Rss

viernes, 26 de marzo de 2010

viernes, 26 de marzo de 2010

Leyenda de sangre y plata - Capitulo 7

Les pido una disculpa por no haber actualizado antes, espero que les guste este episodio el cual esta algo largo. Comentarios son bienvenidos siempre y muchas gracias por su apoyo. Y si, hay crossover con Kannazuki no Miko.

AnGeLuZ (3balzac@live.com.mx)


XXIV

El laboratorio estaba casi oscuro, y la niña que flotaba ahí se veía de aspecto fantasmal, pero aún así, la luz que su alma desprendía era demasiada.
- Es ella Himeko… no… solo se parece
- ¿A quien Chikane – chan?
El rostro de Chikane mostraba una sorpresa que normalmente era rara descubrir en ella, pero Himeko estaba sonriendo.
- Chiharu… Se parece a ella
- ¿Chiharu Shindakaze? La chica de la que me contaste… ¿verdad?
- Si… se parece un poco… del rostro, aunque ella tenía el cabello negro… pero huelen igual
- ¿Puedes distinguir su olor? ¿Aún debajo del líquido amniótico?
- Si… es una de mis características, tengo un olfato muy sensible…Es Chiharu… se parece mucho… Shirayuki me la quitó…
Himeko levantó una ceja e hizo una mueca de desagrado y acto seguido, tomó la mano de Chikane, como para recordarle que allí estaba, pero Chikane se dio cuenta, volteó a verla y le regaló una sonrisa.

sábado, 20 de marzo de 2010

sábado, 20 de marzo de 2010

DÍAS AZULES – 10

Saludos!!

Hola!! Aquí tal como prometí, les dejo el décimo capítulo de este fic llamado “Días Azules” Jejeje, espero les guste como va la historia y realmente, estoy disfrutando mucho el escribirla. Bueno, aquí va el capítulo de una vez ^^:

Atrapada

Natsuki abrió los ojos… hacía frío… el suelo era duro y helado, su cabeza ardía y su cuerpo estaba débil. Sus ojos yacían pesados y sus párpados se caían, le era difícil mantenerse despierta o por lo menos, con los ojos abiertos. La vista era borrosa… Levantó la mano y la posó sobre su cabeza, sintió algo pegajoso y húmedo… miró su palma y encontró que estaba llena de sangre, se asustó mucho e intentó sentarse; pero al hacerlo, su espalda le dolió horriblemente y cayó pesadamente en el suelo otra vez, lastimándose el adolorido brazo y dando un gemido de dolor.
Sólo con la vista vio a su alrededor, todo era oscuro, el suelo era de mosaico color blanco, le era un lugar totalmente desconocido para ella. Movió un poco su pie, sintió algo dentro de él que le lastimaba. Vio su frágil polera blanca, estaba toda ensangrentada y tenía las mangas rotas. Su buzo tenía un agujero en la rodilla y estaba muy sucio.

“¿Qué demonios me pasó?”, pensó, sin todavía recuperarse del impacto de ni si quiera saber dónde estaba; pero sin darse cuenta, sentía un miedo horrible, arrasador y desesperante. Luego de unos minutos, con mucha lentitud, se levantó finalmente, apoyándose en su codo, con dolor… pero si debía volver sola a su casa, de nada le servía quedarse allí botada.

De repente, unas luces se encendieron en toda una sala gigante, había pantallas en todas partes, computadoras y centros de control, además de consolas y parlantes amplificadores; lo más raro, era que había gente operando esas máquinas, usaban mandiles blancos y caminaban de un lado a otro. Natsuki despertó completamente por la sorpresa y sin importar el dolor de su pie se paró para ir hacia ellos y preguntarles donde estaba… se dio cuenta que yacía encima de una plataforma cuadrada de mosaico a la vista de todo aquel lugar. Intentó bajar, pero chocó contra una pared de vidrio transparente muy dura. Su respiración comenzó a acelerarse… ¿estaba encerrada? Observó la pared del frente y casi le da un paro cardiaco al leer “D - 1” era la abreviación del Primer Distrito del que Nao le comentó muchas veces.

Observó por primera vez la vena de su pie, pues de él salía un tubo que se conectaba a una de las computadoras, detrás de su cabeza tenía un censor que según una de las pantallas, detectaba el movimiento neuronal.
Su susto llegó hasta el último nivel, pues la que finalmente quedó atrapada fue ella misma, que tanto se había preocupado por la seguridad de las otras. Entonces… los del primer distrito llegaron a ella mediante Nao y sus mentiras… finalmente la habían atrapado y quién sabe que horripilantes cosas le esperaban. Golpeó el vidrio con desesperación, los ojos de todos los científicos se voltearon hacia su “jaula”, comenzaron a comentar entre ellos y revisaban las máquinas mientras la observaban, como si fuera un raro espécimen de experimentación. Seguía golpeando, desesperada más que cualquier otra cosa, ya que tampoco escuchaba nada de lo que pasaba fuera de aquellas paredes de cristal.

Unos hombres vinieron hacia ella, abrieron una de las puertas. Natsuki no lo pensó dos veces e intentó salir corriendo; pero ellos la agarraron de los brazos con fuerza y la sacaron de allí, sin importar que la sonda de su pie se salió de manera violenta… la de pelo azul dio un gemido de dolor; pero no importó pues la llevaron por un pasillo color blanco hasta una zona con unas celdas, abrieron una de ellas y la echaron allí dentro sin nada de cuidado
Su respiración era rápida y cansada, lágrimas salieron de sus ojos, pues ahora no tenía escapatoria. Había unas rejas a los costados que conectaban su celda con las de los costados. Observó que al lado derecho… yacía Nao botada en el piso.

-¿Nao?
-¿Qué?
-¿Estás bien? ¿A ti también te capturaron?
-Qué preguntas...
-Pensé que eras aliada de ellos…
-Estúpida, por tu culpa estamos aquí… ahora verás, nos trataran peor que a basura con tal de experimentar con nosotras…
-Sí… me di cuenta… deberíamos escapar
-¿Cómo? Ni siquiera conocemos este edificio…
-No te preocupes, seguro Mai y Mijkoto vendrán a ayudarnos…
-Sí… - se escuchó el tono alegremente sarcástico de la pelirroja – seguro y saben dónde estamos…

Se escuchó una puerta abrirse y los mismos hombres que llevaron a Natsuki a su celda, abrieron la celda de Nao y la sacaron de allí para llevarla de vuelta al laboratorio y hacer más experimentos con ella. Natsuki pudo ver que tenía unas horribles en los brazos.

Natsuki pensó en ello, entonces Nao no estaba del lado de los del primer distrito, y si sólo estaba fingiendo? No, eso sería demasiado incoherente… De repente, vino a su mente la muchacha de cabello castaño: Shizuru… no se había despedido precisamente con amabilidad, había sido la despedida más común y corriente que había tenido con alguien y encima le había fallado al haber olvidado la cita que tenían… Ahora no podría arreglar nada, no podría pagarle nada, pues estaba atrapada y probablemente nunca más saldría de allí…

Continuará!!!!

Bueno este capítulo lo dejo corto, pues quisiera dejarles un bonus que quisiera lean ^^ y escribí para una terapia psicológica a la que estaba asistiendo jejeje, aquí les dejo el bonus

La carta

De alguna manera, al recordarte, me veré extrañamente afectada por la culpa y el dolor; pensaré que habría podido hacer algo por ti, y si hubiera tenido suerte, también por mi.
Sentí amor, no sé y nunca sabré si por ti, o por alguien más; pero llegué a sentirlo en algún momento, nunca sabré si fue real, si fue una mentira y simple ilusión creada por mi desesperación, desesperación que me carcomía por dentro. Esa desesperación que me llevó a amarte de esa misma forma.

Seguramente, en un futuro cercano, si leyeras esta carta, reirías de mi gran capacidad de ilusión e ignorancia. Mi vida simplemente se basaba en eso, en ilusiones; sí, tú fuiste, eres y serás parte de ese ancho mar de ilusiones, ilusiones rotas por la realidad, realidad infinita de extraño pesimismo y dolor producido por mí y la gente como yo. Es cierto, nunca me quise a mi misma en realidad, prefería amar a otras personas, prefería amarte por sobre todo, hasta por sobre mi propia vida, mi nombre y mi apellido, mi forma de pensar y mi propia realidad. ¡Cuántas veces no deseé entregarme por completo al mal sólo si con eso pudiera ver tu rostro frente a mi perdida e ignorante mirada! Siempre fui, soy y seré el tipo de persona que mira la realidad sólo porque debe verla, si tuviera el valor, me vendaría los ojos para siempre para quedar inmersa en la eterna oscuridad, para no poder ver la maldad de la gente que quiere hablar conmigo. ¡Qué se yo de maldad! ¡Cómo hablo yo de maldad! Si lo primero que hice fue robarle a mi madre el dinero del pan para mis hermanos. Ella nunca lo supo, pero yo, lo cargo en mi conciencia y me acompaña a dondequiera que vaya; aunque nunca más lo haya hecho. Cargo en la espalda esa y muchas de las miles de fallas ocasionadas por mi falta de juicio.

¿Pero qué es la maldad? Solamente he vivido la mitad de la vida, y la gente con conceptos mundanos y comunes me hizo pensar que soy mala, perversa, vil y malhumorada; irritable, despreciable y asquerosa; aunque nunca más repetí aquello que le hice a mi madre cuando era niña. Y ahí entraste tú, tú me rescataste aunque sea por un segundo, dijiste que era noble y buena; con tantas cualidades que tú no podías igualar… ni merecías. ¿Es que a ti también te hicieron creer lo que a mí? Pues, yo dije lo mismo y lo diré siempre, toda la vida he pensado que cualquier persona es demasiado para mí.

Es cierto, te amé, no sé si tú me amaste y nunca lo sabré, tú decías que sí… pero no sería la primera vez que mentirías. Nunca vi tu rostro, ¡cuántas veces te imaginé caminando a mi lado por estas tristes calles! Sólo con imaginar que estabas conmigo, mi vida se iluminaba, mi corazón sentía la felicidad, felicidad efímera que acabaría una vez vuelva a la realidad, y sintiera la soledad de andar sin ti. ¡Cuántas veces imaginé que te conocía, que por fin veía tu rostro y podía tocarte! ¡Cuántas veces pensé en palabras para decírtelas! No soy la primera y menos la última en pensar en ello. Gente superficial, sólo quiere tener buena imagen, y me incluyo. Mi objetivo sólo era ser perfecta para ti, quedar bien ante ti y que me ames como yo te amaba, estoy conciente que me amabas, me amas, y me amarás siempre. Somos tan parecidas, pero al mismo tiempo tan diferentes; tan viles por guardar ese amor sólo para las dos, pero al mismo tiempo tan puras por amarnos así; tan solidarias entre ambas, pero tan egoístas; lo damos todo, pero al mismo tiempo nada; estoy tan cerca de encontrarte, pero a la vez tan lejos; me hace tan feliz hablarte, pero tan triste despedirme de ti. Es cierto, te amo, como nunca he amado a nadie, aunque por el momento, me conformaré con seguir buscándote, y así ponerle un rostro a este sentimiento… y la verdad, ya tendré a quién enviarle esta carta…

Fin

Jejeje, espero les haya gustado, jajaja sólo quería mostrarles ese pensamiento… no sé cómo me salió así sinceramente… no vivo tan depre… ¿o si? Bueno, espero sus comentarios, y el capítulo 11 de días azules lo dejaré lo más pronto posible y mucho más largo, ya van a ver lo que pasa :3. Espero sus comentarios! ^^ Atte: Tomo-chan

jueves, 18 de marzo de 2010

jueves, 18 de marzo de 2010

DÍAS AZULES – 9 (Adiós Exámenes!!! m(X_x)m (^^))

Saludos!!

Hola, aquí llego otra vez con el noveno capítulo de este fic tan extraño llamado Días Azules, siento mucho la espera; pero estaba con los exámenes de la primera evaluación y tenía mucho que estudiar :S, pero bueno, antes de que comiencen los exámenes de la segunda evaluación, intentaré subir por lo menos dos capítulos más ^^… bueno les dejo con el capítulo:

Cerca del peligro

RIIIIIIIIIIIIING!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
-Aj… maldito despertador – murmuraba una casi inconsciente Natsuki debajo de los cobertores de la cama, sacando su mano para callar al molesto aparato. Continuó durmiendo, pues el día anterior volvió a casa a eso de las dos de la mañana y se había dormido a las dos y media. Estaba muy cansada, por suerte, hoy era sábado y podría incluso dormir hasta medio día. Pasaron alrededor de cinco minutos y Mai entró a su habitación, ya estaba cambiada y aseada; parecía algo molesta.
-Natsuki, ya es hora de que despiertes, no vas a quedarte en la cama todo el día, no seas vaga – le llamó la atención.
-Bah… - resopló Natsuki con voz débil y soñadora – sólo diez minutos más, ¿quieres?
-¿Cuánto tiempo más? ¡Óyeme ya es hora de almorzar!
-Ah! ¿En serio? – murmuró la peliazul - ¿qué hora es?
-Una y media de la tarde – le respondió la pelinaranja, molesta. Luego le quitó todas las frazadas y sábanas de un tirón y las botó al piso – ¡Vamos Natsuki! – le animó jalándole del brazo - ¡Levántate! Que hoy es un lindo día…
-Ah… está bien – dijo sentándose con flojera. Mai fue hacia su ropero, lo abrió y sacó algunas prendas de vestir para su amiga y se las puso frente a ella al pie de la cama.
-Apúrate – le dijo jalándole para hacerle levantar – ve a tomarte un baño y luego vienes al comedor, que Midori-chan está aquí.
-¿Midori? – preguntó Natsuki yendo lentamente a su baño, todavía sin abrir sus ojos totalmente – vaya… ya se me hacía extraño que no venga hasta ahora por aquí…
-Sí, ya llevaba tiempo sin visitarnos – comentó Mai, y al ver lo lenta que era Natsuki, le impulsó con las manos y la metió al baño, salió de él y cerró la puerta - ¡Más te vale apurarte! – le indicó.
-Yaaa – respondió todavía inconsciente Natsuki.

Cuando salió del baño, luego de secarse el cabello, se puso la ropa que Mai le dejó. Ahora ya estaba completamente lúcida y con los ánimos altos, estaba CASI tranquila en todo sentido, lo único que le preocupaba era la información que Nao le había dado la noche anterior “el primer distrito está buscando Himes en esta ciudad”. Había pensado en ello, y a decir verdad, prefería ya no hacer esa “labor de ayuda” que hacía con Mai y Mikoto, sólo por la seguridad de estas dos últimas; si les pasaba algo malo sería su culpa y ella no podría cargar con ello.

Se puso a pensar más detenidamente y se dio cuenta de que, al parecer para Yuuki Nao era muy fácil conseguir información de todo tipo, estaba enterada de todo lo que sucedía y sabía todos los movimientos de aquella organización… pensando así, era muy extraño, siendo que si era algo secreto, ¿cómo una simple cría de catorce o quince años podría averiguar tanto sin mucho esfuerzo?
Sí, era momento de ajustar cuentas, ya que, en una de las ocasiones, ella le dijo a Natsuki que los del Primer Distrito tenían espías y en cualquier momento podría ser traicionada, y sus otras dos amigas también podían correr la misma suerte, ya que también eran Himes.

Natsuki se sentó un momento en su cama para seguir pensando… era muy obvio, Nao era la espía que le estaba tomando el pelo… Claro, todo tenía coherencia ahora, esa era la razón por la que aquella muchacha la perseguía a todas partes y aparecía de repente con pretextos de supuesta información. Claro, seguro y ella intentaba ganarse su confianza contándole todo aquello…
Pero… ¿y quién sabe si era cierto o no? ¿Y si no lo era? Pueda que Nao simplemente haya estado jugando con ella y haciéndole creer historias extrañas… pero, pensando, no había motivos para que le esté mintiendo o inventando cosas; pero quién sabe, existen personas muy locas…

Sin recordar que debía ir al comedor para saludar a Midori, se puso unos tennis, salió de su cuarto, pasó corriendo el pasillo y salió del departamento para ir a buscar a Nao, debía preguntarle, debía pedirle explicaciones, ¿era cierto todo lo que decía o no? Si era cierto, ¿por qué se lo informaba? ¿Por qué le era tan fácil conseguir información? Siguió corriendo calle abajo y se paró en seco en una de las esquinas… ¿dónde podía estar?
“Maldición, ¿dónde podrá estar? No aparece cuando se la necesita…” miró hacia todos lados, la calle tenía mucha gente, sería difícil encontrar a la pelirroja ahí. Siguió caminando casi conservando su paso normal, aunque en sí, estaba ansiosa y algo nerviosa… pues si Nao era una de las espías del Primer Distrito, entonces
sería un problema y tal vez ella misma estaría cayendo en su trampa.

“¿Qué puedo hacer?” pensó sin encontrar solución y parándose en seco de nuevo en la plaza central, se sentó en uno de los banquillos, mientras pensaba, preocupada.

-¿Natsuki? Por fin llegas – le habló alguien detrás de ella, quien se dio la vuelta muy asustada y con sorpresa. Vio que Shizuru estaba parada tras ella sonriéndole.
-Ah! – Dijo la muchacha de pelo azul con el ceño fruncido – hola… ¿qué haces aquí?
-Pues… teníamos que encontrarnos hoy aquí… hace como quince minutos…
-Ah!!! – Natsuki se asustó y recordó, había olvidado que el día anterior había invitado a Shizuru a encontrarse con ella en la plaza principal (cap 7). Sin embargo, era demasiado obvio que lo había olvidado, pues Shizuru estaba bien vestida (o por lo menos para pasear) mientras que Natsuki estaba con una polera suelta cualquiera color blanco, un buso naranja (naranja???!) y sus tennis… (¿qué le pasa a Mai? ¿Cómo pudo darle eso?) y se notaba que era algo así como para andar SÓLO en casa, ya que se notaba algo viejo…
-¿Natsuki? – habló de nuevo la castaña, la otra la miró horrorizada - ¿estás bien? ¿Por qué no dices nada?
-Nada… nada… eh… - no sabía qué decir, ¿tanto había empeorado su memoria? – hola?
- (¬¬) Hola
-¿Cómo estás?
-Bien, ¿y tú?
-Bien… y… ¿qué has hecho?
-Nada interesante… ¿y tú?
-Pues… nada
-Ah…
-Ah…

Era tan incómodo, era obvio que Shizuru se había dado cuenta que Natsuki lo había olvidado por completo y que si apareció en la plaza principal fue por pura casualidad de la vida y de las circunstancias (ni siquiera estaba bien vestida).
-Y… - intentó arreglar la de pelo azul - ¿dónde vamos?
-Ah… - se extrañó Shizuru, ¿en verdad iba a caminar así? Bueno, tal vez era su estilo… - vamos a… estoo… vamos… - miró a su alrededor – mira, ahí hay un heladero…
-(¬¬U) ¿Quieres helado? – preguntó Natsuki mirando hacia el hombre que pasaba tranquilamente con su carrito de helados, mientras que algunas personas se acercaban a comprar, mayormente niños – bueno, yo invito… - fueron donde el hombre y le pidieron. Al momento de pagar, Natsuki buscó en su bolsillo, y comprobó con horror que no había traído nada de dinero, dejó su billetera en la mesita de salón que había al lado de la puerta de entrada ¡¿Cómo demonios iba a saber que se iba a encontrar con Shizuru de improviso?! – eh… - murmuró con vergüenza – no tengo dinero.
-No… no te preocupes – murmuró Shizuru sacando su propia billetera; pero parecía algo molesta de alguna forma; bueno, nadie estaría feliz si se olvidan de un compromiso, la verdad no se sentía nada bien.

Durante toda la salida, Shizuru pagó todo, a Natsuki le parecía que ella cada vez estaba más molesta, ya que a veces hacía comentarios como “ah, es cierto, OLVIDASTE traer tu dinero”. Al final, la peliazul decidió que eso no le importaría en lo más mínimo, como era normalmente su personalidad antes de la amnesia, la cual le había afectado mucho a su forma de ser, (por culpa de Mai y Mikoto). Y así pasó la tarde y ya ninguno de los comentarios de Shizuru (tampoco hacía mas de dos) le afectaba en lo más mínimo, claro que ella tampoco pedía nada…

Al final de la tarde, más o menos a las 7:30, se sentaron de nuevo en el mismo banquillo en la plaza central.
-Siento lo de hoy – murmuró Natsuki, avergonzada.
-¿Qué? – preguntó Shizuru, levantando la cabeza.
-Que siento lo de hoy! – exclamó Natsuki con algo de enojo, de todas maneras, era más enojo por sí misma que por otra cosa.
-Ah… - Shizuru miró de nuevo hacia el frente – no importa…
-Siento haberlo olvidado, mírame ni siquiera estoy vestida adecuadamente…
-Bueno, todos cometemos equivocaciones…
-See… pero te debo dinero… - la de pelo azul pensó un momento – después te pago…
-Ah… no hay problema por eso…
-No, te pagaré, no sé cuando pero te pagaré
-(¬¬U) – resopló la castaña – bueno, si quieres
-Bien, pero sin intereses – acondicionó Natsuki sin darse cuenta de que se ella misma se convertía en una verdadera idiota cuando le tomaba confianza a alguien (por eso no le gustaba tener amigos?). De repente, entre conversación y conversación, recordó por qué había salido de su casa en la tarde; debía buscar a Nao para aclarar la situación y relación entre el primer distrito y ella, además del peligro que corría, no sólo Natsuki; sino también Mai y Mikoto – creo que… ya debo irme – dijo la peliazul finalmente, luego de mucho rato de conversación.
-Qué pena… - comentó Shizuru entristeciéndose – bueno, entonces… nos vemos
-Lo siento, nos vemos en la escuela, te llamaré... – se levantó y comenzó a alejarse.
-Sí… ve CON CUIDADO…
-Claro – Natsuki se dio la vuelta y sonrió, luego siguió su camino.

Comenzaron a pasar los minutos, y Natsuki seguía caminando hacia su departamento, tendría que hablar con Nao en otro momento, aunque pensándolo bien, era de urgencia encontrarla… pero no la había visto en toda la tarde.
Entró por un subterráneo en desuso para poder llegar más rápido a su hogar.
-¡KUGA NATSUKI! – le llamaron y esa voz fue reconocida en un momento, la muchacha de pelo azul de dio la vuelta sonriendo de manera triunfal.
-Ya me preguntaba dónde estabas – murmuró Natsuki.
-¿Ah si? ¿Te preocupas tanto por mi? – le dijo Nao sonriendo de manera sarcástica.
-Cállate, tienes que aclararme muchas cosas…
-¿Qué quieres, idiota?
-Pues… ¿en verdad investigas todo lo que sabes? Me parece muy raro que consigas esa cantidad de información tan fácilmente y supuestamente – hablaba Natsuki con un tono acusador – de una entidad tan secreta y peligrosa como el Primer Distrito…
-¿De qué hablas? - frunció el ceño Nao.
-¿Estás segura que no eres una de los espías? ¿Estás segura de eso? – alargó sus manos y materializó sus extrañas pistolas, mientras apuntaba a la pelirroja – dime la verdad.
-Si me lo dices así… - la otra lamió la palma de su mano y se dispuso a llamar a Julia – no puedo aceptarlo – frunció el ceño, enojada – ¡JULIA!
-¡Entonces me estabas mintiendo! – exclamó Natsuki con enojo - ¡DHURAN!
Los dos se materializaron e instintivamente, chocaron fuertemente entre ellos. Nao estiró sus rojas redes que salían de sus manos para cortar a Natsuki; pero ésta esquivaba e intentaba dispararle.
-¡Eres lenta Kuga Natsuki! – gritó Nao, riendo mientras le hacía corretear, obligándole a enfocarse solamente en la defensa, sin poder atacar.
-¡Maldición! – exclamó Natsuki - ¡Dhuran! ¡Carga el…!

De repente sintió un horrible golpe por la espalda que le hizo volar hasta la pared de en frente, contra la cual chocó con un estruendo, cayó al suelo inconsciente mientras la sangre corría por su frente…
-Natsuki!! – se asustó Nao, mientras que Dhuran desaparecía. La pelirroja corrió hacia la inconsciente muchacha, mientras se agachaba para verifiar la gravedad de sus heridas - ¡¿qué demo…?! – escuchó un fuerte ruido tras ella, la cosa que había atacado a Natsuki ahora se dirigía hacia ella – rayos! – saltó y la cosa le rozó la pierna con fuerza, haciéndole caer - ¡Maldición! – desde el piso, vio a su atacante - ¡¿Quién diablos eres?! – alguien le agarró por atrás y le ahogó con un pañuelo untado completamente con formol, hasta hacerle desmayar.

En la oscuridad, se escuchó una voz…
-Bien hecho, profesora Sugiura, ahora llevémoslas al laboratorio…
-Claro, fue fácil capturarlas

Continuará…


Ese fue el capítulo 9!!! El sábado 20 de marzo subiré el capítulo 10!! Así que atentos, a eso de las… mmm…. Tres de la tarde, en hora boliviana jejeje. Espero lo hayan disfrutado tanto como yo disfruté haciéndolo, la verdad, ya estaba ansiosa por llegar a esta parte de la historia, jejeje ^^ Espero sus comentarios!! Atte: Tomo-chan!! Yay!

jueves, 4 de marzo de 2010

jueves, 4 de marzo de 2010

Admin K esta viva D:

.... o eso creo.....

Disculpen la GRAN tardanza >O> la verdad es que el trabajo me deja muy agotada y el poco tiempo libre que tengo lo tomo para dormir.

Pero ya publiqué; asi que no me maten por favor (?)



Ahorita ando un poco traumada porque en 5 días tendré 21 años... Que miedo T __ T me siento vieja, sniff, ... Niñas, disfruten su juventud xDDDDD

Próximamente me volveré a reportar; si tienen alguna pregunta, háganla; la responderé sabiamente uou 

Amor Maldito - Capitulo 4

Autora: Angelike Wolf (angelikegirl1990@hotmail.com)

“Bueno, tal y como prometí he empezado a trabajar en la historia después de haber terminado con los exámenes. Muchas gracias por vuestros mensajes de apoyo y trataré de escribir más a menudo. Me encanta que os guste la historia”

CAPITULO 4


-Uff, vaya noche más ajetreada- dijo Mai mientras se dejaba caer en su cama. Apenas tuvo fuerzas para girar la cabeza y mirar su reloj despertador que en ese momento indicaba con su luz verde que eran las tres de la madrugada. –Creí que no nos podríamos ir nunca.

-Tienes razón-respondió Shizuru mientras se sentaba en la cama de al lado.- Jamás pensé que lo más difícil cuando te secuestran es que la policía te deje ir.

Mai y Shizuru habían estado respondiendo las mismas preguntas con las mismas respuestas alrededor de tres horas. Después de que Ray y la pequeña Kaori las dejaran al cuidado de la policía, el autentico suplicio había comenzado. Todos los que las habían interrogado habían hecho las mismas preguntas y ninguno se había conformado. Por lo visto, la organización del “dragón de jade” no era muy conocida en los archivos de la policía ya que nunca parecía haber pruebas autenticas de su existencia, a pesar de que la propia policía hacía tratos con ella. Por lo visto poseían mucho dinero y eso era lo que casi todos los inspectores perseguían. El apellido Fujino había sido lo único que las había ayudado a salir de allí después de las cuatro horas de interrogatorio. De no haber sido así, aún seguirían respondiendo preguntas absurdas. Desde luego, ninguna de las dos había explicado que habían estado en su “cuartel general” y que además eran capaces de identificar al misterioso líder, tras el cual llevaban más de veinte años. 

No quiero volver atrás - Capitulo 13

Autora: Akira-chan (akiraletter@gmail.com) 

Notas de la autora:

Me he tardado un tiempo en actualizar pues estaba de “retiro” forzoso poniendo en orden muchas cosas en mí vida, pero ya volví así que a escribir de nuevo se ha dicho.
La verdad que estoy haciendo largos los capítulos, es que cuando empiezo a escribir me emociono y ya pues el resultado es una hoja tras otra. ^-^
Gracias por sus comentarios de antemano, cualquier parecido con mi realidad no es mera coincidencia Tige-chan!!!!
Akira-Chan

NO QUIERO VOLVER ATRÁS
CAPITULO-13: Un Gema y una estrella

Fan Arts por Tatian


Tatian nos envía estos hermosos fan arts pensados para San Valentín pero que por alguna extra razón recién se están publicando (cofculpadeadminkcof); lamento mucho la tardanza en la publicación u-u

En sus palabras:

Hola! Yo soy Tatian mucho gusto, eto, mi primera entrad sera con estos dibujos propios, en realidad creo que ya sabran en que me inspire pero, los pensamientos son originalmente mios, eso no lo duden; en este mes de San Valentin quise hacer algo y bueno fue lo que se me ocurrio. Espero que les guste tanto como a mi (es que alguien me ayudo con los dibujos pero la idea siempre sigue siendo mia). Espero me reciban para poder seguir  colaborando con este maravilloso blog.

¡Disfrútenlos! (Denle clic para verlas mas grandes)

La carta - Capitulo 4

Autora: GatoCurioso


CAPÍTULO 4


- Buenos días Shizuru–Oneesama – Shizuru iba caminando hacia la oficina principal, todas las alumnas la saludaban, ella como siempre iluminaba el lugar como su “Sonrisa hechizante”, Cuando llegó finalmente a la oficina, Shizuru suponía que Natsuki ya estaría allí, pues está siempre era muy responsable con su trabajo.

Shizuru entró, pero se dio cuenta que Natsuki no estaba, decidió preparar té  mientras esperaba, Natsuki llego un rato después saludando con muchas naturalidad aunque con un tono un poco serio, se sentó en su escritorio y empezó a revisar documentos, Shizuru de nuevo buscó acercarse a ella y cuando estaba a punto de hablarle al oído,  Natsuki volteó y la besó, definitivamente había previsto todo. Después de esto Natsuki siguió trabajando sin decir nada y Shizuru entonces decidió salir de allí.

miércoles, 3 de marzo de 2010

miércoles, 3 de marzo de 2010

Hace 5 dias - Oneshot

 Autora: GatoCurioso


HACE 5 DÍAS 

- ¿Qué  tienes Natsuki? Pareces algo triste – Mai entraba a su habitación sorprendiéndose con la cara de cachorrito abandonado de su amiga

- Yo… ¡A ti que te importa! – Respondió Natsuki a la defensiva, cuando está triste simplemente no podía evitarlo

- ¿Así que también estás de mal humor? Ya se que te pasa y tiene nombre, Kaichou-san

Engañada - Oneshot

Autoras:  GatoCurioso & MzDaRkGirL

El oneshot no es totalmente de mi autoría, mi coautora es MzDaRkGirL, como es debido comparto al 100% el crédito del fanfic con ella, espero que sea de su agrado.

Disclaimer:

Mai HiME no nos pertenece, todos los personajes son propiedad de Sunrise, la historia si es original. (Serian ustedes felices si nos perteneciera ¿no? 

ENGAÑADA – Oneshot

- No pues, Fujino no viene esta vez – Dijo Haruka sacudiendo la mano como si no tuviera importancia

- ¿Cómo?  ¿Vienes tú y no ella?, ¡tú ni siquiera eres una HiME! – Natsuki estaba más que enojada, soportar a Haruka ya era mucho, ¿y ahora ni siquiera Shizuru venía?

- Pues que quieres que te diga, yo vengo para visitar a Yukino, pero Fujino dijo que no podía, creo que esta algo ocupada con su novia – Haruka dio una risita después de eso, ya ni le molestaba lo que Shizuru hiciera con su vida, después de todo como la misma Shizuru había dicho, ella no estaba en posición de decir nada

- ¿Con su novia? ¿Cuál novia? –  La voz de Natsuki que de por si estaba alterada de pronto era oscura y siniestra sin siquiera intentarlo

Recuerdos - Capitulo 2

Autora: Serena (susagitsukino@gmail.com)

CAPITULO 2: CONOCIENDOTE

   -¡Hug! Un día más de clases, tengo tanto sueño que podría dormir todo el día ¡maldición! Hoy tengo que ir temprano a la biblioteca

   Natsuki despertó  casi a la fuerza y todo gracias a gritos de niños que se dirigían a la escuela, su casa quedaba casi enfrente de ella, estos niños escandalosos y ruidosos siempre molestan a Duran, por lo tanto… ladridos mezclados con los horribles gritos de aquellos mocosos hacían el despertador perfecto para nuestra amigo, cosa que siempre la irritaba (¿y a quien no?) eso era algo que le tomaba ventaja, podía desayunar temprano (la mayoría de las veces siempre lo hacía sola) y hacer sus cosas de la escuela ¡eso sí! No importaba que tan temprano se despertase, nunca arreglara su cama, su lema para ello era; “si de todos modos voy a dormir el día de hoy y la destendere, ¿para qué tenderla?” así que de eso no tenía que preocuparse mucho a pesar de que su madre siempre le llamaba la atención sobre esto.

Última Oportunidad - Capitulo 4

 Autora:  KugaxFujinoxKrugerxViola (http://kugaxfujinoxkrugerxviola.blogspot.com)

Ultima Oportunidad.

Capitulo 4 - Sorpresa

El resto del día pasó  fue lento y tortuoso, pero cuando el reloj finalmente marcó las 5 pm. la ansiedad y emoción hicieron que el tiempo pasara volando. Tanto así que la castaña estaba retrasada.

Natsuki miraba constantemente su reloj, ya eran las 6:08 y ni rastro de su posible ex novia. No era de Shizuru el llegar tarde, y menos a algo tan importante y que además relacionara a Natsuki. Preocupación era evidente en el rostro de la ojiverde, volvió a ver su reloj 6:09. “¿Dónde está?, ¿y si le pasó algo?, ¿y si se arrepintió? No, no, no debe haber una explicación lógica… el tráfico, si puede ser que sea el tráfico…”.