Rss

lunes, 16 de enero de 2012

lunes, 16 de enero de 2012

El secreto de una Otome - Capítulo 2

Autora: Lobanako
CAPITULO 2: Empezando de cero.

Realmente eso si que no se lo esperaba, cuando Shizuru vio por primera vez a la chica del pelo azul desde la azotea del edificio quedó impresionada por su belleza y su fuerza, todo en perfecta armonía, como una hermosa y fría rosa que te invita a acariciarla pero que a la vez se protege con sus espinas, ella no era el tipo de chica que se dedicaba a perseguir y acosar a la gente, pero esa misteriosa muchacha llamó mucho su atención, así que cuando vio que tomaba una calle recta se adelantó para poder cruzarse con ella, desde las sombras la observaba mirar los escaparates distraidamente y cuando estuvo lo suficientemente cerca se cruzó en su camino de forma ''accidental'', tal vez fue demasiado brusca ya que ambas calleron al suelo, pero eso le dio la oportunidad de presentarse, al principio le parecía divertida la forma en la que evitaba dar demasiada información sobre si misma y cuando pensaba que se le agotaban los recursos para retenerla surgió la excusa perfecta, al parecer la pobre peliazul, Natsuki... no había desayunado y ella conocía una pequeña cafetería allí al lado, así que antes de que pudiera negarse la cogió del brazo y la llevo hasta allí, no había mucha gente y decidió que era mejor así, se sentía como si estuviera haciendo algo que no debía-Solo es una muchacha que acabo de conocer y con la que voy a tomar un café- se decía a si misma tratando de engañarse. Cuando las atendió la camarera siguieron charlando durante un buen rato, pero eran charlas superficiales, ambas mantenían sus mascaras y evitaban mostrar su verdadero interior, eso acabó por obsesionarla-¿Que es lo que escondes Natsuki Kruger?-. Vio que la peliazul miraba su reloj de forma distraida y se acordó de que tenia que estar en Garderobe para prepararse y dar la bienvenida a las nuevas estudiantes, así que con mucho esfuerzo aunque bien disimulado bajo una encantadora sonrisa se despidió de Natsuki y se marchó, aunque no sin antes pagar la cuenta. Una vez fuera decidió tomarse unos segundos para respirar hondo y poner en orden sus pensamientos, esa chica tenia algo que le llamaba la atención, era diferente, no era como todas esas fans que estaban todo el día detrás de ella, tenia que volver a verla, la idea de no volver a verla le resultaba extrañamente aterradora, pero lo primero era lo primero, la presentación en Garderobe iba a comenzar antes de lo previsto y tenia que irse a prepararse...-Ojala las nuevas estudiantes sean como tu, Natsuki Kruger-Dijo mientras empezaba a caminar.


Nunca se hubiese podido imaginar esa situación, su peliazul estaba en la fila de las candidatas, trataba de fingir que atendía al sermón de Maria-sama mientras una pelirroja, supuso que era la chica de la cafetería, le susurraba cosas al oído, al final Natsuki no pudo evitarlo mas y se le escapó un bostezo, lo cual llamó la atención de la directora, que aparentemente enfadada se dirigió hacia ella.

-¿Acaso se aburre señorita...?
-Natsuki Kruger

Shizuru miraba divertida la situación, Maria-sama no soportaba ese tipo de faltas de respeto y supuso que la castraría para tratar de dejarla en evidencia delante de todos, lo que no se esperaba es que le propusiese un combate...con ella precisamente, la situación cada vez se ponía mas interesante, y se adelantó hasta donde ella se encontraba.

Natsuki acababa de perder toda esperanza de entrar en Garderobe, tenia que derrotar a una estudiante, pero no a una estudiante cualquiera, una Perla, y si añadimos que esa perla era capaz de hacerla derretir con su cálida sonrisa, definitivamente tenia pocas posibilidades de conseguirlo.

-Confío en que no tendrá ninguna objeción señorita Kuga.
-No es un combate justo, yo sola no podría derrotar a una Perla.
-No se preocupe, este combate es de cuerpo a cuerpo, sin utilizar los poderes de la gema.
-¿Solo cuerpo a cuerpo?
-Solo cuerpo a cuerpo, tienes exactamente diez minutos para derrotar a la señorita Viola, y tu tiempo comienza...¡Ya!.

Natsuki miraba confusa a Shizuru, esta solo le devolvía la mirada mientras sonreía y entonces se lanzó a por ella, fue tan rápida que hubiese pillado a la peliazul completamente desprevenida si no hubiese sido por sus reflejos, que le hicieron saltar hacia un lado evitando el golpe de la castaña.

-Eres rápida Viola-san.
-Y tu muy ágil Natsuki, veamos hasta que punto.

Shizuru se lanzó de nuevo a por Natsuki pero esta vez no esquivó los ataques, solamente se defendía de ellos e intentaba devolverlos, contra mas concentradas estaban en la lucha mas fluidos eran sus movimientos, apenas tenían tiempo para parar, todos miraban asombrados el combate de las dos chicas.

Natsuki había dejado de razonar, ahora solo se movía de forma automatica, su cerebro procesaba los datos que le llegaban de sus sentidos a una velocidad increíble, Shizuru apenas conseguía tocarla, pero ella tampoco podía alcanzarla, habían pasado cinco minutos esquivándose la una a la otra hasta que Shizuru se detuvo y la miró fijamente.

-Tienes buenas dotes para el combate Natsuki, pero ahora quiero ver cuanto durarías en un combate real conmigo.

Antes de que Natsuki pudiese asimilar lo que Shizuru le había dicho esta se lanzó a por ella de frente, la peliazul ya estaba preparada para evitar el golpe pero cuando estaba a punto de alcanzarla, la castaña cambió bruscamente su dirección y se colocó detrás de ella, dándole un terrible golpe en la espalda que la hizo caer, Natsuki aterrizó bruscamente pero no se paró y rodó sobre si misma a tiempo de ver como la castaña lanzaba  un puñetazo al lugar que antes ocupaba su cuerpo, haciendo un agujero en el suelo, Natsuki aprovechó la situación y aun girando sobre si misma lanzó una patada a la castaña, la cual no vio venir el golpe y lo recibió de lleno en el hombro, varias de sus fans gritaban de preocupación al ver como por un momento su amada Onee-sama perdía el equilibrio, pero en el ultimo momento, justo cuando iba a caer, con el impulso de sus pies se lanzó hacia delante directa a por Natsuki la cual fue lanzada de espaldas contra el suelo por el placaje, fue un golpe tremendo, todo empezó a ponerse oscuro y dejó de escuchar las voces que había a su alrededor, un liquido tibio empapaba la parte trasera de su cabeza.


Despertó en un sitio desconocido, estaba tumbada en una cama blanca y sentía que su cabeza iba a explotar, instintivamente se llevó la mano a la nuca y la retiró rápidamente por una punzada de dolor, entonces lo recordó todo, miró tristemente al suelo y entendió lo que eso significaba, había perdido frente a Shizuru así que ya no podría entrar en Garderobe, alguien llamó a la puerta y una Shizuru con cara de preocupación entró con una bolsa en la mano.

-Por fin despiertas, tiene gracia, me he pasado estas dos ultimas horas a tu lado esperando a que lo hagas y ahora que salgo un momento decides despertar.
-¿Dos horas? ¿Que me ha pasado?
-Supongo que es culpa mía-Dijo con cara de arrepentimiento- cuando me lancé a por ti caíste de espaldas y te diste un golpe en la cabeza, espero que me perdones.
-No tiene importancia, supongo que nunca tuve oportunidad de entrar en Garderobe, no soy lo bastante buena para ser una Otome.
-¿Acaso Natsuki ha perdido ya la esperanza?
-no me queda otro remedio que resignarme, al fin y al cabo, no pude derrotarte.
-Creo que no entiendes hasta que punto se ha valorado tu combate conmigo, cualquier persona normal no hubiese durado ni un minuto en un combate así, tu en cambio aguantaste hasta casi el final, de echo conseguiste golpearme-dijo señalando el vendaje que tenia en el hombro-.
-¿Quieres decir..?
-Toma-dijo tendiéndole la bolsa que traía- este es tu uniforme, cuídalo bien, también te he metido un horario con tus clases y tu habitación correspondiente, Maria-sama en persona lo ha organizado todo para ti, felicidades, has entrado en Garderobe.

Natsuki saltó de la cama de felicidad y cogió la ropa que Shizuru le ofrecía, corrió hacia el baño y se la puso, se sentía un poco extraña con el uniforme pero estaba tan feliz de haber conseguido entrar en la escuela que no decidió no darle importancia, cuando salio del baño la otra chica la estaba esperando y al verla la observó de arriba a abajo detenidamente.

-Vaya, realmente te queda bien el uniforme Natsuki.
-Gra...gracias-dijo Natsuki sonrojándose-
-Ven conmigo, te enseñare tu cuarto.

Shizuru le explicó que esa era la enfermería, y según paseaban por los pasillos le daba indicaciones sobre donde estaban las aulas, el gimnasio, el comedor, el despacho de la directora, los baños... hasta que por fin llegaron a la puerta del cuarto.

-Se me olvidaba decirte que tendrás que compartir cuarto con otra chica, espero que no te importe.

Eso pareció decepcionar un poco a Natsuki la cual esperaba tener algo de intimidad, pero cuando abrió la puerta pensó que eso era definitivamente una cruel broma del destino, Mai Tokiha estaba deshaciendo su maleta encima de la cama y cuando se giró y las vio se lanzó a los brazos de Natsuki.

-¡Natsuki estas bien!
-Me...estas ahogando.

Shizuru tosió detrás de ellas llamando su atención, su rostro se había vuelto repentinamente serio.

-Bueno, Kruger-san yo me marcho ya, tengo asuntos que atender, espero que te mejores pronto.-dijo dando media vuelta y marchándose-.

Natsuki por un momento tuvo el estúpido impulso de ir tras ella y darle explicaciones pero se dio cuenta de que seria una tontería, volvió a mirar a la pelirroja que tenia delante la cual la estaba mirando con curiosidad, la peliazul se puso roja al saber lo que estaría pensando su compañera y simplemente pasó a la habitación cerrando la puerta tras de si, vio que su maleta ya estaba al lado de la cama vacía y también vio una pequeña nota al lado.


Estimada señorita Kruger, me he tomado la libertad de traer su equipaje hasta su habitación ya que usted no estaba en condiciones de hacerlo, he de admitir que su combate con la señorita Viola me ha dejado gratamente sorprendida y espero que no me decepcione al haber tomado la decisión de aceptarla en Garderobe, espero grandes cosas de usted.

Firmado: Maria-sama

PDTA: mañana a primera hora diríjase a la enfermería para empezar con el nano-tratamiento.

Eso ultimo desconcertó un poco a Natsuki pero no quiso darle importancia, estaba realmente agotada así que decidió descansar un poco mas, se tumbó en la cama y se dejó envolver por los dulces brazos del mundo de los sueños. Al cabo de unas horas escuchaba una voz tratando de despertarla, su cuerpo le decía que aun no había descansado lo suficiente así que intentando defenderse del ataque de la chica se puso una almohada en la cabeza a modo de protección, cuando un maravilloso olor la alertó.

-Huele a...¡MAYONESA!

Natsuki saltó de la cama esquivando a la pelirroja que trataba de atraparla y se dirigió hacia la mesa, en la cual un autentico banquete  se exhibía, había todo tipo de comidas, ramen, arroz, pescado con mayonesa, ensalada... un terrible rugido proveniente de el estomago de la peliazul rompió el silencio que se había impuesto en el cuarto, cuando por fin, Mari se acercó a ella y le puso la mano en el hombro.

-Esto es un pequeño regalo para nosotras, es para celebrar que estamos en garderobe y que vamos a ser las mejores Otomes de la historia.

La peliazul asintió y se sentó a comer, lo primero que hizo fue adueñarse del bote de mayonesa y añadírsela a todo aquello que probaba, cuando probó el ramen de Mai, sintió que era lo mas parecido a un manjar de los dioses que comería jamas un mortal, Mai al ver la cara que se le había quedado a Natsuki empezó a reír y a decir que su ramen no era tan bueno. La comida transcurrió de forma agradable, las dos reían sin parar, Natsuki se sintió bien con esa chica, tan transparente, ella no tenia nada que ocultar, y todo aquello que decía era tan salia de si misma tan fluido y natural que hacia que la envidiase, ella siempre hablaba a través de su mascara, la cual filtraba sus palabras y sus sentimientos, sin embargo la pelirroja la hacia sentir bien, desprendía un aura de  buen humor contagioso que la relajaba.

Cuando terminaron de comer fregaron los platos juntas y salieron a los jardines de Garderobe a pasear y a conocer un poco mas el colegio, era realmente hermoso, sus jardines estaban muy bien cuidados y hermosas flores crecían en ellos, había bastantes chicas, la mayoría con el uniforme del primer año y todas parecían felices de haber conseguido entrar, otras simplemente se alegraban al ver a alguna conocida, pero entonces vio un grupo de chicas reunido cerca de un árbol, todas reunidas alrededor de una Perla rubia que gritaba exasperada.

-¡No esta permito salir del centro sin permiso de Maria-sama!
-pero Haruka onee-sama...-decían decepcionadas las otras chicas.
-No hay mas que hablar-Decía la rubia cruzándose de brazos-

El grupo se dispersó dejando a la rubia sola frente al árbol la cual vio acercarse a Natsuki y a Mai y se dirigió hacia ellas.

-¿Tu eres Natsuki Kruger no es cierto?
-Emm, si soy yo, ¿Ocurre algo?

La rubia empezó a reír de forma maligna mientras la señalaba con el dedo.

-Debes de ser una enviada de los dioses para ayudarme, después de tu combate con esa presuntuosa de Shizuru todo el mundo en Garderobe habla de ti, nunca nadie había durado tanto en un combate contra ella y gracias a ti ahora su fuerza ha quedado en duda, ¡Es mi oportunidad de demostrarle a Maria-sama que yo soy mejor que ella!-Dijo mientras sus ojos brillaban de la emoción.
-Si, bueno...Estoo...

Natsuki quiso preguntarle mas cosas a la rubia acerca de Shizuru pero era imposible, la alocada Perla había empezado a simular que una multitud estaba delante de ella aclamándola mientras ponía la pose de la victoria.

Mai la agarró del brazo y se la llevó lejos de la psicotica Onee-sama.

-¿Crees que estará bien?-preguntaba Natsuki aun asustada-.
-La verdad es que creo que ella es así, supongo que ella es Haruka Armitage, es de la república de Aries, dicen que tiene un gran futuro como Otome pero no soporta a Shizuru onee-sama, piensa que es su rival o algo así simplemente porque Viola-san tiene mas admiradores.
-Entiendo...supongo que mi estancia aquí no va a ser tan aburrida como pensaba.

Las chicas siguieron paseando por los jardines hasta que empezó a anochecer, entonces decidieron volver a su cuarto donde Mai preparó una exquisita cena para ambas y finalmente cayeron rendidas en sus camas.

A la mañana siguiente un molesto despertador sonaba junto a la cabeza de Natsuki y esta aun con la cabeza debajo de la almohada trataba de golpearlo a ciegas, cuando una mano ajena lo apagó por ella.

-¡Venga Natsuki llegaremos tarde!
-mfff-Balbuceaba debajo de su escudo acolchado- ¿Tarde a donde?.
-Al nano-tratamiento, si no vamos no podremos ser Otomes.

Aquellas parecieron ser las palabras mágicas para Natsuki la cual se levantó corriendo de la cama y cogió su uniforme mientras e disponía a salir de la habitación.

-¿A donde vas?
-A darme una ducha, tu puedes ir preparando el desayuno, tardare poco.

Mai intentó poner alguna objeción pero su compañera ya había salido. Natsuki paseaba por los casi desiertos pasillos del colegio, al parecer todas las nuevas estudiantes se habían levantado temprano para prepararse para el nano-tratamiento y aquellas que no tenían que asistir aun a clase aprovechaban para dormir, finalmente Natsuki llegó a los baños, eran realmente gigantes y afortunadamente estaban vacíos.

Mientras se secaba después de su apresurada ducha, la peliazul miraba distraida a su alrededor, cuando descubrió otra sala en los baños, cuando se acercó vio que también eran unos baños pero estos parecían ser mas lujosos, parecía mas un spa, y allí, dentro de los baños termales, entre el vapor, la vio.

Shizuru tomaba relajada su baño de por las mañanas, hoy estaba especialmente tranquila ya que sabia que a esa hora sus fans aun estarían descansando aprovechando que las clases empezaban mas tarde, estaba sumida en sus pensamientos cuando sintió que la observaban, rápidamente se giró buscando al intruso y a unos metros pudo ver una melena azul y unos ojos verdes desorbitados que la miraban, Natsuki estaba totalmente paralizada observandola mientras un tono rojo intenso cubría su rostro.

-Lo...¡Lo siento!-Dijo tapándose los ojos, yo solo...
-No tiene importancia Natsuki, aunque jamas hubiese imaginado que fueses de esas-dijo Shizuru a escasos centimetros de su cara-

Cuando Natsuki se destapó los ojos vio a Shizuru parada justo delante de ella cubierta con una pequeña toalla. La castaña pasó por su lado mientras se marchaba.

-por cierto Natsuki, te ves realmente linda sonrojada y con la toalla así.

A la peliazul no le gusto el tono en el que la otra chica había dicho lo de ''la toalla asi'' y cuando miró hacia abajo pensó que iba a morir de vergüenza, cuando vio a Shizuru desnuda había olvidado completamente el echo de que solo estaba cubierta con una toalla y esta se había abierto dejando al descubierto su pierna izquierda hasta la cadera y parte de su pecho derecho, por si no fuera poco el tono rojo de su cara este aumentó al recordar la fina y blanca piel desnuda de Shizuru cubierta de gotas de agua, una inesperada hemorragia nasal la sacó de sus pensamientos y fue corriendo de vuelta al baño.

Mai miraba impaciente el reloj, habían pasado mas de veinte minutos desde que Natsuki se fue, y se disponía  a salir a buscarla justo cuando la vio entrar, lo primero que pensó cuando la vio fue que se había golpeado ya que en su nariz asomaban dos tapones manchados de sangre, se acercó a preguntarle pero Natsuki la detuvo poniéndole la mano delante y se sentó a desayunar, aparte de los tapones en la nariz, también se veía bastante roja, no le quiso dar mas importancia ya que su compañera tampoco parecía dispuesta a hablar del tema, así que desayunaron juntas y fueron hacia la enfermería, justo antes de llegar vieron una inmensa cola de chicas que  ocupaba el pasillo entero, había dos puertas, por la primera era por la que entraban las chicas y por la segunda...era por la que salían en camillas completamente inconscientes, esto asustó un poco a Natsuki pero esperó pacientemente en la cola hasta que fue su turno de entrar, Mai la animaba en la puerta hasta que una joven enfermera la cerró y la acompañó hasta la camilla, cuando Natsuki se sentó estaba totalmente lívida de terror, se preguntaba que clase de extraño experimento harían con ella, pero cuando la enfermera apareció con algo entre sus manos el pánico la invadió por completo y tuvo que reprimir un grito, la enfermera se acercó con la jeringuilla en sus manos y se la clavó en el brazo, Natsuki se sintió morir de horror y luchó por evitar que las lágrimas cayesen de sus ojos, la verdad es que la inyección picaba bastante, era mas que eso, era una sensación extraña, y de repente empezó a marearse, la enfermera se acercó a ella y la sostuvo por los hombro.

-Vaya, quien lo diría, la famosa Natsuki Kruger acobardada por una simple inyección, no temas, es normal que pierdas el conocimiento, esto que te he inyectado son las nano-maquinas que harán que tu cuerpo reacciones con las gemas de las Otome, ahora vete a descansar, estoy segura de que lo necesitas.


Natsuki salió completamente pálida de la enfermería, pero salió consciente para sorpresa de los ayudantes que estaban fuera, Mai miró a Natsuki buscando algún tipo de pista sobre lo que le aguardaba dentro, la peliazul lo único que hizo fue dirigirle su mirada mas sincera de ''buena suerte'', Mai salió enseguida pero al igual que Natsuki salió consciente, estaban tan agotadas que se dirigieron a sus cuartos y durmieron lo que quedaba de día y parte del siguiente, pero durante todo ese tiempo Natsuki soñó que Shizuru y ella estaban solas, sin mascaras, solo mostrándose como de verdad eran, la peliazul sonreía ignorando la presencia del desconocido que se había colado en la habitación.

6 comentarios:

tom-ash ketchum dijo...

:0 dormir -_- eso necesito ahora, pero no queria hacerlo hasta comentarte que ha sido un capitulo,emocionante, interesante, inesperado, y dejas con un gran misterio,que espero sea resuelto en posteriores capitulos.

Anónimo dijo...

este es el mismo cap qe el anterior arreglalo onegai :/ xDDD

Lobanako dijo...

jaja parece que se han confundido, le puede pasar a cualquiera :P

Anónimo dijo...

quiero el otro cap...pero no se confundan denuevooo xDD

Anónimo dijo...

porfabor continualooooo.... onegaiiii esta muy buenoo

Anónimo dijo...

\(//∇//)\ (sangrado nasal) waaaa me encanto cuando shizuru se puso celosa !! Jajajajaja y cuando natzuki se quedo mirandola ( semi desnuda) jajajajajaja espero mas caps ONEGAI!!!!! (((o(*゚▽゚*)o)))

Publicar un comentario

Antes de comentar ten en cuenta lo siguiente:
Sigue las normas básicas, sé respetuoso. Los comentarios serán moderados, si respetas, no habrá trabas.
No está permitido escribir enlaces que no tengan que ver con la entrada. Cualquier enlace fuera de lugar será borrado. Si lo que quieres es promocionar tu sitio web, ve a la seccion de Afiliados ó utiliza la opción OpenID.
Para comunicarnos mejor: los que no tengan cuenta de Blogger (o similar), pueden poner un nombre personalizado eligiendo la opción "Nombre/URL"

Gracias ^_^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...