Rss

viernes, 27 de mayo de 2011

viernes, 27 de mayo de 2011

Fujino Travel - CAPÍTULO 5



AUTORA: HauR
Enviado por: jen

FUJINO TRAVEL
DIA 2
El Cairo, Egipto
03:30
27 de Julio de 20XX
Finalmente llegamos al aeropuerto de El Cairo, no sé si contarles las molestias de pasar la aduana o simplemente irme de lleno al viaje... ¡Pero como esta historia la narro yo, se aguantan! El punto es que nos revisaron como perros, nos trataron como perros, los médicos nos examinaron con una sutileza similar a la de una visita al veterinario, sólo les faltó el termótetro rectal y que yo terminara ladrando. Una vez que los de salud dieran el visto bueno, entonces nos sellaron el pasaporte y nos dejaron entrar. Para cuando eso ocurrió ya eran como las cinco de la mañana, Fujino nos llevó a un hotel y una vez registrados caímos como piedras en la cama
- "...tsuki.." - Mmmm - "¡Natsuki! No viajamos más de 9,000 kilómetros desde Tokio para que tú te la pasaras durmiendo!"
- "Mamá... me muero de sueño"
- "Si hubiese querido viajar contigo para verte dormir hubiese hecho mejor una excursión a tu apartamento" - De hecho la hiciste...
- "De acuerdo... me levanto" - Respondí no muy convencida.
- "Te espero en el restaurante, recuerda que el día de hoy la única comida gratuita será esa"
- "¿Qué hora es?"
- "Las siete de la mañana, apúrate"
- "GRRRR"
Así que me tuve que levantar después de un viaje interminablemente largo para 'desquitar', según mamá, la única comida gratis de la excursión. En lo personal, me la pude pasar de lo lindo si me hubiesen dejado dormir todo el día, con seguridad ni hambre iba sentir, pero bueno. Según el itinerario de mamá hoy teníamos una excursión de mediodía para ver las pirámides de Giza y algo de una esfinge de un tal Efrén... ¿o era Kefrén? Probablemente esta parte sea la más interesante de todo el dichoso viaje, lo demás se me hace completamente de flojera.
Pero pasando a otro tema, el hotel no está del todo mal, aunque el desayuno es continental o sea pan y jugo... valiente manera para empezar el día. Pero como yo ya había previsto este percance le he pedido al cocinero que me de mayonesa y se la he embarrado a una pila de panes que tenía en la canasta de la mesa, ¡delicioso!
- "No entiendo como alguien que estudió medicina puede dormir tranquila comiendo esa porquería"
- "Tal vez porque no soy nutrióloga..." - Alegué con todo el cinismo del mundo.
- "Hn"
Nada como empezar la mañana con un pleito en la mesa, ya comenzaba a extrañar los viejos tiempos. Mamá prefirió evitar el tema y mejor comenzó a hablar, sin parar, sobre el día de hoy. Debo confesar que estoy algo sorprendida, cuando salí del cuarto tenía la certeza de que me iba a encontrar a mamá sentada en la mesa de los Takeda, pero no fue así. Los Takeda ocupan una mesa completa ellos solos, supongo que esa fue la razón para que prescindiéramos de tal agradable compañía. También me pasó la loca idea de que mamá se sentara con Fujino pero ella está en la mesa de los Marguerite, charlando amenamente mientras juguetea su desayuno.
- "Demonios, hace mucho calor"
- "Esta vez te doy toda la razón madre" - Y eso que estamos en el aire acondicionado.
- "¿Has recibido alguna noticia de Alyssa?"
- "Mmmm" - ¿Deberé decirle?
- "Afortunadamente Nao-chan se quedó con ella, no sabes lo tranquila que me siento de que esa muchacha se haya ofrecido amablemente a acompañarla por unos días. ¡Es tan buena chica!"
Ok, me había olvidado del hecho de Nao por completo y el sólo recordar que Alyssa se encontraba sola con esa araña patona, me hizo reaccionar como toda buena hermana mayor. Le he timbrado a Alyssa sin pensármelo dos veces, afortunadamente respondió con rapidez el aparato lo cual indicaba que aún seguía 'intacta', al menos por Nao.
- "¡Nat-chan!" - Cómo odio ese apodo.
- "Buenos días Alyssa"
- "Buenas tardes Natsuki, aquí son las 2:35 de la tarde"
- "¡Oh! No había reparado en ello..."
- "Sí, sabía que ni siquiera recordarías la diferencia de horarios eres muy despistada"
- "Hn"
- "¿Cómo estuvo el viaje, cómo están ustedes? Cuéntame"
- "Estamos bien..." - Molidas - "Estamos desayunando para irnos a ver pirámides"
- "¿En serio y mamá está bien?"
- "Como siempre"
- "Ya... Dile que no se preocupe por mí, Nao-san está aquí y te manda saludos..." - ¡Qué hace esa estúpida araña sola en la casa y con mi hermanita! - "No Nao, no puedo decirle eso a Natsuki por teléfono..." - Maldita araña...
- "¿Todo bien?"
- "Nao-san se está encargando, tú no te preocupes disfruta tu viaje y buena suerte"
- "Gracias..." - Creo.
En cuanto terminé la llamada decidí mandarle un rápido mensaje a Nao para recordarle los límites que por NINGUN motivo, podía cruzar. Jamás me contestó el mensaje y eso comenzó a inquietarme, claro que a mamá no le dije nada de eso. Así que terminamos nuestro desayuno sin ningún contratiempo y abordamos un autobús que nos esperaba en la puerta, este vehículo nos llevaría a nuestro destino que eran las pirámides, afortunadamente según Fujino, el viaje sólo sería de media hora. Antes de abordar, Fujino nos comentó que la visita a las pirámides sería guiada por una arqueóloga japonesa de mucha experiencia en el campo, lo cual haría nuestra visita más provechosa. Lo que Fujino no nos dijo era quién era la famosa experta en la materia, pues ésta resultó ser...
- "Hola a todos mi nombre es Sugiura Midori, gusto en conocerlos" - Madre mía.
- "Mira Nat es Midori-chan" - ¿Midori-chan? ¡Si esa está todavía más vieja que yo!
- "Será para mí todo un placer acompañarles en este maravilloso lugar que es Egipto..." - ¿Eso significa que va a estar con nosotros todos los días? - "Empezaremos primero con una de las siete maravillas del mundo..."
Bla, bla, bla; callar a Midori es una empresa algo difícil, sobre todo en cuanto a historia se trata. Los demás compañeros de la excursión han abierto sus bocas en cuanto Midori comenzó las explicaciones de lugar al que nos dirigíamos. El chofer por su parte se veía concentrado en su trabajo, no volteó a ver una sóla vez hacia nosotros. Supongo que era parte de su trabajo, aparte de que dudo mucho que él supiera japonés. El júbilo de los excursionistas se hizo notar, todos cuchicheaban sobre lo buena que era la arqueóloga en cuanto a la materia, lo fascinante de la historia de Egipto y de lo hermosa que era Fujino... !
Así que después de poco más de media hora finalmente llegamos a la meseta de Giza que es en donde se encuentran las pirámides. Una vez fuera del bus lo primero que puedo describir de tan impresionante lugar fue lo siguiente... hay un calor infernal, un sol de la fregada y creo que no debí traer jeans. Mamá por otro lado se veía que tampoco la estaba pasando muy bien, se puso un simpático gorro en la cabeza y unos lentes que le cubrían toda la cara; el atuendo acompañado siempre por su enorme bolsa en donde podías encontrar cosas fuera de la imaginación. Creo haber visto un rollo de papel ahí en algún lado, lo utilizaré más tarde para secarme el sudor.
El paisaje sin duda era algo extraordinario, todo el lugar era polvo y arena. ¿Recuerdan esas películas del medio oriente en donde hay camellos y gente con turbantes? Pues es la misma cosa, sólo que ahora desearía uno de esos turbantes para cubrirme la cabeza y uno de esos batones árabes. Siguiendo el consejo que nos dieran en una reunión antes de partir de Japón, he traído una blusa de manga larga de algodón para protegerme del sol, pero el calor es agobiante. Midori sigue habloteando en lo que Fujino fue a comprar unos boletos para entrar a Keops, la mayor de las pirámides... lo que me recuerda que no he hablado nada de las pirámides. Pues bien la historia va más o menos así...
- "Egipto o Kemet, como le conocemos nosotros, está dividido en tres regiones; el Alto Egipto, el Bajo Egipto y Nubia..." - La división del territorio se hizo por el cruce del río Nilo, puesto que el Nilo nace en el Lago Victoria de Africa para desembocar en el Mediterráneo - "Keops es conocida mundialmente como La Gran Pirámide y como la séptima maravilla del mundo antiguo que aún sigue en pie"
Keops es la pirámide más grande de entre las tres que están en la meseta, le sigue en tamaño Kefrén y finalmente la más pequeña de las tres, Micerinos. Si te fijas bien la dichosa Gran Pirámide no se ve tan grande, sino que Kefrén se ve mucho más elevada; según Midori la pirámide de Kefrén se encuentra en un punto más alto que Keops, dando el efecto óptico de que es de mayor tamaño. Sin embargo la erosión de los años ha hecho que efectivamente, Kefrén sea mucho más alta que Keops, puesto que esta última está más dañada. En su interior se encuentran cámaras en donde se encontraban los sarcófagos de los faraones.
Realmente Midori sabía lo que decía, nos dio las medidas de las pirámides, los pesos de cada piedra que las conformaba, nos indicó el ángulo casi perfecto al que estaban erigidas (89o), el por qué de las entradas no estaban al frente sino a siete metros del ángulo recto, los túneles que se encontraban en ella y que hasta ahora era un misterio el para qué servían; en fin, infinidad de datos que realmente resultaban interesantes. El problema fue cuando Midori comenzó a hablar del tiempo que se tardaron en construirlas y de la época. Según Midori y muchos más, el tiempo que les tomó a los egipcios levantar tales monumentos fue de veinte años, tarea que para los tiempos en donde ni siquiera existía la rueda era razonablemente imposible.
El material del que estaban hechas las piedras venía de un lugar lejano a donde ellas se encontraban edificadas; estamos hablando de que la gente que trabajó para construirlas era mucha y todos debieron ser unos ingenieros muy buenos, puesto que el nivel de presición era imposible de igualar al menos para la época. Luego nos dijo que los científicos no se han puesto de acuerdo de en qué tiempo se construyeron, puesto que para muchos realmente tienen unos 5,000 años de antiguedad, pero otros dicen que en realidad llevan cerca de 10,000 años.
Nuestra guía continuó hablando también de que la alineación en la que las pirámides se encontraban era alusivo al cinturón de Orión (Osiris para los egipcios), pero no le paró ahí. Habló de la dureza de las piedras y de las súper brocas que debieron utilizar para perforarlas y trabajar en las entradas, nos comentó sobre un cilindro de madera que venía del futuro... Pero mi parte favorita fue la siguiente:
- "En el centro de Africa, cerca del nacimiento del Nilo se encuentran los Dogones, ellos afirman que hace diez mil años una extraña luz vino del cielo y que de ella emergió una tribu de hombres mitad pez que decían venir de una estrella llamada Potoloo. Estos seres decían que en su sistema solar había una estrella llamada Digitaria, la cual Potoloo tardaba cincuenta años en rotarla"
- "Ara.."
- "Bueno pues resulta que Potoloo y Digitaria fueron observadas por un telescopio humano en el año de 1864, pero en realidad ya se sabía de su existencia desde 1824; se les conoce como Sirio B y Sirio A, respectivamente"
- "Ambas estrellas se encuentran en la constelación de Can Mayor, se dice que cuando la estrella de Sirio se veía en el cielo, indicaba la época de inundaciones del Nilo" - Complementó Fujino para aterrizar un poco las locas ideas de Midori.
- "Y los Dogones estaban en lo correcto, Sirio B (Potoloo) realmente tardaba ciencuenta años en darle la vuelta a Sirio A (Digitaria); esto se descubrió en 1972" - Y dale con los dogón...
Debo admitir que eso fue interesante pero en realidad me niego a creer que seres extraterrestres viajaron a la Tierra para edificar pirámides, por muy bonito que eso suene. Pero si creen que Midori se quedó con la teoría de los extraterrestres se equivocan, Midori le siguió con la teoría de los Atlantes... Así estuvimos hasta que pudimos entrar a Keops. Sino me equivoco, Midori era la presidenta de un club muy loco en Fuuka, se les conocía como 'Primer Contacto'. Si la memoria no me falla, las actividades del club consistían precisamente en comprobar la vida extraterrestre, resolver los misterios de las civilizaciones antiguas y probar la presencia de los espíritus entre nosotros.
En la fila Midori y sus borregos siguieron discutiendo sus bizarras teorías, mamá por otro lado se encontraba sentada en una piedra de probablemente unos 3,000 años de antiguedad. Le sugerí que mejor se levantara pero ella me dijo que maldeciría a todo aquel que osara moverla de ese lugar... También le ofreció a un local unas 20 libras egipcias para que le diera sombra y le abanicara en lo que entrábamos a la pirámide. No cabe duda que para mí el misterio más grande del universo era mi propia madre, ¿cómo demonios se comunicó con un hombre que hablaba un idioma extranjero y además mantuvo una conversación con él?
- "Ara, ese pantalón de mezclilla no se ve muy cómodo"
- "Pues sí lo es"
- "No lo dudo" - ¡Como fastidias!
- "Pensé que habíamos fumado la pipa de la paz"
- "En realidad he venido a darte un consejo, prima Natsuki" - Sigue con lo de prima...
- "¡Oi Fujino!"
- "No deberías estar tomando las bebidas que los locales te ofrecen"
- "¿Por qué no?"
- "Dice la leyenda que todo aquel que profane las pirámides de los faraones, recibirá su maldición"
- "¡Ja, qué ridículo!" - Quiere venir a asustarme con un cuento chino - "Tengo mucho calor y la boca la tengo seca"
- "No digas que no has sido advertida, ¿entramos juntas?" - Arqueé la ceja en un gesto cuestionante - "Verás, Tomoe-chan no ha dejado de acosarme desde que empezamos el viaje y comienza a crisparme los nervios"
- "Yo pensaba que Fujino-sensei estaba muy feliz de tener a su pequeña pupila a su lado"
- "Ikezu"
- "De acuerdo, vamos juntas" - Me volteé buscando a mamá y le grité - "Madre deja de negrear a ese pobre hombre, ya entramos"
No cualquiera puede pasar a la dichosa pirámide, sólo venden unos cuantos boletos a los visitantes y tienen un límite de entradas. Me imagino que la razón es para evitar que las pirámides se deterioren más rápido por la entrada de tanto turista curioso. Parece que los contactos de Fujino son buenos porque todos hemos podido entrar, lamentablemente me imaginaba algo más moderno pero debí suponerlo, pues todo esto es pura piedra. Pero bien, aparentemente nosotros entramos por un acceso que se hizo en una excavación pasada, lo que se traduce en que este boquete lo hizo un profanador de tumbas o un arqueólogo profanador, la misma cosa.
En el interior de la pirámide me esperaba ver dibujos o grabados, no sé, a lo mejor oro. Por alguna extraña razón mi visión de Egipto se quedó en la visión de Yu-Gi-Oh!, pero qué ignorante era. Pues nada, que de dibujos ni un pelo, todos desaparecieron con la erosión y los años, suponiendo claro está, que en realidad hayan existido. Mi parte favorita, fue el recorrido de la pirámide; nos metimos en un tunel angosto como de un metro de ancho y con menos de metro y medio de alto, súmenle a todo esto que el 'pasillo' estaba empinado. El punto es que decidí ponerme al frente de mi madre, por si necesitaba ayuda, yo quedé detrás de Fujino para recorrer prácticamente gateando los 20 metros que tenía de longitud.
Al metro diez del recorrido descubrí que me faltaba el aire, padecía de claustrofobia, me dolían las rodillas, el polvo me estaba matando por no mencionar el calor y mi último descubrimiento fue que Fujino usaba hilo dental. Genial Natsuki, tienes una de las siete maravillas de la antiguedad a tus pies y te deleitas con observarle su enorme, pero bello, posterior a la 'prima Shizuru'. Los años me han vuelto muy mañosa... ¡Pero a quién se le ocurre usar un hilo negro en un pantalón color khaki!
Finalmente después de llegar a una cámara en donde se podía respirar un poco mejor que en el corredor, ascendimos por otro estrecho pasillo unos veinticinco metros más, todo para llegar a la cámara del faraón. Pues bien después de tan loco recorrido la cámara contenía un sarcófago, o al menos eso nos vendieron en cuanto pusimos un pie en la pirámide. Claro que para llegar a tan anhelado tesoro primero tuvimos que cursar 40 metros de recorrido incómodo, para toparnos con la imagen de que el sarcófago del faraón... resultó ser una lápida de piedra rojiza que se veía increíblemente chafa; rota por los saqueos y los años, vacía por los pillajes... En fin, no sé que me esperaba yo de todo esto pero debí suponer que no me iba a gustar.
Una vez fuera de la pirámide respiramos aire fresco... o al menos lo intentamos, puesto que el aire es muy caliente y nada relente. Midori entonces nos indicó que era tiempo de ver la famosa Esfinge de Giza... Pues la Esfinge se encuentra de cara al este viendo hacia donde sale el sol, de 20 metros de altura y cerca de la pirámide de Kefrén; se cree que fue construida en la dinastía cuatro, pero Midori nuevamente metió sus raras teorías extraterrestres en esto... Seguimos, el punto es que la dichosa esfinge estuvo enterrada por muchos años pero las excavaciones hicieron ver que en realidad había una cantera debajo de ella.
Una vez finalizadas las excavaciones se pudo observar que la esfinge tenía un ancho de catorce metros y un largo de setenta. Cabeza humana y cuerpo de león, se piensa que en realidad es el faraón Kefrén pero según Midori eso no podía ser, puesto que según la historia ese faraón perteneció a una época posterior a la esfinge. La erosión de las piedras que se encontraban alrededor lo desvelaba, puesto que la teoría dice que la esfinge y las pirámides fueron construídas en una época en donde todavía existían lluvias fuertes en Egipto.
Finalmente abandonamos Giza, para que Midori nos llevara a un lugar en donde vendían perfumes, supongo que pretendía quedarse con las comisiones de los pobres tontos que cayeran en las artimañas de los vendedores. Por cierto, mamá se compró unas esencias ahí que supuestamente daban suerte en el amor... ¡hágame usted el favor!
- "¿Qué te ha parecido el viaje Natsuki-kun?"
- "Sugiura, pensaba que en tu papel de experta egiptóloga no te acercarías a saludarme"
- "Me ofendes Natsuki, primero no soy egiptóloga, soy arqueóloga y si no me he acercado es porque estoy trabajando"
- "¿Cómo demonios no te han sacado del país con tantos disparates que les cuentas a los turistas?"
- "Bueno por una parte, hay pocos guías japoneses aquí... ¿Es ese Takeda-kun?"
- "Vino con toda su familia"
- "Ya veo, ¿tu mamá sigue queriendo buscarte marido, eh? Deberías decirle ya de una buena vez que tus preferencias no van para ese lado..."
- "Dudo que lo entienda, ¿sigues con Yohko-san?"
- "Debe andar por ahí, vive conmigo aquí en El Cairo. Deberías buscarte compañia Natsuki, no es sano estar sola por mucho tiempo"
- "Ajá, lo dice quien huyó de Japón para buscarse una aventura en Egipto"
- "Pero Yohko vino a buscarme, algo que le agradezco infinitamente; dudo que Mai-san haga lo mismo por ti... Se casó con Tate, ¿no?"
- "No me la recuerdes..."
- "Ara, no sabía que ustedes dos se conocieran" - Interrumpió Fujino.
- "Shizuru-san, Natsuki-kun fue mi condiscípula en la universidad de Todai, además de que ambas somos de Fuuka"
- "Parece que este viaje está lleno de viejos conocidos..."
- "Puedes apostar" - Respondí con un tanto de ironía.
- "Después de esto iremos directo a Asuán, ¿no es así Shizuru-san?"
- "Es correcto, Sugiura-san"
- "Nat, una vez que abordemos el crucero podríamos tener una fiesta de bienvenida a Egipto en el bar de la motonave"
- "Midori..." - Esta sólo en beber piensa.
- "Yohko estará ahí, será como en los viejos tiempos. ¿Habría algún problema si Shizuru-san se nos uniera a nuestra fiesta?"
- "Si ustedes no tienen ningún inconveniente"
- "Por supuesto que no Shizuru-san, además podemos hacerte tu despedida de soltera hoy mismo"
- "¡No le hagas caso Fujino, esta mujer está mal de la cabeza!"
- "Por lo contrario Kuga-san, creo que será muy divertido"
- "Bien, prosigamos con la excursión y les busco en la noche para ponernos de acuerdo" - Respondió demasiado excitada Midori.
- "Qué remedio"
Después de un día muy cansado, mamá y yo paramos en un puesto a beber cerveza y medio comer algo, fieles a nuestros malos hábitos alimenticios. Takeda Minami, la mayor de los Takeda, se encontraba con nosotros en el mercadillo en donde estábamos bebiendo. Minami-san era una mujer agradable, tengo entendido que trabaja en el edificio Kokkai, dice pertenecer a la Cámara de Consejeros. Es una mujer muy preparada y de muy buena plática, completamente opuesta al idiota de su hermano menor, pero bien, tengo entendido que él trabaja con ella.
Minami nos presumía un escarabajo de jade que se compró a buen precio en Giza, mamá dijo que para ella el precio que le ofrecieron era demasiado. Sin embargo ambas compartieron gustos en esencias y en ese momento le pedí a Dios... ¡Sálvame de este lugar! Y Dios dijo... sea, mi teléfono sonó.
- "¿Nao?"
- "No imbécil, habla Cleopatra. ¡Demonios Kuga, un poco de arena y sol y te has vuelto estúpida!"
- "¡Qué demonios quieres araña!"
- "Alyssa está embarazada"
- "¡QUE!"
- "Baja la voz Hachi, seguro tu mamá está contigo, ¿no?"
- "Pero... ¿Cómo...?"
- "Prueba rápida, si pinta pelas"
- "¿Estás segura?"
- "Kuga, he usado esta prueba en algunas ocasiones y créeme es muy certera"
- "¿La has usado, tú?"
- "En algunas ocasiones, ya sabes, cuando bebo mucho jalo parejo"
- "Esas pruebas se equivocan..."
- "La hicimos dos veces"
- "¿Cómo está Alyssa?"
- "Se lo ha tomado bien excepto por..."
- "Excepto por qué"
- "Bueno, dice que no sabe quién pueda ser el papá"
- "%#$&%!"

2 comentarios:

tom-ash ketchum dijo...

primer comentario!
pues esta genial
cualquiera se pondria asi depues de semejante travesia en el mistico egipto.
Midori tan sincera ¬¬
y lo ultimo me mato de risa y deseo que sea una broma o no? o_0

archer dijo...

me encanta , alissa embarazada eso esta cool, pero que clase de despedida de soltera tendra shiz yo quiero ir ^^

Publicar un comentario

Antes de comentar ten en cuenta lo siguiente:
Sigue las normas básicas, sé respetuoso. Los comentarios serán moderados, si respetas, no habrá trabas.
No está permitido escribir enlaces que no tengan que ver con la entrada. Cualquier enlace fuera de lugar será borrado. Si lo que quieres es promocionar tu sitio web, ve a la seccion de Afiliados ó utiliza la opción OpenID.
Para comunicarnos mejor: los que no tengan cuenta de Blogger (o similar), pueden poner un nombre personalizado eligiendo la opción "Nombre/URL"

Gracias ^_^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...