Rss

martes, 24 de mayo de 2011

martes, 24 de mayo de 2011

Garderobe Gakuen - Capítulo 9

Autora: HauR
Enviado por: jen


GARDEROBE GAKUEN
"Formando señoritas hoy y siempre"
Capítulo 9.
¿Cómo son las cosas, no? Un buen día estás recapitulando tus glorias pasadas y al otro estás haciendo planes para un matrimonio gay que jamás pediste. Me pregunto, en el lapso en el que Nao y yo nos ausentamos para asistir a clases, ¿habrá nacido el amor entre las futuras consuegras? No comprendo cómo Saeko llegó a la conclusión de que era tiempo de ser una madre de jornada completa y que además, se aguantaría el paquete de tener una hija homosexual. A eso súmenle el aceptar una nuera como Nao. ¡Como Nao! Pienso que las estrellas están en mi contra, esto no puede ser posible.
- "¿Es que has perdido el juicio?"
- "Natsuki he permanecido ajena de tu vida por demasiado tiempo, es culpa mía todo lo que está sucediendo"
- "¡Mamá! Lo único en lo que eres culpable es en el querer casarme con alguien a quien ni siquiera se me apetece como compañera de habitación"
- "Juliet y yo platicamos esto todo el día" - ¿Juliet y yo? ¿Así de cerca son? - "Ambas pensamos que hemos cometido graves errores en el pasado y es tiempo de pagarlos"
- "Detente ahí mamá, esto no se trata de culpas, estás hablando de mi futuro"
- "Así es, no consideré las consecuencias al haberte entregado a tu padre en vez de mantenerte a mi lado. Quizás si hubieses estado conmigo..."
- "¡Saeko! Me gustan las mujeres, supéralo, esto no tiene nada que ver contigo"
- "Tal vez, de todas maneras pienso darte todo mi apoyo"
- "¿Y piensas que casarme con Nao es darme todo tu apoyo?"
- "Prefieres remojar la concha en agua en vez de un bizcocho, me ha quedado claro" - A eso me refería con que Saeko es más vulgar que yo... - "Pero como tu madre, es mi obligación ver con quién te metes" - Ajá y piensas que la concha de Nao está intacta, ¡Ja!
- "Lo he hecho bien sin ti, gracias"
- "No quiero que los tabloides se la pasen siguiéndote a donde vayas y tomándote fotos con todas tus parejas sexuales" - ¡Ah! Entonces es tu imagen la que estás cuidando, ya me lo imaginaba - "Prefiero mejor que publiquen que eres lesbiana y con una pareja estable a que seas la protagonista de muchos futuros escándalos"
- "Mamá eres famosa pero no tanto, a nadie le va a importar un comino lo que yo haga"
- "Yo sé cómo se manejan estas cosas así que por favor deja que yo me encargue"
- "Preferiría que no lo hagas, cada vez que te metes en mi vida la haces más caótica"
- "Natsuki..."
- "En unos cuantos años seré mayor de edad, no tienes por qué calentarte la cabeza con esto, buscaré un trabajo..."
- "Eres mi hija y me haré cargo de ti, acepta tu matrimonio con Nao y deja de protestar"
- "¿Es esta tu última palabra?"
- "No, también quiero que dejes de cortejar a Fujino-san, si sus padres se enteran de lo que estás haciendo me pueden hundir"
- "¿Todo esto es por Shizuru?"
- "No, esto es por todas las Shizuru's que puedan aparecer en tu vida"
Este fue otro gran momento familiar en el clan Saeko-Kuga, me pregunto, ¿no hubiese sido más sencillo para todos que las cosas continuaran como estaban? Esto es de película y de las malas, ¡cómo es posible que después de tantos años mi madre reclame mi persona y decida por mi vida, como si todavía tuviera 6 años! Este es otro de los grandes misterios de la vida, ¿qué pasa en la cabeza de una madre? Esta es la incógnita sin respuesta del universo.
Al final he llegado a la conclusión de que calentarme la cabeza por esto era inútil, en cuanto el semestre acabe si Saeko aún continúa con la idea de casarme con Nao, me las ingeniaré para que ese matrimonio jamás se consume. O sea, ¡por favor! ¿Nao y yo? ¡Jamás! Ni en mis más sucias fantasías me ha cruzado por la cabeza tirarme ese cuerpecito. He tenido algunos sueños interesantes con algunas maestras, sirvientas, compañeras de clase; pero Nao... A propósito, la susodicha desapareció junto con su madre, mi futura suegra, probablemente necesiten un tiempo a solas.
- "¡Natsuki buenos días!" - ¡Oh Mai! No sabes cómo necesito tu presencia heterosexual en este momento. Ok, ver tus enormes pechos menearse de lado a lado cada vez que caminas, lo acepto.
- "Buenos días Mai"
- "Te ves fatal, ¿pasa algo importante?" - Tan temprano y ya quieres chisme.
- "No mucho, la mamá de Nao vino a Garderobe y tuvimos una charla familiar"
- "¿En serio?" - Aquí viene - "¿Cómo es ella, de qué hablaron?" - Nada más porque estás muy buena y me caes bien te contaré la mitad de los hechos.
- "Juliet" - Juliet, seguro debe llamarse algo así como Yul-Yee o una vacilada similar - "Es una mujer cuarentona de baja estatura y pelirroja, delgada y muy elegante" - Y huele a fichera.
- "¡Oh! Apuesto a que destila clase por todos sus poros" - Uy sí... - "¿Está enojada porque su varón se encuentra en un colegio de niñas?" - No, está enojada porque a su varón sólo le faltó el bizcocho.
- "Ya no, parece que llegaron a un acuerdo y estaremos aquí por una temporada más"
- "¡Entonces seguiremos todos juntos!" - Puso un rostro tan feliz que no tuve el corazón para decirle que sólo será por este semestre.
- "Aparentemente" - Dije para acabar ya con el tema.
El día se me hizo interminablemente largo, las clases eran aburridas, las compañeras eran pan con lo mismo. Ya ni las miradas de desprecio de Tomoe me causaban el mismo sinsabor de antes, todo era diferente. Opté por mirar a la ventana en vez del frente de la clase y tratar de encontrar en la clase de gimnasia de afuera, alguna bella imagen para llevarme a la cama esta noche. Mis plegarias fueron escuchadas, era la hora de las del segundo grado, con esos lindos y hermosos minishorts que tanto nos gustan a Nao y a mí. Corrían cuales doncellas virginales de un lado a otro, limpiándose el sudor de la frente con el dorso de la mano.
Las niñas jugueteaban de un lado a otro y no pude evitar poner una sonrisa estúpida mientras las veía. Por un momento me sentí Nao pero luego recordé que estaba ovulando y que era perfectamente normal que me dieran ganas de salir volando por la ventana como si me hubiese tomado un Red bull. La idea desapareció cuando reconocí un par de... piernas muy bien formadas en uno de los grupos que se habían formado en la cancha, esas eran las de Fujino. Shizuru te quitaba las ganas de tirártela en cuanto la veías, no me malinterpreten, estoy muy segura de mi sexualidad pero es que el ver a la oneesama más amada de Garderobe, te hacía sentir tan poca cosa que hasta el pensar en meter mano en ese inmaculado cuerpo se siente como un pecado mortal.
Excusándome con el maestro, procedí a retirarme de la clase para meditar más profundamente el día en la enfermería. Supuse que verle las tetas a Sagisawa-sensei sería un placer menos culposo que mirarle los ojos a Fujino. Inventé que tenía un fuerte dolor de cabeza por la presión en la que me encontraba, parte verdad parte mentira, no me dolía la cabeza aún pero no faltaba mucho para que me reviente una vena en la cabeza. Cerré los ojos y pretendí dormir para no ser molestada por la doctora del colegio, no había pasado mucho cuando escuché que alguien se acercaba a mi cama. Una mano me acariciaba la frente al mismo tiempo que retiraba mi cabello de la cara, cuando abrí los ojos no me la creí...
- "¡Shizuru!"
- "Ara, Natsuki no estaba dormido, ¡qué pena!"
- "Pero tú... ¿No se supone estabas en educación física?"
- "Luego entonces sí me estabas observando, me alegro" - En realidad las veía a todas.
- "¿Te alegras? ¿Qué haces aquí, estás enferma?"
- "Una compañera se desvaneció, supongo que fue el calor" - ¡Ja! Seguro que era una de tus fans - "Así que me ofrecí a traerla a la enfermería, es lo menos que puedo hacer como la representante de grupo"
- "Ya veo"
- "¿Natsuki se encuentra bien?"
- "Tenía algo de sueño"
- "Natsuki no debería saltarse las clases de lo contrario, podría perder el año" - ¿Otra vez?
- "No te preocupes, todo va bien"
- "Espero que no hayas olvidado nuestro compromiso" - Casi lo olvido, entre tanta cosa había borrado de mi mente que ella quería decirme algo.
- "No lo he hecho, pero apreciaría si me das un adelanto"
- "Natsuki tendrá que esperar hasta que el momento llegue"
- "Sí, pero si tú..."
Todo iba bien, la cosa era de ensueño, Shizuru y yo solas en la enfermería y además obsequiándome la hermosa visión de tenerla en ropa de deportes para mí solita. No sé que Dios se compadeció de esta pobre alma solitaria y calenturienta para darme a su hija predilecta, pero claro, siendo yo no podía ser algo bueno. Finalmente cuando pensé que cuando menos, le robaría otro beso a Shizuru en la enfermería y si ella accedía, quizás algo más... ¡Kabum!
- "¡Hola mi amor!"
- "¡NAO!"
- "Ara"
- "¡Qué demonios te pasa araña!"
- "Nada, sólo vengo a saludarte para ver si te encontrabas con bien, para eso son los amigos ¿no?"
- "¡Suéltame o te pego un puñetazo en tu operada nariz!"
- "¡Cómo! ¿Es este el recibimiento que merezco por haberme preocupado por tu bienestar?"
- "Creo que mejor los dejo solos" - ¡No Shizuru no te vayas, Nao sólo está jorobando! ¿Verdad?
- "Buen día Fujino-san" - Dijo Nao aún abrazándome y poniendo una sonrisa tan amplia, que me dieron ganas de meterle un tubo ya saben por donde.
- "Kuga-han" - ¡Noooo otra vez me llama por mi apellido! - "Nos veremos en tu siguiente clase" - Una pequeña esperanza.
- "¿No estabas bajo la firme mano de Ahn Lu?" - Preguntó la araña liberando su abrazo de lucha libre.
- "Ahn Lu-oneesama" - Corrigió Shizuru quien no se veía nada feliz - "Tiene unas actividades con el consejo y no podrá impartir su tutoría a Kuga-han, así que yo la supliré por hoy" - Ah es por eso.
- "Espero que sólo sea por hoy" - ¡Cómo, qué, o sea! ¡NAO!
- "Sí tal vez, me retiro entonces"
- "Adiosín" - ¿Adiosín? Pinche Nao, en cuanto Fujino salga no te la vas a acabar.
- "¡Qué pedo contigo!" - Grité exasperada - "¡La tenía donde quería y me vienes con una de tus clásicas culeradas!"
- "Cuida ese lenguaje Kuga, recuerda que estás frente a tu futura" - Conque vas a comenzar a joderme con eso.
- "¿Mi futura? Si sigues poniéndote en ese plan, dormirás afuera"
- "¿No es maravilloso la vida de casadas?"
- "¡YA BASTA NAO!"
- "No grites, estamos en la enfermería, ¿qué va a pensar la sensei?"
- "¡Qué demonios te pasa! ¿Quieres morir joven, es eso?"
- "Kuga, lo dije antes y lo repito, de casarme con un vejestorio a casarme contigo, pues prefiero la boda gay"
- "¡Gah!" - ¿Me está diciendo que está de acuerdo con este descabellado plan? Típico de Nao, tiene telarañas en vez de sesos en la cabeza - "¡No me voy a casar contigo!"
- "¡Oh sí que lo harás! Tú eres como mi barco de salvación" - ¡Pero qué cínica eres!
- "Y tú eres mi peor pesadilla"
- "Bueno mi amor ¿y ya pensaste dónde vamos a hacer la recepción?"
- "Me cae que eres el ser más pendejo sobre la Tierra"
- "Podríamos casarnos en Europa, Norteamérica ya no está de moda, quizás Francia..." - ¿Me está ignorando la muy idiota? - "Aunque en Francia sólo existen uniones civiles, tal vez sea tiempo de conocer España, ¿te imaginas? ¿Tú y yo en España?"
- "¡Dios santo eres peor que Saeko!"
A pesar de mis notables esfuerzos por evitar a Nao el mayor tiempo posible, ésta se encargó de convertir mi día en una auténtica pesadilla. Afortunadamente frente a las demás siguió haciéndola de amigo inseparable pero en cuanto podía... ¡Las tonterías que me ha hecho! Me siento como el marido atormentado porque su mujer quiere un auto nuevo, jamás pensé que éstas cosas fueran a pasarme a mí, ¡a mí! Es decir, seamos honestos, el tópico del matrimonio es simplemente algo que nunca de los nuncas había pasado por mi mente hasta que Saeko y Juliet lo incorporaron a mi vida.
¿Dónde quedaron aquellos días en donde Nao y yo éramos las mejores compinches y salíamos a ligar en los antros? ¿De qué se trata todo esto? Entonces se supone que pasaré así el resto de mis días, ¿con Nao? Ni siquiera me atrevo a intentar el pasar la imagen mental de Nao y yo juntas en ningún lugar, llámese cama, baño o casa. Hastiada de la situación decidí guarecerme en el único lugar en donde me sentía segura, no tanto por la compañía sino por el hecho de conocer muy bien la aversión de Nao hacia el té. Así es, corrí a las faldas de Fujino para evitar este ridículo circo del que yo era protagonista.
- "Veo que Kuga-han está impaciente por tomar su clase, puesto que no me esperaba que llegara antes"
- "Sí verás, no ha sido un buen día"
- "Me imagino"
¿Saben que es lo que más me choca de Shizuru? El hecho de que a veces siento que ella sabe todo y absolutamente TODO lo que está ocurriendo en Garderobe. A veces cuando le veo a los ojos y escucho ese tonito fastidioso en su voz, tal y como el que acaba de emplear, me parece que debo verme como una perfecta idiota que cree que engaña a todos cuando sólo se engaña a sí misma. Así de jodida está la cosa y ahora no me siento de humor para aguantar las pendejadas de Shizuru.
- "Bueno ya, sácalo de tu ser Fujino, ¿qué demonios te está pasando ahorita?"
- "¿A mí?" - ¡Qué m... eres!"
- "Quita esa cara de inocente que no me convences"
- "Parece que Kuga-han en realidad no anda de buen humor, quizás sea mejor suspender esta clase para otra ocasión..."
- "Te doy la razón, dejemos las tonterías a un lado y vayamos al grano, sácalo ya"
- "No comprendo"
- "¡Shizuru! Vine temprano porque pensé que tenías algo importante qué decirme, pero veo que sólo estás haciéndote a la misma y estás evitando el tema"
- "Kuga-han debería mejor tomarse un té para tranquilizar sus nervios"
- "De acuerdo pero deja de llamarme Kuga-han"
- "Es que eso forma parte de lo que quiero decirte"
- "Escucho"
- "Se trata de mi prometido"
- "Ajá"
- "Reito-kun" - A él sí lo llama por su nombre - "Viene a Garderobe"
¿Alguna vez has tenido la sensación de que el mundo está en tu contra? Juro que hay algunos días, porque los hay, en donde me levanto de buen humor y dispuesta aguantar lo que venga con una buena cara, pero ¿hoy? Hoy ha sido un ejemplo del por qué no se debe ser buena gente con nadie. En tan sólo unas cuantas horas he tenido que lidiar con una madre que ha decidido sacar del clóset todos sus esqueletos, o sea a mí. Por si no fuera esto suficiente, con alevosía, premeditación y ventaja, ha decidido que deberé casarme con mi ex mejor amiga y hacerlo un acto público y por último, Fujino me cantó en la cara que su prometido viene a Garderobe.
- "A Garderobe"
- "Sí"
- "Tu novio de toda la vida"
- "Así es"
- "Pregúntome yo, por qué me lo estás diciendo..."
- "Natsuki" - Usas mi nombre muy a tu conveniencia, ¿no? - "No sabía a quien decirle, estoy muy nerviosa"
- "¿Por qué?" - ¿No tienes amigas o qué?
- "Me avisaron esta mañana que él venía a pasar unos días en el colegio, no comprendo" - Yo tampoco y nada - "¿Qué tal si viene para llevarme a casa para casarnos?"
- "¿Casarse?" - Antes mato al hijo de la fregada.
- "¡Natsuki, Natsuki...!"
Shizuru se echó a llorar en mis brazos, me agarró tan de sorpresa que no supe cómo reaccionar en el momento. Cuando logré superar mi estupidez inicial, finalmente conseguí confortarla en un abrazo algo torpe. Mientras Shizuru temblaba en mi regazo, comencé a cavilar lo que estaba ocurriendo, primero tenemos que el dichoso prometido viene a Garderobe. El colegio que se supone era territorio virgen e inmaculado, tendré que hablar con la tía en cuanto tenga la oportunidad, esto está muy pero muy raro.
Cuando Shizuru se tranquilizó me pidió que de ninguna manera se me ocurriera tratarla con ninguna familiaridad delante de nadie, de lo contrario, la metería en serios problemas con su familia. Tal petición me hizo pensar que a lo mejor todo esto fue una pésima actuación de su parte, en un vano intento por mantenerme al margen de la situación. Aunque no pretendo contrariar los deseos de la oneesama de Garderobe, sí tengo pensado seguir como perro al tal Reito, esto es algo que no puedo pasar por alto.
- "¿Todo bien amor?"
- "Ya bájale no estoy de humor Nao"
- "Uy ¿tan mal te fue con tu noviecita?"
- "Shizuru no es mi novia" - Muy a mi pesar - "Y sí, me fue pésimo"
- "Pues qué te dijo"
- "Dijo que su prometido viene a Garderobe"
- "¿Qué quieres hacer? ¿Lo golpeamos y lo regresamos a su casa en una bolsa de plástico?" - Esa es la clase de apoyo que esperaba de mi mejor amiga, menos mal reaccionó de buena manera.
- "No sé, no lo he pensado todavía"
- "Mmmm, ¿lo sabe Miss Maria?"
- "Sí"
- "¿Y?"
- "Dijo que los Fujino le avisaron casi poco después de que nuestras madres salieran de Garderobe"
- "¿Y?"
- "No puede hacer nada, tampoco sabe si el prometido viene por Shizuru pero aún así, esperará instrucciones por parte del papá Fujino"
- "Creo que te estás estresando por nada" - ¿Nada? - "Mira, lo que en este momento necesitas es uno de mis famosos masajes especiales"
- "¿Así de plano?"
- "Ven"
Realmente necesitaba ese masaje, Nao me pidió que me sentara en su cama mientras ella trabajaba mis hombros. Cielos, la abstinencia es una mala consejera, hasta Nao se me está antojando ahorita. A pesar de que no hice intento alguno por brincar sobre la pelirroja, la situación sí se estaba calentando, al menos la mía. Tuve que apretarme la mandíbula para no emitir algún sonido gutural que me delatara de la incómoda situación, no le pedí que se detenga porque si no, hubiese sido un pretexto para que comenzara a fastidiarme.
- "Kuga..." - Dijo casi en un susurro.
- "Qué" - Respondí medio zombi.
- "Tu tía está en la puerta" - ¡Ah!
- "¡Tía!"
- "Ejem, lamento interrumpirlas pero necesito hablar con ambas sobre la presencia de auténticos varones en Garderobe"
- "Te escuchamos" - ¡Qué vergüenza, me vio cachondeando con Nao!
- "Vístanse y las espero en mi oficina"



ya se acerca el final  ....... bueno todavia no jejejeje
dejen sus comentarios

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante, no se si compadecerme de Natsuki, pero se ve divertido siendo la pareja de Nao. Haber que hace con lo del prometido de Shizuru.

Onegai continua esta muy lindo!!!

^^

tom-ash ketchum dijo...

.-.
NO QUIERO QUE TERMINE EL FIC :)CONCUERDO QUE ESTA MUY DIVERTIDO AMO LAS LEPERADAS DE NATSUKI, SON COMO LAS QUE USO A DIARIO XD

Publicar un comentario

Antes de comentar ten en cuenta lo siguiente:
Sigue las normas básicas, sé respetuoso. Los comentarios serán moderados, si respetas, no habrá trabas.
No está permitido escribir enlaces que no tengan que ver con la entrada. Cualquier enlace fuera de lugar será borrado. Si lo que quieres es promocionar tu sitio web, ve a la seccion de Afiliados ó utiliza la opción OpenID.
Para comunicarnos mejor: los que no tengan cuenta de Blogger (o similar), pueden poner un nombre personalizado eligiendo la opción "Nombre/URL"

Gracias ^_^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...