Rss

lunes, 30 de junio de 2008

lunes, 30 de junio de 2008

NAOMI... - Capitulo 7

Autora: Alejandra
Adaptación: Lali
(lali14_4@hotmail.com)
Beta: El Blog (natsukixshizuru.blogspot.com).

Capitulo 7 :

Una noche Mai volvía de una fiesta estaba a punto de entrar a su departamento cuando algo llamó su atención, algo proveniente del departamento de Natsuki, eran los pies de la peliazul saliendo de la puerta abierta, estaba tirada en el suelo.


-Natsuki?- pregunto sin levantar mucho la voz, se acercó un poco mas- Natsuki? estas bien?


No hubo respuesta, camino mas decidida hasta poder verla, estaba inconsciente y olía a alcohol, al parecer solo alcanzó a abrir la puerta y callo al suelo, no parecía estar herida solo había perdido el sentido por tanto alcohol, Mai se acercó y la metió arrastrándola hasta la sala, Natsuki tosió y empezó a vomitar, Mai la dejo de lado y espero a que su organismo desechara parte del alcohol que tenía de mas en el estómago, después de eso, la arrastró hasta el cuarto y la dejo en el suelo y fue a llenar la tina con agua fría, mientras se llenaba volvió al cuarto y encendió la lámpara, lo que vio le provoco un hueco en estomago, en la pared que estaba frente a su cama tenia fotos de Shizuru y Naomi cuando aun estaba con ellas, pegadas como un enorme collage, imágenes de Naomi con Natsuki, Shizuru con Natsuki, la misma Mai con Natsuki, todas juntas, Mai se levanto de la cama rodeando a la inconsciente peliazul y se acerco a ver las fotografías, eran del cumpleaños de Shizuru, de Mai, las pequeñas fiestas para Naomi, simples reuniones, tardes de convivencia, la chica se acercó mas a ver la sonriente peliazul a la cual siempre le brillaban lo ojos, siempre de bien humor y feliz... volteo a ver a la chica en el suelo de su habitación, con los pómulos marcados debido a una mala alimentación, los ojos que una vez brillaron estaban apagados, casi muertos, no era ni la sombra de lo que fue cuando estaba con Shizuru.


Mai volvió al baño a cerrar la llave, la tina estaba lista, trabajosamente le quita parte de la ropa y sonríe al escuchar un “Shizuru” de los labios de la peliazul, ya con ropa interior la arrastra de nuevo jalándola de los brazos y la carga para meterla en la tina, Natsuki reacciona un poco y quiere salirse, cuando esta un poco mas conciente abre los ojos y empieza a temblar, Mai le ayuda a salir y le lleva a la cama, sale del cuarto mientras Natsuki se cambia de ropa, la chica va directo a la cocina en busca algo de comer, no hay comida en ningún lado, el refrigerador esta enfriando un pedazo de pizza de hace meses, la alacena esta vacía... vuelve al cuarto, Natsuki duerme en su cama ya cambiada, sale del departamento y lleva comida del suyo y duerme en la sala.

Al día siguiente el dolor de cabeza esta matando a Natsuki, la cual la primera reacción es quejarse con los ojos cerrados.


-Hola Natsuki-chan.


La peliazul asustada abre los ojos y ve a Mai con una bandeja con comida.


-Mai? Que haces aquí?- pregunta volviendo las manos a su cabeza.


-Ayer te quedaste inconsciente en la puerta del departamento, tuve que arrastrarte hasta aquí.


-Porque hiciste eso?- dijo quitando las manos de las sienes.


-Porque no podía dejarte ahí, dime, has comido algo estas semanas?- preguntó sentándose a su lado con la bandeja.


-Pues... no lo se, no recuerdo, supongo que si.


-Te preparé esto, come- le dijo sonriéndole.


Natsuki frunció el ceño, gesto que a Mai le recordó mucho a Naomi.


-Porque haces esto? Pensé que me odiabas...


-Lo hacía pero, realmente sufres por Shizuru y Naomi... se que cometiste una estupidez del tamaño del universo... tu no viste a Shizuru como yo, te odie por eso, por el dolor que le provocaste, no quiero saber tus razones, supongo que eso terminó, pero ahora mírate, no eres la sombra de la Natsuki que eras antes, soy partidaria del perdón y las segundas oportunidades, tu tuviste ambas y las perdiste... no se que pensabas o porque actuaste de esa manera pero... a Shizuru no le gustaría verte así.


-Tienes razón Mai, a Shizuru le gustaría verme muerta.


-No digas tonterías, te abofetearía ahora pero.... te ves tan delgada que temo matarte si lo hago- la peliazul sonrió un poco y empezó a comer.


-Tenemos que hablar Natsuki... ahora tengo que ir a la escuela a ver una clase, pero hablaremos cuando regrese, mientras aséate y compra algo de comida ok? Tardare un poco el volver, yo vendré a buscarte.


-Ok- dijo la peliazul sintiéndose mejor, talvez por fin le diría donde esta Shizuru, Natsuki pudo contratar al mismo investigador que le dijo donde esta Shizuru la primera vez pero con el escándalo y todo, prefirió esperar a que Mai hablara, después simplemente perdió la esperanza y la noción de los días.

Natsuki se había bañado, el comer le provoco más hambre pero no tenia comida en el departamento, salió a comprar una hamburguesa y manejo durante tiempo considerable pensando las cosas que habían pasado en los últimos meses, después fue a un centro comercial alejado del que siempre iba, tomaba tiempo para escoger las cosas que compraría mientras ignoraba los comentarios y cuchicheos detrás de ella, la gente la conocía pero nadie se atrevía a decirle algo cara a cara, no querían enfrentar una demanda como la que le puso a los medios de comunicación.


Por la sección de lácteos estaba viendo algunos yogurt, cuando una risa hizo saltar su corazón.


-Naomi- susurró para sí misma mientras sonreía.


Salió en busca de su hija y la vio de la mano de Shizuru, su primera reacción fue correr y abrazarlas pero se detuvo al ver a un hombre alto de cabello negro rodear la cintura de Shizuru y acariciar los cabellos castaños de su hija, ambas sonreían al hombre, Natsuki sintió como el corazón se le rompía, su vista se nubló, Shizuru la había olvidado y le consiguió un padre a su hija, ya no tenía lugar en sus vidas, Naomi crecería al lado de Shizuru y ese hombre, talvez también ya la había olvidado, ahora veía a ese hombre como su padre, que haría después de eso? Tratar de armar su vida nuevamente? Para que? Con que fin?


-Mami!!- la voz de Naomi la hace despertar de sus pensamientos, la pequeña corre hacia ella.


-Naomi!- dijo hincándose abrazándola, la pequeña la abraza también.


-Mami donde estabas?


Natsuki se sorprende de todo lo que ha aprendido a hablar, ya no lo hace con palabras sueltas, ya aprendió a caminar y ya hasta corre.


-…Estaba un poco ocupada, has crecido mucho- le dijo besándole la frente.


-Naomi!!- dijo la voz de Shizuru alterada- Naomi! No vuelvas a hacer eso!- decía mientras corría hacia ella, la peliazul levantó la cabeza- Natsuki…


-Shizuru...


-Encontraste a Naomi?- dijo el hombre detrás de Shizuru


Nadie hablo en unos segundos.


-Mamá, mira, es mami, ya no la veo en televisión- dijo abrazándola.


Natsuki la cargó- pesas mucho- dijo riendo, Shizuru se acercó.


-Que te paso Natsuki?- preguntó después de verla.


-Nada.


-Mami, el es Reito, me cuida cuando mama estudia- dijo la pequeña sonriéndole.


-Que bueno Naomi.… te cuida bien?


-Si, es bueno conmigo con mi mamá también.


-Me alegro, escucha Naomi, yo aun tengo cosas que hacer… cuida a tu mama mientras si? Y quiérela mucho por mí y nunca olvides que te amo, a las dos las amo- dijo abrazándola y besándole la frente nuevamente.


-Yo también te quiero mucho mami, vuelve pronto.


La peliazul sonrió y la dejo en el suelo, después volteó a ver a Shizuru, quien seguía sin moverse viendo y escuchando todo, le dio una mirada rara que a Shizuru le pareció mas una despedida que otra cosa.


-Adiós Shizuru, cuídala bien…- después dio media vuelta y caminó rápidamente, iba llorando pero nadie lo notó.


-Natsuki!- gritó Shizuru después de unos instantes pero la peliazul no la escucho.

Después de ese encuentro Naomi estuvo muy contenta y Shizuru muy pensativa, sabía que viviendo relativamente cerca podrían encontrarse, esperaba verla con otra chica del brazo, disfrutando de la vida pero, nunca se preparó para verla como la vio, parecía que solo se estaba dejando morir, porque Mai no le había dicho nada? Talvez volvió a su casa después de que ella se fue, al verla se dio cuenta, la amaba, cuanto había pasado? 8 o 9 meses desde que paso lo del juicio? Tanto tiempo?... Natsuki estaba mal y estaba preocupada por ella.


-Shizuru- le dijo el hombre tomando su mano.


-Shh…- dijo viendo hacia atrás a su hija jugando con algunas cosas que le había comprado.


-Shizuru, la amas, no puedes negarlo- le dijo en un perfecto dialecto de Kyoto, Reito era el mejor amigo de Shizuru desde la infancia, el se había mudado a los Estados Unidos a un proyecto de trabajo espacial de 2 años, pero al terminar ese proyecto, el regreso a Tokio, e inmediatamente fue a buscar a Shizuru, que la encontró con una pequeña niña, Reito quería mucho a Shizuru pero como una hermanita, el se encariño con Naomi, el se ofreció cuidar a la pequeña genio cuando Shizuru no podía estar con ella, realmente quería a esas dos mujeres .


*****


Natsuki volvía a su departamento, tenia un mensaje de su padre, tardaría aun otro mes en volver, sonrió tristemente y borró el mensaje, fue a su cuarto y se sentó en un pequeño sillón frente a la pared donde tenia todas las fotografías, tomo un vaso y abrió una botella de alcohol, la misma que había comprado antes de llegar al departamento.


-Hoy… brindo por ti Shizuru, por el amor que te tengo ahora… por el amor que me tenías y que yo misma maté- levanto el vaso a la fotografía, bebió y se sirvió otro- brindo por ti mi pequeña, lo único bueno que resulto de mi, espero nunca me olvides- bebió el vaso y se sirvió otro- brindo por mi, por ser tan estúpida y cobarde, por tener todo y perderlo en un abrir y cerrar de ojos- bebió nuevamente sirviéndose mas- y brindo por la liberación- bebió y siguió bebiendo hasta quedar borracha, cogio las llaves de su moto y salio del departamento, subió a su moto sin ponerse el casco y arranco a full velocidad y al ver que en la esquina venia un carro, sin pensarlo, ella siguió a mas velocidad, empezando a llorar- nunca me olvides Naomi…- .......se escucho un terrible ruido, Natsuki sintió golpes en todo su cuerpo, y para la peliazul todo se hizo negro, ya no había fotografías de las mujeres que mas amaba, ya no había llamadas de su padre… solo oscuridad.

Mai se dirigía a su departamento pero ve que no hay pase y que la gente esta amontones, seguida de una ambulancia. Sale de su vehiculo para ver que pasa. Nota que llevan a alguien en la camilla cubierto de sangre. Se acerca mas y...


- Natsuki? Natsuki?!!!!! NO PUEDE SER- corre hacia el cuerpo ensangrentado.


Al llegar, los paramédicos no dejaron que tocara el cuerpo.


- Por favor señorita retírese, a no ser que sea usted un familiar.- dijo un paramédico.


- Si la conozco, es mi prima - Mai tuvo que mentir.

- Entonces suba a la ambulancia- dijo otro paramédico.

Al estar dentro, Mai ve el rostro de Natsuki. Estaba todo ensangrentado. A leguas podía verse las facciones de la peliazul, le dio mucha tristeza al ver a su amiga toda lastimada de su cuerpo que empezó a llorar.


- Se pondrá bien, verdad?, ella ...ella vivirá ...verdad? - pregunto Mai


- No se sabe, su situación es muy critica - respondió el joven que la estaba revisando.

-No te mueras Natsuki, por favor- susurró al apretar un poco las heridas de su mano.

Continuará..

domingo, 29 de junio de 2008

domingo, 29 de junio de 2008

Solo por diversion :D (ShizNat)

Bueno, recordándoles que ando de estreno con mi nick en el Blog (Ya no seré mas Natsuki K. sino que ahora seré Admin K.) Pues les pongo algunas imágenes!....

Mwahaha... A continuación la pelicula mas emocionante y mas esperada en los cines....!!





Jajaja, no ya enserio, LOL ....










Photobucket









No es real ^^b

Las Escaleras del Garderobe - Capítulo 3

Autora: Natsuki Kuga (Natsuki_Dhuran@hotmail.com)

------------------------------------------------------------------------------------------------------

Notas de la Autora:

Este capitulo como cada cosa que hago se lo dedico a mi BlackRose, por que ella es mi musa, mi inspiracion y mi vida entera

-----------------------------------------------------------------------------------

Capitulo 3

Los meses pasaban, y en la mente de Natsuki solo se reflejaba la imagen de Shizuru, pese a que Mai no hacia mas que hablarla de que ya sabia quien iba a ser su maestro y de lo ilusionada que estaba.

Tardo mucho en recuperarse la paz en Windbloom, pero se hacia mas fácil ya que de vez en cuando Shizuru aparecía, se sabia que los pilares eran mas fuertes que cualquier Otome normal, y era de agradecer.

Llegó por fin el día en el que Mai y Natsuki se convertirían en Otomes, pero ese día guardaba más sorpresas.

La directora las llamo a las dos al pequeño escenario que habían montado, la gente aplaudía a las dos chicas, ya que eran muy admiradas entre sus compañeras. Durante todo ese tiempo Mai y Natsuki no se habían llevado muy bien, pero era indiscutible que eran las mejores amigas que había en toda la escuela, y hacían un excelente equipo.

- Hoy es el día en el que abandonareis la categoría de perla para convertiros en Otomes- Anuncio la directora- pero aparte de eso, quiero entregaros estas gemas, ambas sois convocadas para ser de los 5 pilares- abrió una de las cajas ofreciéndosela a Mai. ¿Aceptas Rubí del fuego ardiente?

- Si – Mai acepto cambiando su pendiente, aun que estaba algo confusa, eso hacía difícil su elección de irse con su maestro.

- ¿Y tu Natsuki Kruger? ¿Aceptas Cristal de Hielo plateado?- dijo la directora haciendo el mismo gesto que a Mai.

- Si.

La directora comenzó a hablar al público.

- Antes de seguir los acontecimientos de entregar la Otome a su maestro, e de comunicaros algo- se aclaró la garganta- Este a sido el ultimo año en el que dirijo la escuela, es hora de cambiar de aires- Muchas caras entre los políticos que había allí se alegraron- por eso, e elegido a mi sucesora yo misma y me complace presentárosla en este día tan especial.- Se acerco de nuevo a las dos chicas, y sujeto a Natsuki por el hombro- Esto espero que agrade al Conde Kruger, ya que Natsuki Kruger, Cristal de hielo plateado es vuestra nueva directora

La sala se lleno de aplausos de las estudiantes, pero pocos dirigentes y políticos aplaudían la moción, tan solo Yukino, Meister de la Otome Rubia que no agradada a Natsuki.

Entre el jaleo que se había montado, Mai había aprovechado y había salido de allí, acercándose a Natsuki para darle la enhorabuena y añadiendo que necesitaba despejarse.

El día finalizo con que Maria le explicaba todas sus obligaciones, deberes y tareas como Directora.

Ahora disponía de una nueva habitación, que mas era como una casa, tenia un gran ventanal como el del despacho, una cocina, baño incorporado y una cama grande.

Se acercó al cristal y apoyo una mano mirando al horizonte “Parece que me quedaré aquí mucho tiempo… seria mas fácil si estuvieras a mi lado”

A la mañana siguiente le despertó la noticia de que Mai Tokiha había huido al bosque y nadie mas le había vuelto a ver, muchos decían que la habían secuestrado, otros que había huido… pero nadie sabia a ciencia cierta que había pasado.

Poco a poco, los días se fueron transformando en años, Natsuki ya no era una niña, era una autentica mujer y la directora del Garderobe, aun que seguía teniendo a Maria detrás para recordarle las reglas.

Muchas chicas entraban en la escuela, otras salían convertidas en Otomes, muchas lloraban no haber podido entrar…

Hasta entonces todo había estado tranquilo, hasta que de nuevo Windbloom fue atacado, con el extra de que la princesa había desaparecido.

Volvía a repetirse el desastre de hace años, pero esta vez, sus contrincantes eran mucho mas fuertes, Natsuki sabia que no tenia otra salida…

- No te hubiera avisado si no fuera importante.

- Me alegra que lo hayas hecho Natsuki, te queda bien el puesto de directora si me permites la osadía- Shizuru sonreía desde el sofá del despacho de Natsuki.

- Gracias… realmente te necesito Shizuru, ¿estarás a mi lado?

- Siempre.

Natsuki volvía a su lugar favorito del despacho, enfrente del ventanal. Escucho los pasos de Shizuru que se acercaban por su espalda, cada vez mas cerca, hasta que sintió los brazos de la castaña rodeándola por la cintura, y notó los labios de Shizuru contra uno de sus hombros, que debido al Top que usaba dejaba al descubierto.

- ¿Por qué me ignoraste? ¿Por qué no volviste a verme?

- Tenia que hacerlo, si no hubiera frenado tu entrenamiento, además, tu me dejaste muy claro en su momento que no podías darme mas… y yo quería mas.

- Entiendo

- Siempre has sido de pocas palabras directora- dijo en tono burlón pero sin soltarse de ella - ¿Y ahora que puedes darme?

- Todo… - Natsuki se giró y se quedo mirando esos ojos carmesí que tanto había echado de menos aun que ella se lo negaba, en la cara de ambas sus mejillas se encendían.

Shizuru sonrió y se acerco a besarla, pero le sorprendió que Natsuki se le había adelantado, la había rodeado el cuello con sus brazos, y se acercaba a sus labios. Shizuru cerró los ojos y disfruto el momento. Una de sus manos acariciaba el pelo de la morena, mientras la otra descansaba en su cintura, por su parte Natsuki había trasladado una de sus manos a la cara de Shizuru y la acariciaba con cada beso.

El sonido de la puerta las hizo separarse, aun que en algún momento pudiera parecer evidente, ellas no estaba por la labor de airear lo que había entre ellas. Y Shizuru se gano el titulo de asistente personal para los ojos de los demás.

jueves, 26 de junio de 2008

jueves, 26 de junio de 2008

NAOMI... - Capitulo 6

Autora: Alejandra

Adaptación: Lali (lali14_4@hotmail.com)

Beta: el Blog.

----------------------------------------------------------------------------------------------

Capítulo 6.





****
Eran las 11 de la mañana y Mai seguía con la niña en su departamento, no le molestaba, al contrario, le gustaba estar con ella, la pequeña era adorable y estuvo muy tranquila todo el tiempo.


-Naomi será tiempo de buscar a tu madre?- le preguntó, la pequeña volteó a verla y después le dio un juguete- mm algunas veces creo que realmente entiendes lo que te dicen...


Mai tomo el juguete y empezó a jugar con ella, una hora después se empezó a poner inquieta y Mai le dio de comer, después de eso se tranquilizó pero no del todo, decidió llevarla a con Shizuru.

Mai entro al departamento con la niña en brazos, todo estaba en silencio.


-Shh no hagas ruido- le dijo, Naomi sonrió y se llevo las manos a la boca y empezó a chupárselas.


Mai iba a salir de nuevo cuando escucho un ruido en la cocina.


-Shizuru? estas en la cocina?- pregunto Mai yendo al lugar.


-No grites, despertaras a Natsuki- le dijo la castaña en bata.


-Lo siento, no sabía que aun dormía, no quería volver tan pronto pero comenzó a inquietarse y bueno...


-Esta bien, no te preocupes, gracias por cuidarla- dijo cargando y besando a la pequeña quien ahora reía en los brazos de su madre.


-Y bien... valió la pena la noche lejos de tu hija?- pregunto empezando a prepararse café.


-Puedes apostar que si- dijo sonriendo con satisfacción- Natsuki es maravillosa, tan tierna y apasionada a la vez, sus manos, sus labios... es fantástica.


-Shizuru, no necesito tantos datos, con un si me hubiera bastado- dijo Mai riéndose.


Natsuki venia entrando con otra bata que le quedaba un poco grande, tomó a Shizuru por la cintura y le beso el cuello, después le dio la vuelta y la beso en los labios.


-Buenos días, hola Naomi, como amaneciste amo... Naomi?- Natsuki volteó a un lado de ella y vio a la chica viendo la escena- Mai!!...emh... yo...eh...dios...- dijo sonrojada soltándola, Mai estaba de pie recargada en la alacena con la taza de café en la mano.


-Natsuki, tranquila, ella sabe, de hecho por eso se llevo a Naomi ayer- dijo Shizuru riendo.


-Aah estaba pensando a mil tratando de inventar una excusa para el beso... que susto... y…estas de acuerdo?- le pregunto con cierto temor.


-Claro, yo solo quiero que Shizuru sea feliz, pregúntale a Naomi, veremos que opina.


-Naomi- dijo sonriendo, la niña se rió y alzo las manos hacia Natsuki, ésta la cargo-
Naomi- la niña volteo a verla- te gustaría que yo fuera tu otra mamá?


La pequeña la vio fijamente, después la tomó del cabello y sonrió pegando la boca a la mejilla de la peliazul, todas rieron.


-Parece que te acepta Natsuki- dijo Mai.


-Algunas veces es como entendiera lo que le dicen no les parece?- dijo Shizuru limpiando la mejilla de Natsuki.


-Si- dijeron al mismo tiempo las chicas.


-Bueno chicas, me voy, solo vine a devolverles a su hija, mi mama me llamó porque no voy a verla así que me iré unos días, el lunes es día festivo y estaré allá.


Mai se despidió y salió del departamento.


-Mi papá esta de viaje otra vez- dijo Natsuki un poco triste.


-No te pongas así Natsuki- dijo besándola, Naomi se rió al momento en que ellas se besaron.


-Se fue hace 2 días, debe haber un paquete en casa para mi, siempre me manda algo de donde esté- dijo sonriendo- quieres ir conmigo a verlo?


-Claro.


Ambas salieron con Naomi en brazos, poco a poco Shizuru y su hija comenzaba a llenar de alegría la vida solitaria de Natsuki.


******


6 meses pasaron, la relación de las chicas realmente iba bien, Naomi hablaba más, llamaba a Shizuru mama y a Natsuki mami, la peliazul estaba realmente contenta y Mai era su tía, la madre de Shizuru se entero de la relación de su hija y no le pareció nada bien pero, al ver el amor de Natsuki tanto para ella y su nieta no le quedo mas remedio que aceptarlo, los primeros meses fue raro para ella pero al final se acostumbro, sus hermanas eran jóvenes de mente abierta y lo aceptaron fácilmente, prefirieron no decirle nada a la abuela, ella era una señora mayor y no querían darle ese tipo de sorpresas y el padre de Shizuru que se había mantenido al margen de todo mostró su desaprobación pero nunca fue grosero con las chicas y claro, amaba a su nieta cada día mas.


Mientras el padre de Natsuki lo acepto de buena manera, Shizuru se veía una buena chica y realmente el supo que desde que la conoció su hija volvió a encausar su vida, ya no salía de noche, tenia calificaciones aceptables y estaba siempre contenta, eso era lo único que le importaba, que su hija fuera feliz.


Mientras, Natsuki había ido varias veces con Youko, la ginecóloga, le pidió algo para poder tener relaciones libremente con Shizuru, no podría esconder los condones siempre, después de unos exámenes le dio simples pastillas anticonceptivas, aun así le recomendó abstenerse o usar condón en los días fértiles, el resto del mes era totalmente inofensiva.

-Sabes? Youko le saco sangre a Naomi hace unos días- dijo Shizuru a Natsuki.


-A si?... para que?


-No lo se, dijo que eran exámenes de rutina, desde que se enfermo hace un mes del estomago le esta sacando muestras, aparte de todas los exámenes que hizo ese día... nunca te has preguntado porque la ve ella y no un pediatra?


-Tontita... ella es medico, ella sabe mas que nosotras dos, déjala que haga su trabajo, es muy buena.


-Si si Natsuki, no discuto eso pero... no se siempre me ha parecido raro, con eso de que ella descubrió a esa supuesta mujer que embaraza a otras, la cual por cierto parece habérsela tragado la tierra, Youko podría trabajar donde quisiera porque sigue en Tokio?


-Sus razones tendrá...


-Mami...- dijo Naomi sentada en el suelo con un libro de arte de Natsuki.


-Si cariño?- volteo Natsuki a verla.


-Mami... mira- dijo señalando el libro, Natsuki se acerco y se hincó a un lado de su hija, la niña le mostraba una obra italiana, había heredado su gusto por el arte.


-Esa es una obra de un hombre llamado Botticelli, era de Italia.


-Italia?- repitió de modo perfecto Naomi.


-Así es cariño, Italia es un país- le dijo Natsuki, la niña tomó otro libro que estaba en el suelo y señalo la portada.


-Italia mami- dijo la pequeña señalando una foto de la torre inclinada de Pisa, Natsuki frunció el ceño y volteo a ver a su hija, ésta al ver a Natsuki también frunció en ceño de igual manera que ella.


-... Si Naomi, esto es Italia- la niña rió y dejó los libros a un lado y extendió los brazos hacia Natsuki, la peliazul se levanto y la cargo- Shizuru viste lo que hizo?- pregunto muy sorprendida.


-... Si... he llegado a pensar que es un genio o algo así.


-Talvez...


-Mamá- dijo interrumpiendo sus pensamientos de nuevo.


-Si Naomi?- dijo Shizuru.


-Mama.... yo.... sopa- dijo señalando la comida.


-Ahora comemos- dijo Shizuru levantando los libros del suelo.

La comida transcurrió con normalidad, hasta que Youko le llamo a Natsuki por teléfono diciendo que era importante, al terminar de comer Natsuki beso a Shizuru en los labios y a su hija en la cabeza y salió rumbo al consultorio.

-Que pasa Youko?- pregunto Natsuki-... porque estas vestida así?


-Vengo apenas llegando de Suiza, escucha, dejemos de hablar de mi ropa, dime, has notado algo diferente en tu hija?


-Algo como que?


-Algo diferente, algún talento excepcional, no se.


-...Si... creo que si... creo que es un poco mas inteligente, no se, le gusta el arte como a mi- dijo sonriendo.


-Sabes lo que es la proteína o “gen” ASPM?


-Sabes bien que no... no se porque sigues preguntándome esas cosas.


-Mira Natsuki, esta proteína o gen es el que hace millones de años le permitió al hombre separarse evolutivamente de los simios, esto hizo crecer el cerebro de 420 gramos a 1350, es lo que nos separa de los demás, lo que hizo al hombre lo que es ahora, desarrolló la corteza cerebral, área que coordina el razonamiento abstracto, la capacidad de planificación y otras funciones cognitivas superiores...


-Youko... no me tortures con esto otra vez, me llamaste para decirme que el hombre viene del simio? Eso ya lo se.


-No viene del simio, tenemos un antepasado en común, esta teoría esta mal entendida por la mayoría, veras...


-Ve al grano o regreso a casa en este momento- dijo Natsuki levantándose.


-Tu hija es un genio.


-...Bueno... ya lo sospechaba, es diferente a los demás niños... como paso eso?


-No lo se, todo esto es terreno virgen para la ciencia pero creo que, de alguna manera ella saco genéticamente lo mejor de ustedes.


-... O sea que....?


-No has intentado hacer que toque el piano o algún instrumento?


-No, aun no camina bien, habla poco... pero le gusta ver mis libros de arte, hoy asoció una foto de Italia cuando le dije el nombre del país.


-Natsuki, necesito estudiarla...


-No


-Ella puede ser la clave para que la sociedad, la humanidad sea una raza diferente...


-No


-Natsuki!


-No!.... por favor, dame tiempo, se que siempre te pido tiempo pero Shizuru también ha notado eso, me lo dijo hace unas horas... ella cree que Naomi es una especie de genio... solo dame tiempo si?


-...Tengo otra opción?


-No... Gracias... debo irme.


-Ok, talvez salga de viaje de nuevo en unos días, trata de convencer a Shizuru que me deje hacerle unas pruebas.


-Claro, veré eso, cuídate, adiós.

Natsuki esta por salir del edificio cuando recibió una llamada urgente de su padre, quería verla en ese momento.


-Hoy todos tienen prisa por verme...-dijo Natsuki subiendo al auto.


****


Shizuru estaba en el departamento con Naomi, decide ir a comprar algo para la cena antes que el sol se termine por completo, toma a su hija, algo de dinero y las llaves y sale, al bajar ve a mucha gente afuera.


-Talvez hubo un accidente- dice a su hija.


Al salir, toda esa gente con cámaras y micrófonos voltean a verla, los flash de las fotografías empiezan sobre ellas, la niña se molesta y se voltea hacia otro lado mientras Shizuru desconcertada no sabe que pasa es queda de pie tapando las luces con su mano.


-Canal 3, dígame que se siente tener una niña de otra mujer?- dijo uno con el micrófono en su cara.


-Canal 6, su embarazo fue normal?


-Esta enamorada de la madre de su hija?


-Como se llama su hija?


-A quien se parece?


Los reporteros seguían lanzando preguntas, eran tantas al mismo tiempo que llegó un momentos donde ya no escuchaba voces, solo ruido, todo era caos y confusión, Shizuru dio un paso atrás tapando a Naomi de las cámaras, no entendía que pasaba, no quería esconderla, la pequeña estaba a punto de llorar por tanto ruido y luces en su cara, Shizuru dio otro paso atrás, después dio media vuelta al mismo tiempo que quitaba a Naomi de las cámaras y entraba corriendo, los reporteros se quedaron afuera tomando fotografías y video hasta que el elevador se abrió y ella entro cerrando las puertas de inmediato, al llegar a su piso algunos vecinos estaban viendo el alboroto desde la ventana del pasillo, al verla salir la siguieron con la mirada interrogante, abrió la puerta y la cerro rápidamente, no sabía que pasaba, porque de repente la acosaba los medio fuera de su casa? Dijeron algo sobre la madre de su hija? “la madre de mi hija soy yo” pensó confundida... la pequeña reclamo su atención cuando se recargo en su cuello sollozando.


-Tranquila mi niña, tranquila, no pasa nada, estamos en casa, nada malo te pasara...- le dijo abrazándola mientras le acariciaba el cabello y la cabeza, la niña se reconfortó y se calmó.

Shizuru trato de hacer lo mismo y se sentó en el sillón con su hija en brazos.


Todas las cámaras o la mayoría eran de canales de televisión.... eso quería decir que estaban en vivo talvez, tomo el control y la prendió cambiándole inmediatamente a los canales que recordaba escuchar.


-...Y esa fue las primeras imágenes de la chica que tuvo una hija de otra mujer, con una niña en brazos, lo mas probable es que ella sea la niña, el canal no confirma ni niega nada ya que como vieron no respondió a nuestras preguntas y siendo propiedad privada tuvimos que alejarnos del lugar unos metros....


Shizuru quito el volumen mientras repetían la escena que había vivido hacer segundos, ella saliendo con si hija en brazos susurrándole algo al oído y después su cara de sorpresa y la lluvia de flash y reporteros sobre ella, un acercamiento a la cara de su hija quien cerraba los ojos y ponía cara de molestia, instantes después ella corriendo hacia dentro hasta que entra al elevador.


-Que demonios esta pasando??- preguntó a la nada mientras Naomi se pegaba mas a su cuerpo.


Natsuki llegaba de nuevo en su auto al consultorio de Youko, apenas estacionó su auto y bajo sin siquiera cerrar la puerta, subió corriendo las escaleras y llego hasta la oficina, la cual abrió de una patada, Youko estaba sentada en su computadora con un expresión que denotaba sorpresa.


-Natsuki?- dijo poniéndose de pie.


-Como pudiste??- la peliazul estaba temblando, tenia mucho meses que no sentía esa rabia que ahora la invadía, sus hermosos ojos verdes eran tan fríos como el acero, veía con fiereza a Youko y subiéndose al escritorio, de un brinco quedo frente a la doctora.


-Natsuki tranquila se lo que piensas pero...


-Callate!!- dijo tomándola de la playera deportiva que traía y la acorralo contra la pared- confié en ti!! No puedo creer que me hayas traicionado así!! Porque?? – le preguntó azotándola contra la pared- Cuanto te pagaron?? Si querías dinero yo pude darte dinero, mas del que cualquiera de los medio te pudo ofrecer, ética... ya veo donde esta tu ética!!- le gritó golpeándola de nuevo contra la pared- eres una traidora!! Puedes tomar tu estúpida ética y meterla...


-Robaron mis archivos!!- gritó con el poco aire que le quedaba.


-...Que?- preguntó soltándola poco a poco, hasta que la doctora cayó al suelo.


-Robaron mis archivos... nunca te traicionaría... estaba de viaje... te lo dije...


Natsuki recordó que si se lo había dicho por eso estaba vestida tan informal.


-Youko... discúlpame por favor- le dijo ayudándole a levantarse y sentándola en la silla en la que estaba- es que, mi padre me llamo muy enojado, el sabe... alguien le dijo... sabía de Shizuru, de Naomi... todos lo saben, los medios, esta en todos lados... prácticamente tuve que huir de la casa para venir, lo siento...


-Natsuki- le dijo Youko limpiándose la sangre del labio con un pañuelo- ve con Shizuru, debe estar acosada por todos ahora, después te disculpas conmigo.


-Youko de verdad lo siento...


-Natsuki! Solo vete!


La peliazul agacho la cabeza y se fue de ahí, Youko salió casi tras ella con su laptop bajo el brazo, sabía que los medios no tardaban en buscarla y prefería estar en su casa cuando eso pasara.


Natsuki volvió a su auto y manejo lo mas rápido que pudo al departamento, si Shizuru no había salido no se habría dado cuenta aun y tenia ventaja ya que podía explicarle todo, pero si ya sabía de seguro estaría muy confundida y con ganas de respuestas.

Natsuki desde una cuadra antes vio a todos los reporteros apostados fuera del edificio, dejó el auto en esa misma cuadra y bajo corriendo, para cuando los reporteros la vieron y empezaron a correr ya había entrado al edificio y tomado las escaleras, no alcanzaron a grabarla o fotografiarla, después de unos cuantos pasos Natsuki bajo el ritmo y en el primer piso tomo el elevador, al llegar a su piso salió nerviosa, el ruido de afuera era imposible de ignorar, la peliazul tenia miedo de la reacción de Shizuru, alguna vez pensó en explicarle lo que paso, en explicarle que ella también era la madre de Naomi pero para eso tenía que decirle que ella la había violado... decidió no hacerlo, dejarlo en el pasado y solo estar con ambas, era indudable que Naomi se parecía a ella en algunas cosas pero Shizuru parecía no darse cuenta o le restaba importancia asumiendo que era por la convivencia, ahora estaba frente la puerta de Shizuru con el estomago revuelto de los nervios, había sido descubierta por dios sabe quien y obligada a revelarle a Shizuru que le había hecho, se lleno de tristeza al imaginar que Shizuru le prohibiera ver a Naomi, que la dejara para siempre, bien sabía que lo merecía pero no estaba lista para dejarlas ir, nunca lo estaría... sin mas, solo suspiró y entró en el departamento.


-Shizuru?- la llamo temerosa, no hubo respuesta, siguió caminando hasta llegar a la sala, Shizuru estaba recargada en el marco de la ventana con los brazos cruzados viendo como los fotógrafos trataban de verla por los vidrios, volteó a ver a Natsuki y cerró las cortinas- Shizuru, te estaba buscando... donde esta Naomi?


-Con Mai... necesitamos hablar- dijo totalmente seria, como nunca la había visto, Natsuki sintió una punzada de nerviosismo en el estomago- porque tengo a los medios afuera de mi casa, con cámaras apuntando a mis ventanas intentando como locos sacar una foto a mi o mi hija?


Natsuki seguía callada viéndola.


-Porque dicen que soy la mujer que tuvo a la hija de otra mujer? Porque dicen que tu eres esa mujer fantástica Natsuki, el descubrimiento medico y científico de la historia? Tienes algo que decirme? Acaso se te olvido comentarme el pequeño detalle de que puedes embarazarme?


-Shizuru... yo...


-Tu que Natsuki?


-Yo soy esa mujer... yo soy la mujer de Tokio que puede embarazar mujeres...

Shizuru se quedo callada, después suspiro viendo para el techo con clara expresión de analizar las cosas, segundos después bajo la mirada hacia una Natsuki que se veía mas pequeña que de costumbre.


-Que quieres decir? Que puedo estar embarazada ahora?


-No... yo me he cuidado siempre... lo siento, debí decírtelo pero...


-Natsuki... porque dicen que Naomi es tu hija?


La peliazul sintió un vértigo que casi la tira al suelo, llevo las manos a la cara y después volvió a su posición original, sintió como cada músculo de su espalda se contracturó al mismo tiempo.


-Porque... Naomi... es mi hija...- dijo ahora temblando.


-Que?? no, eso no es posible... no... Naomi... no, yo no te conocía cuando...


-Lo se, se como fue concebida... lo se Shizuru.


-Como puedes saberlo?


Natsuki empezó a llorar y tranquilamente se acerco a la castaña que empezaba a ligar los cabos sueltos.


-Shizuru, lo que diré te hará entender todo... te amo, siempre recuérdalo por favor- Natsuki se acerco a su oído y fingiendo una voz mas gruesa dijo- te daré una razón para que grites.


En ese momento la castaña revivió todo, cada golpe, cada mordida, cada frase que ese hombre que la violaba le decía, esa fue la ultima antes de lastimarla como nunca antes nadie lo había hecho y recordó también que estaba segura de haber visto a una mujer... durante meses se convenció de que era hombre, aun cuando dudo al saber de esa mujer que podía embarazar a otras volvió a convencerse de que era hombre, sus ojos no pudieron contener lágrimas, su cuerpo empezó a temblar llenándose de miedo, coraje y... odio.


La castaña empujo a Natsuki aunque no con fuerza si con desprecio.


-Eras tu!!!!- le dijo alejándose de la peliazul- eras tu!!! Como te atreviste a hacerme eso?? Eres una enferma! Porque?? No! No me lo digas, como te atreviste??


-Shizuru por favor déjame explicarte- dijo acercándose a ella.


-No me toques!- dijo abofeteándola tan fuerte que Shizuru tomo su propia mano después de dar el golpe- no me toques... como te atreviste a buscarme después de lo que me hiciste? Tienes idea de lo que me lastimaste? Lo que me hiciste sentir? De los intentos de suicidio que tuve por tu culpa? Tienes una guapa idea??- le grito mas llena de rabia que de cualquier otra cosa.


Natsuki tenía la mirada fija en el suelo, después volvió los ojos a los de Shizuru, la mirada de Shizuru era de odio.


-No... yo...Shizuru... yo...


-Para que me buscaste? Te excitaba verme al saber lo que me habías hecho?? Te excitaba saber que esa niña tonta había sido otra mas de tus víctimas?? Ese día en el centro comercial debiste estar riendo por dentro, para que fingir que no me conocías? Para que conquistarme después? Querías tenerme de nuevo sin golpearme? Querías saber que te excita mas? Si violarme o no? DIME!!


-No Shizuru, no lo hice por eso, cuando te busque ya sabía que tenia esta habilidad del embarazo... sabía que estabas embarazada... yo... ya lo sabía antes de verte en el centro comercial.


-Me espiaste?... No es casualidad que hayas rentado el departamento de al lado verdad?


-Shizuru por favor, yo no quise ser como mi madre, no quise dejar a mi hija sola... yo…


-Eres la peor escoria que haya conocido en mi vida Natsuki Kuga- le dijo fríamente- la personas mas enferma con la que he tenido la mala suerte de tratar... te odio, no vuelvas a acercarte a mi o a mi hija en lo que te resta de vida.


-Es mi hija también, no puedes prohibirme verla.


-Ella no es tu hija, es solo mi hija, MÍA!! y de nadie mas y claro que puedo prohibirte ver a mi hija, tan puedo que lo hago, no vuelvas a acercarte a ninguna de las dos- dijo pasando a un lado de ella.


-Shizuru- dijo Natsuki tomándola del brazo.


-Suéltame!! Te dije que no me tocaras, me das asco.


La peliazul la soltó y aguanto las lágrimas que estaban por salir.


-Crees que negándolo las cosas van a cambiar? No te has dado cuenta que ella tiene mis ojos? Que se parece a mi en algunas cosas? No podrás cambiar las cosas por mas que lo niegues, ella es mi hija!


-Ya lo veremos, no te acerques a mi departamento de nuevo o al de Mai, si lo haces llamare a los medios de todo Japón y el mundo para decirles que darás una conferencia de prensa en tu departamento y están todos invitados a pasar... ahora lárgate de aquí, me enferma verte.


Natsuki vio a una Shizuru fría y llena de odio, una Shizuru que nunca pensó ver... no hizo más que dar media vuelta y recorrer el camino que bien conocía a la salida.


-Te amo Shizuru- le dijo con la voz quebrada antes de dejar de verla.


-Ya lárgate de aquí!- le grito Shizuru, la peliazul salió de ahí y volvió a su departamento, tenia 15 mensajes de su padre, todos decían los mismo, la quería en la casa en ese instante, la puerta de Shizuru se cerro de golpe y escucho sus pasos dirigirse al departamento de Mai... estaba acabada, Shizuru la odiaba, sabía que alejaría a su hija de ella, se lo merecía?... sabía que si, talvez era lo justo, se sentó en el sillón a un lado del teléfono y empezó a llorar, lloró como hacía años no los hacia, lloró como aquella vez que perdió a su madre.


Shizuru llego al departamento de Mai y entro sin tocar, su amiga estaba viendo las noticias con los ojos muy abiertos.


-Mai…


La chica volteó a ver a la pelirroja, Shizuru la veía a la entrada de la sala con los ojos rojos, pálida, respirando agitadamente, sus manos temblaban.


-Shizuru… que paso?- pregunto levantándose rápidamente.


-Donde esta Naomi?


-En mi cuarto, se durmió después de traerla… que paso?


-Fue Natsuki…-le dijo llorando nuevamente


-Que? Fue Natsuki? De que hablas? Shizuru me estas asustando, dime que paso?- le dijo Mai tomándola de los hombros tratando de calmarla.


-Natsuki… ella… ella me violó…


Esas palabras hicieron un hueco en el estómago y el corazón de Mai, volver a ver a Shizuru como hace meses, destrozada, llorando interminables lágrimas, temblando como una niña más indefensa que la propia Naomi, la chica volvió a hacer lo que hizo aquel día que encontró a su amiga hecha un guiñapo en su departamento, la abrazó, Shizuru hizo lo mismo que hizo cuando Mai llego meses atrás prácticamente a salvar su vida, lloró en silencio en el hombro de su amiga, ambas sabían que ahora no tenían toda la tarde para estar así, Naomi estaba a unos metros de distancia y podía despertar en cualquier momento y la pequeña era demasiado inteligente para pasar por alto las lagrimas de su madre, Shizuru se desahogó, y ambas se sentaron en el sillón, la televisión seguía prendida, Mai veía las noticias.


-Entonces es verdad- dijo Mai cuando Shizuru ya no lloraba- Natsuki es la mujer que puede embarazar mujeres… y es la… madre de Naomi.


-Si…


-No puedo creerlo…


-Mai… no puedo estar aquí con ella… siento que la odio.


-Te entiendo, quieres ir con tu familia un tiempo?- le preguntó tomando su mano.


-No lo se, o sea, si me gustaría pero, de seguro la noticia ya llego allá y los noticieros deben estar allá también… te acosaron los reporteros al entrar?


-No, entre por el estacionamiento subterráneo, creo que no saben aun que existe esa puerta, no me di cuenta de nada hasta que prendí la televisión hace uno rato… mira, es Natsuki en la televisión.


Shizuru volteó al receptor, ahí iba Natsuki caminando a su auto con la cabeza al suelo, lentes oscuros, una marca roja en la mejilla donde Shizuru la había golpeado y las manos en los bolsillos, camino una cuadra de esa manera ignorando a los medios, a unos pasos quito la alarma a su auto y subió en el, los reporteros seguían haciendo preguntas, ella cerro la puerta y encendió el estéreo tan fuerte que aun con los vidrios arriba podía escucharse la música, después arranco sin voltear a ver a nadie.


-Mai… necesito tu ayuda.


*****


La peliazul llego hasta la casa de su padre, la encontró mas fría y vacía que nunca.


-Donde esta mi padre?- le pregunto al ama de llaves de la casa que iba subiendo las escaleras con una mujer joven del servicio.


-En el despacho señorita Natsuki.


-Que nadie nos moleste- dijo y después empezó a caminar al despacho, escucho murmullos a su espalda entre las mujeres, se detuvo y volteó a verlas- no quiero cuchicheos en mi casa, cualquiera que vea haciendo eso será despedido, esta claro?


-Si señorita, discúlpenos por favor- Natsuki siguió su camino y las mujeres volvieron a donde iban.


La peliazul llegó hasta el despacho y entro sin avisar, su padre estaba sentado en la silla del escritorio, fumando un puro viendo las noticias.


-Papá…


El hombre quito el sonido al aparato y volteó a verla.


-Siéntate- le dijo mientras señalaba una silla frente a el- hija, quieres explicarme por favor que demonios esta pasando, he visto todo el día esto, vi a Shizuru salir hace unas horas del departamento con la pequeña en brazos, te vi salir hace poco del edificio… y luego esto…- dijo poniendo la mano sobre un montón de papeles.


-No se que es eso- dijo la peliazul.


-Son copias de los archivos de la doctora Youko Sagisawa, la doctora de ustedes dos… porque no me lo dijiste?


-No quería que pensaras que era un fenómeno, lo siento…


-Nunca pensaría eso hija… debiste confiar en mi.


-Lo se… papá, tu diste la orden para que robaran sus archivos?


-No, esa orden vino de alguien de mas arriba… nadie debía enterarse de esto mas que nosotros… hubo una fuga de información, imagínate mi sorpresa al ver sus nombres.


-Papá tenemos que hacer algo, están destruyendo la vida de Shizuru y la de mi hija, el acoso de la prensa es horrible, recuerdas cuanto tarde yo en acostumbrarme? Ellas no tienen porque sufrir por esto, tenemos que hacer algo, una demanda, una orden de restricción, algo.


-Lo haremos hija, no lo dudes pero antes dime… Naomi es mi nieta entonces.


-…Si papá.


-Explícame todo, donde se conocieron, todo.


-Papá… hay algo que no sabes de mi…


-Algo mas?- dijo el hombre enciendo otro puro.


-Si… no me odies por esto por favor, igual no se sabe nunca pero… no quiero que te tome por sorpresa como esta noticia.


-Dime que es.


Natsuki estuvo a punto de decirle a su padre todo pero, se arrepintió.


-Bueno yo… Shizuru y yo… esa vez en la que Naomi fue concebida… yo… me di cuenta que estaba enamorada de Shizuru, no quiero arruinar su vida, debemos hacer algo para alejar a los medios de ellas y de Youko también.


El hombre ve a su hija, sabe que le ha mentido pero no quiere presionarla, asiente con la cabeza mientras le pide a Natsuki que le cuente mas cosas de su nieta, la peliazul pasa una hora hablando maravillas de la pequeña.


Después de platicar con su padre, Natsuki decidió volver, era ya de noche, Shizuru debía estar en su departamento, no salía de noche, al pasar por su puerta sintió la necesidad de verla, de entrar pero no lo hizo, talvez seria mejor dejar pasar tiempo, que analizara las cosas, talvez mañana podría hablar con ella.

A la mañana siguiente se levanto temprano, se baño, se arregló y salió a buscar a Shizuru, toco primero y nadie abrió, después saco su llave y abrió la puerta, todo estaba en silencio, ni la voz de Naomi se escuchaba.


-Shizuru? Naomi?


Nadie contesto, entro al cuarto y estaba solo, la cama estaba hecha, Shizuru no había pasado la noche ahí, pensó que estaría con Mai y estaba a punto de salir cuando notó algo raro, los juguetes de Naomi no estaban, un temor la invadió de repente, volvió y abrió los cajones donde Shizuru guardaba su ropa, estaban vacíos, después abrió los cajones de Naomi, estaban vacíos también, se había ido… no, aun le faltaba para terminar la escuela… podría acabarla en otro lado… corrió al departamento de Mai y golpeo la puerta, nadie contestó, no estaba ahí… de seguro ella estaría con Shizuru, habrá ido con su familia? No sería muy obvio… su peor temor se había hecho realidad, Shizuru se fue y se llevo consigo a Naomi, donde estaban? No lo sabía, nadie lo sabía más que Mai y conociéndola no lo diría, Natsuki se sentó en el suelo recargada en la puerta del departamento de Mai, tratando de mantener la calma, si la chica volvía ese día tendría que verla y no se movería de ahí hasta que la viera.

Al anochecer Natsuki estaba que no aguantaba el dolor de espalda, estaba estirándose cuando el ascensor se abrió, Mai salió con calma y camino a su departamento,
Natsuki la estaba esperando.


Mai se acercó a Natsuki y se quedo de pie frente a ella.


-Donde esta Shizuru?- preguntó seriamente.


-No lo se


-Claro que lo sabes, dime donde esta Shizuru


-Podrías quitarte de mi puerta? Necesito entrar a mi departamento.


-Necesito saber donde esta Shizuru y mi hija… por favor


-Ya te dije, no lo se.


Mai rodeo a Natsuki y entro al departamento cerrando la puerta tras ella.


Natsuki se quedo de pie sin moverse, sabía que sacarle información a Mai no sería fácil, volvió a su departamento antes de que el llanto la ahogara.


*****


7 meses habían pasado desde que Natsuki había visto por ultima vez a Shizuru y a su hija, hacía 3 meses Natsuki tuvo una de las batallas mas nombradas contra la prensa, siempre apoyada por su padre y acompañada de Youko, el problema iba para largo, mientras habían llegado a un acuerdo extrajudicial en el que dejarían a Natsuki, Shizuru, Naomi y Youko en paz, el juicio lo ganaría Natsuki, todos sabían pero los medios no daban su brazo a torcer y no querían aceptar la derrota.

Esos 3 meses Natsuki se mantuvo en sus cabales y ocupada, después de eso, vivía en el alcohol, estaba de vacaciones ahora ya que no llevaba muchas materias, busco a Shizuru en la universidad y no la encontró, se había dado de baja, Mai seguía viviendo ahí y poco a poco sacaba todas las cosas de Shizuru, Natsuki se sentaba en el suelo a ver como los trabajadores poco a poco metían todo al departamento de Mai, ésta no le hablaba por mas que Natsuki le rogaba por el paradero de Shizuru, después de dos mes Natsuki dejó de rogar, dejo de hablar con la gente, su padre iba de país en país ahora que el juicio prácticamente había terminado, estaba mas sola que antes, ahora solo se sentaba en el suelo a fumar, casi no comía ni dormía bien por andar de bar en bar, todo esto era sabido por Mai quien la vio llegar varias veces en un estado tan inconveniente que no sabía como podía manejar hasta ahí, Natsuki se desmoronaba poco a poco bajo la mirada un tanto preocupada de Mai quien no sabía que actitud tomar ante ella, la odió cuando supo lo que le hizo a Shizuru pero ahora se daba cuenta que sufría demasiado por no tenerlas junto a ella.

Mientras Shizuru siguió todo el juicio por televisión, vivía con la abuela de Mai, nadie imagino esto, la señora no sabía nada de lo que pasaba y pensaba que Shizuru estaba casada y esperaba a su esposo de un viaje de negocios, la anciana era noble y sentía un cariño muy fuerte por ella, siempre la vio con su nieta y ahora no le molestaba tener tan agradable compañía, quería mucho a Shizuru y Naomi supo ganarse el corazón de la abuela, la pequeña se emocionaba al ver a Natsuki en la televisión y siempre decía “mama, mira mami” y sonreía, esto le partía en corazón a la castaña, sabía que por mas inteligente que su hija fuera no entendía todo lo que pasaba a su alrededor, sabía que la pequeña extrañaba a Natsuki pero Shizuru no podía perdonarla, veía a Mai cada 15 días y siempre platicaban animadamente, ninguna de las dos mencionaba a Natsuki, aunque ambas querían hacerlo, Shizuru porque la amaba pero nunca lo expresaba y Mai por la nueva vida que Natsuki tenia y nadie mas que ella sabía, Natsuki kuga se estaba haciendo una carga pesada en los hombros de las chicas por diferente razón, el tiempo pasaba implacable para ambas, Shizuru se pasaba parte de la noche pensando las cosas, no entendía como podía odiarla y amarla tanto al mismo tiempo, se dio cuenta que odiaba a la persona que la violó pero, amaba a la Natsuki que conocía… no puedes amar algo que no conoces le dijo la peliazul una vez, tenía razón pero, que hay de las otras chicas? Shizuru no fue la única, y si otra chica tenía una hija de Natsuki? Porque lo había hecho? La Natsuki que recordaba sin conocerla era una persona cruel, que se burlaba del dolor de las personas, la Natsuki que conocía era todo lo contrario, tan cariñosa con su hija, la trabaja como si fuera de porcelana, siempre tenía una sonrisa para Shizuru, la castaña estaba dolida y confundida, ya no sabía que pensar o que sentir, la amaba pero no podía olvidar todo y seguir como si nada… al menos no en ese momento, el tiempo pasaba rápidamente y Naomi seguía mostrando tener una inteligencia mayor a su edad, Shizuru se preocupaba por mantenerla ocupada pero siempre volvía a preguntar por Natsuki, siempre viendo sus libros de arte, siempre teniendo presente a la peliazul, al ver los ojos de su hija sabía que veía los ojos de Natsuki, algunas de sus expresiones… era como ver a Natsuki, no entendió como no lo noto antes.