Rss

lunes, 31 de diciembre de 2007

lunes, 31 de diciembre de 2007

Lone Wolf: The Other Side of Me. Páginas 28-29-30-31

Continuando con ... Lone Wolf ....










Jajaja lo deje en lo mas bueno!!! pronto las subiré ^_^

por cierto... Próximamente (quiza mañana.. hoy, o pasado) Estaré subiendo el fanfiction de Leebot... y si, es NatShiz, asi que espérenlo que es muy bueno ^^... Feliz año nuevo a todos!!!

Natsuki K.

P.D: La verdad no se que tan bien edité, puesto que mi nuevo monitor deforma un poco las cosas >_<*

miércoles, 19 de diciembre de 2007

miércoles, 19 de diciembre de 2007

Feliz cumpleaños shizuru!!!!

uh.. por poco y lo olvido jajaja... Pues vean que hoy cumple años nuestra amada shizuru, 21 (o 20, depende de donde le tomen la referencia) para ser exactos~ Asi que.... Lo siento shizuru TT__TT no te tengo un regalito!!! Pero vamos... creo que te basta con saber que nos robas el corazón a cada una y uno de nosotros <3

domingo, 16 de diciembre de 2007

domingo, 16 de diciembre de 2007

Lone Wolf: The Other Side of Me. Páginas 25-26-27

Ahh... Como ya ando de vagaciones pensé en subir algo... (Salí hace días, pero tenia unos pendientes como dar unas clases y hacer unos pequeños trabajos...) ... Bueno ^_^' quiza no es mucho pero espero les guste, pronto alcanzaremos a Lone Wolf Jajaja... Y sobre los fics de mi amiga Natsuki Kruger, yo opino que no esta mal algo nuevo =) claro, nomas a ella se lo permitiria en este blog Jajaja... Bueno sin mas aquí estan las páginas...

Claro sin olvidar decirles que visiten la página de Lone Wolf... AQUIIIII, SI, AQUIIIII XD .... Si, ya se que tiene un nuevo blog donde lo publica pero hasta no recibir ordenes de cambiar la dirección a dar, pues no la cambiaré... Ahem... Como les decía aquí estan tres páginas mas ^_^








Recuerden, clic para ver completa la página... Ah... y una cosa mas... Se me pasó traducir algo de la primer hoja.. Lo siento, flojera mía... XD

Y si, ya pienso ponerme un poco al corriente en cuanto a las traducciónes y/o material, nos vemos pronto!!

Natsuki K.

viernes, 14 de diciembre de 2007

viernes, 14 de diciembre de 2007

Las Escaleras del Garderobe

Bien, aqui vengo con el que esta siendo mi segundo Fic, ahora e decidido inspirarme en Mai Otome, relatando la vida de Natsuki, Shizuru, Mai y demas cuando eran estudiantes, claro esta que todo es producto de mi imaginacion, y los personajes estan basados en los creados por Sunrise. Espero que lo disfruteis leyendo tanto como yo escribiendolo. Saludos

-----------

Las Escaleras del Garderobe

Capitulo 1

Su mayor ilusión comenzaba a tomar forma, por fin había sido aceptada en la escuela mas prestigiosa, donde se formaría como Otome y terminaría sirviendo a algún jefe de estado.
Enfrente del Garderobe Gakuen, la pequeña Natsuki Kruger con un gesto de convicción empezaba el camino hacia su futuro.
Mientras la joven peli-azul miraba el que iba a ser su colegio, una chica pelirroja entorpeció sus pensamientos.

- ¡Hola!-Gritó acercándose, y a pocos metros de Natsuki se caía al suelo- jaja, ¿vienes a estudiar aquí?

Pese a que la morena no le contestaba la pelirroja insistió

- Yo me llamo, Tokiha, Mai Tokiha, y vengo a estudiar aquí, a lo mejor somos compañeras- Los ojos de la chica se iluminaron- ¿No seria genial?
- Esto… ¿Si?-Natsuki pensaba que aquella chica no debía de estar muy bien de la cabeza.
De pronto Natsuki notó un peso sobre su hombro, levanto la cabeza y vió a su padre.

- Bien hija, ¿Estas preparada?
- Si Otto-san.
- Adelante, haz que me sienta orgulloso de ti.

Ignorando a Mai, Natsuki comenzó a subir las escaleras del Garderobe, donde arriba ya había otras chicas esperando.
Se colocó en una fila, donde a la cabeza de cada fila se encontraba una chica ataviada con el uniforme de Otome de la escuela, de color perla.
En su fila una chica castaña con gesto amable y soñador lideraba la fila. No pudo evitar quedársela mirando había algo en ella casi hipnótico. Noto que ese efecto también lo sufrían otras cuantas chicas.

- Ya estoy aquí- Dijo Mai a su espalda.
- Bien, todas síganme por favor, vamos a dar comienzo a las pruebas de acceso, que halláis sido aceptadas no significa nada seguro, pero se que lo haréis bien – La castaña había hablado, y el tono de su voz hacia que Natsuki se estremeciera y se sintiera reconfortada- Tu también- Noto esa voz mas cerca, se había quedado atontada y por lo tanto atrás.
- Si, perdone yo… - Comenzaba a ponerse roja.
- No te preocupes, vamos- empezaron a caminar hacia donde se dirigían las otras chicas, pero la castaña no se separaba de su lado- ¿Cuál es tu nombre?
- Kruger, Natsuki Kruger.
- Bonito nombre Natsuki-chan, yo soy, Shizuru.
- Gracias- había logrado que se pusiera mas roja aun- y ¿como debo llamarla?
- Shizuru – Sonrió guiñándole un ojo- aun que si hay mucha gente puedes llamarme Viola-san
- De acuerdo…
Ya se encontraba de nuevo con el resto de sus compañeras, esperando las ordenes que tenían que llevar a cabo.
Las pusieron por parejas y a Natsuki le toco Mai, la actividad consistía en que tenían que tirarles piedras y por turnos debían protegerse. Sin dejar que ninguna piedra tocara a la compañera.
Las únicas que consiguieron que no diera ninguna piedra a la otra fueron ellas dos.
Shizuru se acerco a ellas, y dijo que Natsuki debía proteger a Mai frente a ella.
Las primeras piedras que lanzó iban flojas como las de sus compañeras, pero poco a poco iba aumentando, llegando a hacerle heridas en los brazos a Natsuki, hasta que una no pudo pararla a tiempo, y le golpeo en la ceja izquierda, esta comenzó a sangrar, pero Shizuru no paraba de tirar piedras, y Natsuki tampoco daba señales de dolor ni de quejarse. Tenia clara su misión y no iba a permitir que ninguna piedra diera a Mai.

- Ya esta bien – La voz de una mujer cortó el ejercicio- Las dos están dentro.

Natsuki miro para ver quien hablaba, una mujer rubia se dirigía hacia ellas.

- Shizuru, acompaña a esta chica a la enfermería.
- De acuerdo Maria-sama.
- Luego te quiero ver en mi despacho, ¿La harás llegar Shizuru?
- Si – Dijo asintiendo también con la cabeza haciendo una especia de reverencia.
- Tu, la pelirroja, ven ya conmigo.

Mientras caminaban hacia la enfermería Natsuki iba pensando en por que motivo también había entrado Mai, si ella era la que había hecho todo el trabajo, ni si quiera se percató de que un hilo de sangre le recorría la cara.

- Ven – Dijo Shizuru agarrandola por el brazo y acercándola a ella. – Perdóname creo que me e pasado.
- No te preocupes.
- Si, solo es que deseaba que entraras- añadió sacando un pañuelo del bolsillo y limpiándole la sangre- Eres muy buena.
- Gracias – Natsuki sintió un escalofrió al sentir al tacto de la chica.
- No hay que dar las gracias cuando te dicen la verdad Natsuki-chan- dijo poniéndole un dedo en la nariz y sonriéndola- vamos a la enfermería, lo mismo tienen que darte puntos.

Por naturaleza Natsuki era fuerte, y decidida, pero al lado de Shizuru se sentía tan protegida que seria capaz de dejar su vida en las manos de esa chica.

Mientras esperaban a la enfermera, Natsuki notaba a Shizuru como intranquila.

- ¿Te pasa algo? – Le preguntó ya tuteándola, luego lo pensó y espero no haberle faltado al respeto.
- Si y no, quería pedirte algo.
- Lo que quieras- aparto la mirada para que Shizuru no viera que se ponía roja.
- Veras, yo estoy en el grupo Perla, que es un nivel superior al que vas a entrar tu, y cada perla tiene un asistente, que le ayuda con varias cosas, ¿Te gustaría ser mi asistente?
- ¿No hay chicas ya dentro de la escuela para serlo?
- Si, pero…
- Me encantará serlo- dijo sonriéndola

La enfermera irrumpió en la sala, seguida por la doctora. Sin hablar se dirigió a Natsuki y empezó a observar la herida.

- habrá que darle varios puntos Doctora.
- No hay mayor dificultad, ¿no?
- No
- Entonces encargate tu.

La enfermera le echo la cabeza para atrás y empezó a curarla, le dolía y mucho, apretó las manos arrugando la sabana de la camilla. De pronto noto encima de su mano, otra, mas calida, que hacia que el dolor fuera menos intenso, miró a Shizuru de reojo, y esta le sonreía.

- No te preocupes, estoy a tu lado.

Natsuki giró su mano y agarró la de Shizuru. Al cabo de un rato seguían el camino hacia el despacho de la directora, era un pasillo muy amplio donde se encontraban varias puertas a ambos lados, las dos chicas caminaban por encima de una alfombra roja, Natsuki admiraba cada detalle de esa escuela, al llegar a la gran puerta que daba al despacho de la directora se quedó impresionada.
Shizuru llamo dos veces a la puerta y desde dentro se escucho como daban permiso para entrar.

Una vez dentro, Natsuki noto como era el centro de todas las miradas, allí se encontraba la doctora, otra mujer que no conocía, la directora y unas cuantas perlas mas.

- Gracias Shizuru, colócate a un lado, tu adelántate.

Y eso hizo, quedando frente al escritorio, donde detrás se encontraba esa mujer rubia, casi no la prestaba atención, miraba maravillada las vistas que había desde allí, a través del gran ventanal.

- ¿Cuál es tu nombre?
- Kruger, Natsuki Kruger
- Bien Kruger, como bien sabes, e decidido que entres en la escuela ya que has demostrado tener valor y lealtad, que es lo principal en una Otome.
- Gracias – dijo haciendo una reverencia
- Ahora te explicaré las condiciones que hay para una Otome.

<>

La directora callo para dejar a Natsuki pensar su respuesta, pero no necesitó mucho tiempo.

- Acepto, y lo hago consciente de lo que ello supone y orgullosa de ser aceptada, con la esperanza de algún día llegar a ser una Otome.

La directora hizo un gesto con la mano a Shizuru y se acerco a Natsuki con una cajita.

- No te va a doler, te lo prometo.- le dijo susurrando
- Gracias…

La directora se acercó a ella, y sacando el pendiente de la caja, se lo coloco en el lóbulo de la oreja a Natsuki, sintió un pinchazo pero efectivamente, no dolió.

- Shizuru te acompañara a tu habitación, allí ya te espera tu uniforme, si tienes alguna duda, no dudes en preguntarla. Bienvenida al Garderobe Natsuki Kruger.

Salió del despacho seguida de la castaña, deseaba llegar a su habitación y probarse el uniforme.

- Tu estas en el grupo coral, tu uniforme es igual que el de estas chicas . señalo con la mirada a un grupito que había, las cuales miraban a Shizuru embobadas. Pero seguro que a ti te queda mejor.

Esa frase hizo que la morena se ruborizara.

- Esta es tu habitación – dijo parándose enfrente de una puerta – mañana si quieres te enseño donde esta la mía.
- Gracias por todo Shizuru… gracias por no dejarme sola
- Nunca lo haré.

Natsuki entro en su cuarto y Shizuru se marchó hacia el suyo


Autora: Natsuki Kuga (Natsuki_Dhuran@hotmail.com)

El Regreso de la Estrella Roja Cap. 13

Siento que mi historia no vaya por el camino de lo que se esperaba, pero podriais darle una oportunidad a Shizuma pese a los prejuicios que unen a Natsuki con Shizuru.
Dicen que no hay ningun amor eterno, pero que el primer amor no se olvida. Y de seguro que Natsuki y Shizuru no se van a olvidar pese a que vayan por caminos diferentes.

Capitulo 13

Al oír la afirmación de Shizuru, a Shizuma le dio un vuelco el corazón, y una intensa agonía le oprimía el pecho al no escuchar lo que decía Natsuki al respecto.
La morena se había quedado pálida enfrente de la presidenta, realmente no sabia que decir, quería a Shizuru, siempre la había querido, y le costaba aceptar que pudiera haber alguien mas en su corazón, bajó la mirada, no podía mirar mas a esos ojos carmesí sin que el alma se le resquebrajara.

- Natsuki… ¿es eso verdad?
- No lo sé, pero creo que no…
- Pues yo creo que si Natsuki- Dijo con una media sonrisa- venga, soy tu amiga, puedes confiar en mi.
- Lo sé… pero yo te quiero a ti Shizuru- añadió levantando la mirada finalmente.

Shizuma se quedó helada, mientras una lágrima caía por su mejilla, notaba como los nervios latían en su pecho, otra cosa no podía latir por que acababan de arrojar su corazón al estanque que tenía en frente.
Se levanto procurando que no la vieran, sus pasos eran lentos, pero sus lagrimas caían rápidas, una detrás de otra. “¿Por qué duele tanto?”

- Me querrás a mi por todo lo vivido- Comenzó a andar guiando a Natsuki a que la siguiera- Por que es difícil olvidar el pasado, pero acéptalo cuanto antes, para que no nos hagamos daño ninguna.
- No hay nada que aceptar Shizuru- añadió mientras seguía sus pasos.
- Si que lo hay Kuga- el tono de Shizuru se había vuelto muy serio – hemos sido el primer amor la una de la otra y nunca te olvidaré, pero… - paro sus pasos enfrente de un camino que se dividía en dos- nuestros destinos ahora van por separado.

Natsuki miró hacia los dos caminos, en el de la izquierda que era el que mas cerca le tocaba a ella, se podía ver a Shizuma andando a lo lejos, y en el derecho, una chica de pelo verdoso saludaba con una mano a Shizuru sentada en un banco.

- Sigue tu camino Natsuki-chan- la abrazó fuertemente, sabia que era la ultima vez que la tendría entre sus brazos- Si te pierdes no me llames, por que estaré lejos, necesito olvidarte y rehacer mi vida, y junto a ti no puedo. Tu veras si quieres seguir tu camino o quedarte aquí conmigo.

A Natsuki le parecía imposible lo que le estaba diciendo Shizuru, no quería separarse de ella, era muy importante en su vida, y le dolía el corazón al pensar que algo que debía ser no llego a ser, la miró a los ojos.

- Te agradezco que me hayas sido sincera Fujino-san, me costará mucho vivir sin ti, pero… - miró hacia el camino en el que Shizuma se perdía a lo lejos- sabré hacerlo, a sido un placer tenerte a mi lado.
- Lo mismo digo Kuga-san- dijo emprendiendo el camino hacia el camino de la derecha.

Natsuki se repuso al golpe que acababa de recibir en su interior, cogio aire y salió corriendo por el camino de la izquierda.

Por la cara de Shizuru empezaron a resbalar unas lagrimas hasta que llego donde la esperaba Tomoe, la chica la abrazó fuerte contra ella y le prometió que ella nunca la haría daño.

- Gracias Tomoe-chan, pero necesito mi tiempo.
- Lo entiendo Shizuru, y te esperare el tiempo que haga falta, yo tengo claro a quien amo, no como esa…
- No te metas con ella, ella también tiene claro a quien ama Tomoe, duele que no sea a mi, pero sé que en algún momento me amo, e incluso, estaba dispuesta a rechazar a la persona a la que ama por mi, pero no podía permitírselo.

Tomoe la seco las lagrimas de los ojos.

- Al menos a tenido la decencia de hablar contigo… si.

El ruido de la arena bajo los pies de alguien que corría en su dirección la alarmó un poco, intento secar sus lagrimas por si acaso conocía a la persona que se acercaba, pero sabia que si alguien se paraba a hablar con ella vería sus ojos rojos, carentes de brillo alguno, como si toda su felicidad se hubiera esfumado, deseaba que fuera quien fuera siguiera corriendo por delante de ella, pero no fue así, los pasos reducieron velocidad a medida que se acercaba a ella.
Alguien le agarró fuerte del brazo y la giró, al recuperarse del susto, lo primero que vio fueron los ojos de Natsuki, vidriosos como cubiertos de una capa de lagrimas, como si quisiera llorar pero no pudiera.

- Natsuki… ¿Estas bien?- Dijo disimulando su tono, haciendo que su voz sonara de manera habitual.
- No – Recuperaba el aire tras la carrera- Pero eso ahora da igual, necesito…- volvió a coger aire- necesito decirte algo Shizuma
- No hace falta que digas nada… Yo… - La chica no sabia que decir, y sus ojos estaban a punto de empezar a gotear de nuevo- Yo entiendo que tu- No pudo continuar la frase.

Natsuki la había agarrado por la cintura acercándola a su cuerpo, y cerrando los ojos, acerco sus labios a los de la chica, evitando que siguiera hablando. Shizuma reacciono cogiendola de la cara y cerrando los ojos, disfrutando de ese beso que empezó siendo sencillo hasta que empezaron a colarse la una dentro de la boca de la otra.

Shizuru y Tomoe salían del pequeño parque, en dirección a la residencia de esta última, y una sonrisa se dibujo en la cara de Shizuru mientras miraba al frente. “Sé que serás feliz aun que no seas mía, cuídate Natsuki”
La castaña entendía que no estaba solo abandonando aquel parque, abandonaba lo que una vez había amado con todas sus fuerzas, y sabia que lo abandonaba por el bien de las dos, se habían querido y mucho, pero ese tiempo ya había terminado.

Tras unos minutos en los que el tiempo pareció detenerse ambas se separaron, Natsuki se sobresalto al ver que Shizuma se abrazaba a ella escondiendo su cara. Por mas que Natsuki intentaba separarla no lo conseguía, parecía que Shizuma se hubiera quedado pegada a ella.

- Shizuma… Esto…
- Calla, que estoy escondida- pudo entender a duras penas Natsuki ya que esta le hablaba directamente a la ropa
- ¿Escondida?¿De quien?- Los ojos de Natsuki se abrieron como platos mirando a todos los lados.
- De ti imbecil- la vocecita de Shizuma había cambiado radicalmente, era como la de una niña pequeña, frágil e indefensa.
- ¿De mi?- a Natsuki se le dibujaba una sonrisa en la cara, no imaginaba conocer esa faceta de Shizuma
- Pues claro- dijo escondiéndose mas.
- Jajajaja
- Oye que no te rías de mi!- Dijo Shizuma separándose un poco y mirándola a la cara
- Si me río, te lo mereces- en su cara se dibujaba una sonrisa a la vez que Shizuma volvía a esconderse.
- Esto no esta bien, esto no debía de haber pasado…
- Pero a pasado, y la verdad es que yo me encuentro bien- añadió Natsuki abrazándola.
- Y yo… tal vez demasiado bien.

Estuvieron así un rato hasta que por fin pudieron empezar a caminar, Shizuma seguía repitiendo de vez en cuando que aquello no estaba bien. Natsuki harta de que repitiera lo mismo una y otra vez, la beso de nuevo.

- Si no esta bien, ¿Por qué me devuelves el beso?
- No lo sé
- Además si me aparto tu también me besas
- ¡ESO ES MENTIRA!- la morena se puso roja
- jajaja, sabes que no- la beso de nuevo, y mientras se besaban Natsuki se separo unos centímetros de su boca, a la cual siguió la de Shizuma buscando mas beso- ¿Ves?
- Te lo estas inventando- Shizuma había recuperado su tono borde habitual y sonreía a Natsuki.
- Vaya vaya… que curioso que es esto- la voz de un niño se dirigía a las dos de nuevo.
- Nagi…
- Muy buenas mis himes de hielo, aun que creo que ahora de hielo hay poco.

Las dos recuperaron su semblante serio y miraban desafiantes al niño de pelo blanco.
- ¿Qué hay en juego esta vez?
- ¿A que te refieres Natsuki?-Le pregunto inocente Shizuma
- En el ultimo carnaval, si tu child moría… la persona mas importante para ti, lo hacia también… En este hay algunas variantes.
- ¿Qué variantes?- Natsuki apretaba los puños y empezaba a cabrearse.
- Ya los descubriréis…-el niño desapareció mientras su risa resonaba en la cabeza de las dos chicas


Autora: Natsuki Kuga (Natsuki_Dhuran@hotmail.com)

El Regreso de la Estrella Roja Cap.12

Capitulo 12

- En 10 minutos esta la cena Mikoto- Dijo Mai con la voz muy apagada, mientras que por su mente no dejaba de rondar la idea de que a Mikoto le pasara algo por haber aceptado su poder de nuevo - ¿Pones la mesa?
- Si - Mikoto también estaba mas seria de lo normal, y la habitación se sumía en el mas profundo silencio.

Se sentaron las dos a cenar, y como de costumbre Mikoto agradeció el plato de Mai.

- ¿El resto que van a hacer?- preguntó de repente la chica de las trencitas.
- Pues aun no saben muy bien como tomárselo, Akane dice que no va a volver… - La miró de reojo - ¿Y tu?
- No lo sé, antes todo era distinto… no entendía muy bien algunas cosas, pero ahora e cambiado, todo a cambiado – dijo Mikoto bajando la mirada, Mai sabia que Mikoto se refería a que ahora temía perder a quien mas quería, y un pinchazo hizo que sus ojos se humedecieran al pensar que no era ella.- ¿tu lo has aceptado verdad?
- Si…
- Entonces yo también lo haré, si Mai lucha, yo lucho.

A la pelirroja se le encendieron las mejillas a la vez que sonreía al volver a ver a su Mikoto, pero poco le duro la felicidad al escuchar como la puerta se abría y por ella entraba Natsuki.

- Hola.. – Dijo la morena en tono bajo
- Hola Natsuki… - Mai recupero la compostura- ¿Quieres cenar?
- No… Gracias… - se acercó a la mesa y se sentó al lado de Mai – ¿Has hablado ya con las otras?
- Aun no lo asimilan, y de momento tenemos el no rotundo de Akane – titubeo un poco antes de hablar - ¿Tu… tienes tu elemento? Lo digo por lo de esa otra chica
- Si, si lo tengo – contestó mientras apartaba la mirada de Mai, haciendo que sus ojos se posaran en la madera – e tenido varios altercados con huérfanos, y e peleado al lado de Shizuma – le devolvió la mirada a Mai en la que se dibujaba una duda en su cara- es la otra chica que comparte mi elemento…
- ¿Cómo es posible que las dos tengáis el mismo? – preguntó Mikoto que terminaba de tragar el ultimo bocado de su plato.
- No lo sé – Dijo dirigiendo sus ojos a Mikoto, y se rió al ver que la chica tenia restos de comida en su mejilla – Tanto que te gusta comer y no sabes hacerlo, jaja- Añadió mientras limpiaba a Mikoto con una servilleta haciendo que esta se sonrojara.
- Esto empieza a ser mas raro de lo que conocíamos…- Mai hablo sin querer mirar la escena protagonizada por las otras dos.
- Si… yo me voy a acostar, ya pensaré mañana, además, e de encontrar a Nagi.
- Si, lo mejor será que descansemos… mientras podamos.

Al rato las 3 estaban cada una en su cama, pero el sueño tardo en invadirlas, cada una tenia la mente ocupada en una cosa.
Shizuma dormitaba en la puerta de la habitación que le habían asignado, aun no tenía llave y Shizuru aun no había llegado. Tenia los brazos apoyados sobre sus rodillas, formando un circulo para meter entre ellos la cabeza. “Lo que me faltaba, tras el día que e pasado tener que dormir aquí”. El sonido de unos pasos la hizo levantar la cabeza.

- Perdona el retraso- Dijo la presidenta en su tono normal, parecía mas animada que la ultima vez que la había visto- Me entretuve con una amiga, aquí tienes una copia de las llaves- le tendió un llavero con el escudo del colegio en el que colgaba una pequeña llave.
- Gracias – Empezó a hacer amago de levantarse cuando frente a ella apareció la mano de Shizuru, que se la tendía para ayudarla a levantarse
- No hemos empezado con buen pie, ¿Lo intentamos de nuevo?- Sonreía abiertamente a la chica
- No hay nada que empezar, no te gusto y no tengo por que hacerlo – añadió mientras rechazando la mano de Shizuru se levantaba sola- ¿podemos entrar ya?
- Si… - Shizuru se encontraba algo cortada frente a la chica, normalmente habría tenido alguna buena contestación ante tal borderia, pero el caso es que la chica tenía razón.

Ambas entraron y finalmente cada una se acomodo en su espacio.

El día siguiente resulto bastante tranquilo con respecto al anterior, todas fueron a clase, y ningun imprevisto altero su mañana. Tan solo a Natsuki, cuando se enteró de que Shizuma estaba en su clase, hacia lo posible por no prestarle atención, por no mirarla, sabía que no estaba bien lo que estaba pasando, y no podia seguir asi, asi que se centró en evitarla.
Shizuma por su parte, hacía todo lo contrario, en clase se sentó cerca de ella, y no paraba de llamar su atención.

Al llegar la tarde, cada una se encontraba en su habitación, Natsuki discutia con Mai acerca del que hacer al respecto de los huerfanos, intentando adivinar las reglas de este nuevo carnaval, mientras Mikoto intentaba hacer los deberes en la mesa de la cocina.
Cansadas de hacer suposiciones, se sentaron a ver la tele un rato.

- Natsuki, ¿puedo preguntarte algo? – Dijo un poco cortada Mai
- Claro…
- La presidenta y tu… bueno, creo que siempre a estado claro que habia algo entre vosotras, pero… ¿Lo hay?
- La verdad es que no Mai… es raro, yo, si te soy sincera estaba a punto de entregarme a ella, de pedirle que fueramos algo, gritar a los 4 vientos que la quiero, pero ahora todo a cambiado.
- Lo entiendo, por los huerfanos…
- No Mai, no es exactamente por ellos, es mas… por ella
- ¿Ella? ¿A quien te refieres con ella?- Preguntó la pelirroja, mientras Mikoto agudizaba el oido esperando la respuesta de Natsuki
- Ella es Shizuma…- Bajó la mirada dejando que sus mejillas se coloreasen- no sé que me ocurre, pero no dejo de pensar en ella.
- ¡PERO SI NO LA CONOCES!- intervino de pronto Mikoto
- Pues es como si lo hiciera- añadió algo molesta ante la reacción de Mikoto
- Yo te entiendo Natsuki, cuando crees que amas a alguien, pero de repente te das cuenta de que… tal vez fue tu primer amor, la primera persona que encendió tu alma, pero no es a quien quieres, y vas y te enamoras de quien menos te esperabas.
- Si…- Natsuki la miraba preocupara, sabia que entre Mai y Tate al final no habia pasado nada, pero Natsuki no se imaginaba que Mai estuviera viviendo en esa situación.
- Al menos hablalo con Fujino-San, todo el mundo se merece una explicación.

Se quedaron en silencio cada una pensando en sus cosas, Mikoto se sentia mal por no ver oportunidad alguna con Natsuki, Mai pensaba en Mikoto y en todo lo que le hacia sentir, y Natsuki por su parte, pensaba en que le diria exactamente a la presidenta.

Salió por la puerta dirección a la otra residencia, tenia que hablar con ella y no podia aguantarlo mas, pasaba por el parque que las separaba cuando se freno de repente “Shizuma, ¿Qué haces? Has perdido completamente la cabeza…” se sentó en un banco cerca el pequeño estanque, y empezó a tirar piedras, cuando el ruido que hacen dos personas al hablar la distrajo de su misión de empedrar el agua.

- Verás Shizuru… tengo que hablar contigo – Shizuma se giró para ver si era verdad que la dueña de esa voz era de quien ella esperaba, y asi fue, se encontro con que Natsuki y Shizuru se encontraban cara a cara a pocos metros de donde estaba ella.
- Tu dirás entonces Natsuki- La presidenta mantenia su sonrisa en la cara, pero en sus ojos se reflejaba cierto dolor por que sabia lo que sucedia.
- Es que… sé que esperabas algo de mi, y no te lo puedo dar, por que… yo… - La morena empezaba a atascarse con las palabras.
- Te has enamorado de Shizuma- Terminó Shizuru.