Rss

jueves, 5 de enero de 2012

jueves, 5 de enero de 2012

La Gran Batalla de Fuuka - Capítulo 17

Autora: Lobanako
(con cariño para Eva, gracias por estar ahí siempre y obligarme a seguir escribiendo cuando yo no encontraba motivación)
CAPITULO 17
El viento gélido le azotaba la cara, su pelo ondeaba salvajemente por el aire huracanado que lo agitaba, Dhuran estaba corriendo con toda su alma, pero no parecían estar mas cerca de Shizuru.

-Maldita Shiho...no permitiré que le hagas daño...aunque sea lo ultimo que haga.

Empezó a materializar sus armas pero algo había cambiado, esa rabia, ese odio, esa necesidad de salvar a Shizuru habían intensificado el poder de sus pistolas, las cuales se habían convertido en un enorme cañón plateado, Natsuki miraba atónita el enorme arma que sostenía entre sus manos, realmente era hermoso, se parecía mucho a los cañones que Dhuran tenia en la espalda, sin pensárselo dos veces apuntó a la cabeza del gigantesco cuervo que ahora parecía estar incluso mas lejos y disparó, un enorme rayo luminoso atravesó el cielo, el tiro falló por escasos centímetros pero el ala del Hijo fue atravesada por el gélido rayo, el cual congeló la mitad del cuerpo de la criatura y empezó a caer, cuando la pata que tenia sujeta a Shizuru se abrió en un espasmo de dolor dejándola caer al vació. Natsuki sentía el corazón en la garganta y Dhuran aceleró aun mas su carrera, cuando se situaron debajo de la castaña la peliazul saltó y la agarró entre sus brazos, mientras Dhuran seguía con su persecución al cuervo que estaba a punto de caer al suelo, incapaz de seguir volando con la mitad de su cuerpo paralizada, Natsuki miro hacia el vació que se aceraba a sus pies y vio que un lago ocupaba el lugar donde aterrizarían, cuando estaba a pocos metros de la superficie del lago cogió aire... y se hundió, debido a la altura desde la que habían caído estaban hundiéndose mucho, Natsuki trataba de luchar contra la fuerza que las empujaba hacia abajo pero era demasiado difícil levantar su peso, el de Shizuru y encima superar a la corriente que las hundía, pero no podía permitirse rendirse, así que siguió braceando contra la corriente que las arrastraba al fondo del oscuro lago y cuando empezaba a perder la esperanza, su cabeza salio al exterior y se lleno los pulmones de aire de forma ansiosa, con una necesidad de oxigeno que casi dolía, agarró a Shizuru de la cintura y siguió braceando un poco mas hasta la orilla, la tendió y trató de buscarle el pulso.


-Que tonta soy, si no tuvieras pulso yo no estaría aquí-dijo tratando de calmarse-

Shizuru estaba tendida en el suelo, estaba realmente pálida y sus labios tenían un leve tono morado, Natsuki se preocupó sin saber que le pasaba exactamente, y entonces algo sonrojada lo entendió, el uniforme de la castaña estaba completamente mojado y su falda y su camisa se ceñían a su cuerpo el cual temblaba un poco, la peliazul se dijo que tendría que darse una reprimenda a sí misma mas tarde por no pensar en ello, buscó unas cuantas ramas secas e invocó sus pistolas las cuales habían vuelto a su forma normal y disparó hacia el montón de ramas que había juntado, estas empezaron a arder enseguida calentando el ambiente a su alrededor.

-Bien, ahora solo falta...-se sonrojó de nuevo-.

Tenia que quitarle la ropa a Shizuru para que no se le pegase la humedad al cuerpo- pero...desnudarla...-sacudió la cabeza nerviosamente, ahora no era momento para tonterías, la castaña tenia frió y podía coger una hipotermia si no se calentaba rápido, así que con cara de decisión empezó a desabrocharle la camisa a Shizuru, cuando le desabrochó el ultimo botón intentó incorporarla para quitársela y casi chilló cuando vio que la miraba de forma divertida.

-Vaya Natsuki, nunca pensé que fueras tan pervertida, mira que aprovecharte de mi en este estado...
-¡NO! no...no es lo que piensas Shizuru...yo...estaba...tu ropa estaba mojada y pensé que lo mejor seria quitartela para que no resfriases.
-mmm, eso me suena a excusa.

Shizuru con unos movimiento rápidos y ágiles agarró a Natsuki y la tumbó, echándose ella encima.

-Realmente eres una pervertida.
-Shi..shizuru te juro que no...

Un enorme impacto sonó a escasos metros de su situación y  ambas se levantaron para ir hacia allí.
Dhuran estaba gruñendo tratando de agarrar por el cuello a Yatagarasu mientras Shiho gritaba.
-¡Acaba con el!

Pero el cuervo no tuvo fuerza suficiente y tuvo que alejarse unos metros evitando que el lobo lo agarrase con los dientes, Dhuran parecía tener la batalla ganada cuando otro Huérfano apareció, era idéntico a los que habían atacado la escuela hace unos días y Shizuru tuvo un mal presentimiento, Fumi estaba de pie encima de la cabeza del Huérfano con una sonrisa encantadora en el rostro.

-Vaya Natsuki-san y Fujino-san, veo que aun estáis vivas, es una pena porque eso significa que tarde o temprano tendré que mataros yo.

Shizuru calló de rodillas al suelo agarrándose el costado.

-¿Pero que es esto?,¿tan rápido caes?.

El Huérfano parecía algo inquieto y Fumi lo entendió.
-Vaaaaya, así que infectada ¿eh?, pues lamento decirte Fujino-san que no existe cura para el veneno de los Rondadores, es raro que alguien se infecte con el veneno de sus dientes o sus cuernos pero tu lo has echo, te felicito, dentro de poco la oscuridad se apoderara de tu corazón y tu también le pertenecerás a lord Kokuyou, deja de luchar contra ello, solo déjate llevar y envolver por su cálido y oscuro abrazo.
-¡No!-Grito Shizuru aunque no se sabe si lo hizo por el dolor o por lo que le decía la directora.

Natsuki no podía creer lo que estaba escuchando, así que invocó sus pistolas y empezó a disparar al Huérfano, Dhuran también siguió luchando, los disparos de las pistolas cada vez eran mas intensos y mas potentes hasta que la rabia y el odio hacia aquellas personas que querían hacerle daño a lo que mas quería las hizo cambiar de nuevo, la peliazul juntó sus manos por encima de su cabeza sosteniendo una pistola en cada una y tras un destello luminoso su cañón apareció, rápidamente lo apuntó hacia Fumi y el Huérfano pero el cuervo la atacó lanzándola a varios metros, cuando se levantó vio a Shiho mirándola con odio y Natsuki le devolvió la mirada.

-¿Por que haces esto?, ¡se suponía que eras de las nuestras! ¿Por que nos has traicionado?
-Lo siento Kuga-san, pero no puedo permitir que le Hagan daño a mi onii-chan, si colaboro con Kokuyou no le aran nada malo, ¿acaso no arias tu lo mismo por la persona que amas?.

Natsuki miró a Shizuru la cual aun jadeaba agarrándose el costado y cuando volvió a mirar a Shiho su mirada se volvió seria y decidida.

-Es por ella por la que tengo que destruir el mal que ha creado Kokuyou, para que no se apodere de ella.

Entonces se lanzó hacia delante y empezó  a disparar mientras la chica de pelo rosa esquivaba sus ataques, el cuervo intentó volver a lanzarse contra la peliazul pero Dhuran lo evitó haciéndole un placaje.

Todo era un caos a su alrededor, Dhuran y Yatagarasu peleaban ferozmente, Natsuki y Shiho se atacaban y se esquivaban entre los arboles, y Fumi y el Huérfano observaban la escena atentamente mientras la primera reía, sentía como un dolor enorme recorría todo su cuerpo, no era ella misma, sus sentimientos estaban cambiando, necesitaba hacer daño, sentir el dolo ajeno...disfrutar con el, se llevó la mano al costado en un momento de lucidez y se asustó por lo que acababa de pensar, necesitaba hacer daño, pero no quería hacerlo, la cicatriz le ardía terriblemente hasta casi perder el conocimiento, pero no podía hacerlo, aun no...

Natsuki tenia a Shiho arrinconada y apuntaba a su rostro con el cañón cuando una enorme punzada de dolor la atravesó, miro hacia su abdomen y vio una afilada hoja rojiza asomar por el para segundos después desaparecer por su espalda, cuando se giró sentía que su mundo acababa de derrumbarse por completo, Shizuru lamia la hoja con la que acababa de atravesarla y sonreía con unos ojos amarillos brillantes.
En lo alto de la cabeza del Huérfano Fumi reía.

-Parece que has tardado menos de lo que esperaba, la oscuridad se a adueñado de tu corazón, ahora solo sirves a lord Kokuyou, de echo, creo que deberíamos volver, se alegrara de las noticias y...los ''premios'' que le traemos.
Shizuru asintió e invocó a Kiohime, el cual parecía tener un color mas oscuro de lo habitual, Shiho, Fumi y Shizuru se marcharon dejando a Natsuki sola y malherida, intentaba con todas sus fuerzas salir a buscarlas pero no pudo, se desplomó y sus ojos quedaron mirando al cielo, vio un enorme dragón cruzar el cielo antes de perder el conocimiento...El corazón de Shizuru... no le permitiría a la oscuridad adueñarse de algo que era suyo.
A lo lejos Mai la llama gritando.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

wow!!! que genial esta!!!! ya espero la conti!!!

Publicar un comentario

Antes de comentar ten en cuenta lo siguiente:
Sigue las normas básicas, sé respetuoso. Los comentarios serán moderados, si respetas, no habrá trabas.
No está permitido escribir enlaces que no tengan que ver con la entrada. Cualquier enlace fuera de lugar será borrado. Si lo que quieres es promocionar tu sitio web, ve a la seccion de Afiliados ó utiliza la opción OpenID.
Para comunicarnos mejor: los que no tengan cuenta de Blogger (o similar), pueden poner un nombre personalizado eligiendo la opción "Nombre/URL"

Gracias ^_^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...