Rss

martes, 21 de agosto de 2007

martes, 21 de agosto de 2007

POR AMOR - CAPITULO 4: REENCUENTRO (PARTE 1)


Autora: DarkMajo (http://darkmajo.livejournal.com/)

A/N:
Holas, siento la demora del capítulo, pensaba colgarlo la semana pasada, pero con los sucesos ocurridos en peru (si.. el terremoto V_v) estuve sin luz un par de dias T_T, en fin, cuelgo la primera parte hoy, la otra esta en mi otra compu :S espero colgarlo hoy o mañana. Mi idea era colgar todo el capitulo como dije, pero weno espero hacer eso con el siguiente cap. Gracias por el animo y la espera n_n.

PD: por cierto, las palabras que aparecen entre [] son las palabras que realmente Haruka (si haruka aparece al fin :p) quiere decir... ya saben que ella habla mal hasta su propio idioma.. :S

************

Capítulo 4: Reencuentro. (primera parte)

Era la cuarta vez que se despertaba aquella noche; sus pensamientos no la dejaban en paz. Miró el despertador que estaba a su lado. 4:36 AM. Suspiró cansada. Fijó su mirada en un punto del techo de su habitación. Por la hora, la oscuridad seguía presente en el lugar. No sabía porqué, pero tenía un mal presentimiento. La discusión que tuvo ayer con Shizuru recorría una y otra vez por su mente. “No entiendo porqué tuve que hacer y decir eso…pero no podía controlarme…” levantó lentamente una de sus manos para rozar con un par de dedos sus labios. “tu piel… se sentía tan suave en mis labios… no se que me llevó a hacerlo pero…” Suspiró “…no sé que es lo que haces en mi, Shizuru…”

-Argh! –levantó ambas manos y las apoyó sobre su frente, completamente frustrada mientras cerraba los ojos.
-Natsuki?... estas despierta? –se escuchó una voz a su lado. Natsuki volteó la cabeza para ver a Mai.
-Si, siento haberte despertado. –Mai miró el despertador.
-Son las 4:40, que haces despierta a esta hora?
-Mnnn… -colocó las manos detrás de su cabeza –no puedo dormir… -Mai bostezó.
-Y eso porque?
-Tengo muchas cosas en la cabeza
-Bueno… eso es nuevo… -dijo casual
-Hey! –dijo ofendida. Mai solo rió suavemente.
-Hay algo en lo que te pueda ayudar?
-Mnnn… de hecho… si… - cerró los ojos y se relajó un poco antes de hablar –Mai… tu estas… enamorada de Tate?
-Q-Que? P-porque preguntas algo así tan de repente –dijo nerviosa
-Solo contesta –Mai suspiró
-Pues… si… creo que si…
-Mnnnn…. Y dime… que es lo que sientes… cuando estas con él?
-Pues… cuando estoy a solas con él… me pongo un poco nerviosa, siento que el corazón late a mil por hora… mis manos sudan frío… siento que mi habilidad de pensar se reduce a la mitad… y a veces… no se… hago cosas que normalmente no haría… incluso me irrita ver que algunas chicas se le acerquen…
-Ya veo… - “lo mismo que me pasa con Shizuru…” volteó a ver a Mai y observó a la figura que estaba a su lado. –Mai… Mikoto es tu mejor amiga, verdad?
-Todas ustedes son mis amigas, Natsuki
-Lo sé, pero me refiero a que a Mikoto es especial para ti…
-Pues si, así es…
-Y alguna vez te sentiste de esa forma con Mikoto?
-Natsuki, porque preguntas todo eso?
-Te sentiste así? –al ver que su amiga no le diría nada se limito a contestar
-No, a Mikoto la quiero mucho al igual que a ustedes, pero nunca me sentí así… con ninguna de mis amigas más cercanas si eso quieres saber…
-….ya me dio sueño, intentaré dormir lo que queda de tiempo –dijo dándole la espalda a Mai –va a ser un día muy largo –Mai solo negó con la cabeza “esta chica si que está confundida…” pensó. Mai volvió a cerrar los ojos intentando recuperar el sueño, sin percatarse que la persona que yacía a su lado y que consideraba tan especial derramaba suaves lágrimas.

*************

La clase de historia estaba tan aburrida como siempre, o eso es lo que pensaba Natsuki. Si lo que dijo Takeda era verdad, solo tenía hasta mañana para tener lo necesario en orden y poder inscribirse. Aún no sabía si estaba haciendo lo correcto, pero ya lo había decidido y no había marcha atrás. Aprovecharía la hora del almuerzo para ir a hablar con la directora. Bostezó y miró por la ventana. Aún faltaba mucho para poder regresar a los dormitorios y poder recuperar algo de su sueño perdido. Afuera todo se veía tranquilo, ya que todos estaban en clase; sin embargo, algo llamó su atención. A lo lejos, podía observar una motocicleta aparcada al costado de uno de los edificios de l escuela. “extraño… pensé que era la única que manejaba motos… eh? Es una Ducati? Mnnn… buen gusto, es muy parecida a la primera que tuve… de quién será?”

***************
Estaba recorriendo los pasillos de la escuela, dirigiéndose a lo que sería su nuevo salón de estudios. Si no hubiesen sido por los sucesos anteriores, sería un lugar común, parecida a las demás escuelas del país. Había llegado al fin al pasillo en donde estaba su aula asignada, pero antes de poder llegar una voz la interrumpió.

-Estaba buscándote –dio la vuelta para ver de quién se trataba. Había pasado mucho tiempo desde la última vez que estuvo en aquel lugar y hasta donde sabía, nadie se había enterado que estaba de regreso.
-Oh! Masashi-kun, que bueno verte… para estar buscándome, me haces pensar que tienes una respuesta
-Si… no creí en lo que dijiste al principio pero…
-Pero lo comprobaste… no es así?
-Si…
-Entonces, que respondes?
-…acepto la propuesta, pero que quede claro que lo hago por el bien de Kuga-san, si veo que de alguna forma le hace daño le diré toda la verdad, arriesgo de que me odie.
-No te preocupes, como tu lo dices, es por su bien –se acercó al chico y puso una mano en su rostro, haciendo que éste se sonrojase – yo se que la quieres para ti… así que con esto los dos ganamos…
-No lo hago por mi-
-No necesitas explicarme tus razones –le cortó –mientras ambos obtengamos lo que queremos no importa… - se alejó de él para luego darse la vuelta y dirigirse a su destino –nos veremos luego
-Espera, hay algo más – la chica se detuvo, dando vuelta para mirarlo –tienes que dejar las elecciones del consejo… -dicho esto la chica frunció el ceño, tornándose seria
-Acaso va a postular?
-Si, así que es necesario que la dejes ganar
-Y porqué haría eso? Va contra mis planes…
-Es la única forma de hacer que confié en mí, la oportunidad se me presentó por si sola, ella me pidió ayuda –en los labios de la chica se formó una sonrisa cruel “todo va saliendo bien…”
-Está bien, dejaré las elecciones, pero tienes que hacer que me incluya dentro del concejo
-No será necesario, yo ya me aseguré un lugar ahí, puedo decirte lo que pase… si no aceptas entonces yo tampoco aceptaré la propuesta y aquí acaba todo, esa es mi condición.
-…. Eres más astuto de lo que pareces… está bien, será como digas… ahora tengo una clase a la que atender… si me disculpas… -se dio la vuelta y caminó hasta la puerta más cercana, la tocó un par de veces y el maestro salió, dejándola entrar.
Takeda esperó a que entrara para luego darse vuelta y dirigirse al dojo de la escuela, tenía muchas cosas en las que pensar y necesitaba estar solo.

***********
-No puedo creer que esté haciendo esto –dijo una rubia muy molesta mientras se acercaba a un complejo departamental –esa bubuzuke sabía que teníamos el examen final del instinto [instituto] y yo me la pasé toda la noche estudiando para vencerla y no fue… NO FUE! Que se ha creído! Cree que puede pasar el examen de impreso [ingreso] así sin estudiar? Ja! Yo, Suzushiro Haruka le demostraré que se equivoca –al llegar, golpeó fuertemente la puerta del departamento de Shizuru –Oye! Fujino! Sal de ahí ahora! Oye! –no dejaba de golpear la puerta – Seguro estás con esa delincuente no?? Abre!
-Señorita –Haruka volteó a ver quien le hablaba. Era una joven que al parecer estaba encargada de la limpieza general del edificio.
-Eh? Que sucede?
-Es usted amiga de Fujino-sama?
-Eh… pues… podría decirse que si –observó el rostro preocupado de la chica –sucede algo?
-Vera… temo que le haya pasado algo…
-Porqué lo dices?
-Ayer por la noche me encontraba limpiando el departamento de a lado, cuando de repente escuché una discusión aquí, entre Fujino-sama y otras dos personas más, salí a ver de que se trataba y vi que dos hombres vestidos de negro la estaban obligando a salir del departamento y que los acompañe, yo me asusté y les dije que llamaría a la policía, pero luego Fujino-sama me dijo que no me preocupara, que todo estaba bien, así que salió del departamento escoltada por ellos dos, no ha regresado desde entonces.
-Hombres de negro? –“Será acaso que el Primer Distrito ha vuelto? Según Yukino ellos fueron destruidos…” –escuche, si ve que regresa dígale que me llame si? Ella tiene mi número, soy Suzushiro Haruka. Por percusión [precaución] no diga nada a nadie entendido?
-Está segura? No quiere que llame a la policía?
-No, sería peor… tengo que irme y recuerde lo que le dije –dicho esto caminó hacia el ascensor mientras sacaba su celular y digitaba un número –Yukino! Puedes hablar?... Si, ha pasado algo, necesito que le digas a Kuga que….

**********
-Bueno clase, antes de continuar les presento a una estudiante que tal vez algunos recuerden, ella estuvo estudiando aquí tiempo atrás pero tuvo que irse a vivir a otro país, pero ahora que ha regresado denle la bienvenida –todos los estudiantes estaban impactados por la belleza de aquella chica, muchos de ellos la recordaban y se sorprendieron de verla.
-Mucho gusto, mi nombre es Margarite Tomoe, me alegro volver a verlos a todos ustedes –dijo mientras se inclinaba, saludando respetuosamente a toda la clase. Natsuki volteó la mirada para ver porqué había tanta conmoción, no se había percatado de lo que había pasado por estar sumergida en sus pensamientos, hasta que la vio dirigirse hacia ella.
-Tú?! –se puso en pie –que rayos haces aquí?!
-Ara! Que cruel de tu parte, Natsuki –dijo susurrando lo suficientemente alto para que solo ella la oyera, imitando el dialecto de Kyoto, exactamente igual a Shizuru. Natsuki frunció el ceño en un claro gesto de disgusto e ira.
-Kuga-san! –dijo el profesor –que pasa aquí?! Que clase de conducta es esa?
-Oh! No se preocupe profesor- contestó Tomoe –es solo que se sorprende de verme aquí, es todo. Verdad, Natsuki-san? –Natsuki la miró, odiaba la manera como decía su nombre, como la miraba, pero lo que más detestaba era que intentara ayudarla para no meterse en problemas. Tal vez en otras circunstancias no le hubiese importado lo que su profesor o cualquiera dijeran para detener su rabia, pero ahora no podía darse el lujo de meterse en alguna pelea, no mientras quisiera participar y ganar las elecciones estudiantiles.
-Si… me sorprendió verla, discúlpeme… -dijo a la vez que se sentaba en su lugar, mientras Tomoe se sentaba en el sitio que le habían indicado, justo a su lado. Mai observó la reacción de Natsuki y sabía que se trataba de algo más, ella normalmente se comportaba de esa manera cuando algo realmente la molestaba, “Natsuki…” pensó. El profesor retomó inmediatamente la clase, dejando de lado el incidente.

********

Bueno hasta aqui la primera parte... ahora falta saber que paso con Shizuru! :p bueno nos vemos!

domingo, 12 de agosto de 2007

domingo, 12 de agosto de 2007

AHORA QUE TE VAS - PARTE 2 de 2

Natsuki K. : Esstee solo les recuerdo que tuve que partir el fanfiction en dos.. La primer parte es la entrada anterior..
----------------------------


Unos meses atrás……


- ¿Natsuki? ¿la alcanzaste? – dijo por el celular – que bien… ¿cómo?... ¿dónde?.... oh espera lo anoto…… ujum, ujum, ujum… si… si ya lo tengo… ¿segura que ahí está la copia de tu llave?... pues que confiada y ¿qué quieres que haga? – pregunto levantando una ceja mientras hacia un puchero con la boca – ¿¿¿¿!!!hummmmm!!!!!??? ¿Qué yo qué????... pero… pero…. No… no. yo … ¿cómo?.... ¿Cómo andar en bicicleta?.... ¿estás segura?... ¡¡¡¡aaahhh!!!! – suspiro – de acuerdo iré llevaré a Mikoto conmigo…. Sí, sí…con cuidado lo sé, lo sé… - colgó mientras suspiraba.

Al día siguiente…..

- ¿La ves por algún lado Mikoto? – pregunto mientras miraba en todas direcciones.

- No – respondió

- ¡Oh! ahí la veo, bueno Mikoto vamos – le guiño.

Y pues bien las chicas subieron a la motocicleta se pusieron el casco, Mikoto se sujeto bien a la cintura de Mai quien puso la llave en el encendido y…

- Bien no parece tan difícil – dijo confiada al momento de sentir la potencia de la maquina – y ahora hasta el Instituto ¡vamos Mikoto, nos espera la carretera y la libertad! – dijo elevando el puño al cielo.

- Ujum, ujum – dijo Mikoto sentando con la cabeza…

La maquina rugió y… 50 metros más adelante… Mikoto sostenía a Mai entre sus brazos mientras saltaba de la motocicleta de la cual Mai perdió el control y esta fue a estrellarse de lleno contra la pared.

- Esto… – dijo Mai mirando el lamentable estado de la motocicleta – no… no esta pasando ¿verdad Mikoto? – pregunto al tiempo que Mikoto negaba con la cabeza pero decía – ujum, ujum…

- Básicamente – dijo regresando de sus recuerdos – me obligaste a ir por ella, si sabías que nunca en la vida había conducido ¿por qué?.

- Bueno ya es suficiente – dijo Natsuki al tiempo que vaciaba casi por entero, la botella de Mayonesa sobre su ensalada.

- Hummm – murmuro Mai mirando la despreocupada forma como la chica bañaba en mayonesa su comida – dime Natsuki ¿no le falta Ensalada a tu Mayonesa?.

- Metete en tus asuntos – dijo al tiempo que clavaba el tenedor en su comida y se llevaba un bocado el cual pareció disfrutar al máximo.

- ¿Cómo puedes comer eso? – musito al tiempo que suspiraba y dejaba su almuerzo a un lado – eh Natsuki te ayudaré a elegir el regalo de Fujino-san, ¿quieres que vayamos por la tarde a la ciudad?

- Sí – dijo mientras se llevaba otro bocado – deberías probar esto.

- Claro, claro – dijo Mai – “en otra vida quizás” – pensó – por ahora me voy nos vemos más tarde.

- De acuerdo – dijo al tiempo que se llevaba otro bocado.

****

- Definitivamente no entiendo que es lo que buscas – dijo Mai mientras se sentaba en uno de los sillones de masaje – hemos recorrido todo el centro comercial y aún no te gusta nada.

- Es que debe de ser muy especial – dijo Natsuki al tiempo que se llevaba la mano a la barbilla.

- ¿Especial? – pregunto Mai mientras giraba el rostro hacia una de las tiendas que faltaban por recorrer - y dime Natsuki ¿qué tan especial debe ser? – pregunto mientras levantaba una ceja y sonreía maliciosamente mientras miraba ese lugar.

- Muy especial – respondió.

- De acuerdo – se levanto la tomo de la mano y la llevo a esa tienda.

Minutos más tarde……..

- ¡Que te propones con esto? – pregunto avergonzada.

- Vamos Natsuki ¿qué podría ser más especial que regalar a la persona que amas esa parte de ti? ¿hummm? – le toco la frente con el dedo mientras le sonreía juguetonamente – no me dirás que estos meses no lo has pensado un poquito al menos.

- Pues – dijo al tiempo que se ruborizaba al máximo – pues ahora que lo dices… yo… – de repente se dio cuenta de la situación - ¡oye y a ti que te importa si eh pensado en…?

- Shhhhzzzzzzz Natsuki – le guiño – no querrás que la gente sepa de lo que hablamos ¿no? – le señalo discretamente a las mujeres que les observaban y con ello se sonrojo al máximo.

Baste decir que tras unas horas de convencimiento Natsuki termino comprándose una lencería bastante sexy.

- Ahora sí – dijo Mai satisfecha ya tenemos la envoltura del regalo – ¿ne, Natsuki? – le guiño haciendo que se sonrojara hasta la nuca.

- En verdad disfrutas hacer esto – dijo molesta, sin embargo en cierta forma y muy a su “forma” se lo agradecía.

- ¿Te puedo preguntar algo? – dijo Mai mirándola de reojo.

- Sí – le respondió mientras miraba a lo lejos su motocicleta.

- ¿Entonces nunca lo has hecho?

- ¡Pero que claseeeee de pregunta es esa??? – le espeto a la cara con un gesto en verdad graciosísimo.

- Te dije que si te podía preguntar ¿o no? – dijo Mai mientras se encogía de hombros.

- ¡Sí pero no tienes porque preguntar ese tipo de cosas!

- Creo que eres de las personas que les gusta que la gente les voltee a ver.

- ¿Qué? – pregunto intrigada y Mai solo le señalo alrededor para mostrarle a las personas que le miraban fijamente, a lo cual Natsuki se sonrojo por completo mientras deseaba que la tierra se abriese y se la tragara.

- “No sé quien es peor al momento de bromearme” – pensó – “si tu o Shizuru” – se resigno.

****

El día llego, la noche anterior a ese sábado Natsuki lo paso dando vueltas en la cama, si bien era seguro que se imaginaba como se haría con un chico pero ¿con una chica?... le daba vueltas y vueltas al asunto, sabía que Shizuru sería gentil con ella pero lo único que le molestaba era el no ser capaz de satisfacer a la chica que amaba; quizás eso era lo que la había detenido todo este tiempo. Cerró los ojos e intento dormir.

Por la mañana se levanto muy temprano tomo sus cosas y salió, respiro con profundidad al momento de subir al tren que la llevaría a Tokyo.

- “¡Bien! – pensó – es hora” – se dijo al tiempo que sonreía.

Durante el transcurso miro su reloj sin dudad alguna llegaría mucho antes de lo planeado como fuera el hecho de no haber poder dormido le hizo hacer todo con anticipación, se relajo en el tren mientras viajaba había tiempo y pudo darse ese lujo, inclusive dormito un poco, unas horas después ya estaba en Tokyo, llego hasta el apartamento de Shizuru y aprovechando que le diera una copia de su llave entro sigilosamente, camino despacio y se detuvo en seco al escuchar ciertos ruidos provenientes del baño incluyendo su nombre; se asomo por la estrecha abertura de la puerta su rostro se ruborizo al máximo al contemplar la escena.


[Álbum :Viernes 13; Grupo: Anabantha; canción Agua Sexual]

- Aaah Natsuki – susurro Shizuru quien estaba metida en la tina tenía sus ojos cerrados mientras se notaba el movimiento de su brazo sin duda alguna haciendo algo dentro del agua, su otra mano la mantenía en suaves movimientos sobre su pecho.

- “¡Aaahh! Esto… ella… esta…” - pensó al tiempo que miraba fijamente a Shizuru y tragaba saliva

- Natsuki – volvió a susurrar – provocando que la poseedora de ese nombre tragara saliva; Shizuru se llevo la mano al rostro dibujándose una caricia de la mejilla pasando por su cuello, su pecho y más abajo – ¡aahhh! – exclamo al tiempo que inclinaba un poco la cabeza hacia delante y apretaba los labios, su rostro sonrojado y su respiración agitada provocaron que Natsuki cruzara las piernas al sentir el destello del deseo reflejarse en ese sitio.

- “hummm Shizuru – pensó - ¿tanto te gusto?” – se sonrojo al máximo al tiempo que se entristecía un poco.

- Natsuki – repitió Shizuru en un suave murmullo – Natsuki – su rostro reflejo cierto dolor suspiro profundamente mientras abría lentamente los ojos – no es suficiente hacer esto – murmuro audiblemente – se recargo hacia atrás mientras cerraba los ojos – en verdad Te necesito.

- “Shizuru - pensó Natsuki - eh sido tan egoísta… nunca imagine que me desearas tanto – en su rostro se formo una gentil sonrisa acompañada de un sonrojo tenue, dejo de mirarla y se recargo suavemente en la pared - … se siente tan bien – coloco la palma de la mano sobre su pecho, su rostro tomo un gesto decisivo - lo lamento tanto Shizuru, te he hecho esperar demasiado por mi…pero hoy… hoy…solo espera un poco más” - sonrió dulcemente salió de nueva cuenta sigilosamente, espero un par de minutos y volvió a abrir la puerta solo que esta vez al momento de entrar vio a Shizuru que salía envuelta en una toalla blanca. El rostro de Shizuru se ruborizo levemente al mirar a Natsuki.

- ¡Oh! – fingió - ¿ya estas levantada Shizuru? – le sonrió mientras se acercaba a ella le echaba los brazos al cuello y depositaba un suave beso en sus labios – me alegra que lo estés hoy quiero darte el mejor cumpleaños de tu vida – le sonrió – vístete pronto que quiero aprovechar cada momento del día contigo.

- Natsuki – Shizuru le sonrió tiernamente – enseguida estaré lista.

[Álbum :Angels; Grupo: Within Temptation; canción Say MyName]

Natsuki le admiro mientras se desprendía de la toalla, su cuerpo perfecto, cada una de sus formas, al recordar el tono de su voz al pronunciar su nombre no pudo evitar sentir un estremecimiento recorrerle el cuerpo por entero, en verdad deseaba probar esa piel en su boca, realmente deseaba poder unir su piel a la suya. Escuchar su nombre acentuado de esos labios que sabían a gloria infinita, su rostro se ruborizo lentamente y tuvo que desviar su mirada porque esa sensación de deseo se volvía a apropiar de su entrepierna. Cuando Shizuru estuvo lista salieron ambas, fueron a desayunar, pasaron a un museo de Arte moderno al cual Shizuru deseaba ir, dieron después una vuelta por el Zoológico de Tokyo, por la tarde caminaron un rato por el parque, fueron a comer y después terminaron dentro de una sala de cine Natsuki se abrazo a Shizuru mientras le pasaba el dedo por su pecho haciendo formas sin sentido, para la chica que recibía las caricias era en verdad torturante, Natsuki le acaricio entonces la mejilla de lleno con la palma de la mano la atrajo hacia sí y le beso con profundidad.

- Aaahh Natsuki – susurro provocando en la chica de cabellera azulada una oleada de deseo recorrerle el cuerpo entero

- Shizuru – musito en sus labios, en ese instante las luces de la sala se prendieron lo que provoco que Natsuki se separara de ella, la tomo de la mano y se fueron de aquel sitio – “creo que haré que nos saltemos la cena y pasaremos directo al postre” – pensó mientras sonreía, la llevo directo a su apartamento.

- Gracias Natsuki – dijo Shizuru al tiempo que cerraba la puerta y se acercaba a abrazarla – ah sido el mejor cumpleaños de mi vida.

- Aún… - dijo sonriendo suavemente pero sin verla a los ojos – aún no se termina… quiero vértelo puesto – dijo dejando sorprendida y confundida a Shizuru.

- ¿Cómo? – pregunto extrañada.

- Shizuru… – susurro abrazándose de lleno a ella y por vez primera y controlando sus temores le deslizo las manos por la espalda solo que esta vez la dirección era hacia abajo, Shizuru se crispo al sentir esas manos tocarle esa parte de su cuerpo – quiero vértelo puesto – volvió a decir Natsuki solo que esta vez la miro de lleno a los ojos y Shizuru supo a lo que se refería – le miro ligeramente interrogante tratando de hallar algún signo de que quizás lo estaba mal interpretando; Natsuki se separo de ella - entrare al baño a cambiarme - le dijo - voy a darte tu verdadero regalo de cumpleaños.

La puerta se cerro y Shizuru quedo interrogante con el rostro lleno de ansiedad, ¿sería posible que eso estuviera ocurriendo?, como fuera la deseaba, la deseaba en verdad se desprendió de la ropa con ligereza se acerco a su guardarropa y extrajo el hermoso conjunto que Natsuki le escogiera compuesto de una bata transparente que le llegaba a la mitad de las piernas, junto con un bra en el mismo color y una sensual y bella prenda intima que cubría solo lo esencial; Shizuru se dirigió a la ventana y corrió la cortina, la puerta del baño se abrió y Natsuki salió con un exquisito conjunto en azul obscuro transparente, la sensual ropa interior que se transparentaba por entre la tela dejo casi sin respiración a Shizuru; Natsuki por su parte quedo maravillada al ver la natural sensualidad que manaba del cuerpo de esa chica de Kyoto.

- Te ves hermosa – dijo Shizuru sonrió mientras se ruborizaba y caminaba hacia ella, sus movimientos eran tan agraciados como sensuales y lo más increíble era que eran totalmente naturales.

- Shizuru – susurro al sentir como la apresaba en un dulce y gentil abrazo, le ofreció sus labios y Shizuru le beso, dulce pero profundamente y esta vez deslizo su lengua por su cuello mientras la sentía temblar entre sus brazos provocándole inmensas olas de placer, la recostó sobre la cama mientras seguía besándola por encima de la ropa.

- Tendrás que enseñarme – susurro Natsuki tomándole por un momento el rostro entre sus manos – porque – se ruborizo – quiero ser capaz de proporcionarte un placer inmenso – Shizuru se enterneció al escuchar esas palabras y no pudo evitar que las lagrimas se asomaran por sus ojos.

- Natsuki – sonrió.

- Te Amo Shizuru – dijo al tiempo que la volvía a besar – “haré todo lo posible por demostrártelo” – pensó al tiempo que permitía a Shizuru desprenderle de su ropa.

[Álbum :Silent Force; Grupo: Within Temptation; canción Pale]

Le beso su cuerpo tiernamente llenándola de suaves caricias, poco a poco y sin prisa deleitándose en su piel, la sentía temblar entre sus manos, la sentía estremecerse ante sus besos ante el suave recorrido que su manos le prodigaban a lo largo de su cuerpo.

- ¿Déjame sentirte? – le suplico al tiempo que le sujetaba el rostro con las manos – déjame sentir tu piel pidió – su rostro se ruborizo.
- Natsuki – dijo casi en un suspiro, permitió que Natsuki le desprendiera de su ligero atuendo.
- Aahhh – musito al tiempo que pasaba sus manos por su cuerpo – eres perfecta Shizuru – entreabrió la boca y se la ofreció a Shizuru quien le beso recostándose de lleno sobre su cuerpo – huummmm – la suave presión de su peso contra el de ella le hizo vibrar por completo – “se siente muy bien, tenerte así” – pensó al tiempo que la chica sobre ella le devoraba dulcemente en ese beso; Shizuru le deslizo la lengua por el cuello, por los hombros y se detuvo en sus pechos aún cubiertos por ese tenue trozo de tela paso su lengua repetidamente sobre la misma hasta que sintió el pezón de la chica endurecerse el otro lo tenía entre sus dedos índice y pulgar, la tela termino empapada en la saliva de la chica quien tomo con los dientes la tela y la retiro sin dificultad dejando al desnudo ese lindo par de pechos que se mostraban erguidos y deseosos.

- Natsuki – susurro mientras hundía su rostro en medio de ese sitio y tomaba sus pechos con las manos - ¿esto es cierto verdad? – finas lagrimas escaparon por sus ojos.

- Shizuru – levanto su rostro con la mano y le miro tiernamente – muy cierto - le susurro – por favor Shizuru hazme tuya – le pidió provocando en Shizuru un deseo ardiente más allá de cualquier comprensión humana le deslizo las manos por la espalda y la lleno de múltiples besos por sus pechos, por su estómago en su vientre, deslizándose lentamente hasta llegar a su entrepierna aún cubierta por la fina tela.

- Aaahh Shizu… - Natsuki metió las manos pero Shizuru las tomo firmemente y levanto la vista - ¿puedo tomarte? – pregunto respirando agitadamente – mirándola con los ojos nublados en deseo – por favor – suplicó.

- Aaahhh Shizu…. – Natsuki asentó, Shizuru sonrió sutilmente mientras le separaba la piernas y le acariciaba con el dedo sobre la tela, Natsuki movió lentamente las caderas provocando en Shizuru una excitación cada vez mayor poco a poco la tela se fue humedeciendo, acerco su rostro poco a poco a ese sitio Natsuki al ver eso se ruborizo al máximo y sintió entonces el destello de deseo que se reflejaba como un suave palpitar sobre su sexo.

- Abre tus piernas tanto como puedas - pidió Shizuru mientras hundía su rostro en ese sitio y le respiraba con profundidad.

- Aahhhmmmm Shizuru – Natsuki sintió un deseo intenso.

- ¿Quieres que te pruebe? – pregunto mientras reposaba la cabeza sobre su pierna y seguía acariciándole con el dedo.

- S.. sí – respondió.

- ¿Puedo hacerlo como desee? – pregunto con la respiración agitada y llena de deseo.

[Álbum :The Heart Of Everything; Grupo: Within Temptation; canción All I Need]

- S… sí – musito al tiempo que sentía la tibia lengua de Shizuru deslizarse de arriba abajo sobre ese trozo de tela que ahora parecía estorbarle pues deseaba sentirla de lleno en su sexo húmedo y palpitante.

- Por favor – suplicó Natsuki – tómame – dijo al tiempo que hundía sus manos sobre la melena de la chica y la apretaba más a su sexo.

- Eres tan ardiente Natsuki – susurro Shizuru quien hizo a un lado la tela que le estorbaba y deslizo su lengua dentro de ese sitio.

- ¡¡¡¡Aaaaa!!!!! Shizuruuuuu….¡aaaaahhh! ¡¡¡¡¡Siiiiii así!!!!!! – sus caderas se movían al ritmo de su boca – ¡Se siente tan bien!... ¡Tan bien!.... oooohhhmmmm Shizuru, Shizuru!!!!!!!!!!!!!!!

- “Si, repite mi nombre, repite mi nombre Natsuki” – sus ojos soltaron lagrimas intensas que se combinaban con el dulce néctar de ese sexo.

- “Así me deseabas Shizuru, así… hummmmm, aaaahhhhh, es delicioso… es exquisito”… - Más – suplico – ¡¡¡¡hazlo más aaahhhhhh!!!! ¡¡¡síiiii así hummmmmm Shizuru!!!!!!!!!

- “Natsuki” – pensó al tiempo que se separaba de ella y le retiraba y se retiraba el resto de las prendas que tenían encima; Natsuki miro el brillo de ese liquido que escurría por las comisuras de los labios de Shizuru y la humedad en su mentón.

- Quiero… probarte – le dijo con la respiración agitada le extendió los brazos y Shizuru se acerco a ella – tu sexo – soltó Natsuki – déjame probarte también por favor.

- Pero – dijo un poco dubitativa.

- Por favor – pidió Natsuki casi en una súplica.

[Álbum :Mother Earth; Grupo: Within Temptation; canción AlIce Queen]

- Natsuki – susurro, se acomodo sobre ella y la chica centro sus esmeraldas en ese sexo lúbrico llevo sus dedos a ese sitio deleitándose en la suavidad de ese liquido que le permitía deslizarse con suma facilidad acariciándole sutilmente por cada sitio – ¡¡¡¡hummmmmm!!!!! ¡¡¡¡Natsuki!!!!! – exclamo Shizuru ante tan dulces caricias.

- “Aaahhh Shizuru” – Natsuki sonrió ante tal expresión era tan excitante escucharla gemir – levanto su rostro y le rodeo con sus manos mientras hundía su rostro en ese mar líquido y bebía de el, deslizando su lengua por cada sitio, por cada rincón, era delicioso en verdad, era maravilloso, Shizuru tembló ante tales caricias provocando en Natsuki el deseo de seguir haciéndolo indefinidamente, Shizuru hundió su rostro y siguió bebiendo de ella al tiempo que le acariciaba con sus dedos, esta era su primera vez así que se contuvo de hundirlos dentro de ella; además sabía que no era necesario, tan solo le lleno de caricias tales que percibió el momento justo en que Natsuki se vendría y le acometió con firmeza y suavidad.

- “Ohhh voy a… ¡Shizuru!” – pensó al tiempo que lamia con mayor intensidad.

- Hummmm Natsuki vas a provocar que lleg….

- ¡¡¡¡¡Hummmmm!!!!!!!!!! – gimieron las dos al momento de llegar a la cúspide del placer fue tan intenso que Natsuki lloró pues el amor de Shizuru le llego hasta el mismo centro de su alma.

- [Álbum :Silent Force ; Grupo: Within Temptation; canción Somewhere]

- Oh Natsuki – Shizuru se volvió para mirarla, la tomo entre sus brazos – perdóname – dijo con el rostro lleno de vergüenza - ¿te eh lastimado? – pregunto con preocupación; Natsuki no podía hablar pero negó con la cabeza – lo lamento Natsuki… ah sido desagradable ¿verdad? - su rostro se ruborizo llenándose de infinita vergüenza.

- No – respondió entre gimoteos – ah sido maravilloso – levanto el rostro lleno de lagrimas para ver a Shizuru.

- Natsuki – Shizuru no puedo evitarlo soltó el llanto y le abrazo a su pecho.

- Nunca te vayas de mi lado – suplico al tiempo que se abrazaba fuertemente a ella – nunca me dejes; quédate conmigo para siempre Te Amo, Te Amo, ¡TE AMO! – grito.

- Natsuki… Natsuki – le abrazo con más fuerza y hundió su rostro en su azulada cabellera – Te Amo tanto, tanto…

Se fundieron en ese abrazo que duro un largo rato, decirse tantas cosas en silencio con las mudas lagrimas como únicas testigas de ese intenso amor, de esas promesas dichas sin palabras, hicieron varias veces más el amor, entregándose por completo, por entero, sin limites, ya sin restricciones, conociendo cada parte de sus cuerpos, cada punto vulnerable, grabando su aroma, la sensación de su piel, en una noche eterna de amor sincero y real…

****
Y el tiempo se sucedió Natsuki paso al último grado del Instituto pero no lo curso más en Fuka se mudo con Shizuru a Tokyo, era más que evidente su relación ya que siempre una hermosa chica de cabellera azulada pasaba a las puertas de la universidad a recoger a una impresionante chica ojirubí que al paso del tiempo se veía más guapa, le besaba, le pasaba un casco y montaba en su motocicleta, se abrazaba a su estrecha cintura y se iban directamente al lugar que ahora ambas preferían para estar más tiempo… su nuevo departamento…¿más exactamente? – bien digamos que…su amplia cama.


Fin

AHORA QUE TE VAS - PARTE 1 de 2

Autora: Sheila_05 (zayt_elementor@hotmail.com)

A/N:

Pues bien aquí les traigo un one shot cortito claro esta les pongo las canciones que me estuvieron inspirando en cada parte para que escuchen estas canciones si pueden hacerlo claro y sobre todo si lo desean, ojala sea del agrado de tod@s ustedessssssssssssss!!!!!!!!!!!! Mi amor y mi inspiración me vienen de su cariño y de su comprensión son ustedes Lo Máximo!!!!!!!!!!!!
Disclaimers: Exacto los personajes son de Sunrise y solo los tomo prestados un momentito para diversión de nosotr@s ¿Qué no? ja,ja,ja,ja.

“AHORA QUE TE VAS”

[Aquí Ninguna]

La tarde se veía preciosa libre de nubes y el cielo brillantemente azuloso el verdor de los árboles contrastando bellamente con las flores rosáceas de los árboles de cerezos, las aves cantando sobre las ramas de los mismos y varias parejas tomadas de la mano; Natsuki y Mai caminaban rumbo a los dormitorios, Mai admiraba todo en derredor y el día se le hacía perfecto, sin embargo Natsuki mantenía la mirada fija al piso mientras caminaba completamente absorta en sus pensamientos.
- En dos días se va, ¿lo sabías Natsuki? – le pregunto Mai mientras se volvía a mirarla.

- Hummm – fue su corta respuesta.

- ¿La acompañaras a la estación a despedirla?

- Hummm – siguió en sus pensamientos

- ¿Natsuki, estas escuchándome? – Mai se detuvo mientras la chica continuaba caminando - ¡Kuga Natsuki! – le grito.

- ¿Eh? – Natsuki se detuvo y se giro para verla - ¡pero qué demonios haces allá? – le pregunto bastante molesta.

- ¡Oh! Dios, esto no puede ser cierto – se llevo la mano a la cabeza – mira Natsuki no se que tienes en la cabeza – le alcanzo con paso rápido – pero porque no despejas tu mente y después hablamos en serio no se puede contigo – dijo con fastidio.

- “¿Qué hice?” – se pregunto al tiempo que le miraba irse sin siquiera volverse a mirarla – hummm – dijo por lo bajo – ahora que lo pienso Shizuru se irá en dos días – levanto la vista al cielo – ahora que se va… ahora que se va… yo… me siento – sus ojos se achicaron – yo me siento… ¿cómo, cómo me siento?... ¿qué debería hacer?... como sea somos amigas. Así que – suspiro – quizás deba de regalarle algo pero ¿qué podría ser? empezó a caminar – “¿flores? – pensó llevándose la mano a la barbilla – no… flores no, se marchitan y se olvidan… huuummm bueno quizás un juego de té a ella le gusta mucho tomar el té… pero sería demasiado grande… aunque seguro y lo utiliza, sin embargo ahora que recuerdo ella ya tiene un par, no eso no es buena idea… - se detuvo y se sentó a las escaleras de los dormitorios recargo su codo en su pierna y apoyo la cara en su mano – “quizás… hummm… maquillaje… pero… ella casi no lo utiliza y bueno no lo necesita es... – se ruborizo levemente - … muy guapa… hummmm entonces… - cerro los ojos y su ceja empezó a temblar mientras su rostro tomaba un gesto de desesperación – ¡Demoniossss, qué podría ser bueno? – vocifero mientras tamborileaba los dedos sobre su mejilla al tiempo que seguía pensando.

[Álbum :The Hurting; Grupo: Tears for Fears; canción: Pale Shelter]

Al rato Mai salía acompañada de Mikoto.

- ¿Natsuki? – pregunto Mai mirándole con extrañeza – ¿aún sigues aquí?

- Natsuki-san – sonrió Mikoto mientras sujetaba a Mai del brazo.

- Aahh Mai sí aún estoy aquí pero no fue hace mucho que te acabo de ver ¿cuánto tiempo ah pasado?, ¿20 minutos? – sonrió de medio lado.

- ¿20 minutos? – repitió Mai con una clara y espléndida cara de burla – hace 2 horas que nos despedimos.

- ¿2… horas? – repitió quedamente, con una cara francamente graciosa.

- En verdad Natsuki estas muy extraña – Mai levanto una ceja mientras le entregaba a Natsuki una revista – toma – le dijo – quizás y esto te distraiga un poco ahora vamos a ir a la Cuidad a comprar ropa interior para Mikoto ¿vienes con nosotras?

- Humm gracias Mai prefiero estarme por aquí otro rato en lo que me voy a casa.

- De acuerdo Natsuki entonces nos vemos luego – Mai se despidió y Mikoto le sonrió.

- Huummm – suspiro mientras les veía alejarse – “así que … - pensó al tiempo que hojeaba la revista – ropa interior para Mikoto, no será difícil encontrar la ropa adecuada para ella tiene tallas sencillas de encontrar y los modelos que vi aquella vez le sentarían perfectamente…” - a su mente llego una idea que hizo que se detuviera en seco y levantara ligeramente la cabeza al tiempo que abría un poco más los ojos – “¿y sí….?” – su rostro se ruborizo al máximo – “¡no! ¡NO!” – enfatizo en su pensamiento al tiempo que sacudía la cabeza en forma negativa –“ si de por si ella a mi… es decir yo le… y si ve que yo le regalo algo así… además ¿cómo voy yo a …?” – sonrió derrotada – “¿cómo escogería algo para otra chica?... pero” – recostó la cabeza sobre sus brazos –“ ahora que lo pienso es lo único que podría obsequiarle, sería fácil para mí escogerle algo bonito… pero… ¿le gustaría lo que le obsequiara? Y ahora que lo pienso ¿Qué podría gustarle?” …. – cerro los ojos mientras pensaba que darle.

Y… pasaron las horas…

- “¿Eh?¿Todavía?” – se pregunto Mai al tiempo que miraba a Natsuki sentada en el mismo sitio con la cabeza recostada en sus brazos a leguas se veía que dormía - ¿Natsuki? – pregunto intrigada, al ver que no había respuesta simplemente opto por picarle la mejilla con el dedo – oye – dijo – oye ¿en serio estas dormida?.

- ¿Eeehh? – musito suavemente al tiempo que abría los ojos – ¿Mai? – pregunto Natsuki frotándose los ojos levemente y bostezando - ¿se te ah olvidado algo?
- ¿Olvidado? … pero – meneo la cabeza – si ya volvimos, por si no te has dado cuenta esta atardeciendo – puso sus manos en la cintura y meneo en negativo una vez más – ora, ora Natsuki que el día de hoy estas irreconocible.

- ¿Atardeciendo? – pregunto levantándose de un salto.

- ¿Natsuki, sucede algo? – le pregunto visiblemente preocupada.

- No, no pasa nada – sonrió nerviosa – me tengo que ir, bueno nos vemos mañana - echo a correr dejando a Mai perpleja.

- ¿Esto…? - se pregunto Mai mientras miraba a Mikoto – quien solo se encogió de hombros y se abalanzo a los brazos de Mai.

- Ora, ora… Mikoto – le sonrió - ¿quieres que te prepare algo de comer? – Mikoto asentó con la cabeza mientras le miraba sonriente.

****

Mientras conducía por la ciudad alcanzo a ver una tienda de lencería que estaba en inauguración, se detuvo enseguida, estaciono la moto y de inmediato entro, sus ojos brillaron al ver la gran cantidad de modelos y estilos de lencería que había ahí.

- “¡Es como estar en el paraíso!” – pensó al tiempo que sonreía enormemente – “que bonitos”… ¡oh! – dijo quedamente mientras bajaba de su ensoñación – pero no es el momento de pensar en mi tengo que escoger algo que le venga bien a Shizuru – en ese momento se ruborizo enormemente al ver los modelos e imaginarse a Shizuru en ellos - ¿qué… me… pasa? – dijo bajando la mirada como si temiera que alguien descubriera sus pensamientos – solo – susurro – solo voy a escoger algo para una amiga, solo eso… y eso no quiere decir nada más – respiro con profundidad y elevo el puño al nivel de la cara – bien – dijo sonriendo confiada – hagámoslo… ahora ¿por dónde podría empezar? – dijo mirando en todas direcciones.

4 horas 35 minutos y 45 segundos más tarde pagaba con su tarjeta de crédito el total de su compra el precio final no le importaba como fuera tenía dinero más que suficiente para eso y muchas cosas más amén de que el precio por una buena lencería nunca le ah importado, no solo llevaba el regalo de Shizuru sino que además, bueno, las 5 bolsas extras que llevaba… imaginaran su cara de satisfacción engrandecida con el ego elevado al momento del pago.

- Para ser usted tan joven tiene un gusto exquisito – sonrió afablemente la vendedora.
- ¡Eh! Bueno si - sonrió satisfecha – yo solo elijo lo que en verdad vale la pena, ja,ja,ja,ja,ja,ja – soltó a reír – es como mi pasatiempo.
- Con todo esto su novio estará más que complacido – comento la cajera dándole su tarjeta de crédito.

El rostro de Natsuki se ruborizo enormemente al imaginarse no con un chico sino con Shizuru vestida con parte de la lencería que se compro.

[Aquí ninguna je,je,je,je]

En su breve fantasía:

- ¿Te gusta? – pregunto desde el marco de la puerta.

- ¡Aahh! Natsuki… - se imagino el intenso de la mirada de Shizuru contemplándola lentamente de arriba hacia abajo.

Fin de la fantasía.

- ¡Noooo, deja de mirarme asíiii! – soltó dejando más que sorprendidas a las chicas que le atendían – oooh esto – dijo al tiempo que se ubicaba de nuevo en la realidad se ruborizo aún más, tomo las bolsas y salió de ahí a paso rápido – esa Shizuru – frunció sus cejas – ni siquiera en mis pensamientos me deja en paz.

Monto en su motocicleta y se alejo no se percato pero unas calles más adelante Shizuru estaba de pie mirando el interior de un escaparate donde pudo apreciar aquello que estaba buscando.

****

Al llegar a su casa Natsuki se dirigió de inmediato a su escritorio tomo una hoja de papel y se dispuso a escribir.

- Bien… solo queda ponerle una pequeña nota… muy bien pues empecemos – miraba el blanco de la hoja – sí… sí… veamos… - sus ojos puestos sobre el blanco de la hoja – pues… empezaría… empezaría – sus ojos sobre el blanco de la hoja y su ceja comenzó a temblar – muy bien… hagámoslo… sí – sus ojos sobre el blanco infinito de la hoja, el sonido del tic tac del reloj y su ceja temblando – debería ser algo sencillo y rápido, digo no escribiré una carta es solo una nota… así que… – la pluma en la mano, el blanco de la hoja, el tic tac del reloj, su ceja temblando y su rostro poco a poco desesperándose – está bien, está bien tengo que empezar – la pluma acercándose al papel, una gota de sudor escurriéndose por su frente y un ligero temblor en la mano….. y por fin…… “Querida… “ - ¡Qué??? – dijo al tiempo que quitaba la pluma y miraba la palabra escrita - ¿Querida?... no, no… se llevo la pluma a la boca dándose ligeros golpecitos sobre los labios…. No puedo ponerle querida eso, eso sería tanto como… – tomo la hoja la estrujo en sus manos y la aventó al cesto de basura – bien esta vez tiene que ser con –…. (20 minutos más tarde) ….“apreciable..” no, no, no, no, apreciable suena demasiado formal y de nuevo el papel fue arrojado al cesto de basura… - esto tiene que ser sencillo – se dijo – está bien, será con… (10 minutos después)… querida – al ver la palabra escrita se dio un tope contra el escritorio tomo la hoja, la estrujo y la arrojo al cesto de basura - ¡que nooo! ¡Querida nooooo!, muy bien esta vez tiene que ser con… (15 minutos después)… estimada… - hummm se dijo al ver la palabra escrita… bueno no está mal… pero… ¿estimada?... hummm si, si la estimo, pero… como que falta algo… - se llevo la pluma a los labios y elevo el rostro al techo, hummm, quizás y si… bajo la pluma y escribió enseguida… querida… ¡Pero qué Demonios me pasa con esta palabra?... ¡¡¡esto no va ahí!!! – y el papel voló al cesto de basura…

Un cesto de basura lleno, algunos papeles en el suelo, un buen baño, un par de bocadillos, dos vueltas alrededor de la habitación y 5 tazas de café después….

- Bueno suficiente – se volvió a sentar, respiro profundamente – bien – dijo con firmeza – esta vez simplemente escribiré lo primero que se me venga a la cabeza – observo el obsequio de Shizuru durante un momento tomo la pequeña hoja y sin dejar de mirar el obsequio escribió a ciegas – cuando volvió el rostro y miró lo que había escrito en su rostro se formo una clara y graciosa cara de incredulidad.

[Álbum :Silent Force; Grupo: Within Temptation; canción Pale]

Mientras tanto Shizuru daba vueltas en su cama ya era un nuevo día, el tiempo de dejar todo el pasado atrás estaba ya a solo 24 horas más, tendría que marcharse a Tokyo para seguir su carrera, era una chica increíblemente talentosa y su pase a la Universidad era ya un hecho.

- “¿Qué debería hacer?” – pensó - “¿qué debería hacer?, podría aún rechazar el ir a Tokyo y quedarme a estudiar en la universidad de Fuka pero… si hago eso solo sería por estar cerca de Natsuki ¿a caso tiene sentido quedarme aquí esperando por algo que nunca será?... aún así… aún así… no solo debo ver eso, como sea también la Universidad de aquí no cubre mis expectativas… por si fuera poco seguro a Natsuki le daría un ataque el saber que estaría cerca de ella, no podría estar tranquila con una persona tan rara como yo cerca de ella… sea como sea Natsuki… aún con todo lo bueno y lo malo yo… en verdad… - sonrió mientras sus lagrimas resbalaban por sus mejillas – no me arrepiento de haberte conocido… Natsuki”

Natsuki por su parte estaba boca abajo sobre su cama su rostro parecía decirlo todo, miraba tan tristemente que se sintió la peor de las personas, cerró los ojos intentando conciliar el sueño que simplemente se negaba a llegar.

****

Por la mañana Natsuki estuvo todo el día montada en su motocicleta dando vueltas por toda la ciudad se sentía extrañamente aturdida, necesitaba aclarar todo aquello que por el momento no era capaz de entender. Shizuru sin embargo lamento el no poder contactar a Natsuki pues antes de irse quería hablar con ella.

- Parece ser que este día no tuve suerte – dijo mientras terminaba de cerrar la última de sus maletas – espero que mañana – sonrió – bueno eso sería demasiado esperar.

Natsuki llego a su departamento, se introdujo al cuarto de baño y después de enjabonarse y enjuagarse se metió en la tina se quedo un largo rato hasta que el agua casi se enfrió, al salir se acerco a su escritorio y de forma autómata empezó a envolver el regalo que le daría mañana al medio día, cuando termino lo sostuvo entre sus manos y se quedo mirándole un buen rato.

La noche paso pronto y un nuevo día llego, Mai y Mikoto pasaron por Natsuki sin embargo esta les pido que se adelantaran ya que ella llegaría a la estación en su motocicleta, Mai acepto de buena gana y se despidieron, la verdad de las cosas es que no deseaba que Mai se burlara de ella al ver que le obsequiaría un presente de despedida a Shizuru; cuando se cercioro de que se habían ido tomo el paquete y salió del departamento monto en su motocicleta y emprendió la ida a la estación donde Shizuru estaría ya esperando para irse.

- “Shizuru se irá” – pensaba mientras manejaba – “Shizuru se irá a vivir a Tokyo y no volveré a verla – entrecerró los ojos ante el último pensamiento – ¿es eso lo que yo...?”

A lo lejos vio la estación se detuvo a la entrada y tras unos minutos llego Mai y Mikoto.

- Natsuki llegaste antes que nosotras – dijo Mai quien venia tomada del brazo de Mikoto.

- Sí – dijo mientras escondía tras sus espaldas el regalo.

- Bien ¿vamos? – pregunto Mai sonriendo.

- Sí – respondió mientras dentro de sí empezaba a sentir algo que le molesto.

En el andén Shizuru miraba atentamente sus pies parecía estar completamente sumergida en sus pensamientos sobre su pecho abrazaba un obsequio estaba envuelto y era una caja ligeramente plana algo grande sin duda, le abarcaba todo el torso.

- Ahí esta – dijo Mai mirando a Natsuki

- Sí – se limito a responder, se sintió molesta e incómoda Shizuru tenía su semblante pensativo y de cuando en cuando abrazaba la caja más a su pecho y cerraba los ojos suspirando suavemente – “¿quién podría haberle obsequiado a Shizu…?” - pensó

- Fujino –san – le grito Mai; Natsuki se dio la vuelta se sintió avergonzada de lo poco que le obsequiaría.

- ¡Ah! – exclamó Shizuru al tiempo que caminaba hacia ellas – “Natsuki” – pensó al tiempo que la miraba de espaldas.

- Vamos Natsuki – le dijo Mai – pero la chica no se movió – ¿sucede algo? – pregunto al tiempo que notaba la rigidez en el cuerpo de Natsuki.

- No, ve tu y Mikoto yo… yo no sé que hago aquí – dijo al tiempo que giraba el rostro ligeramente.

- Natsuki – susurro Mai

- Así que vinieron – dijo Shizuru sonriente mientras miraba la espalda de la chica que amaba

- “¿Quién?” – pensó Natsuki.

- ¿Y ya tienes donde vivir Fujino-san? – pregunto Mai sonriéndole

- “¿Quién pudo haberle dado a Shizuru?”

- Sí no es algo muy grande pero…

- “¿Quién pudo haber sido?… lo abrazaba de tal forma” – Natsuki seguía en sus cavilaciones.

- ¿Tokyo es más grande? – pregunto Mikoto.

- Mucho más grande – dijo Shizuru sonriéndole – “Natsuki no me dejaras ni siquiera ver tu rostro por última vez?” – pensó al tiempo que miraba una vez más la espalda de la chica.

- “Tiene que ser de alguien que le gusta de otra forma…”

- Natsuki – dijo Shizuru – me alegra que hayas venido también.

- “¿Pero no se supone que yo soy quién…?” – dijo al tiempo que bajaba el rostro pensativa.

- ¿Natsuki? – pregunto Shizuru al ver que no le respondía.

- “¿Entonces había alguien más?” – Natsuki siguió de lleno en sus razonamientos mientras Shizuru bajaba el rostro visiblemente afligida, en verdad a Natsuki le preocupaba más saber quien le dio ese obsequio que prestarle atención a lo inevitable que era el hecho de que ella se iba.

Aún [Álbum :Silent Force; Grupo: Within Temptation; canción Pale]

- Mai - dijo al tiempo que intentaba sonreír – ¿podrías? – le entrego el presente

- Si – respondió mientras asentaba con la cabeza – “Natsuki ¿en qué estas pensando?, Shizuru está por irse ¿acaso no te importa ?” – pensó al tiempo que la miraba de reojo.

El tren llego y junto con el una ráfaga de viento que agito su azulada cabellera regresándola a la realidad.

- “Se va a ir” - pensó

- Bueno es hora de marcharme - dijo Shizuru mirando una vez más a la chica que amaba – Natsuki ¿podría… podría…? – apretó los puños y de dos pasos le abrazo por la espalda, Natsuki quedo sorprendida ante tal gesto – voy… voy a – musito al tiempo que sus ojos se anegaban en llanto – extrañarte tanto Natsuki, en verdad tanto – si tan solo me dejaras ver tu linda cara por última vez… por favor – suplicó – sin embargo Natsuki bajo el rostro.

- “¿Por qué? – pensó – no puedo moverme, no puedo, pero yo….yo…”

- Entiendo – dijo al tiempo que se separaba de ella – por favor perdóname todo y sé feliz Natsuki – dijo al tiempo que pasaba sus dedos por su cabello.

- “Es… espera… ¿por qué no puedo hablar?” – pensaba al tiempo que sentía un nudo apretarle la garganta”.

Shizuru se dio la vuelta y se encamino para abordar el tren, Natsuki tomo entonces la mano de Mikoto .

- ¿Podrías…? – le pregunto sin mirarla al tiempo que le entregaba el obsequio para Shizuru; Mikoto lo tomo y asentando con la cabeza echo a correr para alcanzarla.

- Natsuki – susurro suavemente Mai, sin embargo la chica no se movió ni un ápice aún cuando su rostro denotaba la desesperación que estaba sintiendo.

- Fujino –san – le dijo Mikoto al alcanzarla.

- ¿Mikoto? – dijo al volverse a mirarla

- Esto –dijo entregándole el paquete – Natsuki…

- ¿Esto es de Natsuki? – pregunto al tiempo que lo tomaba entre sus manos, Mikoto solo asentó con la cabeza, los ojos de Shizuru se anegaron en llanto y sonrió dulcemente al tiempo que se volvía a mirar las aún espaldas de Natsuki, la orden de abordar fue escuchada a lo largo del andén y Natsuki levanto el rostro cuyo semblante mostro un gesto de incredulidad combinado con entendimiento, Shizuru la miró con resignación estaba más que visto que Natsuki se negaba a darle la cara.

- Gracias Mikoto –dijo al tiempo que se enjugaba las lagrimas se dio la vuelta y subió, las puertas se cerraron tras unos instantes; un par de minutos después emprendió la marcha.

- Se está yendo – susurro Mai mientras se colocaba de frente a Natsuki – toma es para ti – le dijo Mai al tiempo que Natsuki sorprendida lo tomaba entre sus manos.
Aún [Álbum :Silent Force; Grupo: Within Temptation; canción Pale]

- ¿Para… mi? – pregunto extrañada al tiempo que lo desenvolvía rápidamente al abrirlo se quedo sorprendida al ver el contenido, dentro estaba un traje de motociclista en color azul índigo con vetas en color azul más claro en algunas partes del traje y en los guantes, había una pequeña nota la cual Natsuki tomo y leyó en seguida “Espero que sea este el traje que viste aquella vez en tus sueños Natsuki Con cariño Shizuru” el trazo era claro y firme se notaba hecho en un solo tiempo no había palabras rebuscadas era tan sencillo y tan lleno de emoción; sus ojos se anegaron en llanto, un llanto que rompió en sus ojos desprendiéndose en amargas lagrimas al darle la caja a Mai y echar a correr a la salida – ¡guárdamelo! – le grito - “Shizuru, Shizuru hay algo – pensaba mientras bajaba los escalones casi volando esquivando a cuanta persona se le atravesaba - hay algo que quiero decirte no te vayas, no te vayas aún por favor” – Al llegar a la calle se coloco el casco y monto en su motocicleta arranco yéndose del sitio a toda velocidad – “¿Cómo… cómo puede ser que hallas recordado eso?, si fue hace tanto tiempo” – achico los ojos mientras aceleraba.

Mientras tanto Shizuru miraba a través de la ventanilla dentro de poco la ciudad quedaría muy lejos de ella y con ello sus recuerdos y su más valiosa persona quedarían en el olvido. Se volvió a mirar la pequeña caja que tenía en sus manos y empezó a retirar la envoltura con sumo cuidado, al destaparlo quedo impresionada.

- ¿Esto… que….? – tomo la nota entre sus manos y la leyó conforme la leía sus ojos se abrieron enormemente eran solo 3 palabras solo tres que en ese momento a sus ojos le parecieron el más grande de todos los enigmas del mundo “quiero vértelo puesto” era… ¿era verdad eso que estaba leyendo?, lo leyó una y otra y otra y otra y otra vez, ni siquiera el peor de los problemas de calculo que una vez tuvo que presentar le pareció tan complicado como descifrar lo que claramente estaba escrito ahí, estaba segura de que no podía significar lo que ella pensaba debía de haber alguna trampa alguna especie de truco que terminaría por llevarle sus esperanzas al suelo nuevamente – sin embargo siguió con la vista fija sobre esas tres simples palabras que encerraban sus mayores anhelos.

Natsuki valiéndose de varios métodos logro llegar a la estación un par de minutos después de que el tren arribo dejo su motocicleta sin ningún tipo de cuidado y sin quitarse el casco corrió escaleras arriba empujando a un par de tipos que le estorbaban, las puertas estaban cerrándose justo cuando apenas logro escabullirse dentro. Se quito el casco y empezó a caminar por el pasillo su corazón latía fuertemente, ni siquiera sabía que iba a decirle pero algo en su corazón era seguro, necesitaba verla una vez más.

Camino lentamente por cada pasillo mirando atentamente a cada lugar que se hallaba ocupado recorrió medio tren hasta que por fin observó una melena conocida, su corazón casi se detuvo y sintió una especie de hormigueo en la boca del estómago al ver que Shizuru mantenía su mirada fija sobre la pequeña nota que escribiera, su rostro reflejaba un dulce rubor combinado con un gesto de incertidumbre.

- Shizu… - dijo Natsuki provocando que la chica volviera violentamente la vista hacia ella, su rostro reflejo la enorme sorpresa que ello le acarreo.

- Nat…

- Shizuru – Natsuki se sentó a su lado y bajo la vista apretando las manos sobre sus piernas – yo… todo este tiempo… es hasta ahora… es hasta ahora que lo entiendo… - sus ojos se inundaron de lagrimas mismas que cayeron sobre el envés de sus manos – perdóname por no comprender lo que sentías por mi… es solo que yo… yo… - Shizuru le miraba sorprendida y enternecida a la vez – no te vayas – soltó de golpe – no me dejes sola… - se volvió a mirarla – por favor – una clara suplica se reflejo en sus verdes ojos.

- Natsuki – Shizuru le abrazo y le permitió llorar sobre su hombro – “soy tan feliz”.

****

[Álbum : The Heart Of Everything; Grupo: Within Temptation; canción Forgiven]


Durante el trayecto lloro tanto que quedo dormida entre los brazos de Shizuru, momento que aprovecho la chica para pagar el pasaje de Natsuki al pasar el cobrador pidiendo los boletos; durante el trayecto Shizuru miraba a ratos a Natsuki y a ratos por la ventanilla, amaba a Natsuki, la amaba en verdad pero necesitaba crecer como persona, necesitaba hacer todo lo necesario para tener un buen futuro; la decisión no fue fácil pero tuvo que tomarla.

- Shizuru – musito Natsuki entre sus brazos.

- Has despertado Natsuki – sonrió Shizuru mientras la sentía acomodar la cabeza sobre su pecho.

- Sí - dijo quedamente - ¿no te eh cansado? – pregunto colocando sus manos alrededor de su estrecha cintura .

- No – susurro al tiempo que la envolvía entre sus brazos y hundía su rostro en su azulada cabellera.

- No imagine que tu abrazo fuera tan cálido - Natsuki se apretó más a su cuerpo.

- Ah, Natsuki – musito al tiempo que cerraba los ojos y la ceñía más hacia ella.

- Shizuru – dijo su nombre en un suspiro, sus ojos entreabiertos y su rostro ligeramente sonrojado – me…gustas – soltó lentamente.

- Natsuki – los ojos de Shizuru permanecían cerrados solo que esta vez soltaron lagrimas de felicidad inmensa.

- ¿Sabes? – sonrió suavemente sintiéndose protegida y segura entre sus brazos – cuando te conocí pensé que eras una chica guapa ¿te das cuenta?... pensé que eras una chica guapa, desde ese momento debí haber advertido que yo… - se sonrojo mientas sonreía – la verdad de las cosas es que siempre me gusto estar cerca de ti, esa es la verdad, cuando tenía algún problema o cuando necesitaba de compañía la primera persona en la que pensaba era en ti, ir contigo y escuchar tu voz… mirar tus ojos que contienen tanta fuerza Shizuru, creo que siempre eh admirado eso de ti el temple de tus ojos – respiro con profundidad el perfume que se desprendía de la ropa de Shizuru – esa… ¡aahhhh! Esa seguridad que siempre se mostro en ellos – levanto lentamente el rostro mientras en su mirada se formaba una clara determinación – Shizuru – susurro al tiempo que cerraba los ojos, su rostro cubierto de un fino rubor y sus labios entreabiertos dispuestos a recibir la calidez de esa boca.

- Natsuki – musito acercando sus labios a ella – “¿es verdad, no es así? Es verdad este momento – su rostro se ruborizo al tiempo que atrapaba esos labios entre los suyos, fue suave, apenas rozándolos, ligero, diestro, pausado, tan solo sus labios, las manos de Natsuki subieron por su espalda lentamente, Shizuru la ciño de la cintura y Natsuki hundió sus manos entre su sedoso cabello; Shizuru deslizo gentilmente su lengua dentro de esa boca y sintió a Natsuki estremecerse entre sus brazos, la recibió de lleno le permitió que la explorase a su propio ritmo, sin prisas, sin miedos, sin restricción alguna, la caricia… las caricias… y las miles de caricias que estaba recibiendo, la ternura de esa boca, el cariño de sus cálidas manos, el suave y tibio aliento que de ella bebía, ¿se sentía bien?, sí, se sentía bien, ¿tenía miedo?, no, no tenía miedo, ¿quizás ansiedad?, sí un poco, un poco quizás, un ligero de temor de alguna vez perderla… pero ese beso decía lo contrario, ese beso le decía que no la perdería en lo absoluto… así que ¿qué importaba si por momentos faltaba el aire?... nada… no importaba en lo más mínimo pues esa boca, esos labios en verdad no quería dejar de sentirlos. Una caricia y otra y una más y sus corazones latiendo a un solo ritmo y sus ilusiones fundiéndose en una sola realidad.

****

Llegaron a la estación de Tokyo, abordaron un Taxi y mientras miraban cada una a través de la ventanilla de su lado, el corazón de Natsuki latía muy deprisa.

- “¿Esto significa que te quedaras a vivir aquí…Shizuru?, ¿no volverás conmigo?” – pudo apreciar como por las calles iba la gente de un lugar a otro a toda prisa y también reparo en las chicas varias de ellas eran sin duda muy guapas, el entrecejo de Natsuki se frunció de forma inconsciente, se volvió a mirar a Shizuru quien seguía viendo por su ventanilla, le giro el rostro con la mano y le miro fijamente su rostro mostro un claro gesto de molestia – la única que te gusta soy yo ¿verdad? – dijo seriamente, le tomo de la cara con ambas manos mirándola fijamente con su rostro ligeramente sonrojado; Shizuru le miro sorprendida pero al ver los dulces celos reflejados en ese gentil puchero, provoco que su mirada se suavizara.

[Álbum :Angels; Grupo: Within Temptation; canción Say My Name]


- Así es – dijo mirándola seductoramente - la única que me gusta eres tu –le sonrió suavemente – y… – se acerco a su oído – solo espero a que lleguemos para demostrarte cuanto… me… gustas… Nat…su…ki – susurro su nombre junto con la tibieza de su aliento, provocando que Natsuki se ruborizara por completo y abriera enormemente los ojos al saber a lo que se refería. Shizuru al ver el rubor en el rostro de la chica junto con su mirada baja y avergonzada se sonrió para sus adentros ya que adoraba las caras que Natsuki hacia cada vez que le insinuaba algo sugerente.

****

Llegaron al edificio donde viviría, su departamento estaba situado en el segundo piso.

- Es una buena ubicación, la Universidad solo me queda a un par de calles – sonrió.

- ¿En serio? – pregunto ligeramente entristecida aunque trato de que no se notara, junto a ellas pasaron dos chicas casualmente vestidas con libretas a la mano, se notaba inmediatamente la diferencia entre las personas Universitarias y las de Instituto como ella, de repente se sintió fuera de lugar.

- Sí – respondió al tiempo que se detenía a la puerta del que sería su departamento – aquí es donde viviré – dijo al tiempo que abría la puerta - el fin de semana pasado vine a arreglarlo creo que quedo bien.

- Ya veo – le dijo al tiempo que la seguía por el estrecho pasillo, era en verdad bastante pequeño lo suficiente para solo una persona sin duda, constaba con lo básico un baño que por fortuna para Shizuru tenía una tina, una pequeña cocina y lo que sería su recamara que a la vez le serviría de comedor, sala y cuarto de estudio.

- Sí – dijo anticipándose a lo estaba segura le diría – es muy pequeño pero para mí estará bien, el alquiler no es barato por la ubicación así que tendré que conseguirme un empleo a medio tiempo para poder subsidiar mis gastos – suspiro – la beca que gane me ayudara un poco, se volvió a mirarla mientras dejaba su equipaje sobre la cama – puedes dejar esa maleta ahí al lado.

- Sí… - dijo, le miro a los ojos - te vas a quedar ¿no es así? – sus ojos se anegaron en llanto pero lo retuvo.

- Natsuki… – susurro acercándose a ella, la abrazo y Natsuki no pudo evitar soltar las lagrimas le sujeto de la ropa con fuerza mientras su cuerpo temblaba – está bien Natsuki… todo está bien… ahora soy una persona independiente… y esto es lo que deseo… Te Amo Natsuki y sería capaz de volver solo por ti… pero la Universidad de Fuka no cubre mis expectativas… ¿lo comprendes? – en el rostro de Natsuki se formo un gesto de molestia combinado con un profundo dolor, las lagrimas seguían su caída mientras mordía su labio inferior, le costó trabajo pero asentó con la cabeza y Shizuru entonces la abrazo más hacia ella – estoy contenta con esta decisión Natsuki y pondré todo mi esfuerzo en clases para tener todo el tiempo libre disponible solo para ti; soy tan feliz de que correspondas a mis sentimientos y… - susurro dulcemente - eso me recuerda que tengo que demostrarte cuanto me gustas – sonrió cuando Natsuki de un salto se hizo a un lado de ella con el rostro sonrojado hasta la nuca mientras miraba sus pies y jugaba nerviosamente con las manos.

- ¡oh! Bueno yo – dijo nerviosa – si… si quiero pero…

- Shhhzzzz – Shizuru la tomo nuevamente entre sus brazos – tranquila Natsuki esperaré tanto como sea necesario.

- Aahh…Shizu…ru – musito suavemente, sonrió dulcemente mientras se relajaba de lleno entre esos brazos que le sujetaban como si el día de mañana no fuese a existir, mientras por esos ojos rojos como el atardecer se vislumbraban lagrimas de felicidad.

****
[aquí tampoco ninguna]

Los días se sucedieron uno tras otro y los días se convirtieron en semanas y las semanas en meses, Shizuru seguía estudiando en la Universidad de Tokyo y llevaba buenas calificaciones, se consiguió un buen empleo de medio tiempo que le ayudaba con sus gastos y le dejaba libre los fines de semana que gastaba con Natsuki se habían organizado en un fin de semana en Tokyo y otro en Fuka, iban al cine, a comer, algunas veces a cenar, se paseaban por los parques y se pasaban las horas platicando además de que Shizuru siempre gustosa le ayudaba con sus tareas y a estudiar en épocas de exámenes; siempre que tenían oportunidad se besaban por largo rato cosa que resultaba una dulce tortura para Shizuru pues a pesar de desear ir más allá con Natsuki, se limitaba a llagar tan lejos como Natsuki se lo permitía, pero estaba claro que para ella no era suficiente. Los meses siguieron pasando y pronto llegaría el invierno y con ello el cumpleaños de Shizuru que sería el 19 de diciembre, a una semana antes de dicha fecha, Natsuki se notaba más distraída y pensativa, Mai se imaginaba el porqué del asunto así que decidió ayudarle, entro a la cafetería y se sentó frente a ella.

- Pronto cumplirá años ¿verdad Natsuki? – pregunto Mai sonriendo mientras colocaba su almuerzo frente de sí.

- Sí así es – dijo al tiempo que cerraba los ojos y suspiraba.

- ¿Le regalaras algo lindo? - pregunto al tiempo que tomaba los palillos.

- Lo haría – contesto Natsuki al tiempo que su entrecejo se fruncía y miraba molesta a la chica ojiviolaceo – pero las reparaciones de mi motocicleta fueron demasiado caras y lo que me da el banco para mis gastos cada mes lo tuve que estar repartiendo entre mis gastos personales, los de la reparación, y los gastos de transporte a…

- Bueno, bueno – sonrió apenada – pero si lo ves desde el punto positivo te darás cuenta de que es mejor que viajes por tren si fueras manejando hasta Tokyo llegarías muy cansada y en el tren puedes dormir… además no fue del todo mi culpa… - giro el rostro a un lado con un franco gesto de ofendida mientras recordaba el suceso.

jueves, 9 de agosto de 2007

jueves, 9 de agosto de 2007

POR AMOR - CAPITULO 3: DECISIONES (PARTE 3)

Autora: DarkMajo86 (http://darkmajo.livejournal.com/)

Capítulo 3: Decisiones (tercera parte)

Era la cuarta vez que veía la hora en el reloj que estaba colocado en su muñeca izquierda. “Natsuki se está tardando demasiado…” Miró a su alrededor una vez más antes de sacar el celular de su bolso. Apenas había terminado de marcar escuchó el rechinado de unas ruedas que le pareció bastante familiar.

-Lo siento Shizuru –dijo después de bajar de la moto y caminar hacia ella, sacándose el casco en el proceso –tenía que arreglar unos asuntos antes de venir hacia aquí.
-Unos asuntos? En que andas metida ahora? – pregunto preocupada
-No es nada de lo que piensas… son cosas de la escuela…
-Oh! Pues sabes que puedo ayudarte en lo que sea
-Lo se, no tienes que preocuparte, además Takeda está ayudándome a- cuando se dio cuenta de lo que estaba diciendo se quedó en silencio “Casi le digo lo de las inscripciones! Mnn… lo mejor será mantenerlo en secreto hasta que gane… va a ser una gran sorpresa para ella cuando vea a quien le va a dar la cinta… pero primero tengo que concentrarme en ganar y no mostrarle que realmente le hice caso en eso… piensa Natsuki, … está mirándote raro…” –a… mnn... a… eh… convencer a los profesores en que solo… mnnn… me tomen un examen… para poder pasar el curso sin tener que tomar las clases extras… si eso es –dijo orgullosa de su improvisación. “Takeda-san? No sabía que ellos se habían vuelto tan… mnnnn… cercanos…” pensó Shizuru antes de contestarle
-Ara, Takeda-san si que es un gran chico. Dime Natsuki, corresponderás a su incondicional amor hacia ti?
-Que?! De que rayos estas hablando! Por supuesto que no! Aun lo odio! Además, si tuviera que corresponder el amor de alguien seria el tuyo, no lo pensaría dos veces! –fue muy tarde cuando intentó controlar a sus labios de decir tales palabras, por lo que cerró los ojos, con el rostro completamente enrojecido, para escuchar los ‘ataques’ de su amiga. Por otro lado, Shizuru había quedado conmocionada por la sinceridad en las palabras de Natsuki, sabía que era su personalidad ingenua que la hacía decir ese tipo de cosas, pero no podía evitar sentir que la esperanza embriagara su corazón. Natsuki abrió los ojos, uno después del otro, al percatarse de que Shizuru no decía una sola palabra. Con el rostro aún sonrojado, se dio la vuelta, dándole la espalda a su amiga –Será mejor que nos vayamos –dijo colocándose el casco de nuevo, dirigiéndose a la vez a su motocicleta –no nos queda mucho hasta que tenga que regresar a la escuela –Shizuru solo sonrió, soltando una pequeña risilla antes de seguir a su amiga, aceptando el casco que le era ofrecido y sentándose en la parte posterior de la moto, asegurándose bien a la cintura de Natsuki. Supuso entonces, que seria esta vez la chica de ojos verdes quien escogería que comer.

************
-Y eso fue lo que paso –dijo mientras daba otro mordisco a su hamburguesa doble, que prácticamente estaba bañada de mayonesa.
-No sabía que aquel mensaje causaría tantos problemas a Natsuki –dijo acompañada de una risa burlona.
-Hey! No es gracioso! –dijo bajando su hamburguesa y haciendo un puchero que a Shizuru le pareció extremadamente tierno.
-Ara, Natsuki es muy linda –tomo entre sus dedos un mechón del cabello de Natsuki que miraba fijamente mientras jugaba con ellos. Natsuki solo la observó. “Shizuru… esa mirada triste… es acaso… a causa mía?” Shizuru cerró los ojos y llevó a sus labios aquellos cabellos rebeldes para depositar un suave beso, todo aquello seguido por unos ojos verdes. Su corazón empezó a latir con fuerza. “…porqué… porqué siento esto cada vez que haces algo como eso?” Quiso decir algo, pero las palabras no podían ser pronunciadas “….porqué tengo esta necesidad de tocarte? De abrazarte? De que poses tus ojos en mi?” Shizuru aún tenía los ojos cerrados, disfrutando del contacto de aquellos cabellos con su piel “Mírame… Shizuru…” Natsuki levantó lentamente su mano izquierda y la posó en la de Shizuru, que aún estaba atrapando los cabellos de Natsuki y tenía contra su rostro. Esto hizo que Shizuru abriera inmediatamente los ojos, como despertándose del sueño en el que estaba. Dejándose llevar por sus emociones, Natsuki acercaba aquella mano hacia sí, enmudeciendo a Shizuru. La sensación de aquellos suaves labios contra la palma de su mano fue tan dulce que empezó a temblar, sentía que las lágrimas se formaban y que su corazón latía a mil por hora. En ese momento quiso que el tiempo se detuviera.

-Shizuru-sama! –se escuchó por detrás de Natsuki, haciendo que las dos se sobresaltaran y se alejaran rápidamente. Shizuru levantó la vista para ver de quién se trataba, algo que hubiese deseado no hacer nunca y simular que allí no había nadie –que sorpresa encontrarla en un lugar como este. Que extraño es el destino cuando une a las personas no le parece? –Ante tal comentario Natsuki volteó a ver quien era la que se atrevía a hablarle de esa manera a Shizuru, ninguna de sus fans en la escuela hubiese tenido las agallas. Ocultando sus emociones, Shizuru puso aquella sonrisa que utiliza frente a todos.
-Sin duda alguna, es una sorpresa encontrarte por aquí. Pensé que te encontrabas en Estados Unidos.
-Así era, pero vine con mi padre, que tiene que arreglar unos asuntos aquí, y no quise perder la oportunidad de volverla a ver, Shizuru-sama, aunque esperaba que nuestro encuentro fuese más… intimo –Natsuki solo frunció el ceño “¿Quién rayos es esta chica?” Se puso en pie aclarándose la garganta para que notara su presencia y Shizuru se la presente. Shizuru hubiese preferido que aquellas dos chicas que tenía delante de ella no se encuentren jamás, y ahora que estaban mirándose fijamente no sabía que hacer.
-Donde quedan mis modales –dijo con la mejor voz que pudo, poniéndose de pie –Natsuki, ella es-
-Marguerite Tomoe –dijo cortándole y haciendo una muy pequeña reverencia, para luego levantarse y mirar a Shizuru significativamente. Por un leve momento la expresión en el rostro de Shizuru cambió, para luego volver a su sonrisa educada.
-Tomoe-san, ella es-
-Kuga Natsuki –dijo cortando la presentación de Shizuru, de la misma manera que segundos antes había hecho la chica que tenia al frente. Tomando el bolso de Shizuru entre sus manos siguió hablando –discúlpanos, pero estábamos a punto de irnos, estamos apuradas –miró a Shizuru, como confirmando lo dicho antes.
-Es cierto –siguió Shizuru –nos tenemos que ir, espero verte nuevamente Tomoe-san.
-Si, yo también lo espero –contestó, mientras ambas chicas se alejaban de aquel lugar. “Que forma de encontrarnos Kuga Natsuki, realmente es una lastima que te interpongas en mi camino” pensó mientras veía a través de la gran ventana del lugar, como Natsuki y Shizuru subían a la moto, esta última tomando fuertemente la cintura de la otra.

*********
El viaje de retorno siguió en silencio. Cada una metida en su propio mundo. Shizuru sabía que Natsuki estaba molesta, podía incluso sentirlo a través de su cuerpo, sin embargo, no sabía la razón exacta.
-Natsuki… -dijo Shizuru, pero no obtuvo respuesta –Natsuki –esta vez lo dijo elevando la voz, pero al parecer no la oía –Natsuki! –dijo mientras sacudía levemente a Natsuki en uno de sus hombros.
-Que pasa –respondió.
-La escuela está en sentido contrario
-Lo se -fue su escueta respuesta
-Y no vas a dar la vuelta?
-No –contesto de la misma manera
-…tienes clases aún… -Natsuki suspiró frustrada ante la insistencia de su amiga.
-Ya lo se Shizuru, solo estoy llevándote a tu departamento –contestó cortante y bastante irritada. Shizuru frunció el ceño levemente antes de soltar su agarre.
-Pues no quiero ser una molestia –contestó de la misma forma –bájame aquí.
-Que? Porqué? –dijo mientras giraba su cabeza levemente intentando ver a Shizuru
-Solo para
-Pero-
-Natsuki, quiero bajarme. Si no paras me obligaras a saltar –dijo esto soltando casi por completo a su acompañante, dejando muy en claro que lo decía en serio.
-Esta bien, esta bien…. Solo sujétate fuerte –Natsuki paró en un parque cercano. Apenas lo hizo Shizuru bajó, quitándose el casco y extendiéndoselo a la chica que la miraba extrañada.
-Como dije no quiero molestarte –aún tenía su brazo entendido hacia Natsuki, esperando que tome el casco –regresa a clases, ya estas tarde – Natsuki subió el retrovisor de su propio casco. Unos ojos verdes se posaron en dicho casco, para luego subir nuevamente al rostro de su amiga.
-Vamos… ponte el casco, estamos a penas a unas cuadras de tu casa
-Puedo caminar –dijo sin cambiar de posición.
-Porqué haces esto? –dijo aún sin tomarlo. Shizuru la observo un momento.
-No quiero que llegues tarde por mi culpa –Natsuki solo la miro
-Ja, y crees que voy a creerme eso?
-Entonces es porque quiero caminar
-Eso tampoco me lo creo
-Bueno, Natsuki puede creer lo que le parezca más conveniente. Por favor, toma el casco –en lugar de tomar el objeto ofrecido, se sacó el suyo.
-No entiendo porqué estas tan molesta, para tal caso quien debería estar fastidia soy yo –ante tal comentario, Shizuru dejó caer el brazo.
-Y no lo estas acaso?
-No tiene nada que ver contigo –el dolor en el pecho se agudizó al escuchar tales palabras.
-Lo se, Natsuki. Nunca tiene que ver conmigo, lo acabas de dejar muy claro.
-…no quise decir eso…
-Entonces que quisiste decir? Primero haces que me ilusione, que crea que puedes corresponder lo que siento por ti, que piense que tienes celos de que alguien se me acerque porque me quieres para ti, que tal vez estás llegando a amarme… pero luego eres cortante, te alejas de mi y me culpas de algo de lo que yo no tuve que ver –Natsuki solo bajó la cabeza, ante esto Shizuru se acercó y con su mano libre levanto el rostro de Natsuki desde el mentón, muy suavemente –Dime, Natsuki –pasó levemente su pulgar por el labio inferior de Natsuki –porque besaste mi mano de esa forma, si realmente no sientes nada por mi? –los ojos de Natsuki se ensancharon ante esa pregunta. Al parecer ella tampoco tenía la respuesta.
-Yo…- sus labios temblaron, intentando encontrar las palabras.
-Natsuki…, sientes que estoy presionándote a tomar una decisión? Debo alejarme? –se acercó más hacia ella y levantó la mano para rodear su cabeza y acercarla más, apoyó la mejilla en la frente de Natsuki, haciendo que sus labios rocen levemente su piel –que debo hacer, Natsuki? –dijo cerrando los ojos –que debo hacer…
-Shizuru…- Natsuki podía sentir la calida respiración de Shizuru en su piel, haciendo que la sangre suba a su rostro y su corazón lata con fuerza “…solo con Shizuru… me pasa esto…”. Shizuru se alejó lentamente, se puso a la misma distancia que antes y extendió su otra mano.
-Toma el casco –su voz y rostro estaban serios, decían que por favor tomara el casco y se fuera, pero sus ojos gritaban que se quedara y que la sostenga entre sus brazos. Natsuki lo sabía, hacía tiempo había aprendido a leer entre los ojos de Shizuru. Natsuki se puso su propio casco, y estiró la mano. Shizuru dio un paso al frente para entregarle dicho objeto, pero Natsuki, en lugar de tomarlo, tomó la mano que lo sostenía para acercarla hacia sí.
-Estaba molesta porque no me gustó que nos interrumpiera, no me gustó como te hablaba y no me gustó como te miraba –le susurró -Si no me iba, probablemente hubiese terminado muy mal. No sé porqué Shizuru, pero cuando estoy contigo siento y hago cosas que jamás pensé sería capaz, pero lo hago porque yo así lo quiero, no porque estés poniendo alguna presión en mí. Ya te lo dije antes, Shizuru, no te atrevas a abandonarme. –dicho esto soltó la mano de Shizuru, bajó el retrovisor de su casco y se fue, dejando a Shizuru completamente confundida; sin embargo, una sonrisa adornó su rostro mientras se quedaba mirando el camino por donde se fue Natsuki. El sonido de su celular hizo que saliera de su ensimismamiento.
-Bueno? –contestó. La expresión de su rostro cambió al escuchar aquella voz –si… así es… pero estoy en-…. de acuerdo, pero cuando?... hoy? pero… está bien… yo también…- colgó. Justo ahora que veía que su relación con Natsuki estaba mejorando… ahora que su espera por fin daba frutos… tenía que irse. Como le explicaría a Natsuki? “Natsuki…” pensó mientras llevaba a su rostro la mano que había sido besada, cerrando los ojos… “…por favor… espera por mí, te prometo que volveré lo más pronto que pueda” Con el casco, que Natsuki se negó en tomar, firme entre sus brazos, se encaminó hacia su departamento a empacar lo absolutamente necesario.

Continuará….
**********