Rss

lunes, 18 de abril de 2011

lunes, 18 de abril de 2011

Te esperaré - CAPÍTULO 5

Autora: Lacroixmich Enviado por: jen


CAPÍTULO V
"Volveré a tí"
Autora: M. L.
-Pase-se escuhó ua voz luego de que hubiesen dado unos leves golpes a una puerta que rezaba:
"
Takeda Masashi, Abogado"
-Permiso, Takeda-san, soy Tokiha Mai, y ella es Minagi Mikoto- las presentó Mai
-mucho gustos señoritas, diganme, en que puedo servirles? - preguntó con elegancia.
-Nosotras somos amigas de Kuga Natsuki, usted es su abogado, cierto? - preguntó Mikoto
-Sí, asi es, Minagi -san, contestó el abogado mientras les señalaba que se sentaran en las sillas frente a su escritorio, mientras él se sentaba detras.
-Gracias-dijeron al unisono las mujeres mientras tomaban asiento-
-Pues verá-continuó Mikoto-podría usted conseguir que le den libertad condicional a Natsuki, por lo menos unas horas?-preguntó temerosa ante la posible respuesta del abogado.
-Cuál sería la razon?-preguntó mirando fijamente los ojos de la morocha.
-Su novia está hospitalizada, en coma, y sería importante que por cualquier cosa que ocurra, la vea...-Contestó con franqueza Mai, haciendo que el abogado por fin apartara los ojos de
su Mikoto.
-Oh, vaya... Bueno, no prometo nada, pero lo intentare, ya que no hace mucho que consegui que se le redujera la sentencia. Necesito algunos datos de la mujer que hablan, su nombre, en que hospital está, la razon... mas que nada para argumentar la salida de la presa... y de lo demas me encargo yo...-contestó con simpleza, mientras les daba un block y una lapicera,y le sonreia a Mikoto con interés.
-Mmm, disculpe, cuando sabriamos si aceptaron o no?-preguntó la pelirroja intentando que no se le notaran los celos que tenia.


-Seguramente la semana que viene, o quizá menos, se que Kuga ha tenido un comportamiento perfecto, sería muy extraño que hicieran problemas por unas horas de libertad...-contestó duvitativo sobretodo por la mirada asesina que le dirigia Mai, mientras Mikoto escribia en aquiel block lo que el abogado les habia pedido.
-Bueno, aqui tiene lo que pidió-dij Mikoto, devolviendo el block y la lapicera, no ajena a los nervios del abogado-necesita algo mas?
-No, con esto estará bien-contestó verificando lo que Mikoto habia escrito-si necesitara algo mas, me comunico con alguna de ustedes-agregó aun mirando el papel, mas que nada para no mirar a la pelirroja.
-entonces le dejo mi tarjeta-dijo Mikoto, sacando su tarjeta personal del bolso, donde se podia leer "
Minagi Mikoto, Psicóloga"... los ojos del abogado brillaban con esperanzas, mientras Mai humeaba.
-muy... muy bien... la llamaré cualquier cosa- dijo el abogado nervioso, aunque ya no por Mai.
-Ok, muchas gracias-le dijo la morocha- vamos amor?-agregó mientras tomaba la mano de la pelirroja, provocando la calma de Mai, y la rápida desilución del abogado, pudo verse como se desinflaba, y Mai intentaba no reirse frente a esa situacion mientras Mikoto iba hacia la puerta.
-adiós, espero su llamado, abogado-se despidió Mikoto ya con la puerta abierta.
A... Adiós-contestó intentando recomponerse- la mantendré al tanto
-un gusto conocerlo- se despidió Mai con una pequeña reverencia.
Al salir Mikoto la beso, y al separarse le guiñó un ojo, gesto que sorprendió a la pelirroja.
Tú sabias que el te miraba con mucho interes?- Cuestionó Mai, mientras bajaban por el ascensor.
-Sí, y sobretodo note tu tensión después...-contestó sonriente la menos
-pero, dsde cuando?-preguntó dos minutos despés, ya estando fuera del edificio.
-desde que entré, por eso fui yo la que le hablé, o no te diste cuenta? Siempre eres tú la que habla en situaciones asi-contesto a una sorprendida Mai.
-lo esperanzaste-afirmó confundida Mai
-no, solo me divertí un rato-contestó besando la mano de su novia.
-Cementerio de Tokio -1:45 PM-
-Como estas Mikoto?-preguntó Mai a su novia, terminado el ritual.
-estaré mejor, amor-contestó intentando sonreirle a la pelirroja. Habia otros que habian llorado durante todo el proceso, pero por su rostro ni una lagrima habia cruzado. No porque no quisiera a su hermano, simplemente llorar no era para ella, se la habia educado para ser fuerte, llorar no estaba bien visto, pero era obvio, estaba triste... Tanto habia buscado a su hermano, para que ahora se haya ido? Y por no aceptar lo que a ella le hacia feliz... quizá por eso no estaba tan destruida como otros de su familia... "¿resentimiento?" se preguntó una voz dentro de ella... y si, quiza fuera eso...
-era un buen hombre-dijo de repente Mai, sacándola de sus cavilaciones.
-Sí, lo era... Mai, creo que tengo que contarte algo...-empezó a decirle, pero en eso sono el celular de Mai.
-Hola?-contestó haciendole una seña a Mikoto de que la esperara-ah, Haruka-san... Sí... Ahora estamos en el cementerio... No, no es problema.. Ya vamos para ahi... Sí, ja ne.-se despidió y cortó
-Haruka?-preguntó Mikoto-que ocurre?-preguntó al ver como los ojos de Mai se entristecian.
-quiere que vayamos al Hospital, Shizuru está empeorando.-contestó empezando a caminar hacia su auto.
-oh, no!-exclamó Mikoto, siguiendola.
-Restaurant de Mai. 11:05 AM
celular llamada, opening de Mai Hime
-hola-contestó una adormilada morocha, apoyada en la parte interna de la barra de un restaurant.
-Hola, Minagi-san, soy Takeda, el abogado de Kuga.-se escuchó desde el auricular
-oh, si, como está abogado?-preguntó despertándose y acomodándose en su silla- ya consiguió la salida?
-Bien, gracias... Sí, mañana mismo, a las 8 de la mañana tienen que ir a buscarla-contestó muy formal, demasiado.
-Oh, muchas gracias, takeda-kun, ya mismo llamaré a Mai-chan para darle la noticia – lo último lo dijo mas para ella que para él, pero él no pudo evitar sentirse deprimido, en un principio pensó que ella era la mujer de sus sueños, y es... tiene novia...
-De nada, Minagi-san, es mi trabajo... por cierto, le dieron 12 horas, y tendrá un rastreador en su pie, obviamente...-dijo mientras miraba los papeles que habia mandado el juez acerca del proceso.
-Muy bien, esta tarde iré yo o Mai a pagarle sus honorarios, tengo que cortarle, sepa disculparme, pero hay mucho trabajo hoy-se disculpo viendo como la gente empezaba a molestarse con los incompetentes de sus empleados, y seguia llegando gente.
-siga con su trabajo Minagi, un gusto haber hablado con usted, nos vemos esta tarde- se despidió Takeda, esperanzado que fuera ella a su oficina y no la pelirroja.
-gracias por todo, Takeda-kun, adios.
Mikoto cortó la llamada, y fué a arreglar el desastre que habia hecho uno de sus empleados mas nuevos, que le estaba gritando a uno de sus clientes mas asiduos. A los 15 minutos logró tranquilizar a la familia, y mandó al mozo a la cocina, diceindole que iba a hablar con él, asiq ue pudo llamar a su novia para darle la buena nueva.
-Hola amor!-saludó Mai al atender el teléfono.
-hola vida, como estas? -Preguntó mientras revolvia una salsa en la cocina del restaurant
-bien, qui con Shizuru-san, que pasó?-preguntó volviendo a la naturalidad su voz, que mientras habló de Shizuru era de total tristeza-
-una buena, Mai! Mañana dejaran salir a Natsuki!-le contó muy emocionada.
-Genial, Mikoto!-respondió con una sonrisa sincera, que aunque su novia no la podia ver, bien sabia que la tendia.
-Hace 20 minutos que me llamó el abogado, no te llamé antes porque uno de los mozos casi lastima a un hombre con un tenedor, le cayó entre las piernas, de punta... por suerte le dió tiempo para abrirlas.-contó entre risas al recordar la escena.
-Ay, mikoto!-dijo riendose-esas cosas solo pasan cuando tú estas...
-si, lo sé Mai... bueno, y volviendo al tema Natsuki, mañana a las 8 tenemos que ir a buscarla, le daran 12 horas de libertad.
-Que bueno, Mikoto!-exclamó con sincera alegria mientras miraba el rostro de Shizuru.
-Sí, por fir!... Esta tarde hay que ir a pagarle a Takeda, vas tú?-le preguntó a su novia, ya imaginando la cara que tendría en ese momento.
-Claro que voy yo, no quiero que estes sola con él, aparte hay que estar en el restaurant-respondió la pelirroja sin poder ocultar sus celos.
-Como quieras amor-aceptó riéndose-. Te dejo, hay mucha gente hoy.. Llama a Haruka, si? Dale la noticia.
-Sí, ya la llamo... Nos vemos en la noche, amor-se despidió de su novia.
-Sí, hasta la noche, no te olvides de pasar por la oficina del abogado, adios-se despidió y cortó la comunicación.
-Frente a la salida de la Carcel de Tokio, Día siguiente, 7:55 AM-
-Por qué no sale? - preguntó una ansiosa Mai a su novia.
Estaban ali desde hacia cinco minutos, y la pelirroja aun no entendia que era temprano. Estaban dentro del auto, esperando que Natsuki por fin saliera. Mai desde el asiento del conductor mirando hacia la puerta de la carcel, como si se fuera a escapar si no la miraban, y Mikoto jugando con su celular.
-Pues, porque faltan cinco minutos para las ocho, solo aguanta un ratito mas, ya sale-contestó Mikoto intentando calmar a la pelirroja, sin apartar la vista de la pantalla del celular.
-mmm, cierto-aceptó Mai mirando su reloj.-Estoy muy nerviosa Mikoto!-gritó, haciendo saltar del susto a la morocha, que decidió dejar el celular a un lado.
-No tienes por qué poerte asi, no es que no hayas visto a Kua en mucho tiempo ni nada similar-reflexionó Mikoto revoleando los ojos.
-Lo sé, lo sé... pero que pasará cuando vea a Shizuru, entubada y conectada a todas estas máquinas?-exclamó nerviosa.
-Eso ya lo veremos, ahora... Tranquilizate Mai, por favor!-le rogó la menor apretando las manos de Mai entre las suyas.
-Vale, vale... pero...-
-pero que?-le interrumpió exasperada Mikoto
-dame un beso-le contestó entre risas por su reacción, completando su frase y acercandose a su novia.
Mikoto cumplió el pedido de la pelirroja, pero fueron cruelmente interrumpidas por cierta ojiverde recién liberada.
-Oigan, me esperaban a mi o les gusta hacerlo al aire libre?-se escuchó la voz desde el exterior del auto.
-natsuki!-gritaron ambas sonrojadas y saliendo del auto para abrazar a su amiga.
-Sí, sí, soy lo mas-rió Natsuki al notar el abrazo de amas chicas, recibiendo dos golpes al decir eso- hey, quiero llegar entera con mi novia-agregó tocándose los lugares en los que habia sido golpeada, cuando Mia y Mikoto la soltaron.
-sos na engreida Natsuki, nunca vas a cambiar-dijo entre risas Mikoto subiendose al auto.
-después de tantos años ahi dentro, si aun mantengo mi humor, es un logro.-comentó Natsuki con la mirada triste, ya sentada en la parte de atras del vehiculo. Mai empezó a manejar rumbo al Hospital
-tienes razón Nat... que traes en ese bolso?-preguntó curiosa Mai al ver por el espejo retrovisor como la peliazul abrazaba un bolso blanco, que parecí acasi vacio.
-Mmm, te lo diré mas tarde-postergó Natsuki, dejando el bolso a un lado de ella-vamos a ver a Shizuru, no?
-Sí, Natsuki, te quedas en el hospital con Mikoto, te trajimos ropa para que te cambies, yo tengo que ir al restaurant, después al mediodía las vengo a buscar para ir a comer, esta bien?-dijo Mai, que ya tenia todo planeado, la unica duda era si Natsuki iba a querer separarse de Shizuru.
-Sí, está bien, em gustaria estar mis 12 horas con Shizuru-Dijo con la mirada tierna- pero no puedo rechazar el comer algo decente por fin... y con mucha mayonesa-dicho esto se pudo notar un brillo mayor en sus ojos, provocando las sonrisas de la conductora y su copilota.
-entonces conocerás nuestro restaurant -prometió Mai- bien, ya llegamos-dijo luego de frenar, bajándose del auto, cosa que imitaron Mikoto y Natsuki.
Fueron hasta el piso que estaba Shizuru, y Mai se despidió de su amiga y su novia en la puerta de la habitacion de Shizuru, prometiendo que vendría por ellas al mediodía.
-Bueno, Natsuki, entramos?-preguntó Mikoto a Natsuki, cuando Mai se fue.
-Sí, entremos-afirmó Natsuki, visiblemente nerviosa.
Al entrar, Natsuki no pudo evitar que sus ojos se llenaran de lágrimas.
-Shizuru...-Sollozó Natsuki al lado del cuerpo dormido.
Su hermosa mujer de Kioto, tal cual como la recordaba, pero conectada a una docena de máquinas, conectada a un respirador, vendada en la cabeza y los brazos, y hasta enyesada en una pierna, fue lo que sus ojos le mostraron. Después de tantos años vlverla a ver era una sensacion increible, pero no esperaba que fuera asi... en sus sueños Shizuru le regalaba una de sus hermosas sonrisas, le decía algo para hacerla sonrojar, y despuñes de aquel primer beso, hacía diez años, volvían a juntar sus labios y sus manos... pero en esta realidad, Shizuru estaba sumida en un profundo sueño.
-Shizuru... Amor...-volvió a susurrar pegada al cuerpo de su amada. Aún dormida, aún en coma, el corazon de Shizuru latió mas rapido al sentir como Natsuki besaba su mano...-
-Shizuru-repitió sorprendida al escuchar los latidos apresurados de su novia...
CONTINUARÁ...

3 comentarios:

Bibi dijo...

:3
espero que Shizuru se despierte pronto... Si se despierta seguro primero querrá golpear a Natsuki por no decirle que estaba en la carcel xD... lo bueno es que está con yeso, asi no le pegará a Natsuki xD

conti pls

MerysanXyuri dijo...

sugoooi ya queria saber como seguia la historia!! ^o^
no me esperaba que Mikoto fuera psicóloga!?¿?! O.o guaauu!!jaja
Me encanta la relacion que tienen estas 2 M&M!! hahaa ;D acen muy buena pareja. Asi como nuestras Shizuru y Natsuki(que son las mejores sin duda!!)
Haber si Nat consigue que su amada despierte pronto >.<!!! ya q solo tiene medio dia para estar con ella... T-T joouuuu
Aun que ya vimos la reaccion del corazon de Shizuru, sabe q su Natsuki esta ahii!!!*¬* hi hii
Muy buen cap M.L.!! esperare la contii ^.^ arigatou!
besooos :3

tom-ash ketchum dijo...

Esta genial.

Que pasara con shiz?
Ya quiero leer el siguiente capítulo por favor

Publicar un comentario

Antes de comentar ten en cuenta lo siguiente:
Sigue las normas básicas, sé respetuoso. Los comentarios serán moderados, si respetas, no habrá trabas.
No está permitido escribir enlaces que no tengan que ver con la entrada. Cualquier enlace fuera de lugar será borrado. Si lo que quieres es promocionar tu sitio web, ve a la seccion de Afiliados ó utiliza la opción OpenID.
Para comunicarnos mejor: los que no tengan cuenta de Blogger (o similar), pueden poner un nombre personalizado eligiendo la opción "Nombre/URL"

Gracias ^_^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...