Rss

viernes, 18 de enero de 2013

viernes, 18 de enero de 2013

"Herencias de sangre y alma", Capítulo 1, por Alex Zoldyeck


Herencias de sangre y alma
.
.
.
Capitulo uno: herencias de sangre
.
.
.
Aun recuerdo ese momento como si hubiera sido ayer. El silencio abrumador, la tensión que se podía cortar con el cuchillo, las miradas entre sorprendidas, enojadas, avergonzadas y unas cuantas con una mezcla amorfa de las anteriores y por ultimo lo que nunca se me borrara de la mente, la perfecta mascara de la señora Fujino estrellándose precipitadamente en la mesa para comenzar a llorar y los fuertes rasgos del señor Fujino rojo de cólera haciendo lo imposible para contener Dios sepa que injurias en mi contra… dejando solamente salir un imperioso “largo de mi casa”

Como orden de los infiernos camine hacia la salida aun sujetando firmemente la
 mano de mi prometida, tome mi chaqueta y la suya. Uno de los mayordomos nos abrió la puerta tratando de no mirar a la heredera de la casa hecha un mar de lagrimas y a su “amiga” roja de furia, llegamos al garaje donde se encontraba el coche su coche pero ahí nos llego otro sirviente avisándonos que Fujino sama ordenaba que solo yo saliera de su propiedad.

Ya realmente enojada le grite al hombre que se largara, trato de explicarme que no podía hasta verificar que yo me fuera pero no tenia odios para tonterías, mire hacia mi alrededor y me dirigí a una de las motos que se almacenaban ahí, cual ladrón la hice arrancar sin las llaves, monte de forma brusca a mi novia y salimos con o sin el permiso del patriarca… mire por el retrovisor la mansión que dejábamos atrás y pensé… realmente pensé que en la vida volveríamos a ella.


-pero claro la vida siempre tiene que llevarme la contraria… jodida suerte la mía

-ara ¿Natsuki esta nerviosa? – pregunto la peliocre acariciando la mano que se mantenía apretando la palanca de velocidades de su auto deportivo

-eso deveria preguntartelo a ti… ¿hace ya cuanto que no vez a tus padres?

-lo mismo que mi Natsuki –la peliazul distingue como al terminar la frase la ojirubi aprieta con mas fuerza su mano… esta nerviosa.

-5 años son muchos años…- claro que ella tenia mas años sin ver a su madre, muchos años mas sin ver ni la sombra de su padre pero a diferencia de ella a Shizuru siempre le fue importante la aprobación de sus progenitores, el salirse de su casa de esa manera siempre le incomodo.

-junto con mi Natsuki ni los he sentido pasar- sonrío, ya que estaban en un alto Natsuki se permite dirigir su atención a la mujer, ciertamente han pasado los años, ya no es la joven kaichou sama que conoció en la preparatoria, su belleza a madurado pero su esencia seguía siendo la misma… ella seguía siendo la mujer de la que se enamoro.

- baka…- con una sonrisa regresa su atención al camino y el silencio gobierna hasta llegar a la entrada principal de la mansión. Los nervios se hacen mas evidentes en las manos de Shizuru que no puede dejar quietas, mientras los pies de Natsuki dan pequeños golpes de impaciencia.

Abrieron la puerta y se quedaron el lobby esperando, en el comunicado que le llego a Shizuru no se mencionaba la razón de su requerimiento en la casa de la familia solo que era de extrema urgencia que regresara. Pensaron que seria de nuevo el tema de “quien se encargaría de las empresas familiares” pero la mujer rechazo su derecho a ellas desde el día que huyo con su amada, otra posible razón seria que sus padres querían hacer las paces pero… era casi una falacia pensar eso.

-me alegra que llegaran- la voz de un hombre las hizo voltear, a primera vista Natsuki creyó ver al clon de Takeda, un hombre alto de cabello cobalto peinado hacia atrás, ojos negros y piel clara. Aliviada suspiro al darse cuenta que solo eran sus nervios los que jugaban con ella.

-¿Yoshiro san? –pregunto la peliocre, el hombre ataviado con un finísimo traje negro asintió confirmando su nombre.

-Shizuru san – el hombre dio una ligera reverencia a forma de saludo la cual imitaron ellas- justo a tiempo como es su costumbre

-¿a tiempo para que? – la impaciencia es algo que los años no han sabido quita de la peliazul

-¿no te avisaron? – como si no existiera Natsuki es ignorada haciéndola bufar y desviar la mirad
a

-avisarNOS – recalco la mujer- ¿Qué? Yoshiro san

-Shizuma murió hace dos semanas, pensé que tus padres te…

-no lo hicieron… - de los rojizos ojos caen perlas… su hermana… la única ¿había muerto? Natsuki se apresuro a ofrecerle su hombro para llorar, en tanto se encargo de darle una mejor mirada al hombre. Ya lo recordaba era el tipo que estaba a lado de la hermana de Shizuru en la cena donde hicieron publica su relación… lo mas seguro es que el chico se convirtiera en el esposo y cuñado de la ojirubi  aunque para ser viudo no parecía estar consternado en lo mas mínimo, ni siquiera ojeras tenia.

-el motivo de que se le llamara es que hoy se leerá el testamento de Shizuma – como quien da los informes del ultimo balance empresarial su tono es ecuánime por no llamarlo monótono- y usted aparece en el

-no quiero nada – chillo hundiendo su cara en el pecho de su amada

-no sabe lo que…

-¡no quiero nada!

-por favor Shizuru san no podemos empezar sin usted - ¡ya salio el gato de la bolsa! Solo le hablaban porque querían lo que dejo… esa gente le repugnaba

-pues por nosotras te puedes quedar esperando como idiota – gruño Natsuki enojada- vámonos Shizuru – caminaban a la salida cuando la voz autoritaria del patriarca resonó y sin darse cuenta ya estaban sentadas en la oficina junto con otras personas esperando a que el abogado comenzara la lectura.

Para Natsuki fue como regresar a las pláticas de la universidad, un montón de gente haciendo como que escucha al anciano de enfrente, de no ser porque la mano de Shizuru le estaba apretando como prensa industrial la suya se habría quedado dormida.

-y por ultimo a Shizuru mi querida hermana…

-ahí vamos…- contuvo la respiración Natsuki

-le dejo una petición como hermana y como mujer…- las mujeres se extrañaron ¿una petición? Hasta hace unos minutos Shizuma no había parado de dar coches, terrenos y cuentas bancarias- por favor quiero que veas a mi hijo… eso es todo lo que esta escrito – termino el anciano

-¿tienes un sobrino?- pregunto la ojiverde pero la peliocre estaba tan extrañada como ella

Al culminó de la lectura muchos de los presentes se fueron satisfechos, otros no tanto pero las únicas que no sabían lo que pasaba eran ellas, el viudo se les acerco y les pido que lo acompañaran a otra habitación menos ajetreada, sin razón para negarse lo siguieron a un cuarto al final del pasillo

- esta es la verdadera razón para que te llamara- señalo al escritorio mientras se servia un trago. En esta habitación también había otro anciano que por la facha dedujeron era otro abogado y en el escritorio varias hojas apiladas.

-¿Qué es? – no estaba de humor para leer lo que fuera ese documento

-los papeles de adopción del hijo de Shizuma

-… ara…- esto estaba yendo muy rápido

-pero tu eres el padre… - Natsuki hizo notar ese pequeño detalle- ¿Por qué lo darías en adopción?

-porque no lo necesito – ese tono monótono le estaba poniendo de mal humor- ya lo oíste, Shizuma quería que lo vieras y yo no quiero otro estorbo en mi vida… con uno me basto- ahora fue Shizuru la que se enojo, llamar a su herma un estorbo era mas de lo que iba a soportar

-como te atreves a…

-no necesita gastar sus palabras Shizuru san- le corto el hombre-  usted no me agrada ni yo a usted, solo firme ahí y todos podremos abandonar esta casa de locos

En eso estaban de acuerdo, en la mansión Fujino imperaba el orden y se respiraba la opulencia, todo fuera de lo correcto no era tolerado… vivir así joderia los nervios de cualquiera

-eso no te da el derecho de abandonar a tu hijo- la peliazul juraría que vio un aura morada rodear a su mujer, instintivamente dio dos pasos hacia atrás, algo en su subconsciente le decía que kiyohime saldría para destruir la casa y una naginata partiría en dos al hombre.

-ja – tanto cinismo no podía caber en tan pequeño gesto- no sabe de lo que tengo derecho o no Shizuru san- ahora una lucha de miradas filosas comienza, Natsuki había olvidado por un tiempo que la ojirubi era capaz de esa mirada intimidante pues ya tenia mucho que no la usaba en su presencia

-¡esto es una blasfemia! – La puerta fue azotada por los señores de la casa- Yoshiro san si no deseas hacerte responsable de tu hijo déjalo a nuestro cuidado no al… de estas – algo en el corazón de Shizuru se desquebrajo

-dejarlo en esta casa seria una tortura… ¿no lo cree Shizuru san?- lo seria pero no era la verdadera razón de Yoshiro para dejarlo en manos de la ojirubi. Si el niño se quedaba con sus abuelos era por seguro que seria el sucesor del emporio Fujino pero con Shizuru seria otro desheredado mas y en un periodo corto de tiempo el podría hacerse con la empresa… era cuestión de tiempo.

-dejarlo en esta casa seria lo correcto – contradijo el patriarca- no quiero que mi único nieto sea un desviado- a la mente de Shizuru llegan recuerdos de su infancia que corren por su cabeza, las interminables clases de modales, de té, de música, filosofía, arte… y ni un recuerdo de jugar con la pelota o de cualquier diversión-  ese niño se quedara aquí para recibir una adecuada educación.

-en ese caso lo dejare en el primer internado que encuentre en el extranjero

-serás malagradecido…- ahora la pelea era entre aquellos hombres, la ojiverde constata que la mirada asesina viene de familia pero Yoshiro parece inmune a ellas… igual que ella el ha tenido tiempo para hacerse inmune a esa mirada.

-morder la mano que te dio de comer no es una estrategia muy inteligente Yoshiro- por primera vez la fina voz de la señora Fujino se hace sonar como una afilada navaja

-yo me quedare con ese niño...- volvió afirmar el hombre de mayor edad… pero pasando por alto de nuevo las palabras de su padre Shizuru se acerco al escritorio, tomo el documento entre sus manos y le dio una rápida leída en busca de algún truco o juego sucio de Yoshiro, al estar conforme y aun con los gritos de sus progenitores de un grácil movimiento de muñecas la ojirubi dejo estampada su hermosa firma con su nombre escrito con una perfecta rubrica

- tu turno Yoshiro san- le extendió la pluma, el hombre con una sonrisa macabra firmo el documento

-es un placer hacer negocios contigo Shizuru san- al firmar el documento el niño pasaba a ser responsabilidad de la ojirubi y perdía todos los derechos de sangre que lo ligaban a Yoshiro, el pequeño no podría pedir una pensión o pelar por la fortuna que le había dejado su madre antes de morir pero eso era lo ultimo que le importaba a Shizuru, ya entendía el porque de la petición de su hermana.
El tipo con el que la caso su padre era un granuja sin corazón, sin ella que lo cuidara el pequeño estaría cayendo del sartén a la fuego si no metía las manos para sacarlo de ese absurdo circulo.

-solo aléjate del niño… - declaró siseante

-eso es lo que quiero – declaro triunfante, se termino su trago, tomo una copia del documento que también firmaron y se retiro con la mujer que le esperaba afuera sin decir una palabra mas, muy diferente que los dueños de la casa que no pararon de gritar mientras ellas se dirigían también a la salida. Antes de irse Yoshiro les dio la dirección donde podían recoger al niño y sus cosas dando por terminada su relación padre/hijo. 

Ya en el coche y fuera de la mansión parece ser que a Natsuki le regreso la conciencia y el habla, también callo en cuenta de lo que había hecho Shizuru sin siquiera preguntarle

-… acabas de tomar en adopción a un niño que ni siquiera conoces…

-ara mi Natsuki es muy perceptiva

-¡perceptivo mi culo! –No solo su voz también su mal genio regreso- ¿Qué vamos hacer ahora? No tenemos nada preparado para el… ¡ni siquiera sabemos como se llama, por el amor de Dios!!! – golpeo el volante comenzando a divisar los problemas que se había adjudicado su linda esposa

-nos las arreglaremos Natsuki… - tomo su mano pero esta vez la ojiverde la quito, eso no iba a funcionar esta vez

-lo dices como si fuera a ser fácil… este no es un cachorro Shizuru – su piel de porcelana comenzó a tornarse roja- un niño… yo no estoy lista para tener un niño…- su mirada se volvió sombría al igual que la de su copiloto trayendo a memoria es vieja discusión

-Natsuki no quiere hijos… - susurro la peliocre recordando en lo que concluyo esa disputa. En ese entonces joven peliazul se negó rotundamente… y sigue rehusándose

-no es que no los quiera… es que…- las palabras se le atoraron en la garganta, a estas alturas expresar sus sentimientos seguía siendo difícil

-¿es que qué Natsuki? – Ahora era ella la que gritaba- ¿no crees que podemos tener una familia?... ¿no me crees capas de ser madre?

-claro que no, tu serias una gran madre – se apresuro a contradecir

-¿entonces cual es el problema? ¿Por qué tanta renuencia a pasar al siguiente nivel en nuestra relación?

-porque… porque…- sus dientes crujían de tan fuerte que cerraba la boca, apenas y se abrían para dejar pasar las palabras a cuentagotas

-¡dímelo! –exigió la mujer

-¡porque yo no creo ser una buena madre! ¿Contenta? – ahí estaba el problema… Natsuki no temía a como serian los niños temía a como seria ella de madre- … contenta…- finas lagrimas cayeron de sus ojos pero no encontraron muerte en su ropa sino en los labios de Shizuru

-Kanin na Natsuki – la aludida estaciono el coche enfrente del edificio al que los mando Yoshiro pero aun no estaba lista para salir, se quedo abrazando un buen tiempo a su mujer hasta que las dos se calmaron lo suficiente para salir, era un edificio alto al que subieron para llegar al departamento y tocar el timbre
.
.
.
.
COMENTARIOS DE LA AUTORA:

Jojojo llegando con otra historia… ¿y las otras que tengo ya? Pues… digamos que por diferentes, diversas y muy curiosas razones no se han podido actualizar jejejeje gomen por eso.

Pasando a esta historia diré que hace mucho que tengo esta idea en la mente ¿Por qué Shizuru y Natsuki nunca tienen un hijo? Siempre salen con un par de gemelas que curiosamente son sus minimis encarnados solo que haciendo una mezcla de colores, personalidades, gustos y aficiones. Pues que es una clase de aversión a los hombres… ¿Natsuki y Shizuru son racistas?... ¿feministas al extremo?? Así que me las ingenie para meter a un niño en sus vidas jajajajajaja.

Ahora que les diré que esta historia es en parte basada en hechos reales, conozco a una pareja de “chicas buena onda” que por asares de la vida si les llego un niño como regalo/castigo de navidad pero eso es otra historia. Espero que disfruten ver los cambios, peleas y maroméenlas que tendrá las chicas que todos quieren porque como se irán dando cuenta “cuidar no es lo mismo que educar a un niño”. Nos vemos

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Por dios.
Esta genial, no puedo creer que Shizuru Adoptara a su sobrino sin tomar en cuenta a Natsuki
Por favor
CONTIIIIIIII
Si no lo haces puede que muera de nervios por no saber que pasara

tom-ash ketchum dijo...

Maldición sin duda me sentí identificado con Natsuki.
XD siempre discuto con eso.
Sin duda esta será otro gran y entretenido fic.

Publicar un comentario

Antes de comentar ten en cuenta lo siguiente:
Sigue las normas básicas, sé respetuoso. Los comentarios serán moderados, si respetas, no habrá trabas.
No está permitido escribir enlaces que no tengan que ver con la entrada. Cualquier enlace fuera de lugar será borrado. Si lo que quieres es promocionar tu sitio web, ve a la seccion de Afiliados ó utiliza la opción OpenID.
Para comunicarnos mejor: los que no tengan cuenta de Blogger (o similar), pueden poner un nombre personalizado eligiendo la opción "Nombre/URL"

Gracias ^_^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...