Rss

jueves, 31 de marzo de 2011

jueves, 31 de marzo de 2011

Garderobe Gakuen - Capítulo dos

Autora: HauR  Enviado por: jen



GARDEROBE GAKUEN
"Formando señoritas hoy y siempre"
Capítulo 2.
Tirada en la cama, con resaca, semi desnuda por el tanto calor que sentí anoche al no contar con aire acondicionado, gruñí cual bestia al ser agredida. La luz de la ventana entró cegadoramente para así deslumbrarme al apenas abrir uno de mis dos ojos. En ese momento deseé que lo de ayer hubiese sido un mal sueño, pero al abrir los ojos y al ver que no me encontraba en mi moderno cuarto del departamento, sino en el de Garderobe, supe que la pesadilla continuaba.
Todavía mareada, decidí tomar una bocanada de aire fresco por el balcón del cuarto, al ver hacia el patio del colegio me topé con la vista de un grupo de señoritas quienes corrían no muy lejos de mi ventana. Las chicas tenían unas ropas de gimnasia, a lo lejos divisé a Mai y la saludé, en cuanto las demás vieron que me encontraba casi sin ropa en el balcón comenzaron a gritar histéricamente, pensando que han visto a un hombre semi desnudo por primera vez en su vida, idiotas. En ese momento pensé que este día sería peor que el de ayer.
- "Natsuki te ves mal" - Comentó Mai en cuanto entré al salón de clases.
- "Me siento terrible"
- "¿Te importa?" - Me dijo Mai, mientras me arreglaba la corbata.
- "Soy mala para los nudos"
- "¿Mala?"
- "Eh... Mula, quise decir mula, parece que la resaca es peor de lo que pensé" - Buena recuperación.
- "¿Resaca? ¿Tomaste licor?"
- "Eh..."
- "Miren, Tokiha quiere emparentar con los Kuga" - Tomoe la víbora entra en escena - "O tal vez quiera pedirle trabajo como mucama al joven Kuga"
- "Preferiría mil veces tener a una esposa como Mai a soportar a una ladilla como tú"
En una escuela pública, todos se hubiesen reído de mi chiste, lamentablemente en este lugar fui llevada directo al confesionario para expiar mis pecados al tener una lengua muy vulgar. Ahí la hermana Yukariko me dio una lectura interminable de etiqueta, buenas costumbres y entre otras cosas, por qué Dios no admite en su reino a los malhablados, capítulo 1.
Después de rezar un rosario con las hermanas llegué a una conclusión, tengo que escapar de este manicomio a como de lugar. Lamentablemente era hora de mi clase de ceremonia del té con la presidenta más admirada y más querida de todo el maldito colegio.
- "Baja los hombros, coge la taza de este modo..." - Oh Dios, dame paciencia - "Ahora sorbe"
- "¡Sabe a rayos!" - Dije escupiendo el líquido en una manera nada educada.
- "A mí me supo delicioso"
- "¡Cómo demonios puedes beber esta porquería sin vomitar!"
- "¿Qué tiene de malo esta... porquería?"
- "Para empezar está amargo"
- "El té se supone es amargo, Kuga-han"
- "¡Qué asco!"
- "¿Acaso Kuga-han tiene un paladar dulce?"
- "Me niego a seguir con esta charada, no tengo lugar en este mundo, renuncio"
No había dado ni dos pasos cuando a lo lejos se escuchó el griterío histérico de un grupo de niñas que estaban no muy lejos de donde Fujino me enseñaba. Al salir para acechar qué era lo que ocurría, encontré que Tomoe había entrado en acción nuevamente, fastidiando a Mai en conjunto con otras compañeras del salón. Desde aquí escuché que Tomoe le reclamaba a Mai el que yo la haya defendido el día de ayer, poniéndome en contra de la gran Tomoe.
Mai no se podía defender, si hacía algo la expulsarían y Tomoe lo sabía, así que continuó acosándola e insultándola hasta que decidí intervenir, bastante indignada por la situación que se estaba dando.
- "Oi Tomoe"
- "El príncipe azul entra en acción" - Dijo con sarcasmo la perra de Tomoe.
- "Si tienes algún problema conmigo resuélvelo conmigo"
- "Kuga-san sigue defendiendo a esta vulgar sirvienta en vez de ponerse de nuestro lado"
- "Jamás voy a ponerme de tu lado Tomoe"
- "Cuando papá decida quitar su apoyo, Garderobe se irá al demonio, ¿te quedó claro Kuga?"
- "¡Tenme...! - La iba a golpear una y otra y otra vez hasta que de verdad cumpliera su amenaza, pero Fujino entró en acción.
- "¡Natsuki, Tomoe, ya basta!"
- "¡Oneesama!" - Exclamó la víbora como si hubiese visto un santo
- "Si Tomoe-chan no desea continuar en este colegio entonces es libre de buscar nuevas opciones en otro lugar" - Sentenció Fujino.
- "¡No oneesama, jamás haría algo así! Si yo lo hiciera no volvería a verla" - Ah.
- "Tomoe me has decepcionado, esta no es la conducta de una dama"
- "Perdóname oneesama, no volverá a ocurrir"
- "Retírate Tomoe"
- "Pero oneesama..."
- "Vete"
Como perro con la cola entre las patas, Tomoe se largó, seguida de su séquito de víboras rastreras. En cuanto se alejaron, le pregunté a Mai si se encontraba bien puesto que la vi algo asustada, ella me respondió que gracias a la intervención de Fujino-san, la cosa no había pasado a mayores. Lamentablemente la buena imagen que Fujino había dejado en mí desapareció en cuanto Mai quiso darle las gracias.
- "No mal interpretes las cosas Mai-han, no lo he hecho por ti sino por Kuga-han"
- "Fujino-san"
- "Sino estuvieras siguiendo a Kuga-han ellas no tendrían por qué haberte sacado de aquí"
- "Lo lamento mucho, no volverá a suceder, me retiro"
- "Espera... ¡Mai!" - Traté de detenerla pero fue inútil, se había ido corriendo.
- "No vayas tras ella, es su culpa"
- "¿Qué quieres decir?"
- "Sólo los privilegiados podemos estar en esta sección de Garderobe, ella es una recogida, no tiene la clase para andar entre nosotros"
- "¿Recogida?"
¡Cómo se le llenó la boca a Fujino al hablar de clases sociales! Le hubiesen visto su expresión al hablar de lo azul de su sangre y de la poca cosa que le parecía Mai. Recogida, esa palabra jamás la voy a olvidar. Tiré al piso el estúpido traje ceremonial que llevaba puesto y emprendí mi camino lejos de este sagrado recinto, según Fujino.
- "¿A dónde vas Kuga-han? La clase todavía no acaba"
- "Me siento poca cosa frente a una mujer de tu nivel Fujino, me voy"
- "Espera, ¡Natsuki!"
- "Fujino, nunca más vuelvas a usar mi nombre tan familiarmente, no somos iguales"
Si no fui por Mai fue porque no quería causarle más problemas, aparentemente nuestra amistad le estaba ocasionando muchos contratiempos a mi compañera. Así que decidí adelantarme hacia donde recibiría la única clase que sonaba interesante del colegio, kendo. Me coloqué la ropa para el entrenamiento y decidí realizar algo de calistenia en lo que el sensei llegaba. Mientras realizaba mis ejercicios, comencé a cavilar sin quererlo, todo lo ocurrido desde mi llegada.
La idea de la tía no era mala, intentar en un movimiento desesperado hacer de este colegio un instituto mixto era la mejor opción para captar más alumnos. Lamentablemente, si los alumnos eran como lo es Tomoe, realmente deseo que su idea fracase. Es una fortuna para el mundo entero que colegios como este no hayan más en esta época, puesto que aunque siempre existirá gente prejuiciosa y estúpida como ésta, son los menos.
Gente que se basa en las apariencias, en la posición económica, la sociedad; eso jamás se va a acabar. Pero si además de ese tipo de personas, continúan existiendo lugares como Garderobe en donde las clases sociales son muy marcadas, el ego de esta gente crecerá. Realmente no quiero ser partícipe de esta charada ni un instante más.
- "¡Buenas tardes Kuga-san!"
- "¿Usted es el maestro de kendo?"
- "Takeda Masashi a tus órdenes"
- "Gusto en conocerle sensei"
- "Empecemos"
Después de sudar como caballo, me dirigí a mi cuarto para darme un buen baño y sumergirme en la bañera con agua caliente para relajar los músculos por el ejercicio. La clase estaba bien, hasta ahora esto ha sido lo único que me ha gustado del día. Según mi horario, tenía una disciplina más antes de la cena que era la de arreglo floral, me imagino que todas las niñas bien estarían en esta estupidez y el sólo imaginarlas hacía que mi ceño se frunciera cual tick nervioso.
Para mi sorpresa, no todo el grupo se encontraba aquí, sino más bien las compañeras de otros salones. En esta clase conocí a una chica de nombre Aoi quien parecía ser muy amable o al menos me trató bien. El invernadero era nuestra área de trabajo y la asignatura fue impartida por la enfermera del colegio, Yohko-sensei. La enfermera era una mujer que destilaba categoría por todos sus poros, joven, de cabello corto y negro, alta, delgada y con un aire que imponía bastante sin quererlo.
No me sorprendió mucho el ver que su auxiliar estrella no era otra sino la oneesama del colegio, Fujino Shizuru, del grupo 2-A. Shizuru era la clásica dama de sociedad, yo creo que hasta cuando está durmiendo tiene un aire de superioridad. Fujino es guapa donde le veas, no le encuentro ningún defecto en su inmaculado cuerpo, tal vez su prepotencia sea su único punto malo. Fuera de eso tenía un cuerpo envidiable, una voz melodiosa y unos ojos pardos que te miraban penetrantemente.
Las compañeras que venían de los grupos B y C, fueron muy amables conmigo y me auxiliaron en cuanto vieron que estaba asesinando a las rosas en vez de tan sólo echarles algo de agua. Cuando me di cuenta tenía un grupo de seis señoritas junto a mí, de momento me sentí Tomoe. Aunque al menos yo no estaba haciendo comentarios mordaces de nadie ni ellas me miraban con miedo sino con camaradería, genuina, si eso era posible en un lugar como éste. Yohko-sensei se acercó para regañarnos porque me estaban consintiendo demasiado, así que me dejó a solas con Fujino para que sea ella quien me oriente.
- "Kuga-han es muy popular"
- "No más que Oneesama"
- "Mantener un estatus en este colegio es algo que me ha costado tiempo y dedicación"
- "Eso significa que no estás molesta de ser idolizada por medio plantel"
- "Si Kuga-han quisiera sería igual de respetable"
- "¿Igual que quién? ¿Que tú y mi tía? Paso... ¡Ught!" - Maldita flor de porquería, una espina se me clavó en el dedo y éste comenzó a sangrar.
- "A pesar de ser un hombre, Kuga-han tiene las manos tan delicadas como las de una mujer"
- "Esto... no... yo..." - ¡Aght! Esta mujer...
Fujino sacó de su bolso un pañuelo y con el me limpió la sangre, manteniendo la presión en mi dedo en lo que dejaba de sangrar. La maestra se acercó y preguntó si teníamos alguna dificultad pero Fujino le sonrió y le dijo que todo estaba bien. ¡Pero no estaba bien! Fujino quien para mí era mi enemiga, me estaba sosteniendo la mano con las suyas y no paraba de mofarse de lo suave que ésta era y de que seguro yo nunca hacía nada con ella.
En cuanto la clase terminó salí huyendo prácticamente de ahí y me dirigí hacia el comedor para ingerir mis sagrados alimentos. Como de costumbre, Mai estaba comiendo sola así que me acerqué para sentarme con ella y aunque se veía nerviosa, me saludó como si nada.
- "Natsuki, no deberías estar aquí, si te ven tendrás problemas de nuevo"
- "Eso que estás comiendo se ve delicioso, ¿puedo?"
- "Natsuki-kun"
- "No tengo toda la noche Tokiha, dámelo" - Y sin preguntar de nuevo me llevé a la boca parte de su cena.
- "Tranquilo Kuga, si te ve Fujino haciendo eso te acusará con Miss Maria" - Escuché a mis espaldas.
- "¿Quién rayos eres tú?"
- "Harada Chie y ella es Senoh Aoi, ¿podemos sentarnos con ustedes?"
- "Ya lo hicieron, ¿no?" - Respondí no de muy buena gana.
- "¡Natsuki!"
- "Tranquila Mai, Aoi me advirtió del temperamento de Kuga"
- "Hn, ustedes son del otro salón" - Mascullé entre dientes.
- "Estamos en el 1-C, donde lo mejor de lo mejor se reúne" - Dijo ufanamente Harada.
- "Quiere decir que los mejores promedios se encuentran en el A y nosotras obviamente no los tenemos" - Aclaró Aoi.
- "Chie es miembro del club de tiro con arco" - Comentó Mai.
- "Es su estrella" - Complementó Aoi.
- "Chicas tranquilas, pero sí, soy lo mejor que ese equipo ha tenido, gracias"
- "Modesta la niña" - Vociferé.
- "Escuché que Miss Maria te inscribió a todos los clubes, eso significa que mañana tendremos actividades en el club"
- "Muero de la emoción" - Dije mientras jugaba con mi cena.
- "Kuga; Aoi y yo hicimos una apuesta" - Continuó la modesta Harada.
- "¡Chie!" - Gritó Aoi.
- "¿De qué se trata?" - Pregunté fastidiada.
- "¿Eres gay?"
- "¡Ah!" 
- "¡Chie!" - Gritó ahora Mai.
- "Lo que pasa es que un hombre normal se sentiría agobiado de estar entre tanta mujer y tú por otro lado ni te inmutas" - Oh, cierto.
- "La verdad es que no hay nada en una mujer que no haya visto antes" - Gran verdad - "Además un grupo de niñas ricas y apretadas no tienen nada que ofrecerme"
- "Entonces es verdad que te gusta Mai"
- "¡Ya basta Chie!" - Gritó Aoi.
- "Aoi se encuentra en el club de periodismo también" - Comentó sonrojada Mai.
- "¿Es cierto que Fujino te defendió de Tomoe?" - Continuó Harada.
- "Fujino no me defendió sino más bien sólo protegió a su querida hermana menor" - Respondí algo irritada.
- "Pues no fue eso lo que oí, ¿será acaso que la gran Oneesama se habrá enamorado del delincuente de Garderobe?"
- "¿Quién?" - Pregunté estúpidamente.
- "Creo que hablan de ti Natsuki" - Respondió Mai. Genial, ahora soy el delincuente de Garderobe.
Los cuchicheos continuaron durante toda la cena, para cuando me di cuenta estábamos rodeadas del grupo completo de jardinería de esta tarde. Todas hablaban al mismo tiempo y muy fuerte, sentí que mi cabeza estallaría en cualquier instante. Tratando de despejar un poco mi atención del griterío de las colegialas, comencé a divagar la vista hacia otros sitios menos conglomerados. En un rincón, flanqueada por sus asiduas y devotas seguidoras, Tomoe me miraba con una mezcla de odio y temor. Le devolví la mirada asesina y ella mejor giró su rostro a otro sitio.
Contenta de mi acción decidí mirar hacia otro lugar, cruzándome así, con la mirada intensa de Fujino, quien no dejaba de ver hacia acá. Estaba rodeada de sus compañeras de salón, me imagino, hablando afanosamente de algún tema estúpido como suelen tratar todas las señoritas de alta sociedad como ella. Pero aunque se mantenía activa en la conversación, nunca dejé de sentir su mirada hacia donde yo me encontraba.
Disimulando mi incomodidad, me excusé del gentío y me dirigí hacia un lugar más aislado. Por supuesto, el lugar que elegí no era otro, sino el teatro del colegio. Con la comodidad que un lugar apartado y tranquilo como este ofrecía, nuevamente comencé a recordar tiempos mejores. Tiempos de júbilo y alegría, tiempos de amargura y de tristezas, tiempos con mi madre. La madre que probablemente ni siquiera se acuerde de mí.
Me puse al centro del escenario, respirando nuevamente el olor a madera y humedad que este lugar despedía. Concentrada en mis memorias del pasado, de obras sin importancia, de carencias económicas, de emociones infantiles, mis días de nómada. Casi podía escuchar la voz de mamá cuando interpretaba algún personaje con una entonación fuerte, casi podía verla con los reflectores en el rostro y con aquella sonrisa que tenía sólo después de actuar, cuando la audiencia vitoreaba su nombre al unísono, con júbilo, con emoción, con gratitud.
Una lágrima traicionera rodó por mi mejilla, un sollozo que nada más este lugar presenció y una palabra que escapó de mis labios sin quererlo, sin haberla pronunciado en muchos años.
 
- "Okaasan"


Tenme: , aunque se utiliza como una manera despectiva e irrespetuosa.

Okaasan: Madre, sin embargo algunas personas dicen que en realidad sólo se utiliza cuando hablas de la mamá de algún conocido, una que no sea la tuya. Realmente no lo sé, perdí mi diccionario en la mudanza, aunque en los dramas y animes he escuchado claramente que okaasan se utiliza cuando hablas formalmente.

Idolizada: Esta palabra me la han tachado todos los correctores ortográficos, probablemente no exista puesto que proviene de la palabra 'ídolo' y ellos te sugieren en automático 'idealizada'.

espero les guste este ff dejen sus comentarios y tambien espero que la autora los vea jeje, pero si no les gusto pues ni modo  por que ya lo leyeron jajaja.... bueno hasta el siguente capitulo

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Mui nice!!!!!!!!!!
espero con ansías lo que sigue!!
me imagino algunas cosas pero no sé si estoi bien
ya kiero mas kiero mas!!!!!

Anónimo dijo...

Me encanta!!! ^^ Muy lindo!!!

Continualo please!!!

No es por sonar quejica pero la palabra que querias poner era ?¿idolatrada?¿

Anónimo dijo...

interesante, bastante.

Publicar un comentario

Antes de comentar ten en cuenta lo siguiente:
Sigue las normas básicas, sé respetuoso. Los comentarios serán moderados, si respetas, no habrá trabas.
No está permitido escribir enlaces que no tengan que ver con la entrada. Cualquier enlace fuera de lugar será borrado. Si lo que quieres es promocionar tu sitio web, ve a la seccion de Afiliados ó utiliza la opción OpenID.
Para comunicarnos mejor: los que no tengan cuenta de Blogger (o similar), pueden poner un nombre personalizado eligiendo la opción "Nombre/URL"

Gracias ^_^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...