves, 6 de septiembre de 2012

jueves, 6 de septiembre de 2012

Cap. 18/1 de "Nunca digas adiós" por Cristalsif

Ok... ok... dije día por medio... pero nunca sé en que día vivo u_u" sorry
:.:.:.:.:.:

NUNCA DIGAS ADIOS

Capítulo 18 parte I

Tinta Sangre

El aire es pesado y me duele respirar, incluso golpeo algunos objetos en medio de la oscuridad. Esto me hace notar que estoy en una casa, una casa abandonada y en desuso por el tiempo. La madera desgastada cruje a cada uno de mis pasos y al retirar una cortina desgarrada, un poco de luz de luna, me permite observar lo lánguido y mortecino del sitio en el que estoy. Sillas llenas de polvo y telaraña, candelabros oxidados sobre las mesas ajadas, cuyas patas negras sueltan de a poco alguna clase de carbón. El sitio es una miseria a la vista, pero nada de lo terrorífico de los rechinidos o las cortinas que mece el viento llama tanto mi atención, como el ser en la sombra cuyo rostro no puedo observar.

-Nina...- Es apenas un susurro y después nada.

-¿Cómo sabe mi nombre?- Cuestiono rompiendo de nuevo el abrumador silencio.

-Nina...- Reitera esa voz sin un tono que advierta alguna emoción. Solo que esta vez se pone de pie y camina hacía a mí o eso atisbo en medio de las sombras. Tomo una pose defensiva y centro mi oído en sus movimientos. -No temas- Musita esta vez con dolor y al fin reconozco el sonido que mana desde su garganta.

-¿Natsuki?- Me atrevo a preguntar, pero algo en mí advierte que no seda y es que mi instinto de supervivencia dice a gritos que me aleje. Doy un paso atrás a pesar de todo e intempestivamente los candelabros se encienden, con flamas lánguidas que dan una vista deplorable de mi hermana. Su cuerpo magullado, repleto de heridas, sus labios rotos, su nariz sangrante y una profunda, tétrica herida en su pecho, tan mortal que ningún ser humano podría sobrevivir a ella. Un gritó de terror escapa a mi control y rauda corro a su lado, pero ella no me deja tocarla y me quedo a mirarla con confusión. -Este es mi tormento, no quiero mancharte con él-

lunes, 3 de septiembre de 2012

lunes, 3 de septiembre de 2012

Cap1. "Té para Tres" de Kuro na Ookami


Mi estimadísima Kuro na Ookami me dio el honor de publicar esta, su nueva historia, antes que ella lo haga en su perfil de Fanfiction.net. Asi que esto está calentito calentito, todo un lujo, nadie puede quejarse, les traigo primicias XD.
Con el toque clásico de Kuro, esta historia promete de verdad.
Bosques, libertad, lobos, y nuestras amadas Natsuki y Shizuru: la buena "pluma" de Kuro nos lleva a un mundo que sin duda vamos a disfrutar... ¿qué más se puede pedir?.
:.:.:.:.:
Té para tres

Capítulo 1: Imágenes recortadas

Despertó con el olor pegado en su nariz.

Con la sensación aún tibia en sus plantas.

Y esa necesidad punzante atenazando sus costados.

Sus piernas se agitaron unos momentos más antes que retomara el control total de su cuerpo. Desesperadas corriendo para retornar al sueño que había abandonado en medio del éxtasis olfativo. No hizo el intento de girarse y quedar nuevamente sobre sus pies, no hizo el intento de abrir los ojos y mirar al cielo que cubriría ese día.

No se molestó en pensar en nada o nadie más.

Intrigada más por sus sueños, por sus pesadillas.

Por esas extrañas conciencias que la arrasaban que por la vida real que empezaba a marchar a su alrededor.

La brisa suave que anunciaba el otoño le revoloteó alrededor de su cabello, arremolinando sus mechones salvajes antes de seguir su camino.

Era sólo un sueño.

Había sido sólo un sueño, nada más que eso. Sólo un sueño demasiado vívido para serlo, demasiado real para recordarlo perdido en la bruma, demasiado para sentirse cómoda con ello.

Cap. 11 de "La Carta" de GatoCurioso


CAPÍTULO 11

La mesa estaba finamente arreglada, el servicio que había contratado Nao era impecable, y se veía a dos chicas, que al parecer eran profesionales en el tema, ir de la cocina a la mesa y viceversa, Nao las dirigía perfectamente. Todas las invitadas estaban reunidas en la sala, allí estaba ella, Mai de nuevo muriendo de la risa, a Natsuki esto le daba mala espina.

- ¿Natsuki qué significa todo esto? – Shizuru no entendía nada
- Pues si esperas un poco te enteraras – Natsuki trataba de ser seria, para que Shizuru no insistiera
- ¿Me esconderás algo a mí? Tu Shizuru – Natsuki se sonrojó, si seguían así terminaría por contarle todo, arruinando la sorpresa, aunque era muy obvio, según ella
- Ven, vamos a la sala y saludas a Mai – Excelente manera de salir de esto, pero  ¿Qué tal si Mai abría su gran boca?, Aunque Mai sabía que si hacia eso, le iría muy mal
- Está bien – Shizuru dejó de insistir, Natsuki parecía querer guardar el secreto hasta último momento, así que la dejaría

Natsuki volteó y vio la mesa, habían más puestos, la mesa parecía demasiado grande, habían 1, 2,… ¡10 puestos! Dos más de los acordados.

- ¡Nao! – La voz de Natsuki dejó a todos los presentes de piedra, daba mucho miedo
- ¿Dime? – Al parecer a Nao no le afectaba aquel tono de voz
- Ven acá 

domingo, 2 de septiembre de 2012

domingo, 2 de septiembre de 2012

Cap.17 de "Nunca digas adiós" por Cristalsif


NUNCA DIGAS ADIOS

Capítulo 17

Latidos al Unísono


-Usted... señorita Shizuru Fujino Viola, acepta por esposa a la señorita Tomoe Torrento Margueritte, ¿Con acuerdo de sus derechos y deberes conyugales? Teniendo en cuenta además las clausulas nupciales escritas en este documento... que  corresponden de la siguiente forma (insértese 15 minutos de lectura de aburridas menciones legales)... ¿Acepta?- Dijo solemne, un hombre que ya pintaba algunas canas en su cabeza de cabellos marrones y lentes en su redondo rostro. Pero aun así bonachón y barrigón, ante la pareja en el altar improvisado para la ocasión.

-Acepto-

-Firme aquí por favor- Las pálidas manos de una castaña bellamente ataviada en un vestido blanco, dibujaron con perfecta caligrafía su nombre en las lineas correspondientes. A su lado una mujer de cabellera verde en un corte disparejo, miraba con adoración y radiante felicidad, el vinculo que ante el estado y ante dios (para sus adentros) el amor de su vida, juraba como símbolo de su amor a ella.

-Usted... señorita Tomoe Torrento Margueritte, acepta por esposa a la señorita Shizuru Fujino Viola ¿Con acuerdo de sus derechos y deberes conyugales? Teniendo en cuenta además las clausulas nupciales escritas en este documento... y antes mencionas ¿Acepta?- Todos los allí reunidos evitaban con mucho esfuerzo un bostezo.

-Acepto- Casi gritó con júbilo aquella mujer de ojos violeta.

sábado, 1 de septiembre de 2012

sábado, 1 de septiembre de 2012

Cap. 3 de "Dirás" por Lagar


De Mai Hime, nada me pertenece, sólo tomé prestado.

Lo único que tengo que hacer es caminar, no saludar a nadie (como siempre hago), ignorar a todos (como siempre hago) y concentrarme antes de que mi vida se siga yendo más y más al hoyo. ¿¡¡¡ A quién demonios le pueden gustar los lunes!!!?
No soy la mejor estudiante, mis faltas son constantes, mis retardos son comunes pero no por la razón que muchos piensan; mientras casi todos los demás estudiantes tenían tiempo libre, yo me desgastaba buscando sobre el pasado, sobre mi madre, sobre esta maldición, que aunque ya no está presente físicamente, aquí se queda, en los recuerdos de batallas perdidas, de heridas que aún sangran, de mis revelaciones tardías. Aprendí que nada de esto termina; lo que hicimos lo volveríamos a hacer, aquello que hicimos fue porque así lo quisimos, no culpo a los poderes, no sé si alguna de ellas lo haga, yo no. Si mi madre quiso venderme aún no estoy segura pero no cabe duda que ahora es peor; sin habilidades, sola y con ganas de no verla nunca más, de no creer en sus mentiras. Para mi mala suerte que no termina, tengo que soportar primero esta semana, ya casi no viene nadie a la escuela, uno que otro jodido como yo que no pudo sobornar a maestros, o de plano, otros que ni rezando pasarán los exámenes; confío en mí, sé que estoy aquí no por mi falta de conocimiento sino por la falta de tiempo, además mi  interés estaba muy aparte. Otros que también están por aquí son los del consejo estudiantil, esos niños bonitos (menos Haruka) además de ser cumplidos en todo, tienen responsabilidades por demás aburridas, lo que me recuerda, tengo que comprar una laptop.
 Si te fueras durante esta semana sería grande mi fortuna, pero no, eres quien eres y seguro debes tener asuntos burócratas pendientes presidenta querida. ¿Qué voy a hacer cuando te vea? ¿Tragarme este coraje y saludarte? No lo creo, no soy tú, no podría. Quizá me decida a ser valiente e ignorarte, así como debo ignorar lo que siento; y yo que había estado guardando esto, nunca imaginé corresponder aquello que según sentías, lo que con un beso me hiciste creer se quebró en el instante en que te vi, tanto me dolió que por unos momentos no supe más de mi, corrí hasta donde pude, me dejé caer en un lugar que no conocía; de qué me quejo, si nada éramos, si nada somos, sólo las mentiras que dijiste, eso que en mi crecía, eso fuimos princesa, unos besos amargos, una fantasía.