Rss

jueves, 30 de abril de 2009

jueves, 30 de abril de 2009

Natsuki Doggy - Capitulo 4

Autora: Shezaei_neko (http://shezaei-neko.livejournal.com/)

Notas de la autora: Hola a tod@s!! Sé que ha pasado mucho tiempo desde que traduje el tercer capítulo de este fic, por eso me disculpo. Sé que la espera fue larga pero muchas cosas han pasado. (buenas y malas)
Ahora que se han disfrutado y superado les traigo el nuevo capítulo de este fic. Ojalá les siga interesando. No sé cuanto tarde en traducir el siguiente capítulo pues ando trabajando en mis otros fics y al concentrarme en aquellos luego no tengo tiempo. Pero les prometo que lo traduciré todo, así que no teman.
Nuevamente mis disculpas por la demora.
Disfruten este nuevo capítulo de Natsuki Doggy!!
No olviden dejar un comentario!



Disclaimer: Mai Hime y Mai Otome pertenecen a Sunrise. Igual que todos aquellos animes que he usado a lo largo de mis capítulos (y usaré) son propiedad de sus respectivos autores.

----------------------------------------------

Natsuki Doggy

--------------------------------------------------

Capítulo 4

Shizuru llegó al departamento, para su sorpresa el akita negro estaba esperándola en el vestíbulo, agitando su cola de lado a lado, ladrando en cuanto entró.
- “Ara…te ves mucho mejor ahora.” – sonrió la castaña – “Aún así, quieras o no te llevaré al veterinario.” – el can ladró en aprobación – “Déjame cambiarme y después nos iremos.”
Shizuru se dirigió a su habitación y cambió sus ropas por algo más cómodo, mientras tanto, Natsuki la esperaba en el vestíbulo a la vez que pensaba.
- “Fue buena idea esperarla en este lugar. Apuesto a que se sorprendió.” – Natsuki sonrió.
Al escuchar pasos aproximándose, giró su cabeza para ver a la otra chica, oh, y no solo la vio, la observó fijamente. Cómo pudo haber estado tan ciega? Cómo pudo ser posible que se acostumbrara a la belleza de Shizuru? Era imperdonable; la chica era un pecado andante, una diosa viviendo entre los mortales. Mirándola fijamente aún más, se percató de lo preciosa que era la chica; su sedoso cabello avellana, sus rasgos perfectos, sus brillantes y encantadores ojos, esos exquisitos labios, sin mencionar sus otras partes que estaban ocultas ahora bajo esas ropas tan casuales, las cuales también eran sexy.
Se sonrojó, cómo podía ser que esta chica se haya enamorado de ella? Por primera vez se dio cuenta de lo afortunada que era al tener a alguien tan increíble despertando a tu lado cada día. Una vez más Natsuki se enamoró muy profundamente de Shizuru. La voz de Shizuru la hizo volver de sus pensamientos.
- “Estoy lista, nos vamos?”
- “Woof!”
Abandonaron el departamento y comenzaron a caminar por la acera. La veterinaria estaba solo a unas cuantas calles así que no tomaría mucho tiempo llegar, esas eran buenas noticias ya que el pobre perrito aún tenía algunas dificultades al caminar y mantenerle el paso a Shizuru.
Desafortunadamente, un policía notó a la pareja, acercándose a ellas dijo.
- “Buenas tardes, disculpe señorita, es ese su perro?”
- “Así es.” – dijo Shizuru mientras sonreía cortésmente – “Hay algún problema oficial?”
- “Me temo que si. Su perro no lleva una correa, el…”
- “Ella” – interrumpió Shizuru.”
- “Disculpe; ella no puede ir caminando sin una.”
- “Perdone oficial pero me temo que la he perdido.”
- “A dónde se dirigen?”
- “Al veterinario, fue atacada ayer y está mal herida.”
- “Lamento escuchar eso señorita pero su perro necesita una correa; es contra la ley el ir caminando sin una.”
- “Estoy consciente de ello pero no quería usar una cuerda común y corriente para sacarla, me parece cruel e inhumano. No es alguna clase de bestia.”
- “Lo entiendo pero me temo que tendré que llevármela o darle una multa.” – dijo el oficial mirando a la chica y al perro.
- “Entonces múlteme, por que no se la entregaré.” – Shizuru ahora estaba parada frente al can, cubriendo el peludo cuerpo con el suyo.
- “De acuerdo señorita, me permite ver su identificación?”
- “Claro.” – Shizuru sacó su identificación de su bolso y se la dio al oficial.
Él la tomó sin realmente observarla a la vez que sacaba su block de notas. Comenzó a escribir el nombre cuando de pronto dejó de mover su mano. Levantando su cabeza observó a la chica frente a él.
- “Fujino?”
- “Si, es correcto.”
- “Por casualidad, es usted parte del clan del doujo Fujino?”
- “Si lo soy.”
- “Mis…mis disculpas Fujino-sama.” – dijo el oficial temblando y regresándole a Shizuru su identificación a la vez que hacía una reverencia – “No sabía que usted era una Fujino, mis más sinceras disculpas.”
- “Oh no hay problema. Qué hay de la multa?”
- “No se preocupe por eso; yo me encargo.“
- “Es usted muy amable.”
- “Para evitar cualquier problema de que alguno de mis colegas la vuelva a detener, la escoltaré.”
- “No queremos causarle molestias.”
- “Solo hago mi trabajo, por favor, insisto.”
- “Gracias.”
Natsuki observó toda la conversación en silencio.
- “Wow, tal vez esta es una de las ventajas de ser una Fujino.” – pensó – “pero también debe ser agotador. Si hubiese sido yo en esta situación, no hay duda alguna de que me habrían dado esa multa. Me preguntó cómo se siente Shizuru cada vez que ocurren este tipo de cosas.”
Caminaron en silencio hasta que llegaron a la veterinaria. El policía ofreció nuevamente una reverencia y dejó a la pareja en la entrada.
- “Aquí estamos, ven.” – dijo Shizuru entrando y caminando hasta la recepción, Natsuki siguiéndola de cerca – “Hola, tengo una cita con Dr. Takani.”
- “Su nombre por favor.” – dijo la asistente del otro lado del mostrador.
- “Fujino Shizuru.”
- “Oh si! Le está esperando, aquella puerta a su izquierda por favor.”
- “Gracias” – girando su cabeza un poco dijo – “Por acá perrito.”
Entraron a la habitación que les indicó la asistente. Dándoles aún la espalda, la doctora habló.
- “Estaré contigo en un segundo Fujino-chan.”
- “Chan?!” – pensó Natsuki.
La doctora se giró, ahora viendo a la castaña. La doctora era una mujer de mediana edad, es sus cincuentas. Tenía piel blanca y cabello oscuro, sus ojos eran café oscuro; sin duda alguna, una mujer hermosa que aún se veía joven para su edad.
- “Vaya Fujino-chan, ha pasado el tiempo.” – dijo la doctora con una sonrisa.
- “Buenas tardes Takani-sensei.”
- “Cómo has estado?”
- “Bien.”
- “Bien eh? A mi me parece más que eso. Te ves feliz; no recuerdo haberte visto así de feliz antes.”
- “Lo notó?” – dijo la chica con acento de Kyoto sonriendo misteriosamente.
- “Haha, como no podría? Llevamos de conocernos ya un tiempo considerable. Desde ese día que llegaste por primera vez a la clase de la ceremonia del té.” – dijo la doctora con una sonrisa nostálgica – “asistías a la escuela secundaria en aquel entonces.”
- “Ara, en verdad que el tiempo vuela.”
- “Es cierto. Así que…asumo que tu hermosa chica rebelde tiene algo que ver con eso?”
- “Me conoce demasiado bien.”
- “No hay nadie más además de ella que tenga ese efecto en ti.” – su voz tomando un tono más serio preguntó – “Y, qué te trae por acá? Tu llamada realmente me sorprendió.”
- “Bueno, verá…” – dijo Shizuru mirando al akita negro – “es este lindo cachorro aquí…”
La doctora se arrodilló frente al cachorro Natsuki para ver las heridas que tenía mientras Shizuru continuaba explicando.
- “La encontré a mitad de la noche frente a la puerta del departamento. Estaba muy mal herida así que la llevé dentro y la atendí.”
- “Ya veo. La revisaré, colócala sobre la mesa por favor.”
- “Bien.” – Shizuru miró al akita y dijo – “ahora perrito, ven aquí, la doctora examinará tus heridas.”
Natsuki trató de saltar a la mesa pero su pata aún le dolía mucho. Justo cuando iba a intentar saltar nuevamente sintió dos brazos sujetarse alrededor de su cuerpo, levantándola con una facilidad cual si fuese una pluma para después colocarla sobre la mesa.
Natsuki observó a Shizuru asombrada, por un momento casi olvida que su diosa de Kyoto era tan fuerte. Y claro que lo era! Cualquiera que podía sostener una naginata y moverla como si estuviese hecha de papel indudablemente debía ser fuerte.
La doctora se acercó a la mesa, lista para revisar al akita cuando preguntó.
- “Es agresiva? Muerde?”
- “No lo creo. Para ser un perro vagabundo es bastante amigable.”
- “Eso que hiciste fue algo imprudente lo sabías? Mira que asistir a un perro vagabundo así nada mas…”
- “Simplemente no podía dejarla ahí.”
- “Lo sé. Apuesto a que tu amabilidad es una de las tantas cosas que tu chica ama de ti.“ – dijo la doctora – “Bueno, ahora compórtate perrito. No tardaré mucho.”
Natsuki movió el rabo y ladró, no tenía miedo, no con Shizuru a su lado acariciando gentilmente su negro pelaje.
Mientras la doctora hacía un chequeo completo a Natsuki - la chica motociclista ahora convertida en perro – pensaba seriamente en la conversación de hacía unos minutos. No sabía que Shizuru tuviese una amiga en la clase de la ceremonia del té que fuera tan cercana a ella, aún más, que trabajara y tal vez viviera cerca de su departamento. Shizuru nunca le mencionó nada, o si? Y si lo hizo, no estuvo escuchando, nunca dándole su total y completa atención.
- “Cómo puedo ser tan egoísta?” – pensó Natsuki – “Siempre quiero que Shizuru me escuche, pero en cambio yo no escucho lo que me dice. Ya no se molesta en lo más mínimo en compartirme sus experiencias por más pequeñas que sean. En verdad es feliz con eso?.......No! por supuesto que no lo es!! Cómo podría serlo? Acaso aún piensa que ‘esto’, ‘NOSOTRAS’ es aún un sueño?
La voz de la doctora le regresó a la realidad.
- “Mmmhhh…sus heridas son superficiales, nada de seriedad; no hay huesos rotos o daño interno. Aunque es probable que la herida de su hombro deje una pequeña cicatriz; además de eso está bien de salud y en perfectas condiciones.”
- “Gracias, Takani-sensei.” – dijo Shizuru haciendo una pequeña reverencia.
- “No hay de qué Fujino-chan. Hiciste un gran trabajo curándola en casa antes de venir aquí. Has considerado en estudiar para veterinaria o tal vez médico?”
- “Me temo que no funcionaría. Solo puedo prestar atención a una sola y única persona.” – dijo Shizuru sonriendo.
- “Haha, si, es verdad. Que mal, ahí va mi posible reemplazo.”
- “Bueno, es hora de irnos perrito.”
- “Espera Fujino-chan.”
- “Si?”
- “No crees que es descortés no llamarle por un nombre?”
- “Si, tiene razón.” – mirando al can a los ojos le ofreció una sonrisa llena de disculpas – “Perdona, no pensé en eso. Puedo darte un nombre?” – Natsuki lamió las manos de Shizuru alegremente – “Ahora, cómo te llamaré?” – dijo la chica pensando en voz alta con un dedo sobre su barbilla, en la típica pose Fujino.
Natsuki observó a Shizuru y pensó.
- “Oh! Me va a dar un nombre!! Me pregunto cuál escogerá. ‘Duran’ sería fantástico! ‘Blue’ o ‘Inuki’ serían igual de geniales. AH! No puedo explicarlo pero es emocionante!!” – Natsuki movía el rabo vigorosamente y ladraba para animar a la otra chica.
Shizuru miró fijamente los ojos verdes del akita y dijo:
- “Ya sé!! De ahora en adelante serás…”
Natsuki movió aún más su rabo esperando ansiosa la respuesta.
- “Natsutaro!!”
- “Woof?”
- “Si, suena lindo, no lo crees, Natsutaro?” – dijo Shizuru sonriendo ampliamente mientras aplaudía.
Todas las fantasías, esperanzas y sueños de Natsuki de tener un increíble e impresionante nombre fueron hechos pedazos en un segundo.
- “Natsutaro? Natsutaro?!?! Qué clase de nombre tan ridículo es Natsutaro? Ese nombre es más apropiado para un hamster! No para un perro! Cuando sea humana nuevamente tender una seria discusión con Shizuru acerca de nombres adecuados para perros.” – pensó Natsuki con una vena saltando en su cabeza.
- “Buen nombre, Fujino-chan.” – dijo Takani-sensei con los pulgares hacia arriba.
- “Gracias. Ahora necesitamos una placa, un collar y una correa.”
- “Oh, si, tengo unas muy lindas por aquí.” – dijo la doctora caminando hacia el estante, tomando unas placas dijo – “No tengo placas con el nombre de ‘Natsutaro’, pero puedes elegir la que gustes y grabaré el nombre en ella. Qué te parece?”
- “Maravilloso! Ahora, déjeme ver cual puede ser…?” – la castaña observó las placas, tomó una entre sus dedos y se la mostró a Natsutaro – “Qué tal ésta?”
Natsuki miró fijamente la placa con su mirada más mortal y letal, como si quisiera dispararle un rayo y reducirla a cenizas; Shizuru eligió una con forma de corazón, y tomando un collar dijo:
- “Combinarán muy bien, no lo crees?” – el collar era rosa y tenía listones, encajes y pequeños corazones rojos cubriéndolo por completo – “Te verás encantadora con esto.”
Natsutaro movió su cabeza de lado a lado a la vez que gruñía.
- “Tch! Shizuru, tú…siempre molestando!! No muestra piedad incluso a los animales lindos…apuesto a que lo hace a propósito!” – pensó Natsuki.
Natsuki observó detenidamente los collares cuando uno llamó su atención, así que lo señaló con su pata.
- “Este?” – Shizuru lo tomó, no muy complacida con la decisión de Natsutaro; era un collar negro de cuero con picos metálicos, un estilo muy rockero. – “No lo creo.”
Después de diez minutos de estar eligiendo collares y placas que combinaran, la pareja decidió en un collar azul oscuro de piel con una placa en forma de hueso. Ambas estaban felices y de acuerdo con su elección. La doctora Takani grabó el nombre en la placa tal y como dijo que lo haría y se lo dio a Shizuru, quien la abrochó al collar y luego se la coloco a Natsutaro. Ella movió el rabo y dio pequeños saltos después de lamer un poco las manos y dedos de Shizuru.
- “Eres muy linda Natsuraro. Te gusta?”
- “Woof!! Woof!!”
- “Que bien! Bueno, creo que es hora de irnos. Tenemos algunas compras que hacer.”
- girándose hacia la doctora hizo una reverencia y dijo – “Nuevamente, gracias, Takani-sensei.”
- “No hay de qué Fujino-chan. Oh, por cierto, me gustaría ver a Natsutaro en unos cinco días, para revisarla y ver cómo sigue de sus heridas.”
- “Está bien doctora.”
La pareja estaba a punto de salir de la habitación cuando Takani-sensei habló de repente.
- “Fujino-chan…”
- “Si?”
- “En serio estás pensando en dejar la clase de la ceremonia del té?”
- “Aún tengo mis dudas.” – dijo Shizuru con la mirada hacia abajo.
- “Tu chica sabe de ello?”
- “No, no le he dicho nada aún.”
- “Deberías hablar con ella Fujino-chan. Pondría mis manos al fuego apostando que sea lo que decidas, ella estará ahí para apoyarte.”
- “Lo sé.”
- “Ahora bien, si necesitas algo más, solo llámame, de acuerdo?”
- “Pierda cuidado, lo haré. La veré pronto sensei.”
- “Cuídate Fujino-chan.”
- “Usted también doctora. Ven Natsutaro.”
La pareja abandonó la habitación y después el edificio. Shizuru se arrodilló y puso la correa a Natsutaro. Estando la correa sujetada firmemente, Natsutaro comenzó a guiar el camino hasta la tienda de conveniencia. Caminaban lado a lado en algunas ocasiones, otras veces Natsuki iba al frente, seguida muy de cerca por Shizuru o viceversa. Natsuki estaba muy entusiasmada con ello.
- “Wow, la vista es completamente diferente desde aquí. Puedo ver detalles y cosas que nunca había notado. Es muy divertido y emocionante!”
Maravillada por su descubrimiento, por un momento olvidó su altura y el que su vista era diferente ahora, por ello, cuando levantó la vista para ver el rostro de Shizuru, su vista se posó en un lugar un tanto ‘inesperado’.
Sus ojos casi se salen de sus cuencas ante tal vista. Se había olvidado por completo del atuendo de Shizuru; así que ahora estaba mirando fijamente la falda, o para ser más precisa, a la pieza de ropa debajo.
- “Hey! Esa es una mis piezas algodón y encaje de colección de Victoria Secret edición Milenio invernal…wow, jamás pensé que se vieran tan sexy en Shizuru.” – dándose cuenta hacia donde estaba mirando y que sus pensamientos la estaban llevando a lugares peligrosos de inmediato agachó su cabeza, intentando encontrar el piso más interesante a la vez que se sonrojaba profusamente – “Cielos, espero que no se haya dado cuenta.”
Echando un ligero vistazo hacia arriba, vio a Shizuru; la chica estaba completamente distraída a lo que había ocurrido.
- “Bien, parece que no me notó babeando…digo inspeccionando…digo mirando!! Mirando! Bueno, que si estaba babeando un poco pero…gah!! Ese no es el punto!! Pero mis bragas si que se ven bien en ella……eh? Un segundo, por qué está usando mis bragas? No es que me queje pero…mmmhhh…esto es interesante, acaso puede ser esto uno de sus pequeños secretos?”
Natsuki continuó caminando, totalmente perdida en su charla y debate interno que no sintió los ligeros jalones en su correa.
- “Detente Natsutaro! A dónde vas?”
La voz de Shizuru rompió el estado de trance en el que estaba, Natsuki se detuvo y giró su cabeza para ver a la chica de cabello avellana de pie frente a la entrada de la tienda, a algunos cuantos metros alejada de ella. Dando la vuelta, caminó rápidamente hacia Shizuru.
- “Ara, ara, Natsutaro, estabas tratando de escapar?” – dijo la castaña bromeando mientras daba palmaditas en la cabeza al akita, quien ladró un par de veces. – “Tomaré eso como un ‘no’. Bueno, aquí estamos.”
Estaban a punto de entrar cuando Shizuru leyó el letrero pegado en la puerta y que decía ‘No se permiten perros!’. Suspirando dijo:
- “Parece que tendré que entrar sola” – amarró la correa en uno de los estantes para bicicletas que estaban afuera – “Espérame aquí Natsutaro, te compraré algo y luego iremos a casa, está bien?”
Natsutaro ladró en aprobación a la idea mientras Shizuru entraba a la tienda. Natsuki estaba sentada en la acera viendo a la gente pasar cuando vio a un grupo de perros caminando hacia ella, reconociéndolos al instante pues se trataba de los perros callejeros de la noche anterior. Poniéndose de pie comenzó a gruñir levemente, completamente preparada para cualquier cosa que ocurriese. Uno de los perros se acercó diciendo.
- “Ho, veo que has recuperado tu fuerza; y con las mismas agallas.”
- “Qué es lo que quieres?” – preguntó Natsuki en un tono no muy amistoso.
- “Tranquilo pequeño, no hemos venido a buscar pelea.”
- “Entonces, de qué se trata?”
- “Solo estábamos paseando por aquí cuando te vimos, así que decidimos venir y mostrarte nuestro más sincero respeto.” – dijo el akita blanco caminando hacia Natsuki – “Anoche me mostraste tu lealtad y de lo que estás hecho; más que cualquier otro perro que haya conocido antes, estaba muy impresionado. No dudaste ni un momento en proteger a tu amo, y estuviste dispuesto a dar tu vida de ser necesario, aún cuando no sabíamos quien es tu amo.”
- “No lo sabes?” – preguntó Natsuki confundida.
- “Por supuesto que no. Solo lo dije para enfurecerte. Aunque hacer eso no resultó muy bueno para mí.”
- “Lamento eso.” – dijo Natsuki viendo las heridas del akita blanco.
- “No tienes por qué, yo me lo busqué. No lo parece pero eres muy protector y fuerte cuando lo necesitas. En ese aspecto somos muy parecidos.”
- “Bueno, gracias.”
- “Y bien, qué dices? Amigos?” – dijo el akita blanco extendiendo su pata.
- “Si, claro.” – dijo Natsuki tocando la pata del akita con la suya.
- “Soy Kiba. Mis compañeros aquí son: Tsume, Hige y Toboe.”
- “Un placer.”
- “Y tu eres…??”
- “Yo soy…soy…Na…ts…ro.” – dijo Natsuki en un susurro.
- “Cómo dijiste?”
- “Na…ts……ro…”
- “No te entiendo. Déjame ver tu placa.” – dijo Kiba acercándose.
- “Demoniosdemoniosdemonios…esto es muy vergonzoso, todos ellos tienen nombres geniales y yo tengo…”
- “Natsutaro?” – preguntó Kiba.
- “Uhm, si…” – respondió Natsuki sonrojándose.
- “HAHAHAHAHAHA!!! Lindo nombre Natsutaro!” – dijo Tsume riéndose mientras Hige trataba te contener la risa.
- “Ti…tie…tienes un problema con eso?! Mi amo me dio ese nombre!” – dijo Natsuki enfadada pese a estar sonrojada. Aún cuando no le gustase ese nombre del todo, fue Shizuru quien se lo dio, así que lo apreciaría mucho; por ello no permitiría que estos idiotas se burlaran.
- “No hay problema, NA-TSU-TA-RO!” – respondió Tsume riendo aún más.
- “Detente de una vez Tsume. Su amo debió tener una buena razón para darle ese nombre.” – dijo Kiba en tono serio.
- “Hey! Alguien está saliendo!” – dijo Toboe.
- “Diablos, si es el dueño estamos en problemas. Te vemos después Natsutaro, si necesitas algo sabes dónde encontrarnos.” – dijo Kiba corriendo con los demás hacia el callejón junto a la tienda.
- “Perdona la demora, me extrañaste?” – dijo una linda voz con acento de Kyoto.
- “Woof!”
- “De verdad? Bueno, supongo que también debes tener hambre, así que, nos vamos?”
Natsutaro echó un vistazo hacia atrás para ver a sus nuevos amigos; quienes por cierto estaban boquiabiertos y completamente sorprendidos. Les sonrió y después se fue con Shizuru quien ya la había desamarrado del estante. El cuarteto se quedó paralizado, tanto que por un minuto casi olvidan como respirar.
- “Wow, por todos los cielos, ahora entiendo por qué peleo de esa manera.” – dijo Tsume.
- “Si, no me importaría que esa preciosa chica decidiera llamarme Fifí.” – dijo Hige.
- “Qué ocurre Kiba?” – preguntó Toboe.
- “Esa chica……la he visto antes, pero, es extraño.”
- “Extraño?”
- “Si, normalmente está con otra chica, una con cabellos negros y ojos verdes, siempre andan juntas.”
- “Como puedes recordarlas tan bien? Nunca te han importado los humanos.”
- “Un día la chica de ojos verdes me dio algo de comer en el parque, y esa castaña vino a recogerla, si mal no recuerdo…”
- “Oh…”
- “Ese Natsutaro tiene suerte de tenerla.” – dijo Kiba sonriendo mientras veía a la pareja alejarse – “Bueno, es hora de irnos chicos! Hay trabajo que hacer.”
- “Entendido!”

Shizuru y Natsutaro llegaron al departamento, Natsutaro entró primero; Shizuru se quitó los zapatos y después de quitarle la correa al akita la dejó en la mesa más cercana. Se dirigió a la cocina para preparar la cena, siendo seguida muy de cerca por Natsutaro. La chica de ojos rubíes sacó todo, encendió el horno y comenzó a preparar un poco de kushiage con sopa de miso y tofu. Natsuki observaba detenidamente cada uno de los movimientos de la chica. Estaba sentada cerca de la puerta; desde ahí podía ver todo, incluyendo las bragas.
- “Basta Natsuki! Deja de mirar ‘ese’ sitio. Mejor concéntrate en ver cómo prepara la cena; tal vez puedas aprender algo.”
Así se quedó mirando placenteramente a su amada.
- “Cielos, podría verla hacer esto siempre. Se ve feliz mientras lo hace, preparar la cena para nosotras, para mí. Nunca lo pensé de esta manera.” – pensó Natsuki, sintiendo un maravilloso calor correr dentro de su corazón y esparcirse a través de su cuerpo, un puro y agradable sentimiento hacia la otra chica.
- “Ven Natsutaro, la cena está lista!”
- “Woof!”
Shizuru tomó un tazón y lo llenándolo con croquetas ‘Happy Wolfy’ lo colocó en el piso.
- “Ahí tienes.”
Shizuru tomó su lugar en la mesa con Natsutaro en el piso muy cerca de ella y comenzó a comer. Natsuki observó su comida, no estaba muy segura de si comerla o no, como podría? nunca había comido algo así antes. De cualquier manera no había otra opción, tal vez le llegase a gustar, después de todo ahora era un perro. Dio un pequeño mordisco solo para probar y acostumbrarse al sabor; después de tragar el bocado abrió sus ojos asombrada. Podía reconocer este sabor donde fuera, debía ser un sueño, no había manera de que fuese real; dando otro mordisco pensó:
- “Estoy alucinando o esta cosa sabe a carne con mayonesa? Simplemente grandioso!! La falta de mayonesa en estos días se compensará con esto sin duda alguna. Me pregunto si Shizuru se dio cuenta del sabor que compró. Como sea, debo agradecerle después!” – viendo su tazón dio las gracias y dijo – “Itadakimas!!” – y comenzó a devorar el contenido.
Shizuru observó a su lobezno y peludo cachorro, asombrada por su manera tan vigorosa de comer.
- “Ara, ara…en verdad estabas hambrienta. Me alegra que te gustara la comida.”
El akita ladró un par de veces para continuar asaltando su plato. El resto de la cena pasó con calma; cuando terminaron, Shizuru se levantó y colocó sus platos en el fregadero para lavarlos. Natsuki estaba lamiendo su plato; no quería dejar ni una migaja de su cena.
- “Vaya…Natsutaro, si que disfrutaste tu cena.”
El akita miró a la castaña.
- “Ara, con ese comportamiento me recuerdas a mi dulce Natsuki cuando come mayonesa.” – dijo Shizuru con una risita – “Tu podrías ser su contraparte animal.”
Natsuki casi se atraganta con las migajas ante el comentario.
- “Ohcielos, ohcielos!! Acaso ya lo notó? Acaso soy tan fácil de leer incluso en esta forma?” – pensó Natsuki comenzando a sudar.
- “Por supuesto no hay manera que eso ocurra. Creo que mi mente está jugándome una broma…es sólo que la extraño.”
Shizuru fue a la estancia y se sentó en el sofá.
- “La extraño mucho Natsutaro. No puedo vivir un solo día alejada de ella.”
El akita se acercó y puso su cabeza en el regazo de la chica, la chica de cabellos castaños empezó a acariciar distraídamente el pelaje del animal y a rascarle detrás de las orejas.
- “Pero ya no tengo miedo, porque sé que me ama, sé que volverá, y estaré esperándola.”
El akita lamió las manos de Shizuru, la chica sonrió al cachorro.
- “Hey Natsutaro, me harías compañía esta noche?”
- “Woof!”
- “Gracias, eres muy amable. Me agradas y ya te quiero, debe ser tu aura.”
El reloj indicaba que ya eran casi las diez de la noche cuando Shizuru bostezó; miró a Natsutaro quien la miraba con curiosidad.
- “Perdona, estoy un poco cansada, creo que lo mejor será que me vaya a la cama, es un poco temprano pero debo recuperar mis fuerzas.”
Levantándose del sofá fue hacia su habitación con Natsutaro caminando detrás de ella. La chica de Kyoto entró al baño con un cambio de ropa en sus manos, lavándose los dientes y cambiándose a sus ropas de dormir apagó las luces.
Acostándose en la cama se cubrió con las sábanas, colocando su cabeza sobre la almohada dijo:
- “Buenas noches Natsutaro.” – después susurró – “Buenas noches Natsuki, te amo.”
Y cerrando sus ojos dejó que el mundo de los sueños la llevara esta noche para darle un lindo sueño y un adecuado descanso.
Natsuki estuvo sentada sobre la alfombra todo ese tiempo. Aproximándose silenciosamente se subió con cuidado a la cama a fin de no despertar a su amada. Acostándose a sus pies pensó.
- “Yo también te amo Shizuru. No te preocupes, que yo vigilaré tu sueño. Te protegeré, siempre. Juro que de ahora en adelante siempre te cuidaré. Shizuru, hoy he aprendido muchas cosas, es una lástima que tuviese que convertirme en perro para notarlas. Pero también estoy agradecida por eso, porque gracias a eso he descubierto algunos de tus pequeños secretos, y también me di cuenta que me he enamorado nuevamente de ti, más que antes. Buenas noches amor, dulces sueños.”
Natsuki se recostó ahí, cerrando sus ojos, escuchando la pausada respiración de su gran amor, cual si fuera una melodiosa canción, una canción que la guiaba al mundo de los sueños. Ambas figuras yacían pacíficamente sobre la cama disfrutando su compañía, sintiéndose seguras y también completas.
La noche cubría la cuidad, dejándoles descansar y por primera vez en un largo tiempo, bendiciéndoles con el gozo del silencio, un silencio que significaba paz y esperanza.



Continuará……



----------------------------------------------------------

Qué tal? Les gustó? Espero que sí.
No olviden dejar un comentario. Su apoyo significa mucho, no solo a mí sino al fandom de ShizuNatsu en general. Además debemos detener al maligno negi-hetero que acecha el blog. Mil gracias por leer!!
Hasta pronto!!
Atte. Shezaei_neko

Te amo - Oneshot

Autor: tom ( ash ketchum)

N/A: saludos desde mexico les dejo mi primer fanfiction viva natsuki y shizuru


Comenzaron las vacaciones.

Nuestras chicas fueron de viaje.

Era una noche de verano en New York y hacía frio (pero eso no importa cuando tienes a la persona más importante de tu vida a tu lado) la luna llena iluminaba las calles.


Natsuki tomo un cigarrillo, lo prendió y comenzó a fumar.


-Natsuki-chan serias tan amable de regalarme uno-


-claro. Toma Shizuru- la ojiverde tomó el encendedor y prendió fuego, la otra chica aprovechó para tocar sus manos.

Kuga-san tan solo se ruborizaba.

Al cabo de un rato subieron a su apartamento y acudieron a su habitación.


- Natsuki ¿cómo describirías a una persona como yo? – cuestionó Shizuru


- este - se sonroja totalmente - pues… son muchas palabras… podría ser.


- dime en concreto solo una palabra.


El corazón de la de ojos rubí estaba a punto de estallar.


- eres.. pre… preciosa …mi …persona … más importante…Shi-Shizuru.- suspiró y en ese instante deja de ponerse roja-


- ¿quieres hacer eso?


- ¿Qué? –ruborizándole las mejillas.


- lo de anoche… eso.


- si- susurró. Mientras jugaba con sus dedos de las manos


La chica de cabello castaño tomo su mentón, acercó los labios a su boca y le planto un beso. Se abrazaron como queriendo que nunca acabara.


- quítate el pantalón – Ordenó Shizuru


Quizás era el calor que ella se quito todo muy rápido.


- ¿también las calcetas?


- claro, quiero conocer todo de ti - respondió


La muchacha de ojos sangre se acercó y se puso en la entrepierna de su amada.


Sus movimientos eran lentos, poso sus pies sobre los pechos de Natsuki…esta al comenzar a calentarse hizo lo mismo.


Empezó a escucharse los gemidos de la muchacha de ojos verdes mientras decía desesperada. -más rápido-


Aumento el movimiento de las caderas y la fricción.


De pronto Shizuru se detuvo y le dijo.-lamela.


-¿Qué?-ruborizada


-vamos chúpala-dijo


-tu primero.


Obedeció por amor y comenzó a lamer el botoncito que palpitaba.


-es más grande que el mío- Continuo mientras se tocaba.


Kuga le detenía la cabeza indicándole donde debía hacerlo y que se mantuviera allí.


Fujino se detuvo permitiéndole que fuera hacia su parte ahora no tenían que preocuparse.


Pasaron 15 minutos pero se les hicieron casi eternos


La chica de ojos rubíes dijo -me toca


La otra sonrió pícaramente.


Se unieron, Natsuki inicio a hacer fricción, sorprendida vio a su amada que se le ponían los ojos en blanco.


Nuevamente se acariciaban el pecho con las plantas de sus pies…sus manos tomaban puños de sabanas


Cuando estaban al borde de venirse exclamaron en a coro -te amo te amo.


Terminaron cansadas. Después de eso se abrazaron y se tomaron de las manos.


Shizuru-ya vístete que no tarda en llegar mi mama-tomo una bata y fue al baño.


Pasaron unos momentos. Natsuki acudió a ver por qué no salía.


Con el rabillo del ojo vio que su chica se quito la bata y admiraba su cuerpo.


La ojiverde solo sonrió y acudió con ella, la abrazo por la espalda y le dijo-gracias por todo, te amo.


-yo también te amo, Natsuki- volteó hacia ella y se fundieron en un largo beso.



sábado, 25 de abril de 2009

sábado, 25 de abril de 2009

Together with master - Capitulo 2

Autora: Yeahnobodyknows (yeahnobodyknows@gmail.com)

Disclaimer: Oki por si se creyeron mi primera negación… nop Mai Hime no me pertenece y eso me pone triste :’(


¡Nat, sweetie no se si leas esto pero el fic va ‘pa ti!! *chu* luv ya



Together With Master.

-Por cierto me llamo Mai, Tokiha Mai, tu eres Shizuru verdad?- pregunto la chica de ojos violeta.

-mmm- respondió indecisa de nuevo la pequeña

-vamos no seas tímida, mira para que te sientas en confianza te hablaré un poco de tu nuevo dueño, que te parece?-

-Hai! Me gustaría mucho saber de ella-

- jejeje eso pensé, veamos donde empezar… así! Veras su nombre completo es Kuga Natsuki, hija del primer matrimonio de Saeko Kuga y actual Heredera de gran compañía multinacional Kuga’s Corp. especializada en la rama de investigación farmacéutica y a pesar de contar con solo 12 años se encarga de muchas labores administrativas mientras su madre es la cara de la compañía por así decirlo.-

-Veras, Natsuki es una niña buena pero el peso de tan importante posición la ha obligado a dejar de lado su niñez, recuerdo cuando aun solía sonreír, ahora es muy raro verla feliz pero espero que tu puedas traer de nuevo la felicidad a su rostro-

-Es mi labor hacer feliz a mi Amo y haré todo lo posible de que así sea!- contesto la pequeña castaña con determinación en sus ojos

-Gracias entonces cuento contigo- contesto la chica de mucho busto al tiempo que acariciaba tiernamente las orejitas felpudas de la niña.

A pesar de que Mai le había dicho que su nuevo hogar era bastante amplio era una subestimación la palabra por que frente a sus ojos tenia no una ‘casa grande’ sino una mansión completa rodeada de bellos jardines con peculiares formas y flores que cuyos nombres no podría nombrar Shizuru. Por si fuera poco la arquitectura de la casa recordaba modas antiguas con sus exquisitos grabados y trabajos de herrería.

Había llegado la hora de la verdad. Detrás de esas pesadas puertas se encontraba su ya amado amo. Mai tocó a la puerta y una voz profunda pero femenina otorgo el permiso para entrar. Sentada frente a un gran ventanal yacía una niña no más grande que ella con hermoso cabello cobalto que enmarcaba su rostro de tez pálida y aquellos hipnóticos ojos color esmeralda que irradiaban un sentimiento de… ira?

-DEVUELVANLA!- Había escuchado bien? Su nuevo Amo no la quería?

-Eh?! P-pero Natsuki-chan, si apenas la viste por que quieres regresarla? Pediste un ‘Pet’ y aquí está!- contesto la chica de ojos violeta con una expresión de confusión.

-Esa cosa no es lo que pedí, claramente dije que quería un tipo Inu no KITSUNE y mira su color si al menos fuera blanco o negro, algo que combinara con mi propio cabello hummm!-

-… -

-Que?-

-Natsuki, no se puede escoger el tipo que toca, además que hay de malo con su color yo creo que es muy lindo y mira esas lindas y felpudas orejitas puntiagudas! Son taaaan cuteee, dan ganas de jugar con ellas hasta que se caigan kyaaa!!- comento Mai al tiempo que jalaba de los accesorios extras de la cabeza de una asustada Shizuru.

-Amo ayuda!-

-Silencio que no te he dado permiso de hablar. Son tan costosos y no se pueden devolver… Mai llévatela y que la entrenen como sirvienta, debe servir de algo-

-mmm de acuerdo si así lo deseas, ven Shizuru vamos a la cocina-

-Pero Amo aun no me ha dado un nombre- hablo con nerviosismo la pequeña kitsune mientras miraba hacia el suelo.

-Ha? Crei que te llamabas Shizuru- kyaa mi Amo es tan linda con esa expresión de confusión, haría un buen Pet tipo inu pensó Shizuru al ver la cara de desconcierto de Natsuki.

-mmm es el nombre temporal que me dieron, mi Amo tiene todo el derecho de cambiarlo-


-Correcto, tu nombre será…-

-Ni lo pienses Natsuki-

-Pero si no he dicho nada Mai!-

-Pero lo imagino, además ‘DURAN’ es nombre de chico-

-Bueno, bueno que tal si…-

-No te atrevas a nombrarla como esa sustancia desagradable de la que eres adicta!-

-Mayo es un lindo nombre además no es desagradable es deliciosa! (A/N: yup concuerdo con Natsuki, con papas fritas sabe delicioso! ^3^) Ya que se quede con el nombre de Shizuru y llévatela antes de que me arrepienta y la tira a la calle, de prisa que tengo trabajo-

No era exactamente la bienvenida que se imaginó Shizuru y a pesar de que había sido criada para amar a su poseedor sin importar nada, no podía evitar sentirse triste de que para la persona más importante en su vida no significara nada su presencia y peor aun, que la detestara.

“Los ‘Pet’ nacieron para ser amados por sus Amos. Por eso deben trabajar duro para alcanzar este objetivo” si eso es lo que necesito hacer para agradarle con gusto lo intentaré. Amo prometo que me esforzaré para que me quiera!



OMAKE

Natsuki: Oi, que tanto escribes que no dejas de hacer ruidos extraños?

Yeah: balbuceando- y luego ella le metió la mano en… y sus labios se acercaban peligrosamente a… y ella grito como si…

Natsuki: AAAH BAKA HENTAI!!! x//x

Yeah: eh? Natsuki-sama no le vi entrar y como que hentai? si esto es algo natural no tiene nada de malo y blah blah blah...

Natsuki: BA-BAKA! Claro que está MAL si utilizas a ‘Natsuki’ como protagonista SIN PERMISO! Aghh me hace sentir VIOLADA!

Shizuru: Ara, alguien dijo violar a Natsuki?

Yeah: eto… Shizuru-sama nadie dijo violar a Natsuki n_ñU

Shizuru: he dicho, ‘Ara, alguien dijo violar a Natsuki?

Yeah: jeje este… porque siento como si estuviera a punto de morir de manera horrible? Hey Shizuru mira es NATSUKI!!

Natsuki: Yeah baka por que me empujas? No ves que me pude lasti…! No Shizuru! Shizuru mala, no quita esa cara de depravada… no Shizuru, NOOOOOOOO!

Shizuru: Fufufu Na.tsu.kiiii

Mientras tanto la perv de la autora observa escondida.
Yeah: wow no sabia que se podía hacer eso… o aquello… vaya eso es flexibilidad… okey como carajo pueden hacer ESO?! O_O

Hora del deceso: 11:58 pm
Causa del deceso: Hemorragia nasal masiva por exposición a escenas demasiado ecchi
Epitafio: Vio el cielo antes de morir!

No quiero volver atrás - Capitulo 4

Autora: Akira-chan (akiraletter@gmail.com)

CAPITULO-4: MALAS NOTICIAS


Ya han pasado 3 días y nadie podía darle a Natsuki alguna referencia de Shizuru, le preguntó a sus amigos a sus vecinos a todo el que se le podía ocurrir, incluso viajó a Kyoto para buscar la casa de los padres de Shizuru pero al llegar sus padres no quisieron decirle donde se encontraba (Autora: lógico), el celular estaba fuera de servicio y no había podido dormir esperando alguna llamada de su parte...
Lo peor de todo era que ni ella sabía porque con tanta insistencia estaba buscando a Shizuru, ¿y si la encontraba?, ¿que le diría? no tenía respuesta alguna para esas preguntas lo único cierto era que quería saber donde estaba.

-Pero seguro que no te dijo que se marchaba?, dijo Natsuki
-Nooooo, por décima no se que vez que no. Dijo Mai. Pero y si tu que eres la persona más “cercana” de ella no te dijo a donde iba ¿que te hace pensar que me diría a mí?.
-No sé, es sólo que no sería la primera vez que te enteras de algo y no me lo dices….
-Ara, ara Natsuki-chan dime la verdad, ¿que le hiciste? (preguntó Mai con una cara de malicia)
-¿Yo?, no seas ridícula yo no le he hecho nada además no tengo porque darte explicaciones.

-Así que es cierto…. (Se escuchó una voz familiar pero desagradable para Natsuki en la puerta a lo que ambas giraron para ver de quien se trataba)
-Que gusto Nao-chan como estás hace mucho que no me vienes a visitarme, (dijo Mai) pero una pregunta ¿como pudiste entrar?.
-No preguntes de seguro no ha perdido la manía de meterse en las casas ajenas por los balcones (dijo Natsuki con cara de pocos amigos)
-Mira Kuga-San no hablaba contigo.
Salió un momento de la habitación y trajo a rastras a Mikoto hecha un verdadero trapo.
-Mikoto!!!!! Grito Mai
-Que le hiciste? Dijo Natsuki acorralando a Nao contra la pared.
-Siempre con tu violencia no es así Nat,su,kiiiiii. Me encanta ver esa furia en tus ojos pero temo decepcionarte mi belleza de ojos verdes yo no lo hice nada antes bien la salve de una muerte segura y decidí traerla para que Mai la cuide, usé su llave para entrar no salté por el balcón como dices tu. (Después lanzó las llaves a la cara de Natsuki)
Ja, ja Kuga-san deberías preguntarle a Mikoto quien la hirió y yo que tú me prepararía por que la próxima en ser lanzada contra una pared no seré precisamente yo sino otra querida.....
-Tranquilas!!!!!, ustedes dos a la mesa y se sientan y no más peleas ni insultos!!! (gritó Mai, se veía tan enojada que las dos parecían dos niñas pequeñas a su lado por lo que corrieron a sentarse)
Llevaré a Mikoto a tomar una ducha y tu Natsuki llama al doctor y tu Nao ve a la droguería y trae unas vendas, ¡¡¡¡ya dije!!!!!
Las dos corrieron como si fueran ratoncitos antes de que Mai se enojara más (es que la cara de Mai les dio miedo).

-Se pondrá bien doctor???? (dijo Mai con una cara de notable preocupación)
-Si señorita, necesita descansar tiene muchos golpes pero afortunadamente es una chica fuerte y no tiene ningún hueso roto, déjela descansar unos días déle estas medicinas y si pasa algo fuera de lo normal me llama.
-Gracias Doctor le acompaño.
Mai despidió al Doctor y regresó a la sala en donde se encontraban Nao y Natsuki como niñas buenas sentaditas sin pelear. (autora: cosa que me imagino y me da risa 0.0)

-Ahora sí Nao-chan explícame donde encontraste a Mikoto y por que está así? (dijo Mai)
-Otra cosa a mi también me explicas porque al llegar dijiste: Así que es cierto…. (dijo Natsuki)

Nao se levantó de su silla y les miró con una cara seria y les dijo:
-Chicas!!!!!!. Ustedes me hacen sonrojar con sus caritas de intriga

Estupida!!!!! (gritaron las dos al mismo tiempo)
-Responde a lo que te preguntamos. (Dijo Mai)
-Responde o te lo saco a golpes (se levantó Natsuki, tomándola del cuello lanzándola contra la pared)
-Mai-san dile que se calme (dijo Nao).
-Lo siento Nao pero yo también quiero respuestas así que sin no hablas dejaré que Natsuki te haga hablar.
-Maldición (pensó Nao),esta bien yo hablaré pero primero suéltame, sé civilizada.

-Bueno; encontré a Mikoto siendo brutalmente golpeada por Shizuru-san.
-Cómo???? (dijo una Natsuki notablemente exaltada), eso no puede ser posible.
-Pues yo también pensé lo mismo.
Iba caminando como siempre tranquila por las áreas verdes detrás de los dormitorios del instituto cuando de pronto escuché una conversación un poco extraña así que decidí esconderme y buscar a quienes estaban cerca.

RERCORDANDO:
-¿Por qué haces esto?(Dijo Mikoto)
-¿Quién eres tú para entender mis motivos?(Dijo Shizuru)
Tenía en el piso a Mikoto al parecer esta había recibido fuertes golpes de parte de Shizuru, esta última tenía un pésimo semblante al parecer también tenía golpes ya que Mikoto se había defendido aunque no era tan fuerte como para detenerle.
-Espero que esta vez si contestes mi pregunta. (Dijo Shizuru mientras volvía a golpear a Mikoto con una patada en el estómago)
-No entiendo que es lo que quieres!!!!, ya te dije que el festival fue hace dos años y que Mai fue la vencedora, todo ya ha terminado no tengo poderes ni tu tampoco, Shizuru reacciona o ya se te olvidó todo.
-Lo único que sé es que tengo que destruir a todas las Himes y debo capturar con vida a Natsuki-Kuga así que tú me dirás donde esta…(Seguía golpeándola)
-Shizuru tu amas a Natsuki, ¿ya te olvidaste de todo lo que ha pasado?, ¿que es lo que te pasa? Ya las Hime no existen tú y yo ya no tenemos poderes..
-Mi misión es acabar con todas las Himes y creo que empezaré contigo ya que no me eres de utilidad…. Muere!!!!!
De pronto Shizuru sintió un fuerte golpe en la cabeza (Nao le golpeó con una piedra) lo que la dejó un poco atontada, lo cual Nao aprovechó para tomar a Mikoto y sacarla de allí…
DE REGRESO.

-Y eso es lo que pasó, supongo que esta vez tú rechazo Natsuki-chan ha hecho gran daño en Shizuru-san para que actúe de esa forma, no me puedo imaginar otra cosa que la enoje a tal grado por eso dije lo que dije al llegar, sin querer te escuché a ti y a Mai hablar lo que confirmó mi hipótesis pero lo que no entiendo es por que Shizuru preguntaba por las Himes, sinceramente tiene el mismo aspecto de la Shizuru del festival no me explico el porque no sentí que era ella no creo que sea ella… (Dijo Nao)
-Esto es muy extraño Natsuki.. (Dijo Mai)
Natsuki no sabía que pensar no sabía que decir y mucho menos como actuar sólo pudo sentir como su corazón se llenaba de cierto temor al escuchar el relato de Nao.
-Natsuki dinos algo. (Dijo Mai)
-Mai-san creo que es mejor que me vaya, estaré cerca así que si necesitas algo lo que sea no dudes en llamarme si… Ah Kuga-san no te preocupes no sé por que pero algo me dice que todo esto tiene una explicación así que sólo cuídate mucho. (Se despidió Nao, aún Natsuki continuaba sin salir del Shock)
-Natsuki escúchame lo importante en estos momentos es encontrar a Shizuru, no te dejes llevar por emociones negativas reacciona por favor!! (Mai tomó por los hombros a Natsuki y la miró de frente)
Natsuki tenía su mirada muy alejada a la de Mai, al escuchar sus palabras entendió la situación y su corazón se encogió al pensar que Shizuru se podía hacer daño de nuevo por su culpa a lo cual sus ojos se llenaron de lágrimas que no pudo contener se abrazó a Mai y le dijo:
-Shizuru no quiero que sufras no me lo perdonaría, Mai ayúdame no se que hacer, no se que sentir sólo tengo miedo de que a Shizuru le pueda pasar algo muy malo…
Mai abrazó fuertemente a Natsuki sabía que ella no era de esas personas que lloran así de la nada, debe sentirse muy confundida, Natsuki no es débil pero cuando se trata de Shizuru sus emociones la traicionan pensó Mai…
-Tranquila Natsuki ya verás que todo saldrá bien quédate esta noche para que descanses.
-Gracias Mai eres una excelente persona pero sólo dime una cosa.
-Dime.
- ¿Tú alguna vez has pensado en irte y dejar todo atrás cuando no sabes que hacer?
-No, tú sabes que he tenido muchos problemas pero sé por ciencia y experiencia que huir de los problemas no los resuelve, el tan sólo enfrentarlos es lo que me dará la paz que necesito esa es mí filosofía de vida….. ¿Por qué esa pregunta Natsuki?.
-Mmm? Por nada. (Dijo Natsuki mientras limpiaba sus lágrimas)
-Ahhh, Mira la hora que tarde es, bueno Natsuki-chan a dormir nos esperan días difíciles así que a dormir…
-Esta bien.

Continuará

Amor Enfermiso - Capitulo 2

AUTORA: Daphne ( kanu_unchou@live.com.mx)

Capitulo 2


En la delegación aun estaba Natsuki sin querer hablar…


- por favor llévenla a una celda provisional, no quiere hablar, tenemos que esperar , pero esto no se va a quedar impune , para el día del juicio necesitamos testigos que sean muy cercanos a ella

- si, este es un caso muy grave, hay que esperar no hay otra manera.- discutían el jefe de la policía y los de mas.

- entendido señor.

Natsuki esperaba esposada afuera con un policía cuidando de ella.

- ven señorita , esta será tu nueva casa , así que espero y te acostumbres pronto a ella, ahí tienes un retrete para hacer tus necesidades y por comida no te preocupes no te faltara ¡ah si! Y esas de ahí son tus nuevas compañeras de cuarto , espero y se lleven muy bien, al menos por ahora… hasta que seas trasladada al reclusorio femenino.

- Dios…

---------------------------------

- shizuru sama, suiguira san esta aquí

- hágala pasar a mi recamara por favor Fumi san.

- de acuerdo

despues fumi fue a buscar a midori y la llevo a la recamara de shizuru.

- shizuru, ya estoy aquí , tranquila, tranquila.

- al fin llegas midori, necesitaba a alguien de confianza junto a mi

-¿ que sucede shizuru, me contaras?

- por supuesto que si midori , por eso te busque tan desesperada, amiga, quiero que tu sepas esto, no puedo aguantarlo yo sola, pero antes prométeme que no vas a decir nada por favor.

- no te preocupes por eso, yo no diré nada, puedes estar tranquila .- amiga si esto es grave lo siento pero tendré que intervenir.-pensó midori.

- esta bien a ti te voy a contar todo con lujo de detalle. todo comenzó cuando…

----------------------------------

Estaré encerrada aquí , quien sabe hasta cuando es duro aunque prefiero sacrificarme, estoy bien, estoy bien, que pase lo que tenga que pasar…- pensaba natsuki mientras permanecía sentada en el piso de su celda.

----------------------------------

- ¿ por que lo hiciste natsuki? Aun no lo logro comprender …yo antes de adoptar a esa chica trate con ella lo suficiente como para hacerlo, la conocí bastante bien , e incluso investigue su pasado del cual no pude saber nada , eso si es extraño… se me hizo muy extraño… tokiha mai,¿ que escondes en tu pasado? .- pensaba la tía de natsuki.

----------------------------------
- n… no puede ser … shizuru… ahora entiendo todo tu sufrimiento ¿ como puedes estar tan tranquila sabiendo eso?¡¡¡y sin hacer nada!!! aunque… es difícil aceptar la verdad.

- ¡¡¡Midori!!! Natsuki me amenazo me dijo que si llegaba a sus oídos que yo había dicho una sola palabra , iba a hacer algo terrible, además… como te dije que pasaron las cosas , nos tienen bajo amenaza … de muerte a ambas

- pero el sacrificio que esta haciendo natsuki, es una genuina prueba de amor …

-----------------------------------

3 días después natsuki ya habia sido trasladada al reclusorio femenino.

Natsuki aun seguía en una celda encerrada como una verdadera delincuente, iba a ser pronto condenada según sus crímenes, sus graves crímenes.

- shizuru, como te extraño, y tan solo han pasado 3 días, quiero estar contigo.

- pero miren nada mas quien esta aquí, la nueva …natsuki kuga… me han contado que eres una tipa brava, quisiera saber si es verdad,¿ por que estas aquí?.- le preguntaba tratando de provocarla una chica pelirroja de cabello corto acercándose a ella.

- que te importa.

- me han dicho que estás aquí por que intentaste asesinar a a una chica, después de haber asesinado a quien sabe cuantos antes. Tienes antecedentes que asustan, una asesina serial …sin embargo quiero decirte que a mi no me das miedo, y vine hasta aquí para dejarte en claro una cosa… ¡¡¡ YO MANDO EN ESTE LUGAR!!! ¿ entendiste? Así que no te atrevas a hacer algo en contra mía, aquí todas son como mis “ esclavas” incluyéndote a ti ¿OK?.- le dijo en tono agresivo y la chica no reacciono ante tales palabras, al ver eso la pelirroja se exalto.-¿Qué pasa?¿ por que no dices nada? ¡ te estoy hablando idiota!.- dijo mientras violentamente le tomaba del brazo

-¡¡¡suéltame!!! No me vuelvas a tocar jamás en tu vida… basura…

- yuuki san ¿ se encuentra bien?.- decían todas las demás reclusas acercándose a nao

-¡ suéltame! Esta me las pagas natsuki kuga ,tratarme de esta manera… a mi nadie me humilla…¡ nadie!

-------------------------------------

En el hospital…

-¿como esta ella ahora doctor?

- no lo se Asako san , en este momento voy a entrar a verla espere aquí por favor.- le contesto el doctor ala tia de natsuki mientras entraba a la recamara.

- Tokiha san…¿tokiha san?… ¿tokiha san!!.- en ese momento el doctor sale corriendo del cuarto después de percatarse que su paciente ya no estaba ahí.

. Doctor ¡que sucede? ¡ y mi hija? ¿ que le paso a mi hija?!.- el doctor no le respondió…

--------------------------------------

En el reclusorio

- buenos días

- buenos días señorita ¿ en que le puedo ayudar?

- disculpe, necesito hablar con una reclusa ¿la puede llamar?

- lo que pasa es que los horarios de visitas son hasta las 5 PM0, ahora no me es posible llamarla.

- pero, me urge hablarle , por favor.- rogaba la chica al policía.

- mmm, cual es el nombre de la reclusa.- le pregunto el policía, al parecer cedió ante el encanto de ella.

- Natsuki , Natsuki Kuga.

- espere aquí por favor, veré que puedo hacer por usted.- dijo el policía y se fue en busca de la reclusa, shizuru estaba feliz e impaciente por poder ver a Natsuki.

En ese momento alguien que iba pasando por ahí, se detuvo en seco al escuchar ese nombre y enseguida reconoció la voz que lo pronuncio

- shizuru… ¡ es shizuru!.- pensó para si misma.

El policía ya había entrado a el área de reclusas temporales.

-Natsuki, necesito hablar contigo lo siento pero, tendré que hablar, tendré que decir la verdad, are caso al consejo de midori.- pensaba la chica castaña mientras esperaba la aparición de natsuki.

- ven acá, camina despacito, como si nada, no llames la atención,…o si no.-la boca de una pistola se hizo presente en la cintura de shizuru,, ella temblaba de miedo, y comenzó a hacer las cosas tal y como se las pedía esa persona que la amenazaba.-¿Qué tienes planeado hacer? ¿decir la verdad acaso?entonces … yo te obligare a hablar …

------------------------------------

- ¿kuga natsuki?¿Quién es kuga natsuki?

- soy yo, ¿qué sucede?

- te buscan ahí afuera.

-¿Quién?

- es una chica, bastante hermosa, es castaña ,con unos ojos car…

- ¡shizuru!.- grito la peliazul .y desesperada pidió salir de su celda

- vamos …por aquí..

Al llegar al área de visitas…

- llegamos, solo tienes 15 minutos ¿entendiste?

-si…

- señorita, como lo pidió aquí esta natsuki ku…¿A dónde ha ido?

-¡shizuru! ¿Dónde esta shizuru? No me tomes el pelo ¿ dónde esta ella? Me mentiste!

-¡ estoy seguro de que aquí estaba! En serio, le urgía hablar contigo,¿ a donde habrá ido?

- ¡maldición!

- pero, ¡ya vamos de vuelta a tu celda!

--------------------------------------

-d…disculpe, necesito hablar con el director de este reclusorio , o el jefe de policía, alguien que este llevando el caso de Natsuki Kuga

- mmm, con el jefe de policía por que el director no se encuentra , enseguida lo llamo señorita …espere aquí.

- ok, gracias..

-------------------------------------

-¿ habrá sido verdad lo que ese guardia dijo? Shizuru ¿estuvo aquí?

------------------------------------

- aquí esta el comandante rukawa

- buenos días, me dijeron que usted quiere hablar conmigo ¿ de que se trata? Señorita…

- shizuru fujino, mucho gusto, he venido por que quiero contarle toda la verdad , todo lo ocurrido con los asesinatos que cometió Natsuki Kuga, así que les contare toda la verdad, absolutamente toda la verdad….

Continuara…

miércoles, 22 de abril de 2009

miércoles, 22 de abril de 2009

Maldito amor - Capitulo 2

Autora: Kaon-sama

CAPITULO 2. QUE HAGO?


-hey Kruger, no pensé encontrarte aquí-

Saludo Minagi sin percatarse aun de las miradas sorprendidas que se dirigían su novia y su enemiga. La castaña solo vio por unos segundos a Natsuki, bastante sorprendida pero luego recupero la postura firme y orgullosa misma de Minagi que había tenido al entrar por la puerta.

Sin embargo Natsuki no podía dejar de mirarla, no podía creerlo, y no quería creerlo ya no había como negar que era ella cuando estaba parada a unos metros.

-ya ves, estamos en todas partes, tu pareces ser el que nos sigue- Hablo Sergay intentando calmar las cosas.

-cierra la boca Wang, que no estoy hablando contigo-

Siempre que hablaba solo con las chicas se escondía tras una mascara de cortesía con su típica sonrisa fingida pero el y Sergay tenían problemas desde siempre, ya ni recordaban como comenzó la rivalidad, así que en su presencia toda la cortesía se le iba y se ponía muy agresivo.

Sergay hizo ademan de levantarse pero Kazuya lo detuvo.

-tranquilo hombre, no dejes que este idiota te altere, estamos chupando a gusto-

-vamos Reito, no vale la pena pelear con estos idiotas-

-tienes razón Nagi, no valen mi tiempo- echo otra mirada a Natsuki que había estado callada todo ese tiempo- nos veremos en la próxima carrera Kruger, pero con esa borrachera no creo que puedas ni subir a la moto-

Todos rieron y se retiraron a una mesa alejada del grupo de Nat.

-pero que inoportunos- se quejo Akane.

-si tienes razón- le siguió Nao y volteo a ver a Natsuki que se había puesto mas pálida de lo que estaba antes y veía al lugar donde momentos antes se encontraban Minagi y su banda- oye Nat, acompáñame a escoger una bebida que la cerveza ya me esta cansando-

-eh?...a si claro- se levanto difícilmente y la acompaño a la barra.

-ahora si dime que tienes-

-de que hablas?-

-no te hagas la tonta, vi como mirabas a la novia de Minagi y comenzaste a actuar extraño cuando viste su foto en el celular de Chie, acaso la conoces?-

-pues yo…etto-

-ya dime, somos amigas no?-

-si claro, es solo que esto es algo que paso hace tiempo y debes prometer no decirle nada a los chicos, en especial a Mai-

-esta bien, confía en mí-

-bueno veras…-le conto todo lo que había sucedido cuando conoció a Shizuru- y entonces ella se fue, y no pude despedirme de ella, nunca la volví a ver, hasta hoy-

-entonces…tu aun la quieres?-

-pues yoo…-

-Natsuki piénsalo muy bien, recuerda que esa chica esta con Minagi y si el lo supiera se aprovecharía de la situación-

Todos los chicos eran bastante exagerados cuando se trataba de Minagi, pero en realidad ella misma sabía lo que implicaría el hablar con Shizuru.

-lo se, en verdad no estoy pensando nada, voy a tomarlo con calma, no pienso ir de pronto y pedirle hablar con ella-

-eso espero, porque recuerda también que tienes novia, tu estas con Mai y no seria justo para ella-

-tampoco es justo mentirle-

-entonces le dirás lo que sucedió entre tú y esa chica?-

-no lo se- Mai era una chica muy celosa y si sabia esa historia seria capaz de muchas cosas.

-recuerda la primera regla de las relaciones Nat, si no quieres discutir con ella no debes hablar sobre tus ex, nunca y menos con la celosa de Mai-

-eso lo se, pero en realidad Shizuru no puede contarse como mi ex, porque nunca fue mi novia- se quedo pensando unos momentos, no sabia que hacer y tampoco sabia bien que era lo que la alteraba.

-que es lo que te preocupa?- la veía bastante mal, ninguna chica la ponía así.

-no lo se, es solo que de alguna manera nunca pude sacármela de la cabeza, el sentimiento es bastante fuerte y el echo de verla me tomo por sorpresa, y mas verla con ese idiota…no quiero que este con el-

-ese no es tu problema Natsuki- ya no soportaba sus palabras, su amiga no era del tipo de chica que se obsesionaba, era una conquistadora y poco le importaban otros sentimientos que no fueran los suyos propios- recuerda que ella ya es nuestro enemigo, esta con Minagi-

El enemigo, ella era el enemigo?, acaso ya la abría olvidado?, porque estaba con el?, porque había regresado? Demonios, tantas preguntas y no podía contestarlas, pero necesitaba respuestas y si no podía contar con la ayuda de su mejor amiga entonces lo haría sola.

-esta bien, no voy a hablarle ni decirle nada, ya es el enemigo- mentira piadosa.

-así se habla, esa es la Natsuki que conozco-

-y que vas a pedir, sospecharan si no llegas con bebida-

-mmm pues no lo se-

-oye Nao!!-

Sergay le llamaba a Nao desde la mesa de billar.

-pídeme algo fuerte Nat- le dijo y se fue a donde estaba su amigo.

-si claro- dijo desanimada viendo como su amiga se alejaba- me vio cara de su sirvienta- murmuro para si y tomo el menú de bebidas preparadas, que pudo leer con dificultad ya que tenía la vista borrosa.

-la menta con vodka es muy fuerte-

Escucho una vos detrás de ella y al dar la vuelta se encontró con la borrosa pero hermosa figura de Shizuru Fujino, que le dedicaba una sonrisa.

-aah…gracias- se volvió al menú con el corazón a mil por hora y una sensación extraña de nervios que nunca había experimentado.

Sintió que la chica se sentaba a su lado y solo siguió fingiendo que leía la carta.

-acaso no te conozco?-

-no lo creo-

-me pareces muy familiar-

-hay algún problema?-

-nada importante Nao-

-olvida eso, necesitamos otro jugador, vamos-

Ambas caminaron a donde estaban los demás mientras Nao lanzaba una furiosa mirada a la castaña que no paraba de mirar a Natsuki.

-hasta luego, Kruger Natsuki-

Natsuki solo asintió.

-de que hablaban?-

-nada importante, me recomendó una bebida y después me dijo que le parecía familiar-

-crees que te recuerde?-

-no lo se, pero si yo la recuerdo ella también además cuando llego me vio raro-

-raro como?

-pues no lo se, sorprendida-

-olvídalo, en que quedamos?-

-ya, además tú preguntaste-

Continuaron bebiendo hasta el anochecer. Natsuki sentía que alguien la veía pero cuando volteaba a ver a la castaña que estaba una mesa mas allá la encontraba platicando animadamente con su novio y le llegaba una extraña sensación al verla tan feliz con el idiota de Minagi.

-será mejor que ya nos vayamos, ya es tarde-

-no seas aguafiestas Mai- reclamo Kazuya.

-ella tiene razón mañana tenemos clases- dijo Akane.

-esta bien, vámonos- se les unió Natsuki- vamos Mai te llevare a tu casa-

-no te preocupes, esta noche me quedare contigo-

Mai vivía con su padre y su hermano Takumi, pero extrañamente casi no le gustaba estar con ellos, además de que su padre casi no le hablaba desde que supo lo de su relación con Natsuki y como los padres de Natsuki eran muy liberales no les importaba que estuvieran juntas, decían que Mai era buen ejemplo para la peli azul, pero en las decisiones siempre ganaba la rebeldía de Natsuki y terminaba arrastrándola en sus problemas.

-creo que hoy cena Nat- se burlo Nao y Mai se puso un poco roja.

-eso no te importa entrometida- la regaño Natsuki.

-vamos no sean tímidas si ya todos sabemos lo que harán esta noche- dijo Chie.

El resto de los chicos se siguieron burlando hasta que la pacifica Akane los tranquilizo y el mandilón de Kazuya apoyo a su novia callando a Sergay.

Pagaron la cuenta entre todos y salieron del lugar.

-nos veremos mañana en la escuela- se despidió Nat mientras arrancaba la moto.

-adiós chicas, usen protección…a no olvídenlo, no es necesario-

-cállate ya Sergay-

Lo ultimo que vieron antes de irse fue a Chie golpeando fuertemente a Sergay en la cabeza.

La casa de Natsuki no estaba lejos del centro, así que llegaron pronto, además de que le gustaba utilizar al máximo la potencia de su ducati.

Entraron lentamente a la casa para no despertar a sus padres pero la oscuridad de la sala no les ayudo y Natsuki termino tropezándose con el sillón y al instante las luces se encendieron.

-que horas son estas de llegar Natsuki Kruger- su madre estaba parada al pie de las escales con la bata puesta y un dedo en el interruptor.

-pues, creo que son las 11, no estoy segura-

-no juegues conmigo Natsuki, ya sabes que no me gusta que llegues tan tarde y menos en días de escuela-

-pues si nos dejaras ir a la habitación podríamos dormir y no desvelarnos mas-

-vayan a dormir, no quiero nada de ruidos y saben a que me refiero-

Ambas subieron al cuarto de Natsuki que estaba al final del pasillo después de las escaleras.

Mai ya estaba acostumbrada a ese tipo de discusiones y prefería no meterse ya que nunca pasaban de un par de gritos, pero era diferente si se encontraba el padre de Natsuki, ya que el hombre era mas severo y las discusiones subían de tono rápidamente, lo bueno era que el casi no estaba, solía trabajar todo el día, y aunque no lo comentaban, Natsuki y su madre sabían que pasaba la mayoría de las noches en casa de una amante.

La habitación de Natsuki era mediana, ni pequeña ni muy grande, tenia una cama matrimonial, un closet con su ropa, un tocador con pocas cosas ya que no era afecta a maquillarse ni cosas femeninas por el estilo, había algunas blusas, calcetines y bóxer en el piso y tenia algunos posters de motos en las paredes, bastante acogedor y cómodo.

-que bueno que hoy no estaba tu padre- comento Mai mientras comenzaba a cambiarse.

Como casi siempre se quedaba allí, dejaba su pijama y su uniforme de la escuela y alguna ropa casual más.

-ese no vendría ni aunque le pagaran- se burlo mientras se quitaba los jeans, dormía con bóxer.

Mai no comento nada más pues sabía perfectamente bien que la peli azul se ponía de muy mal humor cuando comenzaban a hablar de Kenji, así que solo termino de ponerse su pijama que constaba de un short una blusa de tirantes color azul cielo, y se recostó en la cama.

Después Natsuki apago la luz de la habitación y se recostó al lado de Mai quien pensó que esta ves solo dormirían así que se acomodo pero un segundo después sintió un peso enzima de ella.

-¿Qué haces?-

-tu que crees?- comenzó a besar su cuello.

-creí que estabas cansada- con un tono suave.

-para esto nunca estoy cansada- comenzó a meter su mano bajo el pijama de Mai, acariciando su estomago y besando su pecho.

-detente…tu madre se…molestara-

-no importa, que se enoje-

Beso sus labios apasionadamente mientras dejaba que su mano jugara con el estomago de la chica y subía aun mas para acariciar uno de sus pechos.

Mai ya no decía nada, solo se dejaba llevar por las caricias y los besos desesperados de Natsuki, pero no se daba cuenta de que la desesperación de la chica se debía a que no podía dejar de pensar en Shizuru y eso la molestaba sobremanera ya que jamás una chica la había echo sentirse así, con tanta necesidad de ella.

Siguió besando a la peli naranja, desnudándola rápidamente y probando su piel.

Pero no sentía lo mismo que antes, no sentía ese deseo de continuar, solo quería alejarse pues con cada beso, con cada caricia, cada rose la única imagen que venia a su mente era la de una castaña sonriéndole.

-demonios¡¡-

Se levanto de golpe de la cama sujetándose la cabeza.

-Nat, estas bien?- Mai se incorpora en la cama, muy sorprendida.

-si, es solo que de pronto me comenzó a doler la cabeza-

-será mejor que duermas ya-

-solo iré por una pastilla al baño, ahora regreso, duérmete-

-esta bien-

Salió de la habitación pero no se dirigió al baño sino al patio trasero de la casa. Se sentó en una de las sillas del jardín sintiendo el viendo frio en la cara. Era una noche estrellada y tibia.

Le pareció extraño escoger ese lugar para pensar, después de todo el ver las estrellas era una cosa cursi que poco iba con ella, pero le hacia sentirse a gusto y tranquila.

En ese momento le pareció tonto preocuparse por esa chica, después de todo ella estaba con Minagi y lo mas seguro era que no la volvería a ver en mucho tiempo, solo hasta la próxima carrera y tal vez podrían hablar, arreglar las cosas, pero quedar como amigas era imposible ya que sus amigos no lo aceptarían, además tal vez Shizuru ni siquiera la recordaba, tal vez seria mejor dejar las cosas así y no pensar mas en ella…después de todo ella era Natsuki Kruger, le sobraban chicas para desahogarse y para ella no existían los problemas de amores.

Sonrió y volvió a entrar a la casa, mañana seria otro día, tal vez al despertar ya ni la recordaría.

----------------------------------------------------------

No se cual sea el nombre del padre de Natsuki o si en algún lugar estará el que usan para Mai-hime/otome pero a mi me gusto Kenji y así le puse. En este cap aun no hay mucha acción ya que apenas es la primera aparición de Shizuru, pero les aseguro que en el prox cap las cosas se pondrán mejor jejeje…cambio y fuera ^.^