Rss

domingo, 12 de abril de 2009

domingo, 12 de abril de 2009

Maldito amor - Capitulo 1

Autora: Kaon-sama

CAPITULO 1- ERES TU?


Tiempo antes del prologo…

El fango volaba bajo las llantas de su motocicleta. Ya solo le faltaban un par de curvas y solo un contrincante delante suyo podía arrebatarle la victoria, pero no lo permitiría, nadie lo había logrado y ese novato no lo conseguiría.

La ultima curva la tomo muy cerrada y por un momento pareció que perdería el control del vehículo, pero no fue así y unos segundos después ya cruzaba la meta coronándose con el primer lugar.

Bajo de la motocicleta mientras la multitud gritaba su nombre y varios jóvenes se acercaban a ella. Antes de que estos llegaran se retiro el casco dejando libre su larga cabellera azul y saludando a todos con una sonrisa de lado.

-bien echo Nat- la felicito una joven pelirroja.

-pan comido Nao- dijo animada la chica recibiendo el abrazo de su amiga.

-felicidades- la joven peli naranja que acababa de llegar abrazó emocionada a la motociclista y separándose un poco le planto un beso en los labios que la otra no rechazo.

-oigan párenle párenle- se quejo Nao.

-jaja, déjame felicitarla-

-si, deja que me felicite- sonrió Natsuki mientras limpiaba el fango que se había quedado en la mejilla de la chica.

-entonces que?, vamos a celebrar?- pregunto Nao

-claro, eso no se pregunta- afirmo Natsuki mientras pasaba su mano por el hombro de Mai.

-felicidades Kruger- las tres chicas voltearon encontrándose con un joven alto de cabello negro y penetrantes ojos amarillos con una vos tranquila- por un momento creí que te ganaría-

-ni en tus sueños Minagi- dijo cortante Natsuki, asía tiempo que tenia problemas con ese chico, en las ultimas carreras se habían disputado el primer lugar pero era obvio que no era competencia para la peli azul, que llevaba mucho mas tiempo practicando el motocrós.

-jaja, la próxima vez yo ganare- contesto el joven que aunque llevaba una sonrisa en el rostro sus ojos mostraban una profunda ira- nos veremos- dio media vuelta y se fue.

-adiós- contesto Natsuki que hacia rato ya no le prestaba atención.

-que se cree ese idiota, que puede llegar aquí con su carita de amable y su aspecto de ricachón sin nada mas que hacer y jodernos la vida?-

-tranquila Nao, ese nunca me vencerá, en nada- contesto Natsuki mientras veía como el joven se alejaba y llegaba al lado de una chica de la que solo pudo ver su espalda y su cabello castaño que le llegaba hasta la cintura. Seguro era otra de las chicas idiotas y huecas que se fijan en el, no le tomo importancia.

-será mejor que nos vayamos- propuso Mai animadamente al ver que sus amigas no decían nada.

-si claro, solo dejen que me cambie y salgo en un rato, espérenme afuera-

-bien, en lo que te cambias llamaremos a los chicos para que nos vean en el centro-

-ok, ahora vuelvo- dio un beso leve a los labios de Mai y se dirigió a los vestidores.

Unos minutos después salió de la habitación donde se vestían y se dirigió al estacionamiento donde se supone la esperaban las chicas.

-vámonos- tomo su moto deportiva, una ducati azul, que estaba estacionada al lado del coche de Nao.

-los chicos nos esperan en el “Medievo”-

El Medievo era un club que frecuentaban pues conocían al dueño y el les permitía beber a pesar de tener solo 16 años, ahora que si lo que querían era que no los molestaran se iban a los barrios bajos, o al bar “estrella roja”, pero ese día era de celebrar y divertirse.

Arranco y se dirigió al centro mientras Nao y Mai la seguían en su coche.

Nao pertenecía a una familia que era dueña de una agencia de yates y viajes muy famosa, a diferencia de los demás que eran de familias de clase media. Era ella quien patrocinaba las carreras de Natsuki ya que sus padres ni siquiera le hubieran podido comprar la moto de carreras, aunque ella creía que no se la habían comprado mas por el echo de que no les gustaba que “arriesgara su vida”, que por no tener dinero.

Llegaron a una pequeña calle antes de llegar al centro de la ciudad, se bajaron de sus transportes y entraron por una puerta a la derecha donde había un letrero grande de madera: “el Medievo”.

-se supone que los chicos ya están aquí- dijo Nao.

Subieron unas escaleras y entraron en un enorme salón donde había varias mesas, unas pequeñas y otras grandes con sillones, el lugar estaba iluminado con luz tenue, sonaba una canción lenta, una balada y al parecer estaba lleno a la mitad por jóvenes y uno que otro adulto.

-hey chicas!- las saludo una chica de cabellos rojos y mirada alegre, vestida de camarera.

-que tal el día Midori?- saludo Nao.

-bastante tranquilo, casi ningún pervertido el día de hoy, que tal ustedes?-

-bastante bien, Natsuki volvió a obtener el primer lugar-

-felicidades Natsuki-

-gracias gracias, ya sabes que todo se lo debo a mi manager Nao y también agradezco a mi hermosa novia Mai que estuvo a mi lado apoyándome y a mi amiga Midori que siempre me da chelas gratis cuando gano- dijo tipo ceremonia de los oscares.

-ja ja ja, si claro, no tienes tanta suerte-

-jaja, solo bromeo no te enojes-

-señorita- la llamo un hombre que estaba sentado en una mesa cercana y la joven se fue.

-donde estarán los chicos?-

-allá están- Mai señalo a un costado, cerca de las mesas de billar donde estaban sentados cuatro jóvenes: un muchacho alto de cabello color negro, un poco distraído, sentado al lado de una joven de cabello castaño corto hasta los hombros, después una chica de cabello corto negro con gafas y mirada seductora y al final un chico de cabellos rubios que platicaban animadamente.

-hey Nat, felicidades- dijo la chica de gafas.

-gracias Chie-

-sabíamos que lo lograrías-

-jaja, si claro Sergay, si tu eras el mas pesimista-

-es cierto hombre, si tu solo traes mala suerte-

-cállate Kazuya, que yo siempre la apoye- todos rieron hasta que la joven castaña pareció enojarse por la discusión.

-ya dejen de pelear-

-jaja, no te enojes Akane, hoy es para celebrar- dijo Nao sentándose en el sillón frente a Chie.

Las demás se sentaron y pidieron una cerveza.

-y que tal esta Minagi?- pregunto Sergay en tono de burla.

-ese tipo ya me arto-

-jaja, vamos Natsuki, obviamente no es competencia para ti-

-el problema es que es un mal perdedor y siempre me molesta al final de las carreras-

-pues no tendrá suerte en las carreras pero con las chicas si que la tiene- comento Chie.

-a que te refieres?- se intereso Nao.

-que acaso no saben quien es la novia de Minagi?-

-pues esa mujer loca, Haruka no se que, eso no es suerte- todos rieron.

-no, ya no esta con ella, al parecer la dejo hace tiempo, ahora sale con otra chica, pero es bastante extraño-

-extraño?-

-si, no he podido averiguar nada sobre ella-

Todos se sorprendieron pues Chie era experta en los chismes, siempre se enteraba de todo y el echo de que algo se le complicara era muy extraño.

-ahora que lo mencionas, lo vi hoy con una chica castaña al final de la carrera, pero no le tome importancia.

-solo se que es una chica muy hermosa, lo he visto con ella muchas veces- saco su celular y se lo paso a Sergay.

-waa, tienes razón, esta buena la chica- le paso el cel a Natsuki.

En el se mostraba la imagen de Minagi sentado en la playa, al lado de una chica de cabello castaño, largo asta casi la cintura, muy linda, ambos sonreían y el la abrazaba.

-Shizuru-

-dijiste algo?- pregunto Mai que estaba a su lado viendo la expresión de sorpresa combinada con incredulidad en la cara de su novia.

-n…no…yo no dije nada- tartamudeó.

-Estas bien?, te ves un poco pálida.

-si, es solo que creo que el trago me cayó un poco mal, voy al baño-

Se levanto y se dirigió al baño, se paro frente al lavabo y se echo un poco de agua en la cara.

-no puede ser- se dijo a si misma.

No, ella no podía estar allí, no podía ser ella la de la foto, no podía estar con Minagi…

Seguramente solo era una chica que se parecía a ella, además en la foto no se mostraban los ojos, no podía decir que era Shizuru si aun no había visto sus característicos ojos de un profundo carmesí.

-NO PUEDE SER¡¡- se volteo y golpeo con fuerza la pared haciendo que su mano sangrara- no puede ser- suspiro mientras se sentaba en el frio suelo de concreto…recordando bajo la tenue luz de las lámparas…

¡”·$%&/()=? FLASH BACK ¿=)((/&%$·”!

Han pasado mas de 5 años desde que ella me dijo adiós, mas bien desde que se fue, porque el adiós aun lo sigo esperando, ni siquiera se despidió, no dejo nada mas que su maldito recuerdo, el recuerdo de algo mas que una simple amistad de primaria, algo mas que una ilusión…el recuerdo de un gran amor.

Yo tenía solo 10 años cuando nos conocimos y ella ya cumpliría los 12. Poco a poco esa chica se convirtió en mi mejor amiga, en la única que me comprendía entre todo ese mundo de falsedades y engaños en el que mis padres con sus peleas me habían sumergido, convirtiéndome en una chica insegura que se ocultaba tras una mascara de frialdad.

Shizuru se acerco a mí lentamente y de esa forma fue cambiando mi manera de ver las cosas, me dio esperanzas y felicidad. Lo extraño fue que nunca me di cuenta de esto hasta que ya sonreía y jugaba a su lado.

Solo era una niña y jamás entendí mis propios sentimientos hasta que eso pasó.

Cierto día mientras nos encontrábamos en mi casa solas, mi padre “trabajaba” todo el día y mi madre una abogada, tenia un caso en el que trabajaría todo el día, poco les importaba si su hija de 10 años se quedaba sola en casa y la verdad ya me había acostumbrado a eso, a estar sola y hacer las cosas por mi misma. Ese día tuve la idea de invitar a Shizuru a mi casa para no aburrirme, hicimos palomitas y rentamos una película, a ella le gustaban las de romance así que pidió la de “Diario de una pasión” y acepte aunque me hubiera gustado ver algo más…diferente.

-es muy romántico no?

-si mucho – era la escena final donde ambos se quedan dormidos y mueren juntos en su habitación.

Shizuru se pego mas a mi acomodando su cabeza en mi pecho, lo que no me pareció anormal pues siempre lo hacia pero ahora me abrazo por la cintura y levanto la vista quedando cerca de mi rostro.

-tienes unos hermosos ojos Nat- dijo casi susurrando en un tono que nunca le había escuchado.

La película termino y yo me levante rápidamente, zafándome del abrazo y fui a apagar los aparatos. Me sentí nerviosa por lo que hizo pero me asusto más el hecho de que me había gustado que lo hiciera, no me había incomodado y me arrepentí de levantarme pero me había dado miedo.

Después de hacerme tonta un poco, observando la caja de la película, decidí volver a sentarme pues creí que ya sospechaba de mi nerviosismo. Pero al caminar me resbale con el control remoto y si no me hubiera sostenido del respaldo habría terminado encima de ella, pero no, estaba a solo unos centímetros de su rostro.

-ara, creí que te había molestado lo que hice- comento burlona.

-n…no es lo que crees, no fue a propósito…yo…

No me dejo terminar y me planto un beso en los labios, simplemente junto sus labios con los míos, sin moverse ni un centímetro, pero eso basto para sorprenderme y congelarme. No quise despegarme, pero tampoco correspondí, solo me quede allí, con los ojos abiertos.

Reaccione después de unos minutos y me aleje rápidamente.

-que…que haces?-

-pues, te estaba besando, creí que te agradaba-

-no, no, como pudiste pensar eso-

-…-

-escúchame…yo…tu me caes muy bien y si estas son tus preferencias yo no me opongo ni te juzgo, puedes hacer lo que quieras, pero…pero no conmigo…yo no soy así…no es así como yo te quiero- miedo, el miedo me cegó.

-dis…discúlpame, yo creí que tu…tu y yo…- salió corriendo ocultándome sus lagrimas y yo solo me quede parada viendo como se alejaba.

En la semana siguiente no la volví a ver, y cuando me la topaba en la calle solo se agachaba y me ignoraba. Yo no sabia como disculparme, en ese momento me había asustado, pero ahora que ya había recapacitado, que lo había pensado, ya reconocía mis sentimientos, ya reconocía que eso yo también lo había querido desde hacia mucho tiempo, pero no lo quería aceptar, porque creí que me rechazaría.

No sabia como disculparme, como decirle que sentía lo mismo por ella y que quería que estuviera conmigo. Después de cómo la había rechazado lo mas seguro era que no querría ni verme y así lo demostraba al ignorarme repetidas veces cuando quise acercarme y hablarle.

El martes por la mañana, llegue temprano a la escuela y ella aun no había llegado, mi salón estaba en frente del suyo y siempre que yo llegaba ella ya estaba sentada en el fondo del salón leyendo algún libro, pero ese día no estaba allí y me pareció muy rato, me preocupe así que fui a su salón.

-disculpa- llame a una de las chicas, una joven rubia que hablaba con una chica de mi edad con gafas y aspecto bastante tímido.

-que sucede Kruger?-

-Fujino, esta enferma, o porque no ha llegado?

-Fujino ya no vendrá, ella se va hoy a Londres-

-que??¡¡- me sorprendió tanto esa noticia que preferí no dar crédito a mis oídos y preguntar de nuevo, tal vez mi mente me jugaba una broma y me hacia escuchar otras cosas.

-lo que escuchas, a su padre le dieron un trabajo allá así que ella se muda hoy, creí que ya lo sabias, si ustedes son muy unidas-

Yo ya no escuchaba, mi cerebro estaba al mil, tratando de pensar en una solución a lo que pasaba.

-sabes a que hora se va su vuelo?-

-creo que a las 9-

Las nueve…el reloj marcaba las 8:30, tal vez podría llegar al aeropuerto si me apresuraba

Salí corriendo y tome un taxi en la estrada de la escuela, el transcurso fue bastante largo, dado que era temprano y la mayoría de la personas iban a sus trabajos.

El aeropuerto estaba lleno de gente cuando llegue, aun faltaban 5 minutos para las 9 y en eso…

-“pasajeros con destino a Londres, favor de abordar por la puerta 7”

Puerta 7, puerta 7…a correr de nuevo y entonces la vi…estaba parada dando su boleto a punto de abordar, de pronto ese maldito sonido…”PIIIII”, el detector de metales.

Cometí un error, salí corriendo a donde estaba ella sin importarme que los encargados me llamaban y cuando estaba punto de llegar, alguien me jalo de mi chaqueta impidiéndome correr.

-a donde crees que vas-

Un oficial me impedía correr y ella se iba, me desespere…

-SHIZURU¡¡- grite varias veces pero ya no me escucho- FUJINO SHIZURU¡¡¡- inútil, ya ni siquiera podía verla, se había ido, sin despedirse, y en parte no la culpo porque yo la rechace y era obvio que por la manera en que lo hice ella no querría saber nada de mi…ni cartas, ni llamadas, ni a sus otros amigos les dijo nada, nunca se comunico con nadie, solo desapareció, desapareció de Japón, desapareció de mi vida, me dejo sola como antes.

¡”·$%&/()=? FIN DEL FLASH BACK ¿=)((/&%$·”!

Después de eso Natsuki nunca volvió a saber nada de Shizuru y a la larga se acostumbro a estar sola de nuevo, pero claro que nunca la olvido, ni siquiera los amigos que había encontrado en la secundaria y preparatoria habían podido llenar el hueco que ella dejo…ni Mai que era su novia desde hacia un tiempo, la quería, pero no se comparaba con el sentimiento dejado por Fujino Shizuru.

-Natsuki, estas bien?- se escucho al otro lado de la puerta donde ella estaba recargada.

Se levanto y la abrió, encontrándose con la cara preocupada de Nao.

-si estoy bien-

-estabas tardando demasiado así que vine a ver si sucedía algo-

-no, no pasa nada, pero gracias por preocuparte-

-estas segura?- en realidad tenía un mal aspecto.

Nao era su mejor amiga desde que entro a la secundaria y por supuesto que la conocía muy bien, así que no podía mentirle, leía claramente en sus ojos que algo estaba mal. Pero no sabia si contarle lo que le sucedía.

-bueno, es que…

-porque tardan tanto?- Mai entro por la puerta interrumpiendo.

-ya vamos-

-apresúrense los chicos ya van por la quinta ronda-

Salieron del baño y volvieron a la mesa, sin saber que pasaría en unos momentos más…

Después de unos 20 minutos Natsuki ya se había tomado unas 5 cervezas más y seguía pidiendo ya que necesitaba sacarse y olvidarse de muchas cosas.

Pero ese día no terminaría bien como ella esperaba, iba a ponerse cada vez peor y todo comenzaría cuando la puerta del local se abriera después de su octava cerveza y cuando entraran 4 personas que ella conocía muy bien.

-hey, miren a quien tenemos aquí-

Minagi acababa de llegar al lado de tres chicas más y un joven, una de cabello negro y corto con trencitas, menor que ellas, otra castaña de cabello hasta debajo de la cintura, un chico de ojos amarillos y cabello gris con expresión de pocos amigos y por ultimo una chica de cabellos castaños y ojos rojos que iba de la mano de Minagi, y veía sorprendida a la peli-azul que unos momentos antes había estado divirtiéndose con sus amigos.

-----------------------------------------------------

La verdad creo que me falto un poco de…mm no se algo le falto. No especifique el tiempo que hay entre este cap y el prologo porque no se bien que tantas situaciones pondré de intermedio y pues ya saben como es esto de escribir, de pronto se te ocurren cosas nuevas jejeje…espero que les guste.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

wow! continualo! esta bn interesante... espero que Natsuki se quede con Shizuru..... esfuerzate!
f. Natsuki Hyuuga.

Anónimo dijo...

aunque te falta ordenar bn esta historia... continualo

Seisydien dijo...

nada pues ya pinta interesante...solo sigue lo que quieres hacer...suerte.

Anónimo dijo...

aww ya m quede picada !!
espero q lo continues pronto :)

Anónimo dijo...

Esta chido el fic XD
por favor continualo pronto

Anónimo dijo...

wua wua esun gran fic

Anónimo dijo...

Muyyy buenn Fic!!!!Escribes Genial!!!

Publicar un comentario

Antes de comentar ten en cuenta lo siguiente:
Sigue las normas básicas, sé respetuoso. Los comentarios serán moderados, si respetas, no habrá trabas.
No está permitido escribir enlaces que no tengan que ver con la entrada. Cualquier enlace fuera de lugar será borrado. Si lo que quieres es promocionar tu sitio web, ve a la seccion de Afiliados ó utiliza la opción OpenID.
Para comunicarnos mejor: los que no tengan cuenta de Blogger (o similar), pueden poner un nombre personalizado eligiendo la opción "Nombre/URL"

Gracias ^_^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...