Rss

sábado, 31 de mayo de 2008

sábado, 31 de mayo de 2008

Si echo la vista atrás, recuerdos de Kaichou-sama- Capitulo 5 y 6

Autora: Arena (contratobasura@hotmail.com)

Capitulo 5.-


De esta manera me convertí en tutora de Natsuki, ayudándola a aprobar los exámenes con clases extras vespertinas en la sala del Consejo. Allí durante meses nos reunimos ella y yo, solas, con el sonido de mi voz explicando las lecciones como única compañía…

Lo cierto era que Natsuki seguía sin aparecer mucho por clase, pero siempre acudía a allí conmigo, yo podía ver todo el esfuerzo que ella ponía por seguir mis indicaciones; era realmente delicioso ver con que atención me escuchaba, tanto que en ocasiones me era imposible no tomarla el pelo con alguna explicación, si, ver su rostro irritado mientras gritaba que dejara de burlarme, era algo que realmente me encantaba., aquello se convirtió en una broma privada entre nosotras, algo que me reservaba solo para ella y que sirvió para estrechar nuestra amistad. Sin embargo para el resto del mundo yo era una chica despreocupada aunque inaccesible, alguien que mantenía a la gente alejada con palabras amables y educadas.


Una de aquellas tardes Natsuki se encontraba ligeramente despistada, pude sentir que algo la perturbaba, finalmente me preguntó mirando la computadora del salón si yo tenía nivel de acceso suficiente para entrar en los archivos más privados de la Academia, ficheros de profesores y otros datos, yo lo negué, le expliqué que solo podía acceder a consultar paginas web y bibliografías, que un nivel de entrada como ese estaba limitado al Presidente del Consejo…., pero que si lo que natsuki quería era hacer trampas con las faltas sería mejor que comenzase a pensar en acudir a clase -la morena suspiró se veía realmente contrariada, y yo, yo no podía verla así….si no era por el tema de las faltas ¿Por qué sería? ¿por que no pedía ayuda directamente?.


Llegó el final de curso y con él dieron comienzo las vacaciones, iban a ser unos largos días separados de ella; le invité a venir a mi casa de verano, pero obviamente lo declinó, no hubiera sido propio de Natsuki aceptar…. la bella inalcanzable… al menos me quedaba la satisfacción de saber que gracias a mi ayuda había superado los exámenes y eso significaba que nos encontraríamos al curso siguiente siendo ambas alumnas de preparatoria….

No importaba el tiempo que pasara, me encantaba volver a aquel hermoso caserón, allí podía permanecer sola ajena e invisible para el mundo, libre de cualquier actuación…Me encontraba en mi dormitorio cuando la joven sirvienta Hanna-chan entró para hacer ordenar el cuarto, pude ver su rostro de sorpresa al encontrarme allí, rápidamente se disculpó diciendo que pasaría en otro momento, yo le pedí que se quedara, que ella no me molestaba;lo cierto es que no era consciente del estupor que le había provocado alli sentada en el quicio de la ventana vestida tan sólo con una amplia camisa blanca anudada al ombligo y unos shorts mientras el sol se reflejaba mi dorada melena. Hanna-chan superada la sorpresa inicial hablaba tímidamente conmigo mientras me lanzaba furtivas miradas, yo le contestaba sosegadamente, casi sin reparar en mis respuestas, afirmé lo agradable que había sido el curso, mucho más de lo que esperaba…. mis réplicas causaron un ligero sonrojo en Hanna-chan quien riendo dijo que me veía cambiada, más cercana y comunicativa, yo sonreí, era verdad, no sabía porque le había respondido de aquella forma, tal vez era que la joven criada me agradaba, o tal vez fueran aquellas conversaciones con Natsuki las que me habían cambiado….

Las noches pasaban, pero yo era incapaz de dormir, un fantasma, una idea atormentaba mis sueños, de pronto una de aquellas noches la puerta de mi dormitorio se abrió sigilosamente y la belleza castaña de Hanna-chan entró sentándose en mi cama; yo le pregunté si había ocurrido algo, ella no contestó se limitó a mirarme y por fin preguntó si ya había formalizado una relación con Reito-san, yo lo negué le confesé que por el momento no tenía previsto cumplir con los deseos de mi padre y comprometerme con ningún…. –chico- dijo ella acabando mi frase, Hanna-chan una belleza india con ojos color café sonrió complacida al tiempo que acariciaba mi rostro en la penumbra y besaba mis labios (…) fue un beso intenso, largo, yo no sabía que los labios de una mujer tuvieran esa textura tan cálida y carnosa, un dulce que me inundaba, fue diferente a todos los besos que había recibido, con esos labios finos y apresurados que devoraban mi boca, dientes que chocaban contra los míos, no, aquel fue un beso lento, sus labios acariciaban los míos y su lengua entró suavemente acariciando la mía, su ritmo era pausado como el mar en verano….¿cómo serían los besos de Natsuki?.....de pronto abrí los ojos ¿Qué fue ese pensamiento? Hanna-chan al sentir mi reacción se retiró alarmada, disculpándose mientras salía corriendo de mi habitación.

Pude sentir las lágrimas resbalando sobre mi rostro, el pecho me dolía y mi mano aun cubría mi boca….¿que era esa sensación ¿ ¿me había gustado? Me sentía como si hubiese cometido una alta traición pero ¿a Quién? ¿a mi padre? cerré los ojos y ante mí apareció el rostro de Natsuki…….¿que pasaría con Reito?

- no puede ser….-

Hanna-chan me evitó durante los días siguientes, y yo aproveché para poner en orden mi mente, mirando el ocaso cerré los ojos, estaba decidido (….) Mandé llamar a la joven criada hindú, ésta avergonzada era incapaz de fijar en mí su miraba de ébano, finalmente cayó al suelo y comenzó a llorar, yo me arrodillé a su lado secando sus lágrimas y diciéndola que no tenía nada de lo que preocuparse, Hanna ya no lloraba y mantenía apoyaba su cabeza en mi pecho, yo la consolé pero era otro cabello el que mis manos ansiaban acariciar….

Esa misma noche, mi última noche en la villa antes de regresar a Fuuka reunida mi familia en el salon central anuncié:

- papa, mama, tengo algo muy importante que comunicaros, algo que cambiará mi vida de ahora en adelante, será un paso muy complicado, pero hoy más que nunca necesito vuestro apoyo….me presento a Presidenta del Consejo estudiantil” (nota de la autora: mal pensadas ¿Qué creíais que iba a decir?)-

Mi padre, el hombre de los ojos carmesí gritó de alegría mientras me preguntaba cuando había ocurrido y como lo había mantenido en secreto, yo le respondí que la directora me había llamado al comienzo de curso y me había propuesto el cargo ya que el Presidente Kyon se licenciaba ese año, pero que no había lo había decidido hasta ese día .


Sentí como mis padres me miraban con una expresión mezcla de aprobación y de orgullo, sin sospechar si quiera mi verdadera motivación….

Capitulo 6.-

Las vacaciones de verano acabaron y daba comienzo el nuevo curso escolar, a diferencia del año anterior, este año me encontraba ansiosa por volver.

El viaje a Fuuka se me hizo interminable provocando que no parara de removerme en el asiento trasero del auto e impidiéndome disfrutar de la maravillosa vista de la bahía, al fin atravesamos las puertas de la Academia. Salí del coche elegantemente, ocultando las ansias de un tan esperado reencuentro pero para mi desgracia la morena no estaba allí aguardando mi llegada, bueno Natsuki era así, que esperaba, en cambio un numeroso grupo de fans me asediaron y escoltaron hasta los dormitorios, jamás me había sentido tan sola que estando rodeada por toda aquella gente.

Pasaron los días y no había ni rastro de la presencia de Natsuki, era como si jamás hubiera estado allí, ¿acaso fue un sueño?.....,no, la angustia que sentía en mi pecho por su ausencia me hacían saber que aquellos recuerdos eran reales, debían serlo, necesitaba que fuera cierto aunque cabía la posibilidad que la misteriosa muchacha se hubiera marchado….

Finalmente fui llamada al despacho de la directora, donde tratamos unos asuntos concernientes a la escuela, resueltos estos me disponía a abandonar la sala cuando haciendo uso de mi encantadora sonrisa como si de algo casual se tratase pregunté por el paradero de Natsuki, mi alumna de las tutorías.

Atravesé los pasillos con decisión a pesar que las rodillas me temblaban, pregunté con serenidad aunque tenía un nudo en la garganta, entré en la habitación con rostro sonriente y un gran ramo de flores blancas que yo misma había preparado, a pesar que la preocupación hacía latir mis sienes, Natsuki quien permanecía tumbada en aquella cama del hospital me miró sorprendida tratando de incorporarse, yo la detuve haciendo un gesto con una mano mientras colocaba las flores junto a la ventana.

- shizuru que…que haces aquí ? ¿no deberías estar en clase?¿y Qué significan esas ropas?

- Oh bueno Natsuki-chan, no estoy en clase porque estoy cumpliendo con mis obligaciones como presidenta del Consejo- respondí sonriendo aliviada al comprobar que las heridas no eran de extrema gravedad

- ¿presidenta? – pregunto si cabe más sorprendida

- Ajá- afirmé sonriente – debes recuperarte pronto Natsuki o jamás acabaremos de recuperar las clases perdidas…aunque lo bueno es que ahora contamos con más medios para nuestras tutorías…….- ven tan pronto como te sea posible yo te estaré esperando donde siempre a la hora de siempre- añadí dirigiéndome a la puerta la habitación-

- Oye shizuru … ¿no lo harías por mí verdad? Alcanzó a preguntarme sonrojada

- Ja no te creas tan importante querida Kuga-chan, esto lanzará mi currículo a las mejores universidades del País- respondí burlonamente- por cierto si vuelves a tener otro accidente con esa moto y además tienes la poca vergüenza de no avisarme ….te castigaré muy severamente- dije desde el marco de la puerta guiñándola un ojo

Natsuki afirmó con la verde mirada cargada de destellos y esbozó una sonrisa en los labios.

Al día siguiente me encontraba en la sala del Consejo disfrutando de un maravilloso té mandarin cuando de pronto se abrió la puerta, allí estaba Natsuki ataviada con su nuevo traje de preparatoria, bajo la ropa se podían ver todavía algunos restos de los vendajes del accidente.

- Vaya natsuki-chan tan imprevisible como siempre- dije con satisfacción

- Si, ya he perdido mucho tiempo, es hora de empezar con el plan- dijo clavando sus brillantes ojos esmeralda en los míos de rubí

- -Kyoto- respondí

- ¿cómo?- Preguntó visiblemente desconcertada

- La contraseña para acceder al sistema cuando quieras….- ¿no era eso lo que querías Natsuki?- añadí sin poder ocultar la tristeza en mi voz

- Gracias Shizuru…. Pero no he venido por eso, estoy aquí para darte las gracias, no sólo como ahora ayudándome en mis asuntos, también por el apoyo y la preocupación que muestras hacia mi…. Y además me agrada estar contigo, me gusta pasar las tardes aquí ….con mi amiga- dijo con tono solemne

Yo sonreí realmente satisfecha de escuchar sus palabras, era la primera vez que la escuchaba decir que éramos amigas, mi mente se había liberado de la angustia que sentía de sólo ser considerada por Natsuki como una herramienta para la consecución de sus objetivos, en mi interior fui capaz de experimentar una explosión de alegría, que me resultó difícil de ocultar.

- bien Natsuki acompáñame con este delicioso té, la teína evitará que te duermas, nos esperan laaaarrrrrgas tardes hasta que consigas ponerte al día…..!

-No Shizuru!!! Protestó falsamente enojada….

jueves, 29 de mayo de 2008

jueves, 29 de mayo de 2008

El regreso de la estrella Roja - Capitulo 16

Autora: Natsuki Kuga (Natsuki_Dhuran@hotmail.com)

Capitulo 16

Cuando abrió los ojos, tan solo podía ver oscuridad a su alrededor, ni un apice de luz se distinguía por ningún lado, creía saber que no estaba muerta por que sentía su cuerpo, sus articulaciones, sentía como los pensamientos acudían a su cabeza, podía moverse, al parecer no estaba atada, pero no sentía suelo alguno bajo sus pies.
Se sentía flotar, su cerebro se inundaba poco a poco de esa oscuridad, y en su pecho empezaba a nacer un odio carente de sentido, su corazón latia cada vez mas rápido, los musculos de su cara se contraían en gesto duro, no entendía por que, pero estaba cada vez mas cabreada, deseaba salir de la oscuridad, y enfrentarse a ellas, “malditas Himes… si no existierais mi madre no hubiera muerto…”
Empezaba a sentir consistencia bajo sus pies, empezaba a pisar en materia, pero aun la oscuridad parecía infinita, como infinita se esparcía por todo su ser.
“Esta vez, elijo yo el final, y acabare con cada una de vosotras” Pensó antes de gritar:

- ¡Dhuran!

Les costaba creer que finalmente hubieran terminado con aquel monstruo, tras la aparición de todas las Himes, lograron destruirlo, Mai se sentía agotada, pero aun así, echo a correr entre los restos del huérfano buscando a Mikoto.

Durante la pelea habían aparecido dos Himes mas, con poderes repetidos, se sorprendieron cuando apareció otra araña igual a la de Nao, y el child de Midori parecía clonado.

Mikoto las miraba fijamente, con el semblante serio cuando Mai llego hasta ella.

- Mikoto, ¿estás bien?- la pelirroja siguió con sus ojos hacia donde miraba Mikoto- ¿Qué te pasa?
- No me dan buena espina… hay algo en sus ojos…
- Yo no veo nada… Espera… ¿Y Natsuki?
- A desaparecido – dijo en tono cortante mientras su estomago se encogía- Cuando apareció el huérfano- la chica no dejaba de mirar a las nuevas Himes
- ¿Y Dónde?
- No lo se- le cortó- Pero esas siguen sin darme buena espina…
- Tenemos que aceptar que hay nuevas Himes Mikoto no podemos juzgarlas así
- No me refiero a eso, no son como Tomoe, ni como… - tardo un rato en añadir- Shizuma.
- ¿A que te refieres?
- No tienen luz en sus ojos… no tienen nada en su interior…
- Mikoto… nos han ayudado…
- O eso quieren que pensemos…

La conversación termino ahí, por que se acercaron el resto de chicas a donde estaban ellas, mirándolas mas de cerca, Mai se percato en que Mikoto tenia razón, mirarlas a los ojos era como sentir un vacio. Por su parte, Nao y Midori parecían contentas de tener a alguien a su lado con su mismo poder.

Tras andar un rato a tientas junto a Dhuran, le pareció sentir la presencia de alguien, un gran calor, un calor inhumano, lleno de poder y de maldad, tras avanzar un poco mas, se encontró de bruces con un child ya conocido, pero un tanto distinto. Ese Kagutsuchi, tenía la mirada perdida, y una sombra negra cubria sus parpados, parpados que guardaban unos grandes ojos rojos, debajo de el, una chica de pelo corto, y pelirrojo la miraba fijamente.

Como algo tratado sin haberlo hablado antes, comenzaron a andar juntas entre la oscuridad, no necesitaban preguntarse el nombre, no necesitaban la una de la otra, simplemente, iban las dos al mismo sitio, con la misma idea.

Una voz empezó a guiarlas, casi como ordenándolas lo que ellas sentían que debían hacer, tras unos minutos, la oscuridad había desaparecido, delante de ellas solo había un niño un tanto pequeño, con el pelo blanco.

- Mis Dark Himes, bienvenidas- sonrió- Especialmente tu Natsuki-chan… El hielo debe permanecer entero, derretido no vale nada…


Ninguna contesto a Nagi, siguieron su camino separándose la una de la otra.

- Nada podrá detenerlas, nada hará que cambien sus objetivos, son invencibles – rió el niño de pelo blanco internándose de nuevo en la oscuridad.

Por fin llegó a su destino, un campo arrasado con restos de lo que parecía un monstruo descuartizado, y unas chicas agrupadas cerca de donde se encontraba, estaban en el blanco, sabía que podía con todas ellas, un ligero movimiento de sus manos hizo aparecer dos pistolas en ellas, tenía tantas que no sabía a cual disparar primero, una sonrisa se dibujo en su cara, una sonrisa que transmitía un miedo atroz, sus ojos verdes despojados de su brillo natural, no decían nada, no se dibujaba compasión, ni siquiera el honor de luchar cara a cara, lo haría desde allí, sin que la vieran, así podría matarlas a todas.

Algo la hizo desviar la mirada, una chica parecía recobrar el conocimiento, y se sentaba a duras penas en el suelo, miraba a su alrededor como buscando algo, algo que sabia no iba a encontrar, se llevo las manos a los ojos, y las sacudidas leves que daba su cuerpo indicaba claramente que estaba llorando.

Un destello de luz, hizo que sus ojos volvieran a brillar, una imagen de momentos compartidos con esa chica hizo que sus pistolas desaparecieran, y el verla llorar, la incitó a correr hacía ella.

Nadie pareció percatarse de su presencia, y llegó sin sobresaltos hacía ella.

La chica que estaba en el suelo, al sentir su presencia, levanto su mirada, y al clavar sus ojos en los verdes que la miraban, la oscuridad que habitaba en Natsuki, desapareció.

- No llores Shizuma… Estoy contigo- dijo sonriéndola dulcemente, nada parecido a su ultima sonrisa.
- Natsuki… tu… - No sabía como decirlo asi que se lanzo hacia ella, abrazándola fuertemente como si temiera perderla de nuevo.
- Escúchame un momento- dijo separándola- Shizuma, tengo que irme, no puedo estar aquí, volveré a por ti, te lo prometo- beso sus labios con ternura y giro sobre sus talones.

“No se que tramas Natsuki, pero confío en ti, nadie sabrá que te e visto… “ Inició el camino hacia donde estaban las demás chicas “Ten cuidado por favor”

miércoles, 28 de mayo de 2008

miércoles, 28 de mayo de 2008

NAOMI... - Capitulo 2

Nombre del fanfiction: "NAOMI..."

Autora: ALEJANDRA

Adaptación: Lali (lali14_4@hotmail.com)



capitulo 2:

Habían pasado 3 días en los que shizuru no hacia mas que llorar en momentos y vomitar lo poco que comía, el teléfono sonaba insistentemente y ella lo desconectó, necesitaba hablar con alguien pero no quería que nadie la viera, en la tarde del domingo se sentía mejor y decidió comer un poco de pan y dormir, ya soñaba menos con el ataque, las cosas iban mejorando.

Al día siguiente se despertó aun mejor, muy a su pesar debía recordar todo lo que pudiera, si había sido una mujer como en un principio pensó ver como hizo para... hacerle lo que hizo? debió de usar algo, pero no recordaba ahora, no sabia que había pasado a ciencia cierta, pero había sido una mujer... al menos eso pensaba pero… si fue un hombre el riesgo de un embarazo estaba latente, esta idea la hizo temblar, si estaba embarazada no quería a ese niño pero, el no tenia la culpa de nada, shizuru no era una asesina, no podía matar a alguien que prácticamente no había nacido, pero verlo le recordaría lo que paso, que tal si se parecía a el? Que tal si sus ojos en lugar de carmesi como los de ella tenían otro color? El color de los ojos de el, no lo recordaba bien pero, ella sabia el color de sus ojos, su cabello y su piel, si el pequeño nacía en cualquier aspecto diferente a ella sabría que seria el a quien vería en esas diferencias pero, matarlo?... no, fue una mujer, estaba segura ella la vio cuando bajo su pantalón, estaba segura, muy segura, el embarazo no era una posibilidad, ni siquiera una probabilidad pero… shizuru se levanto de la cama, debía dejar de pensar en eso, simplemente era inconcebible, las cosas ya habían pasado, su cuerpo estaba mucho mejor, el dolor físico casi desaparecía, su mente y su alma estaban en proceso de recuperación algo lenta pero iba por buen camino, al menos eso pensaba, ahora solo debía lidiar con el repentino pánico de abrir la puerta o salir a la calle, pero eso lo haría después, ir con un psicólogo? shizuru no creía mucho en ellos pero una ayuda nunca se desprecia, la escuela, que haría con eso? Tenía que volver algún día, tenía que cruzar la puerta en algún momento… el auto, el maldito auto, lo había dejado ahí, tenia que buscarlo pero volver al callejón, no, eso ni siquiera estaba a discusión en su cabeza, no volvería ahí… su familia, que pensarían ellos si les decían lo que le paso? Su padre de seguro se pondría furioso y buscaría a ese tipo para matarlo con sus propias manos, su madre lloraría más que la misma shizuru, sus hermanas, su abuela a la que tanto amaba…

Prendió la televisión, pasaba canales sin verlos realmente, solo quería ruido que no fuera el de su cabeza, después de un tiempo escucha pasos afuera, la asustan, eso también es nuevo, no era su amiga, ella habría pensado que estaba fuera de la cuidad al no ver su auto estacionado afuera del edificio, los pasos se detienen frente su puerta, su corazón parecía querer salir de su pecho, tocan, cada golpe la hace saltar en su asiento, cierra los ojos y se tapa los oídos, la persona toca de nuevo, shizuru abre los ojos, baja las manos de su cabeza y se levanta lentamente.

-Qui… Quien es?- grita shizuru nerviosa hacía la puerta.

-Señorita fujino?- dice una voz masculina.

-Quien es??- pregunta asustada.

-Señorita fujino, soy de la policía estatal, encontramos su auto hace dos días, investigamos las placas, intentamos llamarle pero su teléfono no funciona, tuvimos que remolcarlo, debe buscarlo en nuestras oficinas.

-…Ok, gracias.

-Señorita, debe firmarme estos papeles.

-Que??

-Debe firmar esto, donde le hace saber a mis superiores que le he notificado la situación de su auto.

-… Páselos por debajo de la puerta.

El hombre se quedo en silencio pensando.

-Disculpe?- dijo después de un momento.

-Páselos por debajo de la puerta para poder firmarlos.

El hombre desconcertado accedió y paso las hojas trabajosamente por debajo de la puerta, momentos después las recibió firmadas de igual manera y el se retiro, shizuru estaba sentada con la espalda recargada en la puerta, no estaba lista ni estaba tan bien como ella creía, esto iba a ser mas difícil de lo que pensaba.


****
Natsuki descansaba en su cómoda cama, sus labios esbozaban un sonrisa... soñaba con el ataque a esa linda castaña , lo que ninguno de los hombres vio y de seguro tampoco la chica recordaba fue que justo antes de morder cruelmente el pezón paso la lengua por el, le gusto el sabor, con ella le paso lo que con ninguna otra mujer que violó, se excito por ella, no tanto por lo que estaba haciendo, al saberla virgen no pudo evitar querer mas, aun mas de ella, hizo lo que nunca hace, tuvo contacto directo. natsuki revivía esto excitándose más cada vez, no pudo evitar que sus manos bajaran por su abdomen y llegaran hasta su entrepierna, imaginaba como seria tener a esa chica todas noches en su cama, tocándola, besándola, sin violencia, recorriéndola, haciendo que ella disfrutara también, la imaginación de natsuki era muy prolífica en cuando a eso y no tardo mucho en llegar al orgasmo, uno mas intenso de lo que recordaba, natsuki lanzo un pequeño grito al tiempo que su espalda se arqueaba y con ello un liquido extraño, al regular su respiración vio sus dedos aun mojados, frunció el ceño, eso no era normal, nada de lo que paso era normal, no le disgusto, al contrario, hizo el orgasmo mas placentero pero que había sido? y que era ese liquido? quería evitarse problemas y explicaciones a su papá, así que mañana cuando estuviera sola iría al médico aunque algo tan bueno como eso no podía ser malo o si?

natsuki esperaba con poca paciencia a que la nombraran en el consultorio ginecológico, dio un nombre falso claro, no podía decir kuga, casi todos sabían quien era su padre, estaba por levantarse a comprar algo de comer cuando dijeron “su nombre”, dio las gracias entre dientes a la secretaria y entro al consultorio, la doctora si la conocía, sabía quien era, ella la había revisado cuando tratando de negar su sexualidad se metió en cama con cuanto hombre se le pusiera en el camino, cuando acepto su sexualidad fue a revisarse y cerrar ese capitulo de su vida, por suerte ella estaba perfectamente bien.

-Natsuki, tiempo sin verte, como estas?- pregunto amablemente la doctora.

-Bien, gracias, usted?

-Bien también, dime, que puedo hacer por ti.

-Pues… no se como empezar… vera, ayer estaba mmm bueno, ya sabe, jugando un poco y al final sentí algo raro.

-Aja- dijo la doctora escribiendo en la computadora- que fue eso que sentiste?

-Pues fue así como un orgasmo pero, mucho mayor, y después ese como líquido no se, fue raro.

-Ok natsuki, has tenido actividad sexual?

-… Si.

-Cuando?-pregunto para volver a escribir.

-Ayer…

-Ok, vamos a revisarte.

La doctora acompaño a natsuki a su consultorio, hizo un minucioso y molesto examen, después le hizo preguntas sobre si se sentía cansada o mareada y cosas así, tomo unas muestras y después siendo la ultima paciente le pidió esperar, natsuki se preocupo, de estar bien la habría dejado ir, algo malo pasaba con ella, que tan malo sería para no dejarla ir y verla el día siguiente…

Los pasos de la doctora la sacan de sus pensamientos, camina lentamente muy pálida, natsuki al verla empalideció también.

-Doctora que pasa?- le pregunto al verla que no hacía nada mas que estar de pie.

-Siéntate Natsuki.

-Que pasa?? Dígame algo por favor!!!- dijo mientras se sentaba.

-Natsuki, al revisarte hoy, solo de vista se veía algo mas o menos normal, tome muestras pensando que tenías algo más pero, después recordé que en un diplomado que tome hace 2 semanas y en una clase de mi doctorado nos dijeron algo que me pareció imposible en ese momento… hay en el cuerpo femenino una hormona, todas las mujeres las tenemos, es como el ADN mitocondrial el cual no sirve de mucho pero a la vez te dice genéticamente quien eres y de donde vienes, esta hormona actúa igual, no esta activa y todas las mujeres del mundo nacemos, crecemos y morimos con ella y nada pasa… sin embargo tu… has desarrollado algo que ha activado esta hormona…

-Doctora, no tengo idea de que me este hablando, solo diga las cosas claras- la interrumpió la blanquiña.

-Esta hormona es capaz de actuar como el ADN de algunos anfibios los cuales son…

-YOUKO- SAN!!- dijo la blanquiña llamándola por su nombre haciéndola voltear- Doctora... solo dígamelo, me voy a morir o que?

-Natsuki, puedes embarazar a otra mujer.

La blanquiña abrió los ojos y la boca de una manera que no pensó posible, no decía nada, solo la veía fijamente, hasta que soltó una sonora carcajada.

-Por favor doctora, eso era absurdo, como yo, siendo mujer podría embarazar a otras mujeres? Desde cuando? Como? No, eso es imposible- dijo aun riendo.

-Natsuki, no bromeo, de verdad puedes hacerlo, ese líquido que dices que salió, analizado es un conjunto de proteínas que… bueno, te lo podré fácil, ese líquido es semen, no como el semen masculino pero funciona igual.

-…Que?

-Eres una mujer única natsuki, el hallazgo medico del siglo 21.

-…Que?

-Dime, has tenido relaciones con alguna mujer en estos días?

-…Que?

-Natsuki! Has tenido relaciones con alguna mujer estos días?

-Eh… pues…- estuvo a punto de decir que no pero recordó a la castaña- si, creo que si.

-Crees? … bueno, no quiero alarmarte pero, debes buscarla y traerla aquí.

-Me… me esta diciendo que podría ser… madre en estos momentos y que ella sería… la … madre de mi hijo?- Pregunto Natsuki lívida de la impresión.

-Hija, por cuestiones de genética seria niña y si… podrías ser madre ahora.

-...Disculpe… yo tengo que… -natsuki dejo la frase a medias y solo se levanto, la doctora no intento detenerla, sabía que tenia mucho que pensar, ella sola volvería.

De alguna manera que no se explico en ese momento natsuki estaba a la entrada de la casa, bajo del auto y subió a su cuarto, se acostó en la cama, no sabia si reír o llorar, el hecho de poder embarazar mujeres no era algo que te dicen todos los días, no era posible, investigaría ella por su cuenta, si todo resultaba ser falso, iría a romperle la nariz a la doctora, pero si era verdad… que haría? Fingir que nada paso? seguir su vida como si nunca hubiera sabido nada? que pasaría con esa niña? tendría a su madre, esa chica castaña... porque tenia que haber tenido contacto directo con ella? talvez eso no tenia nada que ver, talvez solo bajo ciertas circunstancias el embarazo se daba, en un callejón oscuro mientras la viola en presciencia de cuatro hombres no serian las condiciones propicias para embarazarla, la chica no estaba para nada relajada, afectaba eso? como funcionaba realmente? debía tener orgasmos para ser peligrosa? tuvo un orgasmo violando a la chica? talvez... con tanta adrenalina y emoción talvez, que haría con ella? no podía buscarla y decirle "hola chica castaña, se que no me recuerdas pero hace pocos días te violé y adivina que? puedes estar embrazada" era absurdo, pero si fuera real, no podía hacer con esa niña lo que su madre le hizo a ella, no podía solo dejarla ahí, sola, la castaña se veía buena persona pero... no, no sería como su madre, primero investigaría si eso era posible, si lo era, buscaría a la castaña, cuando la encontrara ya vería que hacer.

Shizuru estaba ahora en un dilema, las hojas que había firmado decía que tenía que recoger el auto en un lapso cuatro semanas, de eso hacía tres semanas, había conectado el teléfono, su madre la había llamado pasa saludarla, shizuru vivía sola desde hacía 2 años, sus padres no tenían demasiado dinero pero tampoco eran humildes, ella decidió irse a vivir sola para estar mas cerca de la universidad y tener mas libertad siempre cuidado su integridad, en ese lapso había salido con algunas personas y al terminar la relación siempre quedaban como amigos, si bien era aplicada en sus estudios también le gustaba divertirse aunque sabía cuando hacerlo y cuando no.

En casa la comida escaseaba, de la escuela ya ni se preocupaba, con las faltas que tenia ya habría perdido las materias, en esos días había salido unos minutos de su departamento hasta el pasillo que daba a la escalera y al escuchar ruido volvía corriendo, era un avance poder salir, el día anterior saludo a su vecina y ese día en la mañana salió hasta la puerta de la calle, un poco nerviosa pero lo logro, estaba segura que las cosas ahora irían mejor, los golpes ya no se le notaban y el dolor había por fin desaparecido, pronto estaría lista para ir por el auto y comprar comida, talvez iría a darse de baja en ese semestre a la escuela, tenia cosas pendientes pero poco a poco pensaba ella.

*****
Natsuki estaba sentada en el suelo de su habitación, con las manos en la cabeza meciéndose con expresión ausente, en esas semanas había pasado todo el tiempo que su padre no estaba en casa y parte de la noche investigando, preguntando y llamando a gente especializada sobre lo de su supuesto caso, no dijo que ella era la posible chica, invento excusas como una tarea, un reportaje y todo lo que pudo para sacar información, al final de su investigación resulto que era una teoría que aun estaba por confirmarse, pero los descubridores, unos genetistas suecos estaban seguros de eso, tan seguros que solo esperaban la noticia de una mujer que pudiera embarazar a otra, natsuki ahora estaba asustada realmente, no quería ser ella esa mujer pero, la ginecóloga no era cualquier persona, era muy capaz, un poco joven pero tenia 2 maestrías y estaba estudiando un doctorado, hacia muchos cursos y diplomados y si eso decía eso debía ser... saco cita nuevamente, debía hablar muy seriamente con ella.

La chica del servicio toca su puerta y aviso que su padre había vuelto y la comida estaba lista, natsuki bajo a comer, saludo a su padre y se sentaron a comer.

-Papá... eh...

-Si hija?- dijo el hombre al verla extraña desde hace unos días.

-Papá... que pasaría si... yo fuera hombre y embarazara a una chica?

-Pues no se que decirte pequeña, no eres hombre, no lo se.

-...Hu... pero, si fuera hombre y te digo que vas a ser abuelo, te gustaría?

-Pues si, aunque eres joven pero no me disgustaría... estas embarazada?

-Que?! ah... jajaja no papá, solo fue una pregunta, ya sabes, de repente hago preguntas raras.

-Segura hija?

-Si, no estoy embarazada papá...

-Ok, quieres que ya sirvan las verduras?

La comida siguió su curso normal y natsuki supo al menos que si la castaña estaba embarazada el no se enojaría, lo difícil sería explicarle.

-Natsuki, tardaste en volver-dijo le ginecóloga sentada frente ella.

-Si... doctora, investigue por mi cuenta, ahora le creo...

-Bien, que vas a hacer?

-Eso vengo a que me diga, que hago?

-Que paso con la chica que me dijiste? porque no la trajiste?

Natsuki cerró los ojos y suspiró.

-No se donde esta.

-Como? no es tu pareja?- pregunto la doctora frunciendo el ceño.

-No... Mire, yo la buscare, es amiga de un amigo... quiero preguntarle... porque no le ha dicho a los medios... de que me encontró... ya sabe.

-Porque tengo ética natsuki, no quiero aprovecharme de ti de esa manera... además aun me falta hacerte unos estudios, tomara un poco de tiempo, mientras busca a esa chica, puede estar embarazada sin saberlo.

Natsuki pasó las manos por la cara y la cabeza y las dejó en su nuca y suspiró nuevamente.

-Natsuki, no imagino como te sientes pero, debes tomar la responsabilidad, aunque sea informa de la situación a la chica.

-No es eso, no quiero huir solo... es tan extraño, tan irreal que no bien como reaccionar...

-...Natsuki... mira, yo se que no es buen momento pero...

-Quiere informar a los medios no es así?- dijo natsuki mas tranquila viéndola directamente.

-Si..

-Entiendo, agradezco que no haya dicho algo antes de preguntarme, seria posible que lo dijera sin decir mi nombre o poner mi imagen?

-Si, de hecho así sería, al menos mientras los resultados están listos.

-Doctora, necesito tiempo, informe si quiere pero que nadie sepa que soy yo, ni cuando los resultados estén listos, ya sabe quien es mi padre, yo no se que postura tenga el gobierno con respecto a esto, el tampoco se imagina, no se como lo tome ni como la chica vaya a reaccionar, necesito preparar terreno y eso toma tiempo.

-Claro, no te preocupes.

-La veré luego, supongo que seguiré viniendo.

-Adiós Natsuki, gracias.

La blanquiña solo sonrió y salio de consultorio, después desde su auto llamo a un detective privado, lo cito en un café y le explico entre mentiras que necesitaba ver a esa chica, la describió y describió su auto, el detective sabiendo quien era ella acepto sin preguntar nada, se verían en dos días para resultados, Natsuki dio un cheque y volvió a casa.

Shizuru estaba sentada en el sillón deprimida de nuevo, cuando alguien toco la puerta, no se movió, nadie que estuviera afuera le interesaba…

-Shizuru, estas ahí?- grito una voz familiar desde afuera.

Shizuru levanto la cabeza pero no se levanto, volvió a su posición.

-Shizuru, si no me abres en 2 minutos iré por un cerrajero… por favor ábreme…

La castaña se levanto sin ánimo y abrió la puerta, encontró a su amiga Mai la cual sonreía pero al verla borro de inmediato la sonrisa.

-Shizuru... pero… que te paso?- pregunto al verla en el estado deplorable en que estaba.

-Mai… yo…- no pudo continuar, la amiga la estaba abrazando y ella estaba llorando en su hombro sin darse cuenta, Mai la empujo un poco hacia dentro y cerro la puerta, shizuru lloro en los brazos de su amiga durante muchos minutos, cuando se calmo un poco fueron hasta el sillón donde se sentaron, shizuru lloro un poco mas y después entre sollozos y lagrimas le contó lo que paso.

-Fuiste a la policía?- pregunto su amiga roja de ira y con la voz y las manos temblándole de coraje, shizuru negó con la cabeza -fuiste al doctor?- volvió a preguntar, shizuru volvió a negar con la cabeza.

-No… no creo que sea necesario… te digo… fue una mujer.

-No estas segura de eso, que tal si no lo era, ha pasado casi un mes, Shizuru si estas… embarazada cada día que pase será mas peligroso realizar un aborto.

Shizuru bajo la mirada y unas lagrimas corrieron por sus mejillas.

-No, no creo estar… bueno, ya sabes… si lo pensé pero… era una mujer, estoy segura… además no me siento mal, vomite antes pero eso ya pasó.

-Shizuru, hay algo que pueda hacer por ti?

-…Si… necesito comida y debo buscar el auto… no quiero hacerlo sola… podrías ir conmigo?

-Claro Shizuru- Mai volvió a abrazarla.

Shizuru y mai fueron en taxi a buscar el auto, lo encontraron rápido al llegar allá, la llanta seguía reventada, mai tuvo que llamar al mecánico y prácticamente hacer todos los tramites, solo sacaba a shizuru de su trance cuando le pedía firmar algo, mientras, la castaña se alejaba de la gente y trataba de no hablar mucho y cuando alguien la tocaba por accidente se alteraba así que mai se la paso a su lado todo el tiempo, la visita al súper mercado fue un poco mas relajada ya que ahí había niños y familias enteras aunque no estuvo tranquila del todo.

Antes del anochecer ya estaban de nuevo en el departamento de Shizuru.

-shizuru... que harás con la escuela? no la vas a dejar o si?

-...No... no lo se, por ahora no tiene caso que vaya, ya perdí las materias que llevaba.

-Hay algo que no entiendo... si la persona que dices es mujer como hizo para...

-No quiero hablar de eso- la interrumpió tajante.

-Si claro, discúlpame... bueno, me voy.

-No! no te vayas a esta hora!- dijo la castaña tomándola de la mano.

-No es tarde, apenas son las 7...

-Lo se pero ya no hay luz... quédate aquí hoy y mañana te vas en la mañana.

-Shizuru...- mai vio la suplica y el temor en los ojos de su amiga, sabía que no estaría tranquila si ella se iba- esta bien, me quedare aquí y mañana me voy ok?

-Ok.

Mai preparó algo de cenar y prácticamente obligo a shizuru a comer, había perdido peso y no se veía muy bien, a la hora de dormir shizuru lo hizo en su cama y mai en el sillón, cualquier otro día habrían compartido la cama como tantas veces antes pero esta vez mai sabía que Shizuru no toleraría a alguien cerca de ella.

En la madrugada un ruido proveniente del baño despierta a mai, era shizuru vomitando, la chica se levanta y entra sin pedir permiso, shizuru esta sentada en el suelo llorando con las manos en el estómago.

-Shizuru... no tenias que pasar por todo esto sola- le dice mientras se sienta a su lado, Shizuru solo llora, mai comprende que no puede dejarla sola más tiempo, no sabe como ha pasado el mes en ese estado...

A la mañana siguiente shizuru despierta en su cama, no recuerda como llegó ahí aunque estos últimos días han sido mas de lagunas mentales que de otra cosa, se levanta de la cama y camina a la cocina, ahí encuentra a mai cocinando, ésta al verla sonríe y la invita a sentarse.

-No iras a la escuela?- pregunta una Shizuru mas pálida de lo normal en ella y ojerosa.

-No, me reporte enferma, ayer fueron los exámenes así que no tengo a que ir, me quedare contigo hoy.

-No pierdas clases por mí.

-Deja de decir eso... come, no te ves bien- dijo mai acercando un plato con comida a donde estaba sentada, shizuru al ver la comida siente hambre pero instantes después siente nausea y se levanta corriendo al baño con la mano en la boca, mai no tiene que seguirla para saber lo que hace- ay Shizuru...

Al volver, ambas amigas comen despacio, Shizuru apenas come y mai se preocupa mas por ella, esperara unos días más para ver si mejora, si no la llevara al doctor aunque tenga que hacerlo a rastras.

*****
Natsuki acaba de salir del café con los datos de la castaña, no se llama midori como dijo, mintió, eso no le extrañó, sabía que no le diría su nombre real, ya tenia su dirección, como acercarse a ella? Nunca vio a las mujeres que atacó después, sentiría remordimiento al verla? Que haría si la castaña se le ocurría abortar? Una violación era una violación, estaba segura de que no querría a un niño producto de una violación, debía encontrarla antes de que se le ocurriera abortar... sentimiento materno? Talvez... las cosas estaba cambiando para Natsuki desde que se entero de eso, que pasaría si no era verdad? Se sentiría decepcionada? Era lo mejor?... debía hablar con ella, estaba segura de que no la recordaría además iría vestida de mujer, se veía muy diferente así, se haría su amiga y se ganaría el amor de la pequeña, pero debía empezar ya, antes de que la castaña tomara una decisión drástica, aunque aun guardaba una esperanza de que todo fuera un error, debía verla... Shizuru Fujino, se llama Shizuru Fujino.


Días mas tarde, cuando por fin se armo de valor se levanto a las 9:00 y salió rumbo al departamento de Shizuru, después de buscar un poco dio con el edificio y se detuvo en la acera de enfrente, como llegar? Que decir? Busco el auto de Shizuru y lo encontró, ahí estaba con la llanta reparada, pensando en que hacer, tamborileaba los dedos en el volante mientras pensaba cuando de repente la vio junto con otra chica salir de edificio, Shizuru parecía molesta y no se veía nada bien, había perdido peso, se veía cansada y demacrada, sabía que algo así pasaba con la mujeres que atacaba pero nunca pensó verlas después, una punzada de arrepentimiento la golpeo de repente, sacudió la cabeza y volvió a fijar su atención en ellas, la otra chica discutía con Shizuru, momentos después shizuru dijo que si con la cabeza y subió al auto en el lugar del copiloto mientras la chica rodeaba y subía en el lugar de conductor, Natsuki debía estar en su día de suerte, prendió el auto y siguió sigilosamente a las chicas, después de 20 minutos de seguirlas el rumbo se le hizo familiar... preocupante familiar.


*****
-Mai yo no quiero ir!- dijo la castaña cruzada de brazos en el asiento del auto.

-Shizuru ya! Debes ir!! Ese vomito no es normal, además ya casi llegamos, ya nada ganas con ponerte así.

-....- Shizuru no dijo nada solo paso sus manos por la cara

-Sé que tienes miedo, pero debes asegurarte, el hecho que lo niegues no quiere decir que no esté ahí, vamos, bájate por favor hemos llegado.

Shizuru se bajo nerviosa y Mai la acompaño dándole ánimos, subieron directamente al 3° piso, Mai dejo a Shizuru en una silla y fue a hablar rápidamente con la recepcionista, después volvió con Shizuru, minutos mas tarde dijeron el nombre de Mai y ambas entraron, la joven ginecóloga fue amable con ambas, Mai describió brevemente la situación y los malestares de Shizuru.

-Has tenido actividad sexual Shizuru?- pregunto la doctora.

-...No... si- dijo mientras frotaba sus manos en sus piernas en una clara señal de nerviosismo- yo n... no... si.

Mai tomo las manos de Shizuru obligando a detenerse.

-Si tuvo, hace como un mes, es algo tímida con gente que no conoce, discúlpela por favor- dijo la amiga sonriendo.

-Claro entiendo... Shizuru, vamos a revisarte... si gustan pasar las dos si así lo desean...

-Gracias doctora, vamos Shizuru.

Shizuru se levanto siguiendo a Mai, después de unos minutos ya estaba en la camilla acostada, a punto del llanto.

-Tranquila Shizuru, no pasa nada- decía mai acariciándole el cabello.

-Tengo miedo...- susurro Shizuru.

-Lo se, tranquila.

-Lista Shizuru?- pregunto la doctora interrumpiendo la platica que no alcanzó a escuchar.

-...Si- dijo sabiendo perfectamente que no lo estaba.

-Bien, trata de relajarte, esto será rápido.

Shizuru asintió con la cabeza y de alguna manera que no entendió soporto el examen medico, 15 minutos después esperaban a la doctora, Shizuru estaba sudando y mai trataba de no preocuparse.

-Bueno chicas... Shizuru- dijo la doctora.

-Que pasa doctora?- pregunto Shizuru.

-Felicidades Shizuru, estas embarazada.

Estas palabras hicieron eco en la cabeza de Shizuru quien sintió que se desmayaba.

-... debes tomarte estas pastillas.

-Que?- pregunto Shizuru después de recuperar el aliento.

-Debes tomar estas pastillas, ese vomito es consecuencia de una baja de presión y...

-No!!! No!! No!! No puedo estar embarazada!! Dime que no es verdad! Dímelo!!- dijo Shizuru tomando a la doctora de la bata.

-Shizuru por dios! Déjala!- dijo su amiga mientras quitaba sus manos, Shizuru la soltó y se fue llorando del lugar, mai se disculpo y salió corriendo tras ella.

La doctora se quedo desconcertada y un tanto asustada.

-Doctora, que tenia esa chica de cabello castaño? Porque salió así de aquí?

-Natsuki? Lo siento no puedo dar ese tipo de información, la conoces?

-Si, es Shizuru, la chica que le dije, vino antes de que la trajera.

-Eso explica muchas cosas... Natsuki, Shizuru esta embarazada.

La blanquiña sintió un vértigo que la obligo a asirse del marco de la puerta, pero no fue suficiente y calló al suelo, sentía que le faltaba el aire, vio a la doctora acercase a ella y decirle algo...

-Natsuki?.... Natsuki te sientes mejor?- escucho la voz de la doctora a lo lejos.

-Doctora... youko... que voy a hacer?- Natsuki decidió llamarla por su nombre, la doctora no puso objeción, después se sentó en la camilla en la que ahora estaba acostada.

-Te sientes mejor?

-Si, que paso?

-Te desmayaste pero es normal has estado bajo demasiada presión estas semanas, Natsuki tenemos que hablar, Shizuru esta afectada por el embarazo...

-No lo acepta? No quiere tenerlo?- pregunto la blanquiña con temor.

-A juzgar por si reacción no lo creo pero, independientemente de eso no esta bien de salud, el embarazo le afecto en la presión, ha estado mal estos días., creo que debes hablar con ella y cuidarla.

-Si... debo irme, hablare con ella- dijo Natsuki mientras se bajaba de la camilla.

-Natsuki, mañana saldrá todo a la luz excepto tu nombre y foto, esta bien?

-Si... no te ofendas youko pero eso es lo que menos me preocupa ahora, debo ver a Shizuru.

-Claro, suerte, no lo tomo nada bien.

-...Me imagino, te veré luego- dijo Natsuki al salir del consultorio.


continuara.......................

martes, 27 de mayo de 2008

martes, 27 de mayo de 2008

El Preludio de Natsuki - Capítulo 1

En este momento hay muchas actualizaciones que tengo pendientes de subir Jajajaja así que estoy intentando publicar por orden, ahora le toca al preludio de Natsuki ^_^, mañana al fic de naomi y después al regreso de la estrella roja... Y asi Jajaja ahasta que den la vuelta.

Bueno eso es todo de mi parte, por hoy!

Natsuki K.


------------------------------------------------------------------------------------
El Preludio de Natsuki. - Capítulo 1.

Traducción y Adaptación al español: Nekozawa (re_canul@hotmail.com)
------------------------------------------------------------------------------------

Capítulo 1. "Tu primero, Natsuki-chan"



La campana de la iglesia sonó...


Como si sirviese para la religión extranjera, sonaba la campana en el famoso Fuuka Gakuen, poseída por una familia noble, liderando la educación de las preparatorias y secundarias en todo el Japón...


Pero, para la joven chica que dormitaba en el prado de la escuela, esto era como una alarma de despertador.

"Finalmente la hora de salida, huh...."

Las clases terminaban y, la sensación del ruido clásico de la salida de clases iba en aumento, la chica vestida con el uniforme de la escuela media, se puso de pie...

"N..."


Natsuki se levantó y se estiró...


Su cabello oscuro y largo se dispersó detrás de ella. Mientras que su pecho aún era pequeño, su cuerpo, generalmente oculto en el uniforme de marinero, a pesar de ser una niña, ya mostraba una promesa de sensualidad en el futuro...


"Natsuki, has faltado a clases de nuevo?" Dijo una voz detrás suyo.


Ese ligero acento de Kyoto y el atrevimiento de llamarle por su nombre, solamente pertenecía a una sola persona en la escuela.


"No tenia paciencia para estar allí toda la mañana. Además , mi expediente esta bien, no hay razón para que me regañes, Shizuru."


Volteo. Frente a ella, una chica que portaba un uniforme de la escuela superior estaba parada.


Una estudiante emitía un aire encantador y una madura serenidad, como si nadie más estuviese allí.


Fujino Shizuru. Cursaba el segundo año de la escuela superior, ella era la única persona a la que Natsuki llamaba "amiga" en la escuela.


"Tan cerrada como siempre... pero..."


Sonrió de manera encantadora, se acercó a Natsuki y recorrió su mejilla con su dedo índice .


"N...!"


Natsuki se sonrojo ante esas palabras.


"Fufu, estas toda roja.. En verdad Natsuki, eres muy tierna."


La sonriente Shizuru, había deslizado su dedo hasta el mentón de Natsuki, quién reaccionó y dijo enojada:

"Aargh! de verdad, tu siempre... siempre...! de verdad te divierte tanto ridiculizarme!? “


Ante una provocativa Shizuru, Natsuki se quedaba sin palabras.


”Realmente! Esta mujer!... “


Si. La única que podía estar fácilmente cerca de Natsuki, quien normalmente irradiaba una onda de "frialdad" y de "no te acerques", era Shizuru, su sempai.


”Era tan agradable? -o mejor dicho, en palabras de Natsuki, - era realmente agradable como le provocaba?”

No importaba. Shizuru sabia como hacerlo en cada ocasión...


¿Cómo es que podía hacerlo Shizuru?

No importaba como la amenazara, no importaba como la rechazara. Shizuru lograba quebrantar la voluntad de Natsuki fácilmente y tenerla a su merced.


Aunque lejos de preocuparle, a Natsuki, no le parecía del todo desagradable. Gustarle a alguien, a pesar de guardar intencionalmente la distancia de la gente, era absolutamente una excepción.


"Ahh, me siento tan tímida cuando miras fijamente mis ojos como ahora...."


"Eso no! De verdad, tu... Bueno, es algo que importa?"


Para distraerla, Shizuru le cambio a Natsuki la conversación.


"El asunto es ... Bueno no en realidad, pero... Sakomizu-sensei te esta buscando. Natsuki, recientemente has comenzado ha venir a la escuela en moto, no? Debes tener cuidado de que no te vean los del personal ejecutivo, o sakomizu-sensei."


Ante estas palabras, Natsuki dijo irónicamente:


"Suzushiro, huh..."


El otro día, cuando fue a la escuela en moto, fue capturada por el famoso y "mas entusiasta miembro ejecutivo” un torbellino llamado Suzushiro y había sido rudamente reprendida.


"Pero que persona tan fastidiosa. Como sea, parece como si últimamente estuvieran reforzando al consejo ejecutivo... Sakomizu-sensei esta preocupado, también."


"Siendo reforzada? acaso sucede algo?"

El personal ejecutivo es una rama del consejo de estudiantes que se encarga del mantenimiento de la moral y la seguridad publica. Si se han reforzado seguramente algo muy raro debe haber ocurrido dentro de la escuela."

"Perros perdidos han estado apareciendo con frecuencia en el campus. Es por eso los reforzamientos."

Con esas palabras, Sakomizu kaiji –el profesor de Natsuki – apareció.


El profesor a cargo de la clase de ella. Algo gordo y con cabello afro que podía servir como nido para aves, daba el impacto de tener un aspecto fuerte debido a su naturaleza reservada, sin embargo era solo un profesor inofensivo que estimaba a Natsuki.

"Perros callejeros dices..?"

"Si. Unos muy grandes por cierto."

Ante la expresión seria de Sakomizu, Natsuki esbozo una sonrisa sarcástica.


"De verdad, si esta siendo frecuentada por los fantasmas o rondada por monstruos... En lo que se refiere a esas cosas, esta escuela realmente las tiene, huh...?"

"Es una escuela con una tradición tan larga, era de esperar. Aunque, además."

"N?"

"Kuga-san, sobre tu moto, podemos arreglarlo de alguna manera? está escrito en las reglas de la escuela que el venir en moto esta prohibido. Ah si! Fujino-san intenta persuadirla por favor..."

"Yo lo haría, si pudiera. Trato de detenerla, pero... Ella parece como una niña obediente contigo?"


"De verdad... kuga-san de hecho es muy obstinada."

"Si. Ciertamente."

"Que incomodidad."


Shizuru y Sakomizu cabeceaban en el acuerdo.

"-Oi. No hablen sobre eso cuando la persona en cuestión se encuentra justo aquí."


”Pero, Natsuki, no importa cuan a menudo te lo digamos, tu no nos escuchas."


"Cierto. Ella tampoco viene a clases..."


"Uh."

Atacada inesperadamente por ambos lado, Natsuki vaciló. De pronto, Sakomizu se le acerco y le susurro en voz baja, de forma que sólo le oyera Natsuki

"Además el merodear alrededor de los bares donde va la gente cuestionable es algo que también debes dejar de hacer. Eres una princesa después de todo."

"Na..."

“Por qué lo dijo?”

Natsuki, dio un paso atrás, conmocionada. Intentó ocultar su temblor, pero dejó claro que esas palabras eran ciertas.


"Qué…Qué quiere decir?"

Le pregunto Natsuki, aparentando una voz calmada. Sakomizu sonrió sarcásticamente.

"Como sea, por favor cuídate. Sinceramente te lo digo. Pues soy responsable del comportamiento de mis estudiantes. Sus acciones se reflejan en mi."

Diciendo esto en un tono despreocupado, limpió su frente con un pañuelo arrugado y se fue.


"..."

Natsuki se preguntó varias cosas mientras observaba como se marchaba.

"Por qué lo sabe? Además, su tono cuando me llamo "princesa".... de dónde…?

"Natsuki? que cara tan seria tienes, que sucedió?"

"Ah, aah... Nada, como sea, me voy a casa..."

Shizuru frunció levemente el seño ante la vaga respuesta de Natsuki. Pero pronto sonrió de nuevo, olvidándose de lo ocurrido...

"Ya te vas? que pena. Desearía estar con natsuki un poco mas..."


Repentinamente, ella presionó sus cuerpos hasta quedar muy juntos, mientras abrazaba a natsuki por detrás.

Una sensación suave, como el cuerpo de Natsuki le envolvió.


"He-hey, Shizuru!"

"Que pasa?"

"Esto, uhm...oi! Que haces? Déjame ir!"

Una persona que sonreía ampliamente desde la copa de un árbol, les observaba.


"...Fufu. Rápidamente, Shizuru soltó a Natsuki.


"Últimamente, tus gustos en lencería se ha refinado, eso parece. Es tan suave tocarlo..."


"Idiota!"

Gritó Natsuki enojada, nerviosa y profundamente ruborizada; y se apresuró para tomar un camino por el bosque detrás de la escuela. Probablemente ahí había estacionado su moto.


Observando como natsuki se iba, Shizuru mostró una pequeña sonrisa.


"Espera, Natsuki, tienes que cambiarte de ropa, no? Yo te ayudo."


Era evidente el tono de coqueteo, mientras ignoraba las respuesta bruscas de Natsuki, tales como:

"Cállate! "No te me acerques"

Y sonriendo felizmente, desapareció en el bosque, mientras perseguía a natsuki.


”Los detalles mi querida princesa., los sabrás tú primero, Natsuki-chan..."

Susurró un muchacho de cabello blanco que usaba el uniforme de secundaria, mientras sonreía con aire satisfecho, sentado en la rama de un árbol.

lunes, 26 de mayo de 2008

lunes, 26 de mayo de 2008

Doropanda Tours: Mai z HiMe Book Vol. 2 Historia 3 - Páginas 03 a 04

Lo siento, me tardé un poco... Aqui mas páginas de este doujin ^_^u aun no le hago su apartado, pero lo pondré durante la tarde.

Les recuerdo que la traductora y editora es Krmy (may_pl8@hotmail.com) .

(clic para verlas del tamaño iriginal).